lunes, 31 de mayo de 2010

La bondad del jardín...



La naturaleza nos regala a diario su mas discreto y hermoso tesoro: sus hierbas medicinales.
Los productos de orígen natural son la fuente y la raíz de la medicina moderna y srven de base para la curación y alivio de muchas enfermedades. Hoy en día es fácil autorecetarnos y comprar en la farmacia de la esquina medicamentos que suponemos "nos van a curar" (y no nos damos cuenta de que dañamos nuestra salud y beneficiamos a las grandes empresas farmaseúticas internacionales que hacen negocio con placebos que no curan nada o que intoxican a la gente) .
Es bueno advertir en este momento que primero se debe acudir al médico.
Aunque muchas veces eso no es posible por carencia de dinero u otros inconvenientes,entonces sería bueno recordar la antíquisima sabiduría herbolaria,porque muy distinto a los medicamentos, el remedio "casero" se ha utilizado desde que existieron las abuelas, y nos daban una tizana para el dolor de tripa.En estos tiempos, algunas personas están retomando la sabiduría del jardín para mantenerse sanos, y lejos de las toxinas de los laboratorios transnacionales (que muchas veces prueban sus medicamentos en animales,abusando de crueldad y sadismo). Asi,la medicina herbolaria, se ha convertido en la rama mas seria e importante de la medicina altenrativa.
Sin embargo, cuando se recomienda alguna hierba, el consumidos debe investigar primero,y saber que la enfermedad no desaparecerá,solo será una ayuda,porque la salud es algo muy complejo,psicologica y fisicamente,para que un solo the,pueda conservarla,ya que se necesita alimentarse bien, tener equilibrio emocional, hacer ejercicio, dormir bien,etc.
Pero las hierbas ayudan, y cuando alguien enferma,necesita ayuda...
Las más recientes investigaciones en bioquí­mica han demostrado que las vitaminas.los minerales,las plantas curativas,los productos de las abejas,los Ãcidos grasos poliinsaturados (oliva) y otros productos naturales tomados en dósis adecuadas generan una salud óptima y previenen muchas enfermedades,ayudando a reforzar las defensas del organismo, a la vez que combaten enfermedades en forma directa y efectiva.
Hay muchas plantas que han logrado impactar a los médicos por sus efectos excelentes en los enfermos, como ejemplos:
*El Aloe Vera, o Sábila, que contiene sedativos para inhibir el dolor,desinflamar,es coagulante,cicatrizante,digestivo,desintoxicante,rehidratante y nutritivo,además contiene 17 de los 23 aminoácidos requeridos por el organismo.
*La flor de la equinacea, de igual forma es desintoxicante, reforzadora del sistema inmunológico, contiene riboflavonoides y es desintoxicante.
*La hierba de San Juan, un antidepresivo único,que no causa adicción ni efectos secundarios, es digestivo, depurativo, y es usado para infinidad de poblemas del sistema nervioso.
*El ajo, que pertenece a la familia de las liláceas como la sá¡bila, y que ha servido a la humanidad por milenios como antibiótico, germicida,revitalizante y curativo.
*La camomila o manzanilla, una hermosa y sencilla hierba que es sedante, antiespasmódica, germisida,revitalizante, antialergénica,etc.etc.
*El nopal, que tiene la cualidad de estabilizar la glucosa en la sangre, es digestivo, nutritivo y laxante.
En fín,que no terminarÍa nunca de ennumerar a las delicadas plantas que nos regalan su belleza y su salud sin pedir nada a cambio,la albahaca,la mejorana,el romero, el tomillo, la menta,la hierbabuena,el orégano,la artemisa,las flores de la violeta,del rosal, de la amapola,del belén, los frutos del frambueso, del pino,del eucalipto...El jardín es una farmacia natural y bondadosa, o también puede ser mortal si no sabemos usar sus virtudes...Existen plantas venenosas que son usadas en mala forma como tóxicos y cada una tiene su don de vida,o muerte,según sea la dósis,como dijera el padre de la medicina,Hipócrates ...
Pero el jardín,con su silente frescura, su dulce paz, nos invita a olvidarnos de conflictos humanos, y perdernos en su verdor, en sus minúsculas formas de vida, en sus formas de hojas,tallos,flores,insectos, todos en una estética minúscula,pero grandiosa, es el Arte de la Madre Naturaleza que nos invita a conocer sus misterios...