domingo, 8 de marzo de 2009

De la vista gorda...


5.Indiferencia còmplice.

El feminicidio es un genocidio contra mujeres y sucede cuando las condiciones históricas de injusticia generan prácticas sociales abusivas que permiten atentados contra la integridad, la salud, las libertades y la vida de las mujeres.
En el feminicidio concurren en tiempo y espacio, daños contra mujeres realizados en la casa,el trabajo,la calle... por conocidos y desconocidos, por violentos, violadores y asesinos individuales y grupales, ocasionales o profesionales, que conducen a la muerte cruel de algunas de las víctimas.
No todos los crímenes son concertados o realizados por asesinos seriales: los hay seriales e individuales, muchos son cometidos por conocidos: parejas, parientes, novios, esposos, acompañantes, familiares, visitas, colegas y compañeros de trabajo.

Otros son perpetrados por desconocidos y anónimos, y por grupos de delincuentes ligados a modos de vida violentos y criminales. Sin embargo, todos tienen en común que las mujeres son usables, prescindibles, maltratables y deshechables. Y, desde luego, todos coinciden en su infinita crueldad y son, de hecho, crímenes de odio contra las mujeres.

Para que se de el feminicidio concurren de manera criminal, el silencio, la omisión, la negligencia y la colusión de autoridades encargadas de prevenir y erradicar estos crímenes,asì como la indiferencia de la sociedad.
Hay feminicidio cuando el Estado no da garantías a las mujeres y no crea condiciones de seguridad para sus vidas en la comunidad, en la casa, ni en los espacios de trabajo de tránsito o de esparcimiento. Más aún, cuando las autoridades no realizan con eficiencia sus funciones. Por eso el feminicidio es un crimen de Estado.

El feminicidio se conforma por el ambiente ideológico y social de machismo y misoginia, de violencia normalizada contra las mujeres, y por ausencias legales y de políticas de gobierno lo que genera condiciones de convivencia insegura para las mujeres, pone en riesgo la vida y favorece el conjunto de crímenes que exigimos esclarecer y eliminar.

Contribuyen al feminicidio el silencio social, la desatención, la idea de que hay problemas "econòmicos" más urgentes, y la vergüenza y el enojo que no conminan a transformar las cosas sino a disminuir el hecho y demostrar que no son tantas “las muertas”...

Los feminicidios y la violencia contra la mujer en México continúan en total impunidad, debido a que son problemas relacionados con el machismo, la cultura del patriarcado y la desigualdad en la base estructural entre los géneros, por lo que es un error de la sociedad mexicana considerar que al no mencionar el tema éste se resolverá solo, ya que es notorio que,no se diga de fuentes gubernamentales o comerciales (Los periódicos llevan la cuenta de los cadáveres, aunque la noticia suele reducirse a un párrafo al pie de una página interior) ,y es deplorable que en medios de la sociedad civil "libres",en radios independientes,diarios o blogs de "conciencia social",ni siquiera se mencionan estos crìmenes.
Para "festejar" el Dìa de la Mujer, los comunicadores "con convicciones" recuerdan,inflamados de "igualitarismo",a las costureras de NY de 1900,pero a las muertas mexicanas que mueren cada dìa,desde 1990 hasta hoy, ni las nombran debido a la cultura misògina que permea hasta a la sociedad màs "progresista" de las izquierdas mexicanas.
Ningùn lìder social, ni sus seguidores,han situado en su agenda política el tema de los feminicidios, y la violencia contra la mujer en Mèxico, como elemento de preocupación común,muchos protestan por el asunto de PEMEX,de la economìa familiar,el narco,las elecciones limpias,etc,causas que son justas,cierto,pero no ha habido jamàs mesas de discusión sobre los feminicidios, quizà porque los crìmenes sòlo afectan a mujeres,en su mayorìa indigenas pobres,que son històricamente marginadas por el racismo y el machismo imperantes en Mèxico.

En ese pais,muchos de sus pobladores no conocen ni quieren saber que existen los derechos humanos y no afrontan que los problemas que padecen se deben a esa carencia de conocimiento o de ètica.
Cuando se les habla de derechos humanos,algunos se burlan y otros se enfadan.
Es muy comùn que algunos activistas de izquierda se manifiesten contra injusticias en otros paises,como lo acontecido en Gaza,por ejemplo,cosa que està bien,pero cuando se trata de lo que està ocurriendo en su mismo paìs,se hacen de la vista gorda,y si alguien alza la voz para señalar que en Mèxico suceden cosas terribles,se indignan y las tratan de ocultar,piensan que con no tratar el tema la imàgen de Mèxico quedarà limpia,y de inmediato recurren a la comparaciòn con otros paises en dònde "tambièn matan mujeres" para eludir ese terrible problema de la matanza de sus mujeres.
Y esa respuesta ni es demòcratica y es un gravìsimo error cerrar los ojos,porque eso hace que los homicidad queden impunes,y las muertas queden en un anonimato eterno.

(Caso 1*En casos como el de la anciana Ernestina Ascencio violada y asesinada por miembros del ejèrcito en el pueblo de Zongòlica,por ejemplo,cuando en una radio "libertaria" se pidiò un minuto de silencio y reflexiòn en recuerdo a su muerte,los radioescuchas se rieron, burlandose y diciendo al caso que "un minuto era mucho".)
(Caso 2**Entre un grupo de mujeres de clase media baja, de la resistencia civil de izquierda,se observò en una manifestaciòn còmo era agredida procazmente,por un tipo una muchacha proletaria de biotipo indìgena, que vestìa de minifalda,y mientras eso pasaba estas mujeres dijeron: "Pues para què se puso esa falda,eso se gana por pirujilla...Algo le ha de haber hecho la ofrecida,quièn le manda,para que se le quite,etc.etc...")


Cuando los hombres y mujeres libres de Mèxico reconozcan que hay un problema muy grave de violencia contra las mujeres en el país al que hay que darle respuesta tal vez puedan exigir acciones para mitigar ese problema,mientras tanto,haciendose de la vista gorda,y divagando en temas superficiales,no cambiaràn el estado de las cosas en Mèxico.


Y es en ese entorno social,que los feminicidios seràn el reflejo de la discriminación contra la mujer, de la marginaciòn a los indìgenas, de la corrupciòn,de la exaltaciòn del machismo y la ignorancia, del abuso al màs dèbil,y de la impunidad para los asesinos.

Y no hay voz que se levante por ellas...
Porque cuando se asesina a una mujer humilde en Mèxico, la indiferencia de los mexicanos es total,y para muchos de ellos,se trata de "celebrar el dia de la mujer y no de amargarse la vida con cosas tan feas"...


Porque no se puede exigir democracia,o bienestar social,igualdad,o justicia cuando esos "luchadores sociales" estàn parados sobre tumbas de esas mujeres violadas de lo màs còmodos, "festejando" el 8 de marzo y repitiendo infinidad de palabras gastadas sin broncas de conciencia...


Mientras,atadas con alambre de espinos, espantosamente mutiladas, con insultos grabados sobre la piel, violadas, asesinadas, decapitadas y tiradas como basura en el desierto,muchas mujeres mexicanas "celebran" hoy el dìa de La Mujer...