miércoles, 20 de julio de 2011

Esto es...ska !!!

peruano:
.
argentino:
.
y mexicano:
,

Los prostituidores...








Existen algunos programas de apoyo a las mujeres en indefensión entre ongs, como el que efectúan Psicólogos sin Fronteras y Médicos del Mundo, que se ha orientado a la protección de grupos vulnerables de mujeres inmigrantes,en sectores de explotación y maltrato sexual y laboral. La labor que se realiza es principalmente con grupos de mujeres de base y su sufrimiento psicosocial,como por ejemplo en el grupo sobrevictimizado de las prostitutas rurales y urbanas. De entrada,PSF exige que se cambie la palabra "cliente" por la de "prostituidor" como primera medida,puesto que el lenguaje sirve para dar significado a las cosas y la palabra cliente normaliza un negocio de esclavitud e invisibiliza a los verdaderos responsables de l
a prostitución.

Además,PSF se ha acercaco a los parlamentarios de la Unión Europea para que se tomen medidas específicas de penalización del prostituidor y del "intermediario" o proxeneta, considerado como tal todo aquel que se beneficie de la prostitución, incluidos los propietarios de b
ares o locales que sirven de lugar de encuentro para una supuesta prostitución libre.
Se trata de que la sociedad deje de mirar hacia otro lado y de considerar normal la prostitución,por ello se ha formado una Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres en Catalunya formada por médicos ginecólogos, psicólogos forenses, y trabajadores sociales.
La Comisión ha organizado una conferencia sobre L
a penalización del prostituidor en Europa en la que se presentó un informe elaborado por el Parlamento francés y PSF, con un estudio comparativo de las legislaciones europeas en esta materia y sus resultados.
Y es que la situación en países europeos,según la portavoz del informe y delegada para Europa de la Coalición Internacional contra el Tráfico de Mujeres, Malka Marcovich, ha señalado que, en Europa, "todas las leyes caminan hacia la criminalización del cliente, y están funcionando".
Así ha explicado que en Suecia, la trata ha disminuido en un 80% desde que se pusieron en marcha políticas de disminución de la demanda y de represión del prostituidor; por contra, la reglamentación de la prostitución en Holanda ha resultado en un "aumento preocupante" de la misma.

Perfil del prostituidor


Elaborado por Psicólogos sin Fronteras,en su comisión francesa, se ha hecho un informe donde se detalla que el prostituidor,o cliente, tiene por lo general entre 40 y 60 años; que dos de cada tres está casado o tiene una relación de convivencia, y cerca del 40% tiene hijos.
El hombre que acude a la prostitución necesita espacio donde seguir imponiendo su voluntad,para sentirse con todo el poder sobre la otra persona,y seguir sometiendo a las mujeres sin ningún cuestionamiento.
Aunque puede ser cualquier varón de todas las edades, clases sociales y niveles culturales o económicos con una bajísima autoestima; es nuestro padre, nuestro hermano, nuestro compañero o marido, nuestro novio, nuestro amigo, que acude a la prostitución como forma emergente de relacionarse con las mujeres ya que se ve imposiblilitado de relacionarse de un modo no económico con las otras personas.
De hecho, en Europa, el 35% de los varones de entre 40 y 60 años acude a la prostitución y el 99% es demanda masculina.
Por ello para acabar con la sobrevictimización de las prostitutas, es necesario trasladar el foco del debate sobre la responsabilidad masculina del prostituidor, ya que una sociedad que consiente y legitima las prostitución está ratificando modelos sociales en los que se aceptan la desigualdad y el poder del hombre sobre la mujer.
Y por todo ello,es que la ministra francesa de Sanidad, Roselyne Bachelot,incentivada por Médicos del Mundo avanzó su intención de que el Parlamento de la UE debata una proposición de ley para penalizar a los clientes de la prostitución.
Con la penalización se tratará, antes que nada, de hacer entender a los hombres que recurren a la prostitución que con ello sostienen la trata de seres humanos, subrayó Bach
elot en la entrevista publicada este miércoles por Le Parisien,en su sección de Médicins du Monde.
La ministra insistió,con base al perfilado relizado en las casas de citas de Barcelona por Psychologues sans frontières, en que "la prostitución no es nunca voluntaria" y que cerca del 85% de las mujeres que la ejercen salen de "redes de proxenetismo internacional", de lo que concluyó: "esas mujeres se prostituyen porque no tienen otra opción".

