jueves, 10 de diciembre de 2009

Rika la Pizza punk...!!!

El día internacional de pizza punk: 26 de diciembre










(de un emilio de punkpizza de .co.uk y otro de punksunidos.com)


Hay una fecha mundial que reemplazará la navidad: es el día internacional de la pizza. La fecha de la celebración es el 26 de diciembre, donde todas las naciones del mundo unen sus pizzas. Desde hace mas de seis años algunas personas de Suiza, Escocia, Inglaterra, Estados Unidos, Nueva Zelanda y todo el mundo han reemplazado el día festivo de Navidad con el Día Internacional de Pizza Punk, se celebra el 26 de diciembre.
Todo comenzó en 1996, año en el que la navidad cristiana fue reemplazada por un festejo que tiene como eje central el apoyo mutuo y la cooperación.
Pequeñas células actúan en sus respectivas zonas (preparando pizzas veganas de acuerdo con los principios anarquistas) para comenzar una red de resistencia pizza-punk global. Las fronteras de las naciones se derriten como queso. Es un día en el año en el que todo el sistema tambalea.
Armados con sal y el libro de cocina cultural D.I.Y. (Hazlo tu mism@) junto con el movimiento punk el día internacional de la pizza surge contra los apetitios restringidos del consumismo, los sectarismos, la alienación, etc.

Pizza y Salud








La pizza puede ser considerada el alimento principal de la dieta mediterránea y es sin duda el más conocido universalmente.
Los ingredientes de la Pizza Margherita, por ejemplo, el tipo de pizza más difuso, son en efecto los típicos de la dieta mediterranea; harina de cereales, agua, aceite de aceitunas, tomate y mozzarella tierna.
Ingredientes que pueden aumentar y variar según el tipo de pizza que comemos.
Históricamente la pizza siempre ha estado (y todavía está) considerada un plato único, por lo menos de las clases populares para las cuales una pizza representaba comida y cena, necesaria y suficiente.

Pero ahora examinemos lo que toma parte en la composición de la Pizza Margherita.

Cereales: carbohidratos complejos derivados de la harina, de más lenta absorción que la de los carbohidratos sencillos como los azúcares, sacian y abastecen energía constante sin gravar sobre el aumento del interés de glucosa. Pues neutralizan el hambre y limitan la solicitud de otra comida permitiendo el adelgazamiento. La pasta de la pizza contiene ácidos amínicos en modo igual a la carne.

Aceite de aceitunas extravirgen: el graso más noble y sano, mediterraneo por excelencia. Es rico de HDL ( colesterina que favorece la limpieza de las arterias) y de vitaminas A, D, E, K.
Mozzarella: la mozzarella (como todos los quesos) es rica de lisina y metionina o bien proteínas animales contenidas en el queso.
Tomate: importante fuente de vitaminas que contribuice notablemente al aportación vitamínico de una buena pizza.

Ahora examinemos en breve unas propiedades de los olores, indefectibles compañeros de la pizza:
la albahaca, con su característico olor y sabor que todos los amantes de la pizza conozcon bien, tiene propiedades antisépticas y antidispépticas. Es además antiinflamatoria y ayuda la digestión.
Las propiedades benéficas del ajo son conocidas y científicamente reconocidas: tenemos en efecto que recordar que éste es un antiséptico intestinal, un cardiotónico y que tiene propiedades diuréticas y antiscleróticas.

Y en fin hay el orégano también, otro olor principal de la pizza napolitana. Es un expectorante: pues combate tos, bronquitis y traqueitis. Éste también versatilísimo,
estímula el apetito y obra como antidoloroso para tortícolis y reumatismos.

Los beneficios para la salud dados por una dieta mediterranea están ya afamados: recordaremos solamente que ésta ayuda a luchar contra numerosas enfermedades típicas de nuestros tiempos como la arteriosclerosis, el infarto y la hipertensión.

La pizza contiene un elevado contenido de proteínas, una notable cantidad de hierro y las vitaminas B1 y PP. Évita la formación de ácido úrico, no engorda y es más digerible de otras comidas gracias a la acción desenrollada por los almidones.

La pizza es por eso alternativa al consumo de carne y es un plato único que, integrado con fruta y verdura, puede satisfacer casi completamente lo necesario alimentar diario del cuerpo humano.
Asì que coman una rica pizza el 26 hecha por ustedes mismos y pasen unos dìas llenos de amor,alegrìa y paz con la familia, con sus parejas
y con los compañeros de lucha,comiendo sano,barato y muy sabroso.

Un abrazo Alegre y Kariñoso en estas fiestas invernales a todos los compañeros.

Salud y Anarkia
Rox.

Nota aclaratoria sobre este blog.


Me agrada mucho saber que este blog,que de suyo es dificil de leer,ya sea por lo rojo e irreverente de su fondo,o por sus incòmodas ideas antisistema,sea leìdo por algunos compañeros de ideologìa,a los que les agradezco sinceramente su apoyo y su lectura.
Uno de estos compañeros anarquistas,de Mèxico,para ubicar,me ha comentado que al revisar los blogs de su pais,encontrò el de un bloggero que tuvo participaciòn en algunas radios de internet de ese paìs.

Para resumir,el compañero Charly me ha comentado su parecer,ya que supone que dicho bloggero,se sintiò afectado por algùn texto que escribì en este blog,sobre el tema de la Autocrìtica, o quizà algùn otro,y por ello (y tal vez debido a que antes,lleguè a tener amistad con dicho bloguero),ahora el mencionado va a cerrar su blog,segùn parece decir,por causa de mis opiniones vertidas en esta bitàcora del Kamino Rekto.
Vale,pues con todo respeto dirè que no es de adultos serios responsabilizar a otros de nuestras desiciones,como justamente antes,lo comentè en el post de la Autocrìtica.

Y es que se puede cerrar un blog por muchas razones: porque me aburre,porque no puedo escribir,no sè que escribir,no me gusta escribir,no me da permiso mi mamà o mi esposa de escribir,no pagan $ ,etc,pero no se puede cerrar porque en otro blog virtieron una opiniòn que me hizo sentir feito. (Para eso,justamente,es que yo pienso,con todo respeto y sin ànimo de ofender a nadie,que la Autocrìtica es importante,para no culpar o responsabilizar a otros de nuestros fracasos o impotencias personales).

Ahora bien,con respecto a mis opinones sobre la traiciòn,la mentira y la hipocresìa,seguiràn siendo las mismas aunque todos los bloggeros de la red cerraran sus blogs,esos son mis principios y de ningùn modo son negociables.

Aclaro rotundamente que yo no odio. Mis principios me lo impiden.
Pero me ha pasado que en Mèxico suele confundirse el decir la verdad con todas sus letras,con odio,rencor,agresiòn,etc. Quizà el modo contundente de decir las cosas,afecte la fina sensibilidad mexicana,por lo que si se sintieron ofendidos por el modo de decir mi verdad,lo lamento. Sì reconozco que a veces hay cierto dejo de desprecio en lo que escribo hacia debilidades espirituales como la mentira,la deslealtad o la hipocresìa,y me parece lamentable que eso exista y lo señalarè siempre,por lo que no me disculpo al señalar eso, aunque no es mi intensiòn que cierren sus blogs por esa causa.
Creo profundamente en la Libertad,y si alguièn desea hacer un panegìrico a las maravillas y bondades de la hipocresìa,o de la traiciòn,pues es su lìo.
Tampoco cerrarè mìs blogs,por supuesto.
Lo que sugiero a dicho blogero es que ejerza su libertad,si puede,y que si le afecta tanto lo que escribo,haga como yo,que no leo lo que no me interesa o me incomoda o me aburre.
Vale,pues espero que se comprenda,en Mèxico,y tambièn en Costa Rica,Venezuela,Brazil,España,Catalunya,Portugal y Canadà,lugares donde tambièn algunos amigos tienen la gentileza de leerme de vez en vez,que comprendan que como me dedico ser intelectual,no busco caerle bien a nadie,ni ser simpàtica,lo que busco es entender y decir alguna verdad con congruencia y cojones,(y quizà es en eso donde no sè aplicar la ètica y el mètodo cientìfico mexicanos),asì que disculpen las molestias que causa esta obra.
Y como somos infalibles y siempre hay atenuantes, lo que serìa màs honesto es que dicho bloguero se centre en los reales motivos del porque cierra su blog y no me culpe,y tambièn reflexione con su excelente mètodo cientìfico mexicano en los motivos reales de mi opiniòn sobre èl.( Y aclaro:jamàs me he ocupado del mètodo cientìfico mexicano,ni tengo nada en contra de ello,contra lo que me manifiesto es contra la mentira,la manipulaciòn,el engaño,el victimismo y la deslealtad).

Ahora bien,comprendo que es dìficil que algunos adultos de otras generaciones pasadas que ya tienen vivìendo muchos años,desde siempre, sin realizar jamàs una autocrìtica honesta (supongo que antes eso no se usaba),y acostumbrados por la educaciòn y la religiòn locales,y desde niños,a manipular y a culpar a los demàs de sus fracasos existenciales,puedan,por la lectura ràpida de un post de 4 pàrrafos en un modesto blog como este,cambiar toda su vida,sus usos,sus miedos y vicios,sus costumbres y toda su visiòn del mundo...
Entonces,tambièn es absurdo afirmar que por unas palabras en internet,una persona deje de escribir en un blog,y aunque el mètodo cientìfico de dicha persona sea totalmente respetable,no se puede atribuir culpa a otros de una desiciòn adulta tan personal.
Asì que le pido a los compañeros mexicanos que no se le dè tanta importancia a mis palabras,ya que conozco poco y no entiendo el modo de ser del mexicano,y tampoco està ya entre mis metas revolucionar esas mentalidades,ya que tambièn mi edad y el hecho de ser hija de migrantes gachupines,me limita para comprender la delicada sensibilidad y la firme estructura ètica de las personas de dicho paìs,ya que de su capacidad cientìfica no dudo- ni su virgen de guadalupe me permita tal osadìa!-,asi que no cierren sus blogs por causa de mis palabras obtusas o mal usadas de una atea hija de gachupines-no digo "de mierda",porque eso nomàs lo dicen los mexicanos-,y ni cierren sus radios, ni sus xats,que son muy divertidos y enriquecedores,aunque,para mi particularìsimo y torpe punto de vista,la vida real y la acciòn directa,son algo mucho màs serio y màs bello que la superficialidad del mundo virtual, y por ello es que mis palabras no son para màs.
Y con respecto a los homosexuales,por mis principios,y muchos de ustedes que son mis amigos lo saben,jamàs he marginado o agredido a nadie por ese motivo,y por contra,he trabajado en el teatro,en la radio, y hasta en la tele,contra la homofobia y por los derechos sexuales de las personas,y muchos lo recordaran,asì contra los homosexuales,nunca y entièndase eso,por favor, Charly: soy Anarkista.
Aclaro entonces,con todo respeto,que si a los compañeros mexicanos les hiere su finisima sensibilidad las brutalidades que se dicen en este blog,disculpen pero este blog no se censura ni se autocensura. Asì que si gustan reportènme,o acùsenme con su mamà o jakeenlo,o sencillamente,no lo lean.

