miércoles, 18 de febrero de 2009

Alguien nos necesita....












La Bondad està en la intenciòn y en el fin de las acciones, en los hechos mejor que en las palabras, en la conducta ejemplar y no en las palabras untuosas.

La bondad es la disposición conciente de actuar siempre de manera amable, generosa y firme.

Las personas bondadosas sienten un gran respeto por sus semejantes y su entorno, y se preocupan por el bienestar de los demàs.
Les interesan genuinamente los otros.
Ser bueno no quiere decir tonto,blando, sumiso, ingenuo o sin caràcter, como a veces equivocadamente,se cree.

Al contrario: los buenos se distinguen por su inteligencia y su fuerte personalidad, la cual se traduce en inagotables dòsis de energìa y optimismo, y su bondad se refleja en su calidèz,en su alegrìa,y en los sentimientos de confianza, cariño y respeto que infunden a su alrededor.
El bondadoso tiene la mirada limpia y el paso suave.
Un hombre bueno sonrìe desde el corazòn hacia fuera,por eso su sonrisa es tan bella.

Un bondadoso rechaza el ejercicio del poder.

Porque para èl,el ùnico poder vàlido es el de su espìritu cuando se da a los demàs.
Porque un bondadoso es mastro en el arte de dar.
Su propia generosidad lo alegra.
Da: sus experiencias,sus talentos,sus oficios,su ayuda...
Pero su inteligencia y su serenidad son sus mejores dones al mundo.

Un bondadoso se esfuerza por ser feliz y hacer felices a los demàs.

La bondad es un comportamiento externo que nos informa de lo que se guarda dentro de uno mismo.
Por eso es la expresiòn màs sublime del amor,es una empatìa universal, que se extiende en diàspora de bien a las personas y a la naturaleza.

Pero la bondad no es fàcil de ejercer,porque se sufre por el otro,es la condolencia,el dolor compartido de otro ser, que el bondadoso siente en carne propia .
Sin embargo, el bien de los demàs lo alegra y lo llena de esperanza.
La bondad puede ejercerse sin rollos, con el simple acto de bien,y con la imitación por admiración de los que son buenos,y ese es el mejor regalo que nos dan los bondadosos:su ejemplo.


Y es que la bondad es una inclinación universal, la historia está llena de personas que hicieron el bien a la humanidad,aunque esos bondadosos hayan sido discretos,su impronta de bien quedarà por siempre en la gratitud de los que algùn dìa fuimos bendecidos por sus cuidados.
Seamos recìprocos por equidad.
No pensemos en lo que nosotros necesitamos.
Veamos mejor lo que los demàs necesitan.

Esa es la pureza de la bondad.

Seamos buenos,porque seguramente alguien nos necesita con urgencia.