La ministra, que puso Suecia como modelo de referencia para lo que se podría hacer en España,Francia,Italia o Rumanía, recordó que hay una misión parlamentaria que ha examinado "con mucha atención" cómo funciona la normativa europea, y que sus conclusiones,podran dar lugar a una proposición de ley, que en cualquier caso no podría votarse ni aplicarse antes de 2012.

Tras recordar que en Francia y algunas comunidades de España,como lo es Catalunya, la legislación ya es "claramente abolicionista" de la prostitución, añadió que ella está a favor de la penalización de los clientes. "Hay que castigarlos", dijo.

Bachelot criticó la idea de volver a autorizar las casas de citas en Francia y España, y para justificar su posición señaló que los parlamentarios franceses acompañados de los psychologues sans frontières que han trabajado sobre este asunto realizaron una visita a las que existen en Catalunya, en concreto en la frontera española de La Junquera.
La titular de Sanidad de la UE,explicó que la misión de parlamentarios salió "espantada de lo que vio. Las mujeres de allí,en su mayoría rumanas y africanas,sobreviven en condiciones espantosas.
Las prostitutas son víctimas impotentes del hambre,de la enfermedad,del exilio,y del maltrato de género,y de la explotación sexual en sus peores extremos de esclavitud y degradación de la mujer,por unos sujetos llamados Prostituidores....


.

Los charlatanes...


La palabra charlatán viene del italiano y se refiere a alguien que charla o habla mucho y sin sustancia; al hablador indiscreto o al embaucador.
Es sabido que la verdad es breve y contundente,y que cuando se trata de justificar lo injustificable,se abre una grieta en la comunicación,evidenciando a los charlatanes que desperdician y erosionan muchas palabras para simular,persuadir o alcanzar el reconocimiento de los demás,reconocimiento que anhelan ávidos...

