lunes, 2 de febrero de 2009

Mentir



El mentiroso es un sujeto que miente para atar bandadas de gorriones.
Cree que con falacias puede detener alas en vuelo.
Iluso supone que con palabrerìa podrà hacer un dique virtual que contenga
la gigantezca ola de la realidad.
Trata de poner parches verbales a sus grietas morales.

Y miente para ocultar sus faltas.
Y asì cae en un despeñadero trtando de esconder faltas con otras faltas a la verdad.
Cae por miedo.

Piensa el mentiroso que alguna cabeza rodará si se sabe la verdad.
Tiene mucho miedo.
Y toda cobardìa,propia o ajena,genera ira.

Ment-ira. Mente con ira.
Mente que se oculta tras una mentira. Mente que evade, que se va en un ir, ira, sin llegar.

Dice el mentiroso que hay algunas causas para mentir.
El mentir ya es efecto y no causa.


El efecto de la mentira puede destruir el afecto.

Lo cierto es que la mentira esconde una verdad.
Y sus consecuencias.

La verdad es sencilla, simple.
La mentira es torcida y tiene demasiados recovecos en su laberinto.

La verdad es separar ortigas y maleza del trigo.

Algunas mentiras tapan heridas.
Pero tapa por fuera, mientras la infección sigue en lo profundo,pudriendose.

Seres con heridas escondidas y purulentas.
Personas que ocultan sus heridas y se van muriendo de sepsis sin intentar una cura.


El mentiroso miente porque intenta tener bajo control su realidad aunque eso le cause heridas. Heridas que lamenta.

Intenta el mentiroso atar lo que esta desatado y sin cuerda, porque la vida nada sabe de cuerdas, y solo te exige fortaleza, y llega un dìa en que ya no se tienen energías para seguir mintiendo,para què,si nadie le cree...

La mentira es como un moho.
Por eso la mentira es solitaria.

La mentira se miente a sì misma.
Cree que le creen,confusa y desamparada.


Pero la verdad es solidaria.
La verdad es promesa. La verdad es tan sencilla como un diamante.

Un brillo diamantino entre tanto montón de palabras vacìas.

La verdad es un rayo de sol y una gota de agua limpia...


Alguien en un momento se expresò su dolor :

“La gente miente,asi es en este paìs,sin mentiras estaremos perdidos.

Ya ves, a veces me asusto de ser libre y es màs fàcil venderme y caer

vencido donde mi dignidad no me joda la vida,y es lamentable pero asì es”.


Si la mentira lamenta heridas, es porque solo se lame el dolor.
Y llega un dìa que entre tantas heridas ocultadas
y tanta mentira el mentiroso ya no sabe quièn es.

Y sòlo es un dolor de lo que no fuè, ni es, ni serà.

Solo La verdad cura heridas, porque en su dignidad, no lame las botas de aquello que la humilla y oprime.