domingo, 26 de abril de 2009

Miedo crònico....










El miedo primordial,como decìamos antes, del cual se desprenden las otras categorìas de miedos, es el miedo a la muerte. Podríamos sintetizar que los temores detectados con mayor frecuencia, son seis: miedo al abandono (soledad), miedo a la pobreza, miedo al ridículo (crítica), miedo al cambio, miedo a la enfermedad, y miedo al amor (miedo al compromiso).

Cuando el miedo se vuelve crònico,las personas suelen mostrar cierta incoherencia en la acciòn,manifestando un estado de indiferencia aparente,y un claro sometimiento a aceptar las opiniones de los demàs aunque el sujeto no estè de acuerdo en su interior,sin prtestar de ninguna manera.

Despuès de un evento en el cual las personas han padecido un miedo grande,sigue un periòdo depresivo en el cual se manifesta cierta pereza mental y fìsica. Las personas afectadas por este estado, tienne falta de iniciativa, poca imaginaciòn, bajo nivel de entusiàsmo y dificultad para el autocontrol.
Generalmente, se muestran indecisas, permitiendo que otros decidan en su lugar. La tendencia es hacia un estado dubitativo y a mantenerse al margen en la mayoría de las situaciones. Se trata de individuos que se justifican permanentemente, presentan excusas,y evaden responsabilidades.

Las posibles implicanciones de este estado de miedo, si persiste en el tiempo, serán el descuido de sus asuntos personales, la tendencia a gastar más de lo que se gana, la dependencia hacia algun tipo de substancia tòxica y otros evasores como la tele o internet. El individuo pierde severidad en sus juicios y autoconciencia. En general, manifiesta una inclinaciòn depresiva a ver el lado negativo de toda circunstancia y su lenguaje hace referencia a posibles fracasos.
Es probable que conozca bien lo qué es lo que lo conduce al fracaso pero no cambia de actitud ni hace planes concretos. Presenta una clara tendencia a la dilatación de sus proyectos, se irá debilitando su autoconfianza hasta desaparecer totalmente.
Es posible que destruya su voluntad y que aparezca debilidad en el carácter e insatisfacciones personales. Es posible que muchas personas aquejadas por el miedo enquistado, se hayan desviado hacia el camino de el egoismo, mostrando una necesidad exagerada de adquirir objetos y conservar sus posesiones. En especial,el efecto de esos miedos generados por el poder,logran aislar y someter a cada uno de los individuos de una sociedad.

Cómo podrìamos rescatar a Mèxico del miedo?

Se abandona el miedo infromàndonos en fuentes verdaderas,alejàndonos de los generadores del miedo,como son la tele y las radios espurias,solucionando los problemas que nos generen temor con sensatez.
Cuando abandonamos el miedo, la vida se vuelve serena, valiosa. El cultivo diario del coraje de vivir, expulsa la parálisis producida por el miedo.El pensamiento general, transmitido por la tele y las radios al servicio del poder, influyen en la mente de quienes le den permiso para entrar.

El estado de suspenso que se vive en estos momentos, està dirigido a retener la atenciòn del pùblico, a cualquier costo y contribuye a producir tensiones en las historias individuales. En este cruel y perverso juego de los medios y el poder espurios con las emociones del pueblo, hace falta la mayor de todas las fuerzas, una fuerza tan inasible como el aire, que no se ve pero se siente, la fuerza de la lucha por la libertad y la justicia,la fuerza de la solidaridad y la fuerza del conocimiento.
El capitalismo se sostiene en el poder a base de miedo, avaricia, individualismo, escasez y control.
La nueva conciencia social,en este momento de terrorismo de estado,nos urge a la serenidad,la cooperación, la armonía, el desapego y el conocimiento.No tenemos otro camino que trabajar juntos y sumar prioridades para la autogestiòn.
Salud y Anarkia.

.