Los charlatanes son sujetos que suponen en su soberbia,que mareando a los demás con su verborrea,podrán manipularlos. En vez de ser sinceros para expresar lo que relamente piensan y sienten,se confunden y confunden a los demás hablando paja,y de ese modo funcionan como simples piezas de un engranaje que el sistema usa para entorprecer y confundir la comunicación,y así es como los charlatanes,sin reflexión ni conocimiento real, se dejan arrastrar inertes en forma mecánica, a reproducir modelos caducos y mentirosos de seudocomunicación.
Se pierde demasiado tiempo y esfuerzo en ocuparse de asuntos o personas que no lo merecen. Personajes mentirosos e histriónicos,con fines egoícos ocultos,se roban con su charlatanería nuestra atención y nuestro tiempo ya que si confiamos en que serán serios y veros,caeremos en una trampa peligrosa,ya que al paso del tiempo,nos sentiremos engatuzados,nos aburriremos,nos enfadaremos,y perderemos el interes auténtico por nuestras causas,y dejaremos de vivir los hechos reales e importantes.
Los charlatanes son farsantes muy dañinos cuando se presentan como "comunicadores" o "líderes",puesto que dicen mantenerse "honestos",pero en realidad son meros hipócritas,que abusan de las palabras unicamente para alimentar su disminuido ego y manipular con engaños a los demás,sin importarles realmente la verdad o el contenido de lo que dicen. Sólo desean quedar "bien" en un sometimiento vergonzante al que les preste el micrófono o les confiera poder.
Y lo peor,un charlatán es un sujeto que en público aboga por la verdad,la honestidad,la lealtad,pero puertas adentro,en lo oscuro de su vida privada,hace todo lo contrario de lo que abundan sus palabras,porque realmente es un cobarde mentiroso y un vulgar traicionero.
Otra deficinición de charlatán se refiere,también,a la persona que se dedica a la venta ambulante y anuncia a grandes voces su mercancía.
Publicista de sí mismo,el sujeto charlatán es guiado por una "prudencia" abyecta,ya que cuando el miedo lo hace callar,es el primero en guardar silencio y mirar hacia otro lado,y es que piensa que sólo debe hablar para vender su mercadería,es decir,vender su imágen,su apariencia,para obtener de los demás la admiración y el aplauso.
Por ello es que al sujeto charlatán le gusta mucho blofear.es decir,vanagloriarse de falsedades para ocultar la nada que realmente es.
Del idioma inglés vino la palabra bluff, literalmente embaucar, convertida luego en anglicismo de la jerga de los jugadores de azar: blof, como verbo, blofear, que significa engañar haciendo creer que se tienen cartas en combinaciones ganadoras. Blofear es fanfarronear.
Pero fanfarronear es solo mentirse a uno mismo. Y es que cuando el charlatán quiere presumir de algo no se da cuenta de que los demás notan de inmediato de que el sujeto está mintiendo y si le permiten hacerlo es por que en realidad les importa muy poco.
Es totalmente aburrido escuchar a un fanfarrón alardear de "sus grandes cualidades y virtudes" que no tiene.
El charlatán,además de fanfarronear,presume de influencias,de ser amiguísimo de algunos "famosos" o "poderosos",y eso se debe a un severo complejo de inferioridad que tiene el charlatán y que quiere negar aparentando exactamente lo contrario,pero en realidad el sujeto charlatán es un miedoso: tiene miedo de que los demás descubran que es un ser pequeñito, pero es porque así se ve el charlatán a sí mismo, y no quiere sentirse así , entonces para que no se le note, aparenta lo contrario, no se ha dado cuenta de que mintiendo y embaucando a los demás,sólo se niega a sí mismo y al valor real que tiene como persona.Cuando lo que se oye es falso, hay que asumir puntualmente que es así aunque nos duela el desengaño, y pasar de largo, sin darle más vueltas. Ante las mentiras, hay que reflexionar con seriedad y, en su caso, remitirnos a la contundencia de las pruebas. La ignorancia o la necedad no merecen ni siquiera eso: basta con dejar que se hundan por su propio peso.
Verdad y Libertad son las dimensiones decisivas de nuestra vida.Son los dos criterios supremos para juzgar lo que pasa, lo que se hace y lo que se dice.Pero un charlatán es egoísta,y es notorio su desinterés por el tiempo de los demás,y su incapacidad para poder salir de sí mismo,y proyectarse hacia a los demás.
Y así es como van forjando una seudo-realidad fugáz en la que nada tiene una raíz verdadera, porque la mentira de hoy,mañana cuando se descubra, dejará su impronta de desengaño y desconfianza.
Lo vemos todos los días: han matado a un yonki cuando compraba un pase de cocaina,y su padre, un apologista del Opus,que se dice poeta,posa de una especie de Indiana Jones lambiscón y protagónico de una "paz",que nada tiene que ver con los más de 45 mil jovenes asesinados en todo el país mexicano,pero esos son "nacos",y no tienen padres "poetas"...y charlatanes.
Pasa que el mejoramiento de un país -o de cualquier comunidad humana- depende de lo que verdaderamente ejerzan las personas,esto es: su ética,sus valores altruistas,sus actos cotidianos para lograr un mundo mejor para todos. Estamos viendo, en todo el mundo, la pérdida de lo que verdaderamente constituye el sentido de lo humano. Y aunque haya muchos charlatanes ávidos de reconocimiento y poder,y sus seguidores "incondicionables" esos que son partidarios de algo pase lo que pase, hágase lo que se haga en la terca ceguera del fanatismo por el lider charlatán,también,y que bueno, la mayoría de las personas somos racionales, algunas incluso razonables; y estamos abiertas a la verdad,y sabemos distinguirla de la falsedad; ejercemos nuestra libertad, sin renunciar nunca a ella. Esta es la gran diferencia entre las personas: no las aparentes y convencionales peroratas de los charlatanes que sirven sólo a unos egos minusválidos en busca de reconocimiento,y a algunos decadentes partidos políticos.
En fín,que la "realidad" no está "dada" en las mentiras reiteradas de algunos sujetos charlatanes,ya que la realidad se nos da con actos, no con palabras huecas.
Por eso es que los que deseamos un mundo más justo y bondadoso,tenemos que estar alertas con todo aquéllo que deforme las realidades buscando satisfacer intereses mezquinos y superficiales,en detrimento del bien común...
Y que se enteren esos charlatanes: Nunca la naturaleza humana,entretejida de deficiencias y carencias,mediocre casi siempre en su expresión monotemática y mentirosa,nunca aparece tan al descubierto,como en el momento en el que la verdad flota sobre la nata de camelos,como el aceite sobre el agua...
En fín,que escuchando a los charlatanes,lo único que vamos a lograr es una pérdida de tiempo miserable,porque el que escucha a un charlatán,su mal escucha...

