domingo, 8 de marzo de 2009

No son muertas...



(Base de Protocolo,para ser presentat a la UAB,especialitat:"Anàlisis de Conducta Criminal",en el rang "Feminicidio en Mèxico,La polìtica i els assassinats de dones" recolzat en el perfil genètic i sociocultural forense de vìctimas,criminals i entorn forense).


"...I si la seva filla o mare o germana desaparegués un dia qualsevol?
I si després trobés el seu cos tirat en un lot erm? I si fos evident que ha estat violada,mordida fins i tot engegar-li parts del seu cuerpo,estrangulada i mutilada? Feminicidio és un crim considerat de lesa humanitat que consisteix en l'assassinat massiu de dones... Però a Mèxico no ocorre res, ningú no fa res. No hi ha culpables. Aquesta és l'escruixidora realitat que es viu en l'altre costat de l'Atlàntico, al país dels mariachis i les platges paradisíaques..."



1.Asesinadas.
Todo empezò con el asesinato de mujeres pobres y trabajadoras,primero en Ciudad Juàrez,y luego en todo Mèxico, y terminarà con el derrumbre del estado fallido fundado en esa red de corrupciòn,de negocios sucios de tràfico humano y drogas,de complicidades y de crimen entre los gobiernos de Mèxico y los narcoempresarios...
Pero aclaremos primero algo: No son las “muertas” de Juárez. Son las asesinadas de Juárez. Y así deben ser denominadas. No podemos permitir que también la burguesía y sus voceros usen el lenguaje perversamente y se denomine “Muertas de Juárez”, como si lo hubieran sido por muerte natural o induciendo a la idea perversa para generar confusión.


Pero hablemos de ellas,las de Juàrez:

Las víctimas son mujeres morenas, de pelo largo, bajas, de piel oscura. De cada 100, 95 de ellas son jóvenes entre 16 y 24 años. Y 90 están solas en la ciudad. Son chicas jóvenes sin familia que llegaron a ese Juàrez para cruzar la frontera o para trabajar de obreras en las maquiladoras. Después existe un tercer elemento que se da, pero no en todos los casos: los cadáveres son guardados por un tiempo. Los esconden y dejan que pase el tiempo. Después tiran los huesos. Muchas veces aparecen cadáveres juntos. Todo esto dificulta las pericias porque quedan pocos elementos. En otros casos, probablemente haya existido una manipulación de evidencias para distraer la atención de los investigadores y no lograr que se encuentre a los culpables.

Todas son hipótesis válidas que no deben descartarse. Pero una de las más fuertes es que, en ese lugar, existe un grupo o varios grupos que explotan a las mujeres. Ya sea a sus cuerpos o se aprovechan del trabajo que ellas hacen. Después las matan.

En los asesinatos de Juárez no se trata de uno ni de dos asesinos. Es crimen organizado, con sicarios ejecutores, muchos de los cuales son “juniors” (hijos consentidos de padres poderosos y ricos) más que lumpenes, lo que asegura más el nivel de silencio, la omerta (ley del silencio) de la mafia, con autores intelectuales que han formado un club selecto, una cofradía del crimen para satisfacer sus vicios más ocultos y de paso hacer negocio, matando dos pájaros de un tiro. Son un grupo de importantes empresarios con intereses en Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, que explotan a las mujeres en las maquilas, a las desempleadas las usan para la trata de blancas, prostitución, table dances, como correos para la droga, y también para fiestas privadas, orgías de estos empresarios, y sus hijos, los “juniors” tienen sus fiestas aparte propias, por lógicas razones generacionales.
Hay otras fiestas privadas donde invitan a políticos, altos mandos policiales, gente de la jerarquía eclesiástica, narcotraficantes importantes, donde satisfacen todos los deseos más perversos, con pedofilia, droga en abundancia, se satisfacen encargos de muchachas o niños, algún encargo de tráfico de órganos, aunque no es la actividad principal , en fin, una verdadera transnacional del crimen.
Esa mafia que gobierna Mèxico es una asociación de grandes empresas delictivas que forman un conglomerado donde se autoabastecen de todo lo que necesitan
. No son asesinos seriales del perfil clàsico. En ocasiones aparentan serlo con el objeto de despistar, sin olvidar que dado el alto nivel de impunidad, el fenómeno de asesinatos por imitación, conocido como copycat, también se da. En otros estados, la policía y el ejercito, desde años antes participaban en violaciones tumultuarias de mujeres indigenas y luego les prendían fuego,o desaparecían los cuerpos y las ropas.

Y la policìa no està para proteger a la poblaciòn sino para servir ciegamente a estos empresarios y polìticos depravados.Por eso saben de criminalística, de escena del crimen,y así confunden, ocultan, revuelven y esconden indicios. Secuestran a las mujeres y las tienen días en sus poder, después de asesinadas hay pruebas de que a algunas las congelan, mezclan los huesos y los esparcen, o las entierran juntas, queman la ropa o revuelven la ropa, es decir, van cambiando de táctica para intentar confundir y despistar a los investigadores, los pocos que hay y que en verdad quieren descubrir y no encubrir el caso Juárez. Esta verdadera sociedad secreta, y sólo así se puede explicar el nivel impunidad y desafío arrojando cadáveres a la puerta de la Asociación de maquiladores o de edificios de autoridades gubernamentales, no se formó en sus inicios para asesinar mujeres en Ciudad Juárez sino para varios motivos, y luego como en las bandas criminales fue escalando y diversificando su actuar y “aprovechando negocios: en primer lugar, con el objeto de promoverse políticamente. Y fue corrompiendo y cooptando, o induciéndoles a hacer la vista gorda, a políticos prominentes. Es una fraternidad delincuencial, vinculados al narcotráfico, la mayoría son sicarios, quienes cuentan con protección de policías y funcionarios; del gobierno local, del gobierno del estado y del gobierno federal, que a su vez están muy bien respaldados por un grupo de poderosos empresarios de la frontera. Entonces tenemos el cuadro perfecto, porque tenemos a la impunidad absoluta por un lado; y a un grupo de delincuentes con capacidad "profesional" para llevar a cabo este tipo de actos. De manera que estamos hablando del sacrificio humano como un instrumento de poder público y político.

Y es que volviendo la vista al pasado,algunos arquèlogos han descubierto en Apan,una fosa azteca,con los restos de un crimen brutal: las osamentas de 12 esqueletos con los cràneos destrozados,mujeres ellas,una embarazada,como ejercicio de un poder salvaje,primitivo.
Y viendo lo que pasa ahora,notamos que desde hace màs de 800 años,Mèxico no ha cambiado gran cosa...