Y bueno,pues por lo que sea,me disculpo por si o por no,con los mexicanos ofendidos, y con los demàs ciudadanos del mundo tambièn por si dije algunas cosas agresivas e insensibles,y prometo que de vuelta de mis vacaciones,no escribirè cosas tan feitas en este blog,sino muchas cosas muy lindas de la anarkia,y de temas como el de la manipulaciòn,el chantaje emocional, la censura y la falta de cojones del pueblo mexicano para asumir cualquier neta.

Vale y de este mal rollito trivial ya,que no va a màs, y mejor deseo que todos pasemos muy felices fiestas de invierno,y que no se consuman productos capitalistas,y que el amor,la salud y la verdad nos hagan fàcil nuestro kamino rekto en el 2010.

Salud y Anarkia y un abrazo libertario a todos.
Rox.

sábado, 5 de diciembre de 2009

La Promesa...


Juramento del Capoeirista

Prometo
Hacer de la Capoeira arte y culto de Amor y Ciudadanía

Prometo
Obedecer las instrucciones del Mestre
Venerar a los Mas-Viejos,
Respetar a los Compañeros
Cuidar cariñosamente de los Mas-Nuevos,

Manteniendo la Civilidad,la Lealtad y el Respeto como Norma-de-Conducta

Prometo
Al entrar en la roda
Respetar el Ritmo, el Ritual y el Bien del Compañero
Guardando la sagrada aura libertaria que une a los ciudadanos

Garantizando la vida y la justicia social

Prometo
Llevar al interior de la Familia
la Calma, la Cortesía,la Lealtad y el Respeto

Inherentes a la Roda de Capoeira
Tornando
Cada Instante en un Momento de Placer
Y
La Vida en una Eterna Felicidad

Prometo
Llevar al Círculo del Trabajo
Y

A la convivencia de las Reuniones de toda y cualquier naturaleza
La Conducta adquirida en el diario vivir de la Roda de Capoeira

Prometo
Usar toda mi energía y vigor
En el eterno aprendizaje del aquí-y-ahora
Transmitiendo a mis pares
El Amor a la Vida, a la Sabiduría y a la Naturaleza

Prometo
Defender y hacer defender la Preservación de la Naturaleza
Legado Supremo de la Fuente de la Vida

Y finalmente

Prometo
Cargar en el Pecho, en la Alma y en la Conducta
El pendón del Respeto a la Vida y a la Naturaleza
Honrando,con mi conducta,

la Imagen del Verdadero Capoeirista
Ciudadano del Mundo...

Movimientos...



-




-


La caricia de la Libertad...

El berimbau toca una música que al espíritu le gusta, resuena con él, lo despierta y lo mantiene alerta. Sus vibraciones contienen un poder hipnótico misterioso que atrapa a quien lo escucha. Dicen que aquel que por primera vez siente su canto en una roda de capoeira,percibe algo raro, una vibración interna, un temblor de todo el cuerpo,y es que se está despertando su capoerista dormido, ese que tiene una profunda necesidad de ser libre.
Si se escucha ese llamado y se quita el peso de sus prejuicios y juega en la roda con toda la libertad de su cuerpo, comenzará a saber de las sensaciones de libertad espiritual de aquellos que se llaman capoeristas, sea cuales sean su origen, su color, sus ideas, la estructura de su cuerpo y la antigüedad de su alma. Si sigue adelante sabrá que el entrenamiento potente le servirá para gozar con más armonía y fuerza de la roda, que su cuerpo se sentirá vibrar en una misma música circular con el hombre que danza el combate junto a él y con todos los cuerpos que se han encontrado para ser libres. Será todos sus animales en la roda, le dará ímpetu a las canciones de los ancestros y a las voces del berimbau, sintiendo una naturaleza bien mayor de la que hasta entonces creía ser dueño. Sabrá de astucias y picardías, de expansiones del cuerpo y de respiraciones del alma, girará en el aire y compartirá su tiempo con el de dioses que no le pedirán más fidelidad que a su propia identidad eterna. Ese día que gire con belleza sintiendo la caricia del aire y siendo él mismo junto con el otro que se ha encontrado en la roda, sabrá que la libertad estaba desde el principio, cuando el sonido hipnótico despertó a ese capoerista que ahora camina sin dudar por la vida con esa astucia y esa armonía que crecieron en su alma al oír la caricia del berimbau, llamándolo a vivir con valentìa,con amor,con fortaleza y con alegría,y sobre todo, con libertad, de una buena vez...

Capoeira: Rendirse...Jamàs!





Las canciones de Capoeira,ademàs de provocar un estado diferente de atenciòn mental debido a su rìtimo monocorde con el rìtmo propio del torrente sanguìneo humano,son canciones usadas como una de las formas de respeto y veneración, además de mantener la relación entre jóvenes y los ancianos que crearon la tradición, puntos del pasado en el alma de la capoeira, que son vivenciados como actuales en el instante del rito,asi, la canción actualiza el momento venerado, momento de suspensión del tiempo profano que acontece en todo rito religioso y que en el mundo capoeiro,construyen un cuerpo bien presente, como un legado sumamente valioso de toda cultura de raíces orales.

La marca esencial de las canciones es lo libertario y la lucha contra toda esclavitud y miseria, del pasado o del presente. Un aspecto básico es el de las enseñanzas de vida a través de historias que rescatan valores como la humildad, la responsabilidad, la lucha, la firmeza y el desprecio por cualquier prejuicio.
Algunas mantienen aún su característica primigenia de ser formas de aviso ante un peligro, código que también se servía de ciertos toques del berimbau para avisar de la llegada del peligro para el esclavo que combatía por su vida libre, códigos sonoros que desde el inicio hizo del capoerista un ser constantemente atento a las señales de la vida.

Los cánticos, aplausos, el timbre de los berimbaus tocando el ritmo hipnótico ijexá crean un campo energético que conforma una ritualidad de la capoeira propia de las antiguas prácticas órficas con su musicalidad extasiante. El estado de conciencia alcanzado por el jogador lo lleva a comportarse en una unidad donde su ser es en relación a la comunidad practicante del rito total. Cada capoerista no se siente un yo aislado que debe pensar los movimientos que realiza sino que cada manifestación de su ser danzante surge en armonía fusionante con el ambiente total de la roda. Cuanta mayor sea esta relación de armonía más belleza e integración tendrán los movimientos y la música. Por medio del transe capoeirano el estado emocional va sufriendo modificaciones y también se transforma la forma de encarar las situaciones de peligro del combate y de la vida misma, ya que el estímulo más efectivo para incorporar el estado de atención profunda no ligada a la racionalidad activa produce sensaciones ligadas a lo placentero.
Sin ser similar, el transe de los orixás en el candomblé tiene una diferencia fuerte en el grado bien mayor de intensidad de los estados de inconsciencia, mientras que el transe capoeirano se mantiene un estado de alerta al potencial peligro tendiente a encender los sentidos de autopreservación y contrataque. Una clave para entender este proceso mental es que en los capoeristas concentrados los movimientos de esquiva o ataque no surgen del control voluntario de la conciencia, llegándose a dar también toda una forma corporal de incitar al error al otro, de influirlo mentalmente, para lo que es muy importante el contacto visual de los danzantes.
Con respecto a lo que sucede con el cuepo del jogador,el estudio de las señales neurovegetativas, cardiovasculares, glandulares de la práctica de la capoeira sirve de parámetro para entender la importancia del ambiente en el que habita la corporalidad humana. El reflejo del entorno traza su imagen en la morfología de ese cuerpo, en la actividad física, el comportamiento, la afectividad, las mutabilidades en la personalidad y en el esencialísimo funcionamiento de los sistemas nervioso y endocrino del cuerpo. En la capoeira se han encontrado mecanismos que podríamos llamar terapéuticos ligados a una pedagogía maternal que ve en la estimulación de la afectividad la única capaz de desarrollar en el encéfalo los circuitos fundamentales de dominio de las reacciones emocionales por la cognición. Las impresiones captadas por el complejo sensitivo motor del hipocampo generan impulsos que activan el cortex cerebral estimulando el desenvolvimiento natural de las neuronas. Descansa el hemisferio lógico en la práctica profunda de la capoeira en esa atención creativa y sensorial ante el peligro y todo el cuerpo agradece el masajeo de los instintos sueltos.
Como parte activa del trabajo de entrenamiento de un grupo de capoeira no sólo está el desarrollo corporal para adquirir virtudes como la flexibilidad y la fuerza sino el relato de historias de la tradición para reforzar valores como la humildad y el coraje. Lo temas claramente recurrentes tienen que ver con la valorización de la práctica de un arte que nació de la necesidad de ser libre, que sirvió para lograr la libertad concreta de toda una raza y que aún por fuera de las problemáticas raciales mantiene un fondo vital de libertad, no sólo ya por la historia de las grandes batallas y héroes negros como Zumbí, sino que su misma constitución polisémica y abierta a la improvisación dentro de reglas que hagan que cada capoerista no deje de estar siempre moviéndose en armonía con su comunidad, implica una apreciación importante de las necesidades de libertad que todo hombre tiene, bien más allá de que su pie no esté físicamente engrillado.
Esta tradición oral puede complementar con historias las canciones de figuras fundantes como mestre Joao Grande, mestre Pastinha o mestre Bimba, grandes maestros que han recibido estas canciones que pudieron después regalar a la historia de la capoeira, para transmitir una filosofía pragmática surgida de la necesidad de sobrevivir, por lo que surge incluso el ocultamiento de las intenciones y la picardía como estrategias a saber usar y reconocer en el ambiente que habitamos, sea la roda o la vida, que en un punto convergen con una alegría que el capoeirista necesita como valor fundamental, como celebración de estar aún vivo.


El berimbau es el intrumento màs importante de estas canciones.De origen africano, el instrumento está hecho de con una vara de madera berimba (dura pero a la vez flexible) cruzada por un alambre. En la base una calabaza funciona como caja de resonancia y permite al músico - según la aleje o apoye en su vientre - modular las notas. Usado tanto en Africa como en Oriente, la versión más usual en estas músicas antiguas era un berimbau donde la boca funcionaba como caja de resonancia. El instrumento adoptado por los brasileros y propio de la capoeira es el berimbau de barriga, aunque no hay certezas de que este modelo no provenga también de Africa. Además de lo musical, tuvo un papel importante en las luchas, se dice que no sólo avisaba con sus toques de la llegada del enemigo sino que hasta era usado en algunos casos como lanza de combate.

Con respecto a la roda o rueda,diremos que es el círculo, el símbolo pleno de sentido que zigzaguea con astucia entre culturas y tiempos diversos: figura platónica de la perfección por carecer de principio, fin ni dirección, zona sagrada y refugio contra malos espíritus para las tradiciones mágicas arcaicas y metáfora vibrante de la misma vida para la capoeira: lo que sucede en la roda sirve para aprender a conocerse y acceder a saberes que estuvieron desde el origen y que estarán mientras haya hombres que vivan en un mundo como este, por respeto a eso y no sólo por comodidad es que se ingresa descalzo a su morada. También son circulares los movimientos de los capoerista, sus dislocamientos giran sobre el centro de gravedad de su adversario, en busca de escapar del ataque o en la procura de use punto débil donde el cuerpo del otro muestra su grieta en la solidez de su guardia y nos enseña qué hacer para estar más atentos.

Capoeira: Retroceder...Nunca!

Capoeira: sìmbolo vivo de Libertad...

La historia del Capoeira







Por el maestro Oscar Ramos


El origen es remoto.
Hay que pensar en los dos millones de esclavos llevados al Brasil en el siglo XV desde el centro oeste de Africa, principalmente de Angola, transportados en barcos tumberos hacia San Salvador de Bahía, Santos, Recife y Río de Janeiro y depositados en plantaciones de azúcar y tabaco o en minas. Fue en Recife donde estalló la primera rebelión libertaria: cuarenta esclavos mataron a todos los empleados blancos de un ingenio, quemaron la casa del amo y se declararon libres. Después escaparon de los cazadores de esclavos huyendo al interior, a través de áreas boscosas con una densa vegetación. La odisea duró varios meses y se logró con la ayuda de los indios de origen tupí. Llegaron a un lugar lleno de palmeras, que creyeron seguro y al que bautizaron Palmares. Así nació una comunidad africana agrícola autónoma, conocida como quilombo, que duró casi cien años. En un clima de mezcla cultural nació la capoeira, en estos asentamientos donde negros de etnias distintas, indios e incluso blancos compartieron danzas, rituales, religión y juegos. Palmares creció y su gente motivó nuevas rebeliones y ayudaron a escapar a esclavos de otras colonias. Además de enfrentarse a los portugueses, la guerra que Holanda ganó a Portugal los enfrentó a nuevos enemigos: las expediciones organizadas por los holandeses fueron derrotadas por el sistema de emboscadas, donde la capoeira era la clave de los ataques inesperados y violentos y símbolo vivo de la libertad. En las plantaciones, al difundirse esta técnica, los esclavos comenzaron a entrenarse sin que los blancos lo notaran, dando una impresión de danza y ritual religioso. Sucesivas rebeliones, durante 25 años, llevaron a la abolición de la esclavitud en 1888. La mayoría de los trabajadores de las plantaciones emigraron a las ciudades y formaron las fabelas. Los mejores capoeiristas eran contratados como guardaespaldas de los políticos, pero la mayoría caía en la delincuencia por la falta de empleos. En la etapa de entre siglos la capoeira no sólo era marginal sino atacada y controlada por el gobierno, llegándose a dictar severas leyes contra quienes la practicaran. La guerra con el Paraguay sirvió para que muchos capoeiristas pasaran de delincuentes a héroes nacionales por su valentía en el combate. Mientras duró la prohibición, hasta 1920, la capoeira sobrevivió en su aspecto de danza folclórica. En 1937 se abrió la primera escuela de capoeira de Brasil y pocos años después se la designó deporte nacional.Luego,con las subisiguientes dictaduras,la capoeira fuè desdeñada,y su pràcita era despreciada y reducida ùnicamente a los màs pobres y marginales de las fabelas. No es sino hasta la reciente apertura demòcrata del Brasil cuando la capoeira es reconocida por fin,y enseñada con entusiàsmo a la juventud brasileña y de otros paìses.

El juego de la Libertad...

Es sumamente importante,para seguir nuestro Kamino Rekto,mantenernos sanos,tanto de mente,como de nuestro cuerpo,evitando las drogas y la mala alimentaciòn que impone el sistema capitalista.
Por ello,para mantenernos sanos,es bàsico comer bien,y practicar algùn deporte completo.
Uno de esos deportes completos es la Capoeira. Me han pedido algunos amigos que se comente aqui sobre ese tema,y me parece bien,por lo que por principio dirè que la capoeira es un arte proletario y libertario,y partiendo de ese concepto,la capoeira es anticapitalista y no cuesta dinero practicarse,como otros deportes burgueses.
Porque la capoeira es una manifestación estética, deportiva y ritual,que puede r
ealizarse en la calle,en el parque,en el bosque,en la playa y lo ùnico que requiere es condiciòn fìsica sana,mùsica y una roda...

La capoeira nace en el siglo XV entre los esclavos africanos llevados a Brasil,para expandirse luego por todo el mundo, traspasando todo tipo de fronteras raciales y culturales.

Al participar en una roda de capoeira se puede percibir la disciplina que requiere esta lucha creada contra la esclavitud de los negros y cuya práctica provoca un estado vital psicocorporal de atención constante.
Polisémica por naturaleza, la capoeira es cultura, arte, lucha, misitisismo, filosofía y teatro... La capoeira es una metáfora en acción de cómo actuar en la vida, con flexibilidad y picardía, con respeto y sabiduría, para conocerse en profundidad y saber que somos libres en sintonía con los movimientos de quien
es giran junto a nosotros, buscando libertad, en la rueda musical del mundo.

Capoeira:El juego de la libertad






La lucha comienza cuando el primer danzante se persigna, el segundo toca el suelo y besa luego su mano. Ambos ingresan bendecidos al espacio sagrado del círculo. Sus cuerpos danzan en sucesión armónica de movimientos sagaces que respetan por instinto y tradición el mandato del ritmo. Los pandeiros, tambores y cencerros acompañan calmos a los berimbaus, que dirigen la danza con su vibración
metálica e hipnótica.
El primero da un giro hacia atrás en el aire y cae con gracia, para asestar un nuevo golpe que apenas q
uiere rozar la carne del segundo. Todos los presentes festejan la habilidad del que logró volar y siguen tocando y cantando las canciones que evocan y consolidan la historia primigenia. Finaliza el combate y los que han danzado pasan a ser parte de ese círculo mayor donde aplausos, cánticos y música envuelven el centro del ritual festivo y liberador de los capoeristas.

De ese modo,vemos que la capoeira,tambièn es un proceso coreográfico de movimientos rituales que siguen el patrón rítmico ijexà, proveniente de Africa, para exhibir habilidad, fuerza y confianza en el simulacro de intenciones de atacar, defender y esquivar los golpes del otro. Ambos tratan de mostrar superioridad sobre el otro y montan todos sus movimientos a partir de un patrón básico denominado ginga del cual surgirá una improvisación de rutinas que respetará la voluntad de libertad en una obediencia absoluta d
e rituales, un cuidado de las tradiciones y culto a los ancestros, un respeto a los viejos por la sabiduría que traen a la comunidad. El combate plástico combina movimientos de esquiva, circulares y descendientes, un constante acecho y control de la verdadera intención antes de largar los golpes y un estado de conciencia alterado de los contrincantes, el transe capoeirano, que cuando se alcanza induce a un estado profundo de alerta, calma, relajamiento y auto confianza, que se buscarán de aplicar no sólo en la roda sino en la apreciación de la vida cotidiana.

Si la capoeira se expandiò con tanto ímpetu de su matriz cultural original,y se practica en todos los continentes sin necesidad de patrocinadores capitalistas o publicidad de moda, es porque la capoeira contiene arquetipos culturales universales.
En su constitución conviven fuerzas muy diferentes pero hermanadas: de Africa provienen el instrumento fundamental, el berimbau, legado por los bantos, mientras que los iorubás dieron los movimientos esenciales compartidos con el candomblé y el ritmo ijex
á y losindios guaranìes cooperaron con su observaciòn shamànica de la naturaleza. Los portugueses indujeron la costumbre cultural de la improvisación en la danza popular de la chula, de donde se extraen el pandero y la viola. Y de todos viene el trasfondo filosófico, cultural,y literario que se incluye en los cánticos, en el ritual, y en la enseñanza.

La palabra capoeira,tiene su origen en la palabra indígena guaraní, que significa "pasto recìen segado al ras",y se refiere a una actividad de los segadores que usaban esos movimientos para segar las siembras en cìrculo. En esas siegas tupidas,los guaranìes ocultaron a los negros cimarrones que huian plantanciones,y ahì,entre los montones de pastura,tambièn se ocultaba una perdiz,tambièn llamada capoeira,cuyo macho es muy celoso,y entabla furiosas peleas con otros machos rivales,usando saltos y giros,que luego los caporeistas copiaron.


La música consiste en toques ejecutados por un grupo de berimbaus y pandeiros que dirigen el tempo de la danza combate y dirigiendo el ritual,con la misma tècnica del trance del candomblé. Hay dos formas de jugar la capoeira, lo toques más lentos de Angola, más africanista,lúdica y coreográfica.Y la capoeira brasileira que se danza con toques rápidos para una lucha más fuerte, más combativa y violenta al practicarla como defensa personal. Los instrumentos de percusión también usados suelen ser: el pandeiro,el reco-reco,el xequeré y el agogô.A diferencia de la mayoría de las artes marciales orientales, que parecen necesitar del silencio para alcanzar la concentración, el capoeiro necesita del ruido para concentrarse o liberarse de un peligro,usando siempre de los poderes de la música y el ruido de fondo.

Y es que la capoeira usa de todo a su alrededor para efectuarse,porque hay en la capoeira una clara observación de la naturaleza y un festejo de las fuerzas animales en el ser humano. Del mono se toma la picardía y la travezura, del zorro la astucia, de la araña la forma de atraer hacìa sí sus rivales,del leopardo su velocidad,del colibrì algunos movimientos de brazos y saltos de algunas ranas,y de la perdiz y otras aves, los giros en vuelo. Estas destrezas propias de la naturaleza, la capoeira las refuerza en el ser humano,despertando su pulsiòn instintiva para que seamos màs sensibles a las formas y necesidades de nuestra supervivencia.

Para moverse con astucia, la postura central es la ginga, en el movimiento ritmado de todo el cuerpo acompañando el toque del berimbau, con el fin de mantener el cuerpo relajado y el centro de gravedad en permanente dislocamiento, listo para la esquiva, ataque, contraataque o fuga. Es lo que le da la apariencia de danza, que se refuerza al tratarse de una lucha por aproximación, en la que los adversarios entran en contacto sólo en el momento exacto del ataque y la defensa.
Ese estar alertas que enseña la capoeira,puede ayudarnos a muchas acciones cotidianas,ya que ese estado de alerta,nos permite evitar accidentes o imprevistos,y puede incluso,salvar nuestra vida con un giro,o un salto,en el momento justo...


jueves, 3 de diciembre de 2009

La Fidelidad ante todo...



Nòtese el OVNI sobre la cabeza del gamberro...lo van a abducir,seguramente...

Confianza...










Todo es cuestión de confianza.

Sin ella no podemos convivir. Toda nuestra existencia gira en torno a la confianza en los otros, y también en nosotros mismos. Al subir a un avión,por ejemplo, ponemos nuestra vida en manos del piloto. Cuando nos sentamos a la mesa de un restaurante pensamos, en primer lugar, que los alimentos estarán en buenas condiciones. Al abrir la puerta de nuestra casa a un invitado suponemos que se comportará bien.

La lealtad de la pareja,el compromiso de la relación comercial, la buena fè del grupo de amigos, la camaraderìa del equipo de trabajo,los principios de las organizaciones de lucha social y polìtica,y las normas del conjunto de la sociedad se basan, en gran medida, en la confianza que existe entre sus miembros. En el buen funcionamiento de cualquier grupo, juega un papel fundamental la fuerza de la unión de sus componentes, y esta unión es, resultado de la confianza.
La confianza no es una fè ni un dogma,y no se basa como èstos,en algo intangible o subjetivo,no,sino que la confianza se basa en la certeza de que el otro ser humano es bondadoso y sus actos no causaràn ningùn daño a nuestra persona.

La confianza se basa en esa firme esperanza y proporciona seguridad, optimismo, bienestar, alegría.
La confianza nos hace más fuertes, más libres y también mejores. Por el contrario, el recelo lleva al temor, al malestar, a la insatisfacción,al dolor. La duda, la inquietud, la incertidumbre,nos duelen,nos reprimen, no nos dejan actuar, dificultan que tomemos elecciones, nos paralizan, nos hacen sufrir...

Para sobrevivir, el ser humano tuvo que aprender a confiar en el otro. Cuando el homínido dejó el árbol y se adentró en un medio desconocido y lleno de peligros encontró, en la asociación del clan y la tribu,con otros miembros de su especie,la forma de no morir. Ese primitivo vínculo social explica nuestro desarrollo, y su evoluciòn se basò en la mutua confianza.
En los indefensos bebès podemos observar esta condiciòn de la confianza: el bebè espera todo de su mamà-calor,comida,amor,etc-y si no recibe eso,es posible que muera,o que crezca con deficiencias severas de salud mental y fìsica.

Y es que si a una persona se le repiten mensajes engañosos y falsos,se acabará con su autoestima y verá a los demás como fuente de inseguridad y temor. Aunque todos entendemos que no todo es de color de rosa, y que todos nos equivocamos y el mundo también es duro y existe el dolor, la maldad y la injusticia,una personalidad equilibrada y segura de sí misma y básicamente adaptada al entorno, mantendrà su nivel de confianza en un nivel de serenidad y empatìa con los demàs,y al socializar entenderà mostrando que la realidad es compleja, que es fuente de satisfacciones y de sufrimientos, y que los seres humanos podemos ser capaces de comportamientos solidarios y egoístas, y podemos ser parte del bien y del mal en el mundo.

Aunque cuando ese nivel de confianza cotidiana se rompe,la incertidumbre harà presa del sujeto màs ecuànime,y eso le generarà una disonancia cognositiva,es decir: lo que ha conocido hasta ahora,y que le daba confianza,resulta que es falso,y ahora se enfrenta a lo desconocido y por ello amenazador.

Cuando el niño intenta sus primeros pasos escuchará de su padre y de su madre palabras que èl sabe verdad,de ánimo, de seguridad; expresiones que le transmiten confianza: "no tengas miedo, aquí estoy yo", "adelante, vas bien"... "no te preocupes, confía en mí"...
Y, entonces, estimulado y con una sonrisa, comenzará a caminar y verá que al final, en el extremo, se encuentran los brazos abiertos y protectores de sus padres. Poco a poco, paso a paso, pedalada tras pedalada, confiando en los otros y comprobando que la fe que se deposita en los demàs no es defraudada, y nos vamos convirtiendo en individuos que podemos relacionarnos, en adultos que sabemos vivir en comunidad. Ahora bien,imaginemos al mismo niño,al que se le dice: "no tengas miedo,aquì estoy",que al final viera que no hay nadie ahì y le han mentido? Eso se llama disonancia cognositiva,y es una de las causas màs comunes de los disturbios emocionales de la personalidad.

Consideramos amigos a aquellos en quienes podemos confiar; sabemos que ellos están en las buenas y en las malas. Otra cosa son los conocidos o los compañeros, con esos nos reímos y celebramos cuando la situación es favorable para todos, pero cuando hay dificultades es fácil que cada uno vaya a lo suyo: el egoísmo suele asomar la cabeza.

Si se trata de una relación amorosa, el acuerdo sentimental implica la mutua entrega. El enamorado dice:«somos uno», «te entrego mi corazón». Por eso, la infidelidad, el engaño, la mentira,duelen tanto, porque se ha faltado en lo más profundo. Se ha roto algo que se suele considerar fundamental,que es el suponer que ese sujeto que "nos entregò su corazòn" no nos dañarìa y lo ha hecho,y de ese modo,ha desvelado la fragilidad y superficialidad de sus sentimientos. en los que creimos.De ese modo tan sencillo y tan vil,la confianza ha muerto.

Lo mismo pasa en otras relaciones,como las comerciales,por ejemplo, que se basan en una confianza no defraudada. El buen comerciante lo sabe: un cliente descontento es un cliente perdido y además difundirá su malestar.
A medio y largo plazo el engaño no es un buen negocio para nadie.
La buena imagen de una persona o de un establecimiento se logra cumpliendo lo prometido, respondiendo a la confianza, no defraudando. Si se mantiene la confianza de los clientes o de los empleadores el trabajo está asegurado y tendrà buen resultado.

En algunas tiendas de esos chiringuitos antiguos de vecindario,aùn se fìa a los vecinos respetables,(es decir, se ayuda al miembro de la comunidad) porque se sabe que en cuanto pueda saldarà su deuda.
Para algunas comunidades,como es el caso de los masones,o entre los mèdicos,o para los colectivos comunistas y anarkistas,la palabra dada es sagrada, es el mayor compromisomel prestigio y el honor del individuo està comprometido.

Pero sucede que en el capitalismo no se puede decir a la cajera del gran centro comercial: «Mañana se lo pago, por favor, apúntelo». Se sabe que la única opción que el sistema admite es el préstamo con rèditos y este no se basa en la confianza, sino que se apoya en un aval (en una nómina, en unas propiedades o en el respaldo del capital). Además, la entidad financiera siempre cobra unos intereses; nada se fía, el préstamo cuesta,y si no se paga,hay embargo o càrcel.

El capitalismo ha pervertido el ideal de La Confianza en los otros seres humanos.

Cuando una población no confía en sus instituciones y en sus políticos la paz pùblica se tambalea. El sistema está en crisis cuando los ciudadanos piensan que la justicia no es igual para todos, cuando ven que no todas las personas tienen igualdad de oportunidades y, además, cuando perciben que los dirigentes se preocupan de sus intereses particulares y de partido y no de procurar el bienestar general.

La desconfianza en el pais de al lado,o en el vecino,o entre esposos, provoca que las personas se crispen,se tensen ante el peligro de ser dañados,y luego se armen, de armas o de insultos y golpes,entonces empieza la escalada de agresiones y agravios,las defensas de uno y otro,y se incremente el odio,el miedo...y la desconfianza.

Esa es la causa de toda guerra: La desconfianza.

Por eso es que nuestra biografía nos condiciona. Las experiencias anteriores hacen que estemos confiados o que, por el contrario, seamos recelosos. Cuando iniciamos una relación interpersonal no partimos de cero, el pasado nos influye.
El que ha sido engañado anteriormente se acercará al otro con temor, quien ha vivido la honestidad establecerá relaciones más generosas. También es posible que el defraudado reaccione siendo especialmente cuidadoso y exigiendo, a los demás y a sí mismo, un comportamiento impecable. En cualquier caso, la secuencia del encuentro con el otro es siempre la misma: al inicio nuestras defensas están puestas, hablamos de lo intrascendente,tomamos precauciones y apenas mostramos cómo somos, cuáles son nuestros problemas y qué sentimos, nos movemos en un plano superficial. En un segundo momento, si nuestras expectativas se van cumpliendo, empezamos a bajar nuestras barreras y mostramos más de nosotros, damos paso a comunicar nuestra intimidad. La confianza se gana y se pierde... mejor dicho, se gana despacito y pero se puede perder en un segundo...

La confianza implica reciprocidad. Vamos depositando nuestra confianza en el otro al comprobar que no somos engañados y, al mismo tiempo, porque experimentamos que también somos objeto de confianza. Damos, porque a nosotros nos han dado. (El egoísta, el que sólo pide, el que recibe y nunca da, acaba con la relación,porque le vale un comino destrozar la confianza de los demàs,ya que su visiòn de las relaciones es utilitaria para su regocijo y pasajera para su comodidad,solamente. )
Entonces pasa,que cuando se establece una relación de mutua confianza se está firmando un pacto y quien lo incumple hace fraude; la estafa es especialmente grave cuando uno se aprovecha de que el otro confía.

Y por ese tipo de sujetos fraudulentos es que, desgraciadamente, comprendemos que no podemos confiar en todo el mundo, que esa actitud no es prudente, que la dura realidad nos dice que hay que tomar precauciones. Además, si nos 'abrimos', si depositamos nuestra esperanza en el otro, de alguna forma le convertimos en deudor nuestro, esperamos de él su comprensión y a veces una respuesta equivalente, pero puede ocurrir que la otra persona solo quiera usarnos en una relaciòn trivial...

La falta de lealtad y el individualismo egoísta deterioran las relaciones humanas, y entonces se instala la desconfianza y la vida en esa soledad,se vuelve más triste y dura...
Porque pasa que la confianza... sòlo se pierde una vez...

15 tristes dìas...

Verdades con palabras lindas...

Ser pesimista... y para què?



(El pesimismo.para la psicologìa- es un disturbio emocional que produce percepciones negativas,y puede ser coadyubante de la depresión crònica).


El pesimista está en el camino incorrecto, ha elegido ser un burócrata, un conformista, un mediocre. Se resiste a intentar lo nuevo, vegeta y se convierte en una carga emocional para los que lo rodean.

El poder del pesimista sobre los acontecimientos es tan grande como el del optimista, pero con resultados negativos.

Su manera de pensar decadente y apocalíptica, arrastra multitudes, prende como la mala hierba que crece sin control, enarbolando como bandera el fin de la esperanza.

El pesimista desparrama malos augurios, malas noticias y percepciones erróneas; frutos de su decepción y frustración, más por experiencias ajenas que por las propias, eventos negativos que se ha empeñado en recopilar, para demostrar y fundamentar la validez de su teoría del pesimismo.

El pesimista siempre tiene trágicas historias que contar, enfermedades extrañas que describir con lujo de detalles, catástrofes, accidentes, y toda clase de calamidades para justificar su forma de pensar.

El pesimista traslada su forma de ver el mundo a su trabajo. Se dedica a proyectar el conformismo y la fatalidad sin remedio de la pobreza y las injusticias, permaneciendo con una ceguera total hacia la libertad,la dignidad y la belleza de la vida, y su estilo de respuesta suele ser el de permanecer a la defensiva, aislado de todo ideal y encerrado en sus conceptos amargos.

El mal existe en el mundo, no se puede negar, ni es aconsejable ignorarlo, porque si nos hacemos de la vista gorda al mal estamos permitiendo que crezca y atrayendo más males.

El mal es todo aquello que daña. No es difìcil saber esto.
Si reflexionamos antes de actuar,podemos saber medianamente si lo que hacemos daña o no a alguien o a nosotros mismos.
El pesimista daña,al compartir su amargura,destruye el entusiàsmo de los demàs.
El pesimista,al no creer en nada, no está dispuesto a hacer nada por cambiar su entorno,ni por ayudar a los demàs,puesto que no cree en ellos.
Asì que el pesimismo,es un egoismo,que causa que el pesimista viva con un sentimiento de derrota antes de intentar nada y es esa misma prederrota,la que alimenta su frustraciòn cotidiana.
Muchos justifican su visión pesimista de la vida por la conducta que tienen los demás. Pero los demás tienen la libertad de ser como quieran ser y de recibir lo que cosechen,y no se puede responsabilizar a los demàs de nuestras propias derrotas y tampoco se debe aceptar la carga de sentir culpa por el fracaso o las frustraciones de los demàs.

La conducta del otro no justifica mi accionar ni mi manera de pensar. No se puede otorgar ese poder a los otros porque somos libres y dueños de nuestra propia vida.

Los pesimistas suelen echarnos en cara o culparnos tàcitamente de sus amarguras y sus fracasos,por ejemplo: "no terminè mis estudios por tu culpa..." "no me acepta mi familia porque me casè contigo..." "estoy enfermo porque cocinas con mucha sal..." etc. Eso es responsabilizar a los otros de nuestra propia idiotez,o antipatìa o flojera.
Los pesimistas son sujetos que chapotean en el pantano de sus fracasos personales,y de ese modo,quieren salpicar a todos a su alrededor de su propio lodo,para no hacerse cargo de las malas elecciones que ellos mismos han tomado con su vida.
Pero los pesimistas,aunque les amargue eso,tambièn son libres y,mañana mismo,podrìan elegir ver la vida de otra manera y quitarse de estar de quejicas,pero pasa que para ejercer esa libertad,se tendrìan que hacer,por fin, responsables de sus actos...

Seres plàsticos...




Mientras en el mundo existe la extrema pobreza, hay una sociedad opulenta en Occidente que está enferma. De ella surgen los sujetos de plástico, expresión fiel del materialismo y el individualismo, sin moral ni valores.

El objetivo principal de su vida es el bienestar y su comodidad, por lo tanto su modo de vida se centra en el consumo y la búsqueda del placer sin compromisos.

Es un sujeto hueco, con diplomas e información pero sin sabiduría, superficial, frívolo e indiferente.
Quizà se imaginen estas personas a sì mismas como un muñequito como el Kent o la Barbie,con muchisimos accesorios externos,pero de interior sintètico y vacìo...

Y es que el sujeto sintètico no tiene convicciones firmes porque no tiene un marco de referencia válido, ni ideología, porque le complace ir a la deriva con un solo interés de consumir y de su comodidad.

El dinero le basta para que los demás lo tengan en cuenta apoyándose sólo en la máscara que lo libera de los vínculos sinceros.

El sujeto de plástico se dobla pero no se rompe, porque transita siempre por el medio sin exponerse a riesgos,ni meterse en problemas.

Este tipo de sujeto no se crea espontáneamente sino que es un producto televisivo de una sociedad que prioriza al dinero y anula la dimensión afectiva y espiritual del ser humano.

Este sujeto dice que quiere ser libre-libre para consumir- y en nombre de esa "libertad" se queda solo y sin ideales, endiosando lo más frìvolo de si mismo, perdiéndose en un laberinto sin salida y sin objetivos.

Aunque la confusión es su estado natural, renuncian al cuestionamiento y la autocrìtica porque eso es algo que no se puede negociar, y como todo en su vida es enajenable, evaden la autorevisiòn.

Al sujeto de plástico no le preocupa la realización personal sino el placer inmediato y el bienestar comodino que le proporciona una especie de felicidad que también es de plástico.

En la cúspide del placer que busca está el sexual sin problemas, que es poco menos que su religión, porque para él no puede haber fidelidades permanentes porque todo es relativo.

El sujeto de plástico no tiene límites porque no tiene valores y se maneja sin rumbo fijo, como va el viento y para él, la verdad es lo útil, lo còmodo y lo que le otorga beneficio y goce de inmediato.

Su identidad se basa en la ropa,los relojes o las plumas que usa, la casa que tiene y su auto, que para él es lo esencial y sus temas de conversación giran alrededor de su ego,de sus logros y de sexo, de chismes de faràndula y polìtica y de sus últimas adquisiciones y compras, sin poder ahondar en algo abstracto porque cuanto mayor es la abundancia de sus recursos menor es su capacidad intelectual y espiritual.

Sin duda, el lema del sujeto de plástico de hoy en día es "carpe diem",ese pasarla bien, sin ánimo de aspirar a ninguna ideal màs allà de ese su superficial onanismo sintètico...

Para ser hèroe...







La sociedad capitalista ha normalizado la fealdad y la maldad. Los comerciantes y los medios hacen creer que lo grotezco y lo aberrante es bello y recomendable,sano y justo....Lo mismo lavan el cerebro de la gente para que todos piensen que la vida perfecta es aquèlla en la cual no pasa nada,y se nace,se trabaja como zombie,se compran cosas como zombie,y luego se muere y ya. Los días se preñan de cotidianeidad,el capitalismo los hace iguales. La sonrisa del vikingo se nos ha convertido en un triste esbozo y el grito del apache una mala canciòn de moda. Hemos adquirido una dimensión opaca de nuestra persona, hemos echado no doble, sino triple llave al sepulcro del Cid (teniendo en cuenta que un sepulcro es un sitio donde estuvo vivo un día el ideal heroico).

El ideal heroico es un ente vivo y busca formas adecuadas para manifestarse.Aunque el sistema capitalista nos intente convencer que los hèroes son un estorbo,y que lo realmente bueno de esta vida es llenar el carrito del super.
Pero pasa que aferrándonos a una belleza heroica, no haríamos más que matar al capitalismo, porque el ideal es espíritu, se mueve y transforma, no es materia caduca y uniforme que se consume y se desecha. Sufrimos el advenimiento de la modernidad de la doble... no, triple llave echada a las tumbas del Cid,de Zapata,del Che,de Durruti,de Caballo Loco,porque el sistema no quiere hèroes,sino enterrar y echarle la llave al ideal heroico. Quien echó la llave, es el que huele a cadáver en verdad, la modernidad neoliberal huele a muerto...

La "Post modernidad" es una nueva Edad Media que se nos echò encima, por lo tanto es el tiempo del héroe. La noche ha despertado al héroe, es el mal el que despierta al héroe, su afán de vencerlo, el lobo despierta en la oscuridad; la oscuridad, la noche, estimula la acción en el lobo.

Sufrimos el tiempo en el que el medio ambiente está más pauperizado. La soledad es más frecuente y palpable, es líquida. Las relaciones son imágenes, es un ordenador, ello ha sustituido al ser humano. Ha nacido el Homoeconómicus mundialmente, un ser que no ve más allá de lo económico. Una imagen predominante impuesta, un pensamiento único. Por lo tanto ha de nacer el héroe que luche contra la mentalidad del criterio por rentabilidad económica,esa "New Age" de consumo esotérico por twitter y facebook de mini-ideas fugazmente triviales... El ser humano actual tiene pretensiones de universidalidad, pretende ser universal... desde su ordenador,y es ese el vanidoso enemigo que todos llevamos dentro y que nunca queda satisfecho con nuestras compras... El Homoeconómicus, no es un ser humano, es un homínido máquinicus y el héroe debe saber qué terreno pisa para cumplir la misión de disolverlo en la bruma comercialmente involutiva a la que pertenece.

En la zona animal involutiva del ser humano se está tratando de conquistar la individualidad por medio de los fetiches que impone el consumo para la comodidad de la cueva, y en su zona evolutiva de la razòn,el ser humano busca la transcendencia del espìritu,para lo cual le estorban las cosas. El ser humano es capaz de dejarse llevar por algo que le supera, es capaz de mirar a las estrellas aunque le apriete el hambre o cualquier otra necesidad en ese momento. Es capaz de salirse de sí, es capaz de superarse. El ser humano es el puente entre el héroe y el ideal.Y lo despierta: contra el mal, la belleza ètica, y contra la dificultad la alegrìa del espìritu para empezar a transcenderse, empezar a ser el ser heroico. El ser heroico es un exceso filosófico del alma, de lo espiritual. Es un desbordamiento del instinto de conservación de la especie.

El heroísmo se hace consciente, cuando se hace un oficio:es ese "hombre de plata" de la República de Platón. Pero el heroísmo no tiene sentido en soledad. Debe ser canalizado estratégicamente y con inteligencia,porque no es un dispositivo de afirmación propia ni de reconocimiento, el héroe piensa en el otro, en los otros. Siempre,para lograr la Utopìa, debemos evitar la tentación de egoísmo.
Debemos hacer entrega de nosotros al ideal, un ideal que se nos escapa, somos nosotros para el ideal, no el ideal para nosotros. Y el ideal nos usará y nos abandonará, incluso sin agradecernos nada.

No hay que pensar en pasear más sepulcros, el ideal se mueve, pero no cambia. Está vivo, los que no nos movemos somos nosotros cuando estamos frente al televisor o llenando nuestro carrito de supermercado de cosas absurdas... Queremos alcanzar el ideal con objetos,o corriendo tras èl...Tratamos de hacernos dueños de un ideal y debemos dejarnos poseer por el ideal.
Hay que anteponer a la comunidad a la que sirve, por encima de sí mismo, los héroes son los guardianes de la República de Platón, los defensores... Asì que entonces,dónde habría que buscar al hombre o a la mujer de plata de la Utopìa?
En nuestra zona de pureza,esa zona mental que no quiere comprar cosas,ni usar a nadie,ni abusar ni aprovecharse de nada...La zona heroìca que vive en nuestro corazòn,ahì,en la primigenia pureza està el futuro habitante de la Utopìa,el guerrero del Ideal,el hèroe libertario que despertarà para ejercer una guerra sin cuartel al Homoeconómicus,y vencernos a nosotros mismos, pues estamos poseídos por él.
Un héroe no odia, debe hacerlo desde la necesidad de librar al enemigo del mal, no desde el odio,que de esa forma asesina y somos héroes, no asesinos.No podemos convertirnos en bestias y responder instintivamente al caos, de forma marginal, no es tomar una quijada de asno para combatir al hermano... Nos enfrentamos a lo caótico, al Homoeconómicus del enemigo con la razòn,con la palabra,con las ideas...

El héroe es un trabajador, debe destruir la materia para darle una forma bella, no debe martillear la piedra para destrozarla, lo que debe es darle una forma bella. Contar qué somos y porqué lo hacemos.Pero ante todo hay que creer ser héroes, luchar por ser héroes, pulir nuestra alma para que sea la de un héroe. Y tras la evolución, dejarte llevar en el baile que nos ofrezca el ideal, que será una ofrenda a nuestra comunidad y no una búsqueda propia y egoísta, y esto será: hasta que el ideal de la Utopìa ya no nos necesite...

La flor en el trigal...









No tenemos la obligación de ser amigos de nadie, y ningún ser humano en este mundo tiene el deber de ser amigo nuestro. No hay exigencia ni sombra de necesidad alguna. La amistad es innecesaria, gratuita, como el arte. Segùn algunos,no es necesaria para sobrevivir,pero la amistad es una de esas cosas que dan sentido a ese sobrevivir. No es objeto de un arte, ni mucho menos el resultado de una técnica interesada en "còmo ganar amigos", como pretenden los deleznables panfletos y revistuchas capitalistas.

No es posible ganarse un amigo por mero interés egoìsta, si el libre deseo del otro no accede a ello. Se podrán ganar aduladores sumisos o serviles acólitos, pero no amigos, si el otro no quiere ni lo desea. No existen, por ello, mercados ni tiendas de amigos, tal como dice el zorro en "El principito".
A diferencia del matrimonio y el parentesco,la amistad no goza de derechos universalmente reconocidos,y por eso,su fuerza surge de su propio contenido interno. La amistad,es esa florecilla en el trigal,la que no es de utilidad como el trigo mismo,esa rebelde que no pertenece al àmbito de la obediencia,ni al campo de la necesidad, es esa insolente que sòlo pertenece a la zona de la belleza y al àmbito de la libertad...
Porque un sujeto puede ser buen padre,buen marido,buen empleado,etc.pero dudo que pueda ser un hombre completo si el sujeto no sabe ser amigo,y por conveniencias,no puede rebelarse al mandato del àmbito de la obediencia matrimonial,laboral o al mismo sistema que lo jode,y da la espalda a ese àmbito de libertad y lealtad,y medroso,traiciona a la amistad...

Para algunas personas este concepto de amistad es visto con desprecio y si devaluan a la amistad, es un reflejo o una manifestación más de la devaluación generalizada que sienten,y que le dan a todos los modos de contacto personal que esos sujetos tienen.

La mentalidad de consumo y deshecho,el concepto de disfrute y goce pasajero con el esquema de “usar y tirar” , impregna el mundo de las relaciones interpersonales como el amor y la amistad.
El término-tan mexicano-de “amiguismo” denota esa perversión en la que puede verse una llamada relación de amistad guiada tan sólo en razón de unos intereses.
Pero,justamente,es esa corrupciòn,lo que nos aleja de la amistad verdadera.

Qué elementos tendríamos que considerar como indispensables para que una relación de amistad pudiera darse y mantenerse como tal?: el afecto mutuo?...la lealtad?...la confianza? ...la siceridad...?


Hay que pensar en más de una cualidad ètica para definir la relación de amistad, pero para todas ellas existen dos condiciones sin las cuales la relación de amistad se revela como imposible. La primera condición,la Lealtad, que por lo demás ya hemos hablado en este blog de ella y es la que mejor puede diferenciar la amistad respecto a otros tipos de relación humana y la que le presta su carácter más peculiar y distintivo: no existe amistad sin lelatad.

La otra condiciòn bàsica de la amistad,es la Libertad que se manifiesta como condición esencial para que el vínculo se establezca y si esa misma libertad (entendida como ausencia de condicionamientos internos y lìmites externos) no se mantiene como condición emocional,la amistad se aborta.

El afecto, el amor benevolente, la Lealtad, la participación en ideales comunes... todo ello podrá dar cuerpo a una relación de amistad, pero nada de ello cualifica y diferencia a este tipo de relación como lo hace la libertad y la gratuidad con la que ésta se manifiesta y tiene que establecerse. Existe un afecto muy intenso en unas relaciones paterno filiales o de pareja. Y sin embargo, no tiene por qué existir necesariamente entre esas personas así vinculadas una relación de amistad. Existe también amor benevolente en muchas relaciones altruistas. Pero ese amor desinteresado no constituye una base para que surja y se dé la amistad entre quienes así se relacionan. Hay un grado muy elevado de confidencialidad-o lealtad profesional- en las relaciones que se establecen, por ejemplo, con un psicoterapeuta o con un mèdico, sin que la amistad tenga que mediar en la relación (en el caso del psicoanalista, sabemos que incluso la estorba). Existen igualmente grandes colaboraciones en proyectos colectivos que implican una participación en los mismos ideales y tareas a realizar en común, pero que no tienen por qué necesitar de una relación amistosa entre los que así se comprometen y colaboran. El afecto, la incondicionalidad,la confianza, la lealtad, la colaboración, todo puede y quizás tenga que formar parte del vínculo amistoso, pero nada de ello configura una relación de amistad. Si el vínculo no surge desde la libertad recíproca de quienes se relacionan, la amistad no puede ver su nacimiento.
Y si la libertad es su àmbito específico y la lealtad es la flor en el trigal y afecto es la càlidez de ese sol y la frescura de esa lluvia, su mejor fruto será el compromiso ético. Sólo así la amistad se configura en su plenitud y madurez. La atracción afectiva, la identificación con el otro, el vínculo amoroso necesita de ese compromiso personal que desarrolla la capacidad de entrega, donación, e incluso, llegado el caso, la posibilidad de sacrificio y renuncia. Sólo así se hace posible no sólo la confianza “con” el amigo, sino también la confianza “en” el amigo, como alguien que es para mí y para el que yo también soy un fin y no un mero medio de consumo y deshecho...

Probablemente no existe ningún tipo de relación humana que, como la amistad, se vea completamente al margen de cualquier forma de reglamentación. Cualquier otra modalidad de vínculo humano se ve sometido, sin embargo, a ella. La misma relación amorosa, que pudiera parecernos en principio la más alejada y casi contradictoria con la norma o la ley, es objeto, sin embargo, de reglamentación jurídica en el derecho matrimonial, bajo la figura de pareja de hecho o como materia de penalización en caso de adulterio, de acoso sexual, etc... Se reglamentan las relaciones paterno-filiales y los Estados vigilan su cumplimiento. Se legislan las relaciones laborales, comerciales, las políticas y las de diversos modos de asociación (fundaciones, clubes sociales, deportivos, O.N.G., etc...). No cabe, sin embargo, pensar en unas leyes que regulen la relación de amistad, que permita reclamar un derecho sobre ella, que penalice una mala acción en su seno o que exima en razón de ella de cualquier otro tipo de obligación o responsabilidad. La amistad es una relación por ello absolutamente libre y gratuita y que tan sólo se mantiene mientras esa libertad y esa lealtad gratuita se sigan dando...

De ahí parte la gran belleza vital de esa flor en el trigal, y de ahì,tambièn,la exquisita anarkìa de ese cariño lbertario.

Los amigos...



"Eres un esclavo? Entonces no puedes ser amigo...
Eres un tirano? Entonces no puedes tener amigos..."

Nietzsche




La amistad es el vínculo más universal. De la amistad pueden participar los humanos más diferentes en edad, condición o cultura. Es un vìnculo, a diferencia de otros, nos compromete de un modo tan grato y acompaña a lo largo de toda la vida. Son amigos los niños, los adolescentes, los adultos y los ancianos. Son amigos los hombres y las mujeres. Son amigos los seres del mismo sexo y también los del sexo contrario. La amistad, sortea las diferencias de edad, de cultura o de creencias. Cuando està presente en otros tipos de relación como los del amor de pareja o los paterno filiales, esos vìnculos se vuelven indestructibles y sublimes,aunque la amistad no necesita de ninguno de ellos para establecerse. Ni la edad, ni el sexo, ni la cultura, son frontera para este vìnculo humano.

Como los càlidos rayos del sol y o la frescura de la lluvia, la amistad se reparte entre buenos y malos o justos e injustos. Circula con independencia del género, edad o condición y crea puentes indiferentes a lo institucional y a lo convenenciero,la amistad prolonga otros vínculos humanos y no se ve nunca sometida a reglas jurídicas ni a normas sociales o costumbres religiosas o polìticas que la limiten,o condicione en un sentido u otro.

La amistad es la más libre y la más gratuita de entre todos las relaciones humanas que se puedan establecer. Por todo ello, como decìa Aristóteles, la amistad se constituye como una de las necesidades más apremiantes de la vida y es un bien del que nadie se quiere ver desprovisto, aunque se poseyeran el resto de los demás bienes.

Y sin embargo, resulta sorprendente que siendo la amistad un vínculo afectivo de tal importancia y con esa naturaleza sublime, sea tan poco lo que se escribe sobre ella y lo poco que se ejerce cada dìa, pasando casi ignorada para su estudio en la mayor parte de las ciencias humanas y tan poco practicada en algunas relaciones de la estructura social.

Aristóteles la llamò Philia,y diò a Platòn la base para conformar con el Eros,lo que suele llamarse amor platònico,o amor sublime. Cicerón y Santo Tomás,explicaron, en sus escritos,que la amistad, es una relación fundada en la pureza del amor y en la benevolencia y se caracteriza particularmente por la reciprocidad.
Y de recordarse es que Emmanuel Kant es considerado como el gran clásico de la reflexión y el análisis de la amistad, y èl decìa que la amistad tenìa un fundamento estético, caracterizado por la participación mutua en la alegría y el deleite (y cuya mejor ilustración la encontraríamos en la comida compartida o àgape) y tambièn la amistad tenìa un òrden moral en el que se daba una confianza total entre dos personas que se comunican recíprocamente sus juicios y sentimientos íntimos, pero que mantienen una lealtad recíproca.

Situando al otro como un fin en sí mismo, abre el puente a la confianza e impide la utilización del otro como un medio. La amistad perfecta sería, para Kant, de alguna manera inalcanzable en la medida en que por el aprecio y la lealtad, se hacen propios los fines del otro,esto es,sentir lo que el amigo sentirìa...

Cuando la nociòn de persona se diluye en la producciòn de masa,y el consumismo,en la individualidad solamente para ser competitiva en las empresas,o en la lucha desgarrada por el tener y el parecer,es cuando la amistad escasea,ya que el capitalismo ha hecho creerse a la gente que la sociedad debe ser una selva y que el màs violento y el màs egoìsta es el que debe sobrevivir, y ese pensamiento capitalista es el que imposibilita todo tipo de relaciòn genuina,y sobre todo,el desinteresado e incondicional vìnculo de la amistad.
Así pues, en las sociedades capitalistas,la verdadera amistad se eclipsa tras la concepciòn burguesa que reduce la amistad a camaraderìa de fans de futbol,o compañeros de cantina,o frìo intercambio entre colegas,o sumisiòn indigna de mediocres al poderoso,esperando siempre algo en intercambio.
Nietzsche lo decìa a travès de Zaratustra: "...Hay camaradería, quizà algun día cuando el hombre sea superior, haya amistad..."
En el campo de la psicologìa,se sabe que el lazo de la amistad tiene un papel de gran relevancia en la psicodinàmica de la mayorìa de las personas y su àmbito afectivo.
El mismo Freud, nos enseña la grandeza de la amistad,cuando conocemos el papel que jugaron en su vida las intensas, ricas y conflictivas relaciones de amistad,como fuè el caso de Jung.

Y es que la amistad, probablemente, no es entendible sin la obligada articulación del deseo con el ideal, de la dinámica afectiva con determinados valores que desbordan lo que sería una mera cuestión energética.
De este modo la amistad revierte en el campo de lo ético e, ineludiblemente, necesita entrar en lo que en psicologìa se llama proceso de sublimación,esto es:volver sublime-ùnico,casi fuera del mundo- en el corazòn-las emociones-y en el razonamiento-la mente lògica-el vìnculo con ese amigo...

La amistad tiene una base profundamente ética, en la que pulsa fuertemente el fenòmeno del altruismo o projimidad. Es esa otredad, ese pròjimo,que segùn el maestro nazareno,habrìa que amar como a sì mismo para que este mundo fuese mejor...
Por eso es que la amistad cuenta como elemento esencial con un componente afectivo de primer orden que evoluciona al componente ètico del compromiso personal,el respeto al otro,el amor de benevolencia,el entusiàsmo por el otro ser humano,y sobre todo,y para todo: La Lealtad.

Reconocer el error...



Algunas veces,en determinadas personas con buenos sentimientos y conciencia ètica,cuando sucede que por alguna circuntancia se genera una ruptura de la confianza de los demàs,se presenta en sus emociones el sentimiento de culpabilidad.

Ese sentimiento es de fundamental importancia para reconocer nuestros yerros e identificar las consecuencias reales de nuestros actos de irresponsabilidad,para generar respuestas èitcas ante ellos y trabajar directamente en la reparación de esa confianza rota.
No se habla aqui de la culpa catòlica,merecedora del infierno,o de la culpa capitalista,merecedora de càrceles. No,se habla aqui de un sentimiento de incomodidad que se genera en nuestra mente cuando sabemos que lo que hemos hecho no fuè correcto,y nos sirve para responsabilizarnos de los daños o agravios que hemos causado,para tratar de resarsirlos y no volverlos a hacer.
Y es en ese sentido sartreano que si ante el sentimiento de "culpa" no asumimos nuestra responsabilidad y nos quedamos paralizados en el temor a enfrentar los hechos, es fácil caer en la descalificación personal (soy un desastre, no puedo hacer nada bien, siempre que intento algo lastimo a las personas que quiero) y en el auto-castigo (no merezco nada).(O peor aùn,culpabilizar injustamente a la otra persona agraviada,sobrevictimizandola,o sea,como esos machistas,que culpan a la mujer violada,por andar con minifalda,o por que los "provocò",porque no tienen las agallas de asumir el daño que hicieron,lanzando la piedra,y escondiendo la mano cobardemente).
Sin embargo, la culpa-o asumir la propia respondabilidad-nos hace concientes del conflicto en el que nos metimos y a través de ese sentimiento podemos encontrar soluciones justas y bondadosas para nosotros y para los demàs.
La culpa es una señal de alerta sobre como nuestras acciones afectan el entorno.
Es conocer esa responsabilidad ìntima sobre nuestra propia conducta, es la obligación de de responder por nuestros propios actos; es decir, entregar cuentas por la libertad de nuestras elecciones. Si soy profesor y no voy a dar clases porque tengo pereza, habré de responder al acto que elegì en total libertad.
Si llego tarde a una cita aun cuando las circunstancias hayan sido adversas mi grado de responsabilidad està directamente relacionado con el acto de no llegar puntualmente (claro que hay atenuantes si el otro conoce las causas externas de la tardanza). Soy responsable de la reprobaciòn que mi productor me de si no entrego el libreto como habíamos acordado.
Incluso soy responsable de las actitudes que tomo frente a las circunstancias que se me presentan (si voy cruzando la calle y un auto se detiene en la zona de bicicletas y actúo golpeando el cofre del coche e insultando al conductor, soy responsable de esa respuesta violenta). Se es responsable de los gritos que se les dan a los hijos porque no se portan como los padres quisieran y se responsable de los "osos" que se le hacen al marido llendo a espiarlo a su trabajo para que no sea infiel,y se es responsable de las promesas que se hacen y que incluyan el tiempo y,las emociones afectivas,y el futuro de otra persona.
Si, esa es la responsabilidad: es la obligación de cumplir lo que hemos prometido, incluidas esas conductas frente a los demás.

Y esa responsabilidad empieza,primero,con la capacidad de establecer compromisos con uno mismo.
Para algunos sujetos es mucho mas fácil comprometerse y cumplir si tienen una policía externa que los estè espantando, controlando y pastoreando con la "macana" (la esposa,el jefe,la misma policìa,el mèdico,el cura,etc.) y para dichos sujetos,tal pareciera que comprometerse consigo mismos,como nadie los ve por dentro,no tiene ninguna validez.
("Como los demàs no se enteraron de lo que le prometì a esta muchacha idiota,lo mismo da,no lo cumplo y que se joda...")
Pero pasa que dichos sujetos,que no saben lo que significa comprometerse con el propio honor,consigno mismos,y como necesitan un buen làtigo para cumplir la palabra dada,les pasa asì,porque ellos mismos,no dan valor alguno a su propia palabra,porque la palabra y el compromiso valen en la misma medida que vale la autoestima,esa que no es màs que una adecuada dosis de aprecio razonado hacia nosotros mismos, una capacidad de sentirnos merecedores de crèdito, y no mediocres o insignificantes cuya palabra no vale ni para si mismos.
Dichos sujetos,por supuesto que no son capaces de preguntarse a sì mismos,que valores y cualidades se fomentan para si en su espìritu,y cuanto tiempo emplean para lamentarse o recriminar a otros o para ayudarlos,o que actividades realizan en favor de su comunidad,o en que medida aprovechan sus capacidades o habilidades para hacer un mundo mejor.

Y es que a ese tipo de sujetos que no conocen ni entienden lo que es la autocrìtica,al ver su vida tan obvia, tan cotidiana, tan sabida y tan rutinaria,pareciera que la misma inercia del "hacer" esas cosas de manera automatizada les impide percibir, reflexionar, pensar y sentir la profundidad de sus actos y de sus vidas, y asì van perdiendo su propio sentido existencial y dedicándose únicamente a cumplir, a lograr y al deber de obedecer a la macana de su policìa externa,y van traicionando y traicionandose por inercia y por cobardìa,sin tener la màs mìnima conciencia ètica de sus actos.
Es por ello,que la autocrìtica nos ayuda a no ser como zombies obedientes y agachones. La
autocritica es una herramienta que nos permite "mirarnos" a nosotros mismos y es bajo nuestra independiente y libre mirada que podemos pertenecernos,y ya no necesitar policìas externas. (Si los sometidos en los paises tercermundistas tuviesen la valentìa de hacer autocrìtica,se liberarìan por fìn,lo mismo que los mandilones,las amas de casa sojuzgadas,etc,etc.).

Esa sensaciòn de sentirse alienados,ajenos,como meros espectadores de nuestra propia vida,y nos hallamos perdiendo el sentido que le damos a nuestros dìas, sin esperar,y sin querer, que nos ocurra absolutamente nada de nada para no tener problemas,ni meternos en lìos, existiendo sin corazón, sin coraje y sin pasión por la vida en la medula,es la meta de aquellos sujetos que temen,como al mimìsimo demonio,verse a sì mismos en el espejo,y asumir sus responsabilidades y sus culpas.

Asì es que la autocritica no se hizo para esos cobardes mediocres,que desean que nada cambie en este mundo amargo e injusto,que nada les trastoque sus viditas,porque la autocrìtica,es la revisiòn revolucionaria,es la capacidad de auto reflexión honesta, seria, comprometida y propositiva que nos permite "mirarnos" a nosotros mismos tal como somos, sin defensas que distorsionen o encubran nuestros errores o faltas de tino, y nos da la posibilidad de efectuar cambios.
El principio de una revoluciòn,es la de las conciencias,y la primera conciencia que debe ser sacudida,es la propia,con la Autocrìtica,que no es esa idea barata del capitalismo de la autoflagelaciòn,ni la autoreprimenda,no es asì. La Autocrìtica revolucionaria,es objetiva,generosa,honesta,rigurosa,e inteligente.

Asì entonces,la autocritica es un proceso mental afectivo que tiene que desarrollarse con honestidad,con entrega,con objetividad y con disciplina,para que dè como resultado un serio compromiso con nosotros mismos y con nuestros actos y con el estilo de vida que llevamos.
Sòlo con la autocrìtica podremos salir del cìrculo vicioso en el que el sistema capitalista nos ha encerrado. Con frecuencia no hacemos absolutamente nada por cambiar las cosas,a pesar de proclamar que no nos agradan así como están, consumiéndonos a nosotros mismos en quejas y frutraciones. El capitalismo y la Iglesia Catòlica nos han enseñado que en este valle de làgrimas,no se puede cambiar nada por causa de la fatalidad,y nos han hecho creer que los seres humanos comunes y corrientes solo pueden ser espectadores de la tele y consumidores de supermercado,y la dicha solo es para los personajes con dinero,celebridad y prestigio,orillando al pueblo,por medio de la tele y la propaganda capitalista a creer que nada puede cambiar.

Habría que comenzar par reflexionar: "Si yo no quiero ser corrupto y lo soy, entonces...?
Si yo no quiero ser un mediocre analfabeta, y lo soy, entonces...?
Si yo no quiero que me engañen,me manipulen y me exploten...entonces?
Preguntarnos eso es reconocer que desde siempre,la responsabilidad ha sido absolutamente nuestra por permitir la corrupciòn,la explotaciòn y los abusos,y de nadie mas.

Finalmente, serìa bueno recordar que lo que nuestro "yo" desea de nosotros puede y debe ser más fuerte que lo que "alguien" mas (la esposa,el jefe,la tele,la noda, el mal de ojo, la yerbera de la esquina,los espíritus chocarreros, los extraterrestres, el horòscopo,el gobierno, etc.) quiera que seamos.

Así que haz un alto y platica sin mentiras contigo mismo: te lo vas a agradecer,y te veràs a ti mismo con admiraciòn,ya que sòlo los honorables y los valientes,tienen la grandeza de reconocer sus errores...


miércoles, 2 de diciembre de 2009

La Autocrìtica...



Tres vigilantes de guardia, en mitad de la noche:

Dice el ciego:
...Veo sombras!
Dice el sordo:
...Oigo pasos!
Dice el cojo:
...Sea quien sea lo sacaremos a patadas!


Cuando una persona està demasiado pendiente de las opiniones ajenas,muestra en su comportamiento una desesperada bùsqueda de aprobaciòn. Y pasa,que cuando tenemos esa conducta,dejamos de lado lo bàsico: a nosotros mismos. Y es que cuando confundimos las jerarquìas,llegando a pensar,incluso,que lo que los demàs opinen de nosotros es màs importante que lo que nosotros mismos opinamos,perdemos el sentido comùn.
Por ejemplo,esas opiniones ajenas suelen ser de menos de 5 personas conocidas,y las otras seràn de personas desconocidas e incientales,que ocupan nuestro imaginario,como son vecinos,pasajeros en el tren donde vamos,comensales en un restaurante donde comemos...

No se trata de vivir al margen de la visión que los demás tienen de nosotros, porque algunas críticas sinceras pueden servirnos de espejo y de ayuda para mejorar, pero lo óptimo sería ampliar nuestra visiòn y profundizarla,para conocernos bien a nosotros mismos. Para empezar el camino hacia ese conocimeinto,serìa bueno que nos descentremos del yo, que salgamos y conozcamos otras culturas: así entenderemos que existe la diversidad y que, en realidad, la vida tiene tantos matices como personas.

A la vez, y aunque parezca una paradoja, hay que centrarse en uno mismo: saber con claridad quiénes somos y concedernos, además, el derecho a ser imperfectos. Porque depender únicamente de las opiniones ajenas puede hacernos acabar totalmente confundidos, fluctuando en función de las críticas o los elogios.
(Woody Allen nunca lee las críticas a sus películas: “Porque cuando son buenas, te envaneces, y cuando son malas, te deprimes. Antes solía leer lo que escribían sobre mí, pero dejé de hacerlo porque no hay una distracción que te sirva de menos; es absurdo leer que uno es genio de la comedia o que actúa de mala fe”.)

Algunas personas tienden a valorar la opinión de los demás por encima de la propia y suelen ser muy suceptibles a las críticas y los elogios y pueden caer en el victimismo extremo e interpretar cualquier comentario, incluso una mirada, como una ofensa. Los susceptibles suelen ser personas desconfiadas, con una autoestima baja, y eso les hace parecer enemigos del mundo, cuando en realidad son enemigos de ellos mismos. Lo más habitual es que su hipersensibilidad los aísle del mundo, y sufran de màs,sin llegar a conocerse a sì mismos,y mucho menos a modificar los razgos negativos de su personalidad.
Esas personas,que estàn demasiado atentas al "què diràn",suelen tener pensamientos que giran en torno a creencias irracionales que tienen totalmente interiorizadas. Creen que necesitan la aprobación y el amor de todo su entorno para sentir que valen algo, y eso es una fuente de ansiedad, porque queda claro que no podemos gustar a todo el mundo.

La manera de corregir este tipo de pensamiento destructor es ejercer la Autocrìtica.
La Autocrìtica nos ayudarà a transformar las necesidades en preferencias, y aceptar que hay cosas que no dependen de nosotros. Está a nuestro alcance ser honestos con nosotros mismos, por ejemplo, a no traicionar nuestras creencias más íntimas, ni nuestros valores, pero no está en nuestras manos ni es correcto manipular la mente de los demàs para que "opinen bien" de nosotros.

Porque un sujeto que valora mucho más la opinión ajena que la propia, será capaz incluso de traicionarse a sí mismo si cree que eso le reportará más aceptación del exterior. Y ésa es una de las más evidentes fuentes de infelicidad.
La Autocrìtica es mirarse de cerca uno mismo y reconocer nuestras faltas, y luego corregirlas, porque esta es el único medio para ser mejores personas.
La autocritica negativa es patológica cuando la realizan los que tienen baja autoestima para autodenigrarse,ya que por lo general se evalúan negativamente, exacerbando lo malo y minimizando las virtudes,porque antes han estado demasiado pendientes de lo que piensen los demàs de ellos,y no han tenido la atenciòn ni la valentìa de mirarse a sì mismos con total objetividad y correjir sus puntos negativos. Así, por ejemplo,si no terminaron la carrera, se definen como fracasados o estúpidos; si están llenitos se definen como cerdos, etc.porque es lo que antes han oìdo de los demàs,sobre todo en entornos de familias destructivas y odiantes.
Entonces,las personas que se autoflagelan con esa seudo-autocrìtica negativa,repiten lo que los demàs les han dicho,y esa manera de concebirse implica que aùn no han tenido el valor de ejercer una autocrìtica seria y sincera y repiten como ecos los que los demàs opinaron alguna vez,y eso conlleva no sòlo a fracasos personales,sino sociales,pues un pueblo que no tiene los cojones de hacer una autocrìtica realista,piensa que no deberían nunca recibir un premio (ser felices), sino que, por el contrario, merecen ser castigados, y por ello solo se fijan en lo malo que les ocurre y permiten que malos gobiernos los humillen y los exploten.


Si permitimos que estos auto-mensajes descalificativos y derrotistas predominen en nuestro almacén mental, nuestra aceptación de nosotros mismos se resentirá, a no ser que aprendamos a detectarlos, cuestionarlos y cambiarlos mediante una introspección realmente objetiva (y no hay nada de malo en decirte que eres muy bueno en algo.(Olvídemos la hipòcrita modestia por favor,si,esa misma que se usa para que los "demàs no piensen" de nosotros que somos demasiado vanidosos...).

En una reflexiòn seria e inteligente sobre uno mismo,lo primero que se debe eliminar es el totalitarismo y la marginaciòn,asi que es mejor eliminar del vocabulario los términos absolutos como: todo, nada, nadie, todo el mundo, nunca, siempre; y palabras peyorativas como: fracasado, payaso, desgraciado, estúpido, torpe, etc. Porque son tèrminos mañosos que quitan objetividad al razonamiento,por ejemplo,en una auto-revisiòn de conducta,podrìa decirse:
"Todos los dìas,soy un desgraciado payaso,porque nunca pago la entrada al metro,y siempre me cuelo sin boleto,como un miserable fracasado que ni para pagar un pringado boletillo gana,pero hoy, como un estùpido torpe,me detuvo el guardia,y todo el mundo pensò que soy un miserable colado en el metro..."
Una autocrìtica objetiva serìa:
Esto de colarse sin pagar en el metro,ha causado que un guardia me detenga y me haga pagar el boleto. Me avergoncè,porque me sentì injusto y abusivo,ya que si todos los demàs pasajeros pagan,porquè no lo hago yo?. La pròxima vez,dejarè de pasarme de listillo,y pagarè el boleto."


Peor aún es cuando una persona se sabotea a sí misma: si algo bueno le ocurre, lo echa a perder de cualquier manera (Si hace un pastel delicioso, lo único que ve es que no se esponjó parejo, o le quedò muy dulce, si ve venir algo bueno a su vida, hace hasta lo imposible para que no le llegue,si quien le gusta muestra interés en èk, se empecina en mostrarle su lado más oscuro o la traicionarà para que se vaya),si alguien a quien detesta, tiene broncas o es infeliz, se "solidariza" con el sufriente...etc,etc...
De ese modo es que nosotros mismos nos ponemos obstáculos en el camino para ser felices por una creencia absurda de que no lo merecemos porque somos incapaces, inferiores o malos.

La autocrítica objetiva, entonces, nos ayudarà a saber la verdad,porque emana del sentimiento de que uno debe responsabilizarse por sus actos, ya sean malos o buenos.
La autocrìtica es como un rendirse cuentas a uno mismo,y cuando se falla en eso,y teme reflexionar y recapacitar sobre sus actos propios,tendrà la peor de las cobardìas,que es tenerse miedo a sì mismo,y perderà una cantidad grande de bondad y sensatez,en cantidad proporcional a su negligencia de no ejercer la autocrìtica.
Sin la autocrìtica,la persona se sumergirà en el pantano de la autocomplacencia privada,y la censura pùblica,portando siempre la careta de la hipocresìa.
Una persona que no tiene la màs mìnima autocrìtica,no podrà protegerse a sì misma de cometer actos fallidos o dañinos,para ella misma,y para los demàs.
Un sujeto que ha dañado a otra persona,si no tiene autocrìtica,jamàs reconocerà el daño que cometiò,no tendrà conciencia del mal causado,ni querrà correjirlo,ni ser personado,y es màs,pensarà que èl mismo fuè una vìctima de una fuerza incomprensible fuera de su responsabilidad,o que el que sufriò el daño exagera,o se lo merecìa,o esta demente por quejarse,etc,etc. Sumergido en esos pensamientos totalmente irracionales,el sujeto preferirà sentirse vìctima de las circuntancias,antes de tener los cojones de hacerse cargo de sus actos.
De eso se trata: un sujeto que no realiza una autocrìtica inteligente,es un irresponsable y un cobarde.

Pero pasa que una persona común y corriente, puede llegar a ser mejor que un sabio si practica la autocrítica. Por lo tanto, los sabios,los intelectuales,los maestros,los padres,los comunicadores,y las personas de buena fè, deben rendirse cuentas a sí mismos de sus actos, porque si ellos descuidan esto, se desviarán a sí mismos y desviarán a otros.

Asì,el primer elemento que se requiere para aspirar a la autocritica es el reconocernos como personas responsables de nuestros actos.