.

Honestidad...


La honestidad es una conducta que se basa en los principios de verdad y justicia y en la integridad ética de las personas. Alguien honesto es aquel que procura siempre anteponer la verdad en sus pensamientos, expresiones y acciones. Así, esta cualidad no sólo tiene que ver con la relación de un individuo con otro u otros o con el mundo, sino que también es claro que un sujeto es honesto consigo mismo cuando tiene una autoconciencia valiente y es coherente con lo que piensa. Lo contrario de la honestidad sería la deshonestidad, una práctica que secunda a la hipocresía, la corrupción, el engaño,la traición y la falta de ética.
La honestidad ha sido largamente estudiada por diferentes filosófos. Por ejemplo, Sócrates se dedicó a investigar sobre su significado y a desarrollar toda una estructura de pensamiento basada en esta cualidad. Y otros filósofos como Immanuel Kant estructuraron sus principios éticos generales sobre la conducta honesta. Y por ejemplo, Confucio, distinguía distintos niveles de honestidad para su ética: y, de acuerdo con su grado de profundidad, les llamó Li, Yi y Ren.
Así,la honestidad también es una cualidad intelectual,y no sólo ética, muy ligada a la sinceridad, a la coherencia, la integridad, el respeto y la dignidad. Y aunque la verdad humana nunca puede ser absoluta, la honestidad es el modo veráz de asumir, expresar,y ejercer esa verdad de los propios parámetros existenciales de una conducta bondadosa y sincera que procure no engañar ni timar,ni abusar de nadie.
En los distintos campos de una sociedad capitalista,por ejemplo, el concepto de honestidad es voluble y convenenciero,y casi siempre enfocado al control sexual de la mujer, o priorizado en actividades de productividad,por ejemplo, se prioriza la honestidad en la ciencia, pero en los ámbitos políticos o comerciales esta noción se omite totalmente.
Ser honesto es ser real, auténtico, genuino. Ser deshonesto es ser falso, ficticio, mentiroso. La honestidad expresa respeto por uno mismo y por los demás. La deshonestidad no respeta a la persona en si misma ni a los demás. La honestidad enriquece la vida de apertura, confianza y sinceridad, y expresa la disposición de vivir en la luz. La deshonestidad busca la sombra, el encubrimiento, el ocultamiento. Es una disposición a vivir en lo "oscurito".
La deshonestidad no tendría ningún papel en un mundo en que imperara la realidad y estuviera habitado por seres humanos inteligentes, conscientes y bondadosos. Desgraciadamente, debemos de convivir con la deshonestidad. Algunos sujetos abrigan una variedad de tendencias e impulsos irrazonables y dañinos. Y es que los seres humanos necesitamos reflexión, práctica y valentía para convertirnos en personas benévolas y dignas. Pero mentir es una “fácil” herramienta de ocultamiento y, cuando se emplea a menudo, pronto degenera en un vicio que arrastra hacia el sufrimiento innecesario.
La honestidad es de suma importancia. Toda actividad social, toda relación humana que requiera una acción concertada, se atasca cuando la gente no es franca. Pero ser honesto no consiste sólo en la franqueza o en el decir la verdad -tarde,de modo ofensivo,o a medias,- sino tratar de hacer siempre lo correcto,como por ejemplo,obtener un trabajo honesto,significa tener un empleo en el que no se dañe a nadie,y obtener por ello una paga honesta,justa y que no expolie a otros.
Cómo se cultiva la honestidad? Como la mayoría de las virtudes, conviene desarrollarla y ejercitarla en armonía con las demás. Cuanto más se ejercita, más se convierte en una disposición afincada. Pero hay una respuesta rápida que se puede dar en tres palabras: tomarla en serio.
Se debe reconocer que la honestidad es una condición fundamental para las relaciones humanas, para la amistad, para el amor,para la auténtica vida comunitaria. Pero se debe tomar en serio por sí misma, no “como lo más conveniente”.
Hay una gran diferencia entre tomar en serio la verdad y no dejarse pillar en alguna mentira,porque una vida buena y honesta es más que eso. El desarrollo moral no es un juego de “píllame si puedes”. Conviene concentrarse en lo que importa de verdad, la clase de persona que uno es, y la clase de persona que uno quiere ser.
No hay medias tintas con la honestidad.
Se es honesto o no...

martes, 12 de julio de 2011

Somos viento... clandestino...

