miércoles, 1 de abril de 2009

Los odiadadores...


Cuàntos padres sonrìen sin darle importancia, cuando descubren la homofobia de su hijo adolescente, mientras que si lo descubren homosexual tienen una reacciòn tremenda de preocupaciòn y dolor?
Porque un homofòbico es un sujeto enfermo de odio,que puede ser capàz de matar por prejuicio,y un homosexual es solamente un individuo que ejerce su sexualidad como el desea.
Es importante cuestionarnos como sociedad que las actitudes discriminatorias nacen siempre en el seno de las familias.


La homofobia es el miedo,aversiòn o odio irracional ante la homosexualidad, este miedo tiene graves formas de manifestaciòn como el deseo de infligirles castigos y daño a los homosexuales a modo de retribuciòn psicològica.

Y es que esa aversiòn del homòfobo està alimentada por miedos ìnitmos y sospechas privadas ante su propio potencial homosexual.

La intensidad de rechazo hacia lo homosexual en el mundo exterior, alivia los temores ante lo homosexual en el mundo interior.
Por eso la homofobia constituye una tragedia doble.Aquellos sujetos que odian a los homosexuales suelen asfixiar en si mismos la parte màs vulnerable de sus emociones,arrinconados por sus propios prejuicios.
Y tambièn,debido a eso mismo,es que muchos homosexuales se pasan la vida escondidos en el closet,temiendo que esa homofobia destruya sus relaciones familiares,su amor propio y hasta su propia vida.
Los sujetos homofòbicos se la pasan perpetuando ciega y neciamente ideas falsas sobre los homosexuales que pueden llegar a ser hirientes y hasta delictivas.

Es seguro que esos sujetos homofòbicos requieren ayuda profesional para quitarse la gran cantidad de preconceptos e ideas confusas sobre sì mismos, asi como algunos la necesitan para curarse el miedo a las alturas o los lugares cerrados.
La homofobia es un disturbio emocional alimentado por un prejuicio irracional.
Esta fobia se alimenta del autorrechazo y de la ignorancia para mover esa aversiòn y ese temor hacia los homosexuales.

Siguiendo a Freud, la gente manifiesta sus deseos reprimidos mediante reacciones emocionales fervientes y comportamientos hostiles hacia la cosa que desean, puede aplicar perfectamente en el caso de la homofobia.



Para el homofòbo el homosexual deja de ser persona con pensamientos y sentimientos y es tan solo un sìmbolo.
Las actitudes hacia los sìmbolos tienen una función diferente: ayudan a aumentar la maltrecha autoestima al expresar aspectos importantes de sì mismos (al declarar ante los demàs y ante sì mismos qué tipo de personas son).
Afirmar lo que uno es,para el homofòbico, a menudo implica atacar a las personas que representan lo que desea desesperadamente decirle al mundo lo que "no es". Asì, se ensalzan a sì mismos en esa negaciòn y fortalecen una autoestima dèbil a travès del rechazo a los que son "diferentes".

Al rechazar y discriminar, los homofòbicos afirman las creencias y valores aprendidos en un entorno oscurantista,y que consideran forman parte de su autoconcepto.
Por ejemplo, el hombre que para poder definirse como hombre necesita definirse a su vez como "muy macho" porque su identidad masculina se siente vulnerable en la zona "prohibida" de la homosexualidad.
Al rechazar a los homosexuales, intenta "asegurar" su identidad masculina.

Tambièn,al expresar su rechazo, refuerzan su sentido de pertenencia a un grupo particular y les ayuda a ganar aceptaciòn por parte de otras personas que tienen el mismo disturbio que èl.

Es tìpico de los sujetos homofòbicos andar en grupo ya que sienten una gran necesidad de ser aceptados por los demàs, de modo que imponen y se someten a sus dogmas homofóbicos de su medio social o familiar para no ser rechazados por expresar ideas opuestas,asì disminuye la ansiedad que siente con los conflictos psicològicos referentes a su propia sexualidad.

.