miércoles, 25 de febrero de 2009

El Hombre-veleta



Para el hombre veleta mentiras y verdades dan lo mismo.
Todo es relativamente baromètrico.

Voluble,va segùn sopla el viento de sus caprichos del momento.

Un dìa te dice: desprecio a perenganito,juro por lo màs sagrado,que nunca le vuelvo a dirigir la palabra,y al otro dìa lo ves al hombre-veleta departiendo muy amigable con el tal perenganito.
En el campo,el viento mueve esas figuras de latòn de los tejados: ahora en un sentido, ahora en otro, y asì,iguales, son los hombres-veleta.
Te dicen: "No pienso volver a ese restaurante porque ahì me ofendieron,tienen pèsima comida y esos meseros son unos imbèciles,me insultaron, y juro que no vuelvo a poner un pìe ahì!"
Pero al dìa siguiente te los encuentras comiendo opìparamente en ese mismo restaurante y conviviendo feliz de la vida con sus cuates los meseros que antes lo habìan insultado.

Quizà sea por su absurda manía de intentar quedar bien con todos,de recibir un poquito de reconocimiento aunque sea, lo que los conduce a cualquier indignidad con tal de caer simpàticos y quedar bien,pero suele pasar lo contrario, esto es: quedan mal siempre porque a nadie le convencen los quedabien, las medias tintas, los coitus interruptus, los acobardados, o el derrame de lambisconerìa abyecta y un segundo despuès,la demostraciòn de la patanerìa màs vulgar...

Los veletas justifican su conducta diciendo que son "adaptables",que saben "perdonar",que tienen un "ideal" mayor que esas pequeñas rencillas,que no son rencorosos...
Pues bien por ellos.
Que tienen estòmago para tragarse sus palabras a cada momento,y rodillas para hincarse ante los que lo humillaron,y disponibilidad inmediata de sus principios deshechables para cambiarlos por otros en un instante.
Pero,còmo se puede gobernar,o educar,o formalizar un acuerdo o compartir una amistad,un amor,una empresa,o una utopìa, si esa persona no se define en sus criterios?
Còmo cambiar a un paìs que tiene muchos habitantes que son hombres veleta,con voluntades dèbiles, con falta de caràcter, con naturaleza gelatinosa,amedrentados,incongruentes,una caterva de incoherentes... còmo?...
Còmo confiar en sujetos que cambiaràn de ideas,se desdeciràn a sì mismos,sòlo por interès mediocre o por ser "simpàticos"?
Dònde estàn los revolucionarios?
Dònde?
En Mèxico hace falta coherencia entre las ideas y la vida. Una contradicción entre ideas y vida es frustrante, causa desequilibrios, depresiones en la poblaciòn, y angustias a todos.

Lo triste para los hombres-veleta es que basta un viento fuerte para tirarlos lejos.