.


.

La libertad de los asnos...


El asno de Buridán es el nombre que se le da al animal que protagoniza un antiguo argumento de reducción al absurdo contra Jean Buridan (1300 - 1358), teólogo escolástico que fué defensor del libre albedrío y de la posibilidad de ponderar toda decisión a través de la razón. Para satirizar su posición, algun crítico le planteó el caso absurdo de un asno que no sabría elegir entre dos montones de heno (o, en otras versiones, entre dos cubos de agua), y que a consecuencia de su indecisión terminaría muriendo de hambre (o de sed). Se trata de una paradoja, ya que, pudiendo comer, no come porque no sabe, no puede o no quiere elegir qué montón es más conveniente, ya que ambos montones le parecen iguales. Aristóteles ya se había preguntado cómo un perro confrontado ante dos cantidades idénticas de alimento podría comer.
El ejemplo del asno que mu
ere de hambre por indecisión parece inverosímil, pero es posible imaginar casos menos extremos y más intuitivos de la misma paradoja: piénsese en alguien que sigue la máxima de hacer siempre primero lo que es más urgente y, enfrentado ante varias tareas urgentes, su propia deliberación acerca de cuál es la tarea prioritaria le hace perder valiosísimo tiempo. O piénsese en una persona que ama a dos pretendientes ...puede amarlos a ambos con la misma fuerza y perderlos a ambos por culpa de su indecisión?
El problema es un ejemplo del uso del principio de razón suficiente formulado por Leibniz, según el cual si no hay una razón suficiente para que una cosa suceda en vez de otra, el principio afirma que no sucede nada, la situación inicial no cambia.
La paradoja del asno de Buridán aplica el principio anterior a una situación de simetría bilateral, el significado atribuido a la paradoja es que permite reconocer que ya sea que consideremos racional o no a la decisión, la misma estará siempre impregnada de la noción de valor. Pues la situación planteada en la paradoja conduce a la inmovilidad porque propone al asno dos opciones de igual valor. Pero la mayoría de las decisiones humanas se basan en la percepción de una diferencia de valor; más allá de que tal valoración pueda considerarse racional o no.
Y es el caso de pueblos que se han visto sometidos por años a las clpetocracias y mini-dictaduras,y se ven petrificados en su sometimiento,debido al temor a elegir,entre la dignidad o la costumbre...
Pero pasa,según Sartre,que el asno de Buridán,aún no queriendo elegir,elige...no elegir.
Y es que la libertad,aún para los asnos, es irrenunciable...
.

Los atemorizados...


La Cultura del miedo, es una situación que afecta a toda una sociedad por medio de una percepción común de temores difusos y ansiedad cotidiana ,promovida en discursos públicos y asentada en relaciones personales, y afecta gravement
e la manera en que las personas viven su intimidad y en como interactúan con los demás.
La cultura del miedo es un fenómeno antiguo,una emanación espontánea de desarrollos históricos, como una respuesta reflexiva a eventos nuevos para el ser humano,por ejemplo,la aparición de la peste bubónica en Europa, de la que se culpó a las brujas y a los diablos,basandose siempre en los rumores esparcidos por la Iglesia y en los temores arquetípicos. Pero pasa que en estos tiempos,la cultura del miedo se ha visto enormemente acrecentada a niveles graves,debido a los medios de comunicación masiva, con importantes implicaciones exponencialmente dañinas.
Cuando esa Cultura del temor es conscientemente dirigida - por ejemplo, una política deliberada de Miedo construido para mantener a las poblaciones inmóviles,silentes,dóciles y manipulables.
Grandes observadores sociales,como
el lingüista Noam Chomsky, al sociólogo Barry Glassner, la periodista Judith Miller,o cineasta
s como Adam Curtis y Michael Moore,afirman que hay un plan premeditado de alarmismo para incrementar el control social,ya que una población desconfiada y recíprocamente atemorizada, es facilmente dominada. En estos términos, los miedos son cuidadosa y repetidamente creados y alimentados por cualquiera que desee infundir temor, frecuentemente a través de la manipulación de palabras, hechos, noticias, fuentes o información, a fin de inducir ciertos comportamientos personales, justificar acciones o políticas gubernamentales (en el país o el extranjero), mantener a la gente consumiendo, elegir políticos corruptos o distraer la atención pública de problemas sociales más urgentes como la pobreza, la salud social, el desempleo, la educación o la contaminación.
Todo psicólogo social sabe que existen unas técnicas deliberadas para alarmar. Por ejemplo:
1- Selección u omisión de noticias (algunos hechos son mostrados y otros no).
2-Distorsión de estadísticas o números;
3-Transformación de eventos aislados a epidemias sociales.
4-Tergiversación de palabras o terminología conforme a objetivos específicos.
5-Estigmatización de minorías, especialmente cuando son asociadas con actos criminales, orillando a la opinión pública a homofobias,xenofobias y racismos.
6-Generalización de situaciones complejas y multifacéticas;
7-Inversión causal (convirtiendo una causa en un efecto o viceversa).
8-Invención inmediata de eventos o imporvisación de afirmaciones oportunistas.

Y es con estas técnicas de manipulación alevosa que la cultura del miedo se vuelve una susceptibilidad social surgida de la ignorancia de la gente y de una desmemoria histórica,y es,de este modo, el principal síntoma que identifica la extenuación de los sistemas políticos del siglo XX.
Desde el principio de la historia humana,pre-existe una percepción universal de horror y en esta época es apuntalada aún más,por las expresiones de alarma de los medios de comunicación y los políticos. Mientras los medios y los gobernantes pueden amplificar y sacar provecho de esta sensibilidad, mantendrán el poder,siendo cómplices y explotando ansiedades sociales, como la implantación de catástrofes económicas, por ejemplo, que es el interés más comúnmente benéfico a partir de la cultura del miedo.
Pero existe un proceso similar al de crear miedo, que puede ser usado para desalentar a cualquiera trivializando o ignorando categóricamente el problema, un tipo de muerte por apatía. Es difícil asustarse de algo que no existe. Ejemplos de esto son las emisiones de asbesto y los cigarrillos: hasta que las personas pueden concluyentemente probar el daño, todos estos problemas son normalmente tratados como si fueran inexistentes. Otra muestra puede ser la idea de no informar sobre las guerras para dar la apariencia de que no existen o para intentar minimizar su trascendencia. Algunos hechos se conocerán como historias distorsionadas al ser difundidas a nivel nacional plagadas de datos falsos, mientras que otros se centraran sobre la receptividad de la audiencia o su conformidad para alterar su comportamiento o preferencias de voto o consumo. Para cada caso, puede haber varios expertos y organizaciones que disputan la implicación que el asunto es excesivamente exagerado y que todo es tema de los conspiracionistas paranóicos.
Algunos ejemplos de la propaganda del miedo podremos recordarla en temas que pasan a ser leyendas urbanas,pero que en su momento causaron un verdadero pánico en la sociedad,pero que fueron trivializados con el tiempo para evadir la solución del problema,como por ejemplo,el tráfico de órganos humanos,la pedofilia de los curas, el daño que las plantas nucleares causan en su entorno, el cáncer de pulmón debido al cigarro,etc. Mientras que otros
temores,estos sí infundados,generan profundos temores en las sociedades manipuladas,por ejemplo el anticomunismo en EUA,cuando cientos de personas fueron encarceladas, identificadas como sospechosas o deportadas por miedo al anarquismo y comunismo.O a los Rituales satánicos publicitados por Holliwood y el Vaticano,o el terrorismo exaltado por la política imperialista para hacerse del petroleo árabe, generando así una cultura del miedo para incrementar el apoyo a la fuerza militar y las operaciones económicas de la venta de armas y otros productos gringos.
En ese contexto político-policial, los políticos conservadores y algunos líderes, manipulan a la gente para que se vuelva temerosa de cosas tales como las epidemias, el crimen o las drogas ilegales para aprovecharse de la opinión pública y obtener poder personal y dinero. Es algo que es intencionalmente exagerado por los medios a petición de los propietarios del poder con fines políticos y económicos.
Sin embargo,éstos mismos poderosos capitalistas,tachan de alarmismo los asuntos de protección ambiental, biotecnología,salud y justicia de los pueblos oprimidos por la pobreza.

Y es que son sólo ellos quienes fabrican los miedos, y las preocupaciones de la gente aunque sean legítimas,para esos jerarcas del campitalismo,son totalmente irrelevantes, y no buscan soluciones,sino sólo desean desenfatizar los problemas,como en el caso del calentamiento global. Y es que el mercado de los medios de comunicación masiva simplemente maximiza su audiencia con temibles informaciones falsas, arrebatando la atención de las personas a los problemas realmente importantantes.
Y es que a los poderosos les conviene mantener amedrentados a los pueblos,sumidos en una falta de educación general que les haga perder el temor a lo desconocido,ya que esa ignorancia supina aleja a la gente de un pensamiento racional y de una conducta ética y libre, y los predispone a ser manipulados facilmente con rumores y mentiras...

Con el puño levantado...


.

.

Memoria y olvido...


La memoria tiene mejor fama que el olvido.
Admiramos la memoria porque forma parte de la inteligencia. Y tememos al olvido, como desmemoria y como desafecto. Una concepción positiva de la inteligencia y la acción humanas siempre subraya la importancia de la memoria en cualquier proceso cognitivo. Si además se trata de conocimientos prácticos, los procesos de memoria son cruciales.
Sin embargo debemos apreciar también las ventajas de la desmemoria. La filosofía estoica ya las apuntaba cuando con
cebía nuestro conocimiento como una blanda superficie de cera sobre la cual se iban acumulando impresiones de modo que unas a otras se borraban y permanecían sólo las más fuertes o las más frecuentes. Si pudiéramos recordar absolutamente todo, por lo mismo apenas podríamos realizar el ejercicio selectivo que llamamos pensamiento.Al pensar recordamos, pero también olvidamos e innovamos.
Y menos mal que así sucede. Pensar es eso. Ir por sendas que nos son conocidas, dejar de lado ideas o recuerdos, llegar a conclusiones dando frecuentes saltos sobre muchas cosas que sabemos. Eso no
nos preocupa. Sólo nos ponemos en alerta si comprobamos que en ese rápido flujo evitamos demasiado algunos lugares, si detectamos un hueco al que no nos queremos acercar.
Cada cual se calla sobre ciertas cosas y la humanidad evita también algunos lugares de su pensamiento y su memoria. Son abismos a los que nadie quiere asomarse. No debe extrañarnos esta selectiva geografía del espíritu. A veces no estamos preparados para según qué y la humanidad evita poner ante sus ojos algunas verdades que conoce confusamente. No quiere aclararlas. No todo se puede iluminar y la pretensión de evitarlo es un error. A este no caminar sobre ciertas cosas y no hacerlo todos de consuno llamó Nietzsche pudenda,lo que no puede ser tratado porque es el fundamento que no conviene iluminar, los pies frágiles del espíritu humano. Tenemos pues en común la memoria y algunos significativos olvidos.
Los olvidos de cada quién pueden ser sintomáticos, olvidos que significan algo en el fondo de ese individuo. Cada cual olvida, pues, para saber y olvida para actuar. Para poder vivir el olvido está presupuest
o. Y, si no se produce, se exige. Cuando el olvido se manifiesta como deber adquiere una dimensión distinta, ética.
Existe un imperativo que se enuncia como:" olvídalo o debes olvidarlo...." Pero a qué responde?
Todos nos damos unos a otros tal instrucción en momentos particulares. Cuando estamos preocupados, cuando estamos airados, pesarosos, en definitiva, tristes. Conduzco toda esta gama de sentimientos a la tristeza porque no me parece mal la reducción que Spinoza hizo a ella de afecciones del alma que disminuyen la potencia de obrar y conocer del sujeto.

Pero la instrucción de olvidar es bastante compleja. No es una instrucción fácil de seguir: olvidar las cosas que conducen a la tristeza no es sencillo; con decir "lo olvido" no olvidamos. Sólo podemos estar seguros de haber olvidado cuando nos hemos olvidado de olvidar. Y sobre esa paradoja, acumula además otra cuestión: esta instrucción sólo parece tener sentido dictada sobