martes, 6 de abril de 2010

La màs honda de las mentiras...

La hipocresía es la màs honda de las mentiras.
El hipócrita transforma su vida entera en una mentira metódicamente organizada. Hace lo contrario de lo que dice, toda vez que ello le reporte un beneficio inmediato... vive traicionando con sus palabras, y ocultando sus emociones en lo màs profundo de su mente,deambula por la vida con un disfraz remendado de indignidades.El hábito de la mentira congela los labios del hipócrita cuando intenta decir una verdad.Hiela, donde ella pasa, todo noble germen de idealismo y pureza: sanguijuela del entusiasmo,la hipocresìa rebaja a los hipòcritas a vivir sin sueños, ocultando sus intenciones, enmascarando sus sentimientos, dando saltos como liebres asustadas, tienen la certidumbre íntima, aunque inconfesa, de que sus actos son indignos, vergonzosos, nocivos, arrufianados, irredimibles.
Por eso su moral es siempre una simulación.Los actos indefendibles y tanta forma sin contenido,han hecho de la hipocresía un conjunto de reglas, que oscilan entre los vicios privados y las virtudes pùblicas,entre lo socialmente permitido y lo èticamente prohibido.
Por ello la hipocresía consta de dos conductas primarias: la simulación y el disimulo. La simulación consiste en mostrar lo que se desea, en tanto que el disimulo oculta lo que no se quiere mostrar.
Alguien que cree que tiene derecho a tener sexo con una tercera persona, pero que su pareja no tiene tal derecho, tiene doble moral. Y alguien que condena lo que el mismo comete, es un hipócrita.
Cuando un hipócrita finge ser lo que no es, lo hace generalmente con una auto-decepción. La hipocresía involucra escasez de honestidad. Un borracho o un fumador que advierte que no se hagan dichas acciones,basado en sus experiencias negativas con dichas adicciones, no es hipócrita. Sin embargo, alguien que condene fumar o beber, pero lo hace,comunmente a escondidas, es un hipócrita.
La persona que oculta sus actos,emociones y pensamientos,y expresa lo contrario, es llamada hipócrita. La hipocresía es una escasez de honestidad. Un hipócrita es el que deliberadamente y como hábito finge ser bueno cuando sabe que no lo es. Pero el término mismo es una transliteración del griego hypokriteus, que en general significaba actor teatral.
En la antigua Grecia, el hypocritis era el actor de teatro, enmascarado y disfrazado. Aunque en el latin posterior adquirió pronto su significado ètico moderno.
Hoy, definimos la hipocresía como el fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se sienten o experimentan. Y es muy frecuente encontrarnos con personas con muchas caras, y bastante duras. La hipocresía es una falta de autenticidad.
Hay casos en que el sujeto emplea la hipocresía para engañarse a sí mismo, incluso más que para engañar a los otros. Ese espécimen acaba también por creerse sus propias mentiras, a fuerza de contarlas repetidamente.
La hipocresía aparte de que ofende a los demàs,vuelve al hipòcrita Insensato, vacío por dentro, mediocre, cobarde para enfrentar la realidad, incoherente, vano, ciego y contradictorio.
El hipòcrita va por la vida,llenando sus dìas de mentiras,rodeos,estratagemas,tácticas, simulaciones, astucias, disimulos, reservas,ingimientos, vaguedades,hasta que se vuelven como figurillas huecas y sin consistencia,que evitan decir, rara vez, lo que en verdad piensan.Ellos viven una vida vacia, al engañarse o tratar de engañar a los demás.
Los hipócritas dicen unas cosas y hacen completamente otras opuestas, es decir, que no actúan de acuerdo a su manera de pensar. Además, también son sujetos que fingen cualidades y sentimientos contrarios a los que realmente experimenta.
Los hipòcritas son llamados tambièn" doble cara",porque muestran dos actitudes distintas,sobre el mismo hecho,de acuerdo a la persona que los escuche,y por ello.también sufren por tener sentimientos encontrados,y una fobia a la verdad,y terminan sus vidas como personas amargadas, porque la imagen que presentaban en su entorno, era fiticia y nunca fueron ellos mismos.Si se vive en un conservadurismo religioso y represivo,esta conducta puede convertirse en una caracterìstica sociocultural.
Si existe una cultura de doble cara es la mexicana,por ejemplo. El costo de esto,es el de la desconfianza generalizada, donde nadie sabe cuándo le dicen la verdad y cuándo no. Cuando hay desconfianza la gente se protege, no pasa la comunicaciòn,los individuos se aislan y los procesos se demoran. Pero además la cultura de doble cara genera un clima negativo entre las personas donde abunda la malidicencia y el chisme, afectando finalmente la moral de toda la comunidad. La pregunta es...por qué la gente acude a la hipocresìa, y no qué no dice lo que piensa abiertamente?
La respuesta es compleja. En primer lugar hay personas que por miedo, evitan el conflicto a toda costa. Por ejemplo, una persona que de niño vivió experiencias conflictivas, donde los padres se peleaban agresivamente entre ellos, puede evitar el conflicto porque no quiere revivir esas experiencias duras. Una persona así, tratará de llevarse bien con todos y hasta decir cosas en las que no cree por miedo a toda posibilidad de conflicto. Otro motivo puede ser por inseguridad. Aquellos que quieren quedar bien con todos en todo momento porque obtienen su sensación de valía personal de la aprobación y el reconocimiento de los demás.
Este tipo de personas puede no decirnos lo que piensa para generar una relación positiva con nosotros, sin embargo, su propia sensación de inseguridad lo hace hablar mal de otros a sus espaldas ya que disminuyendo al ausente,logra compensar sus mediocridades propias,y asi supone que podrà sentirse mejor y parecen màs competente ante los ojos del que lo escucha. Finalmente, otro motivo puede ser que la persona haya aprendido a tener un estilo doble cara porque así lo educaron de niño: Alguno de sus padres era doble cara y esta persona aprendió que es normal relacionarse con los demás siendo hipòcrita, hablando a espaldas de otros y acobardandose ante el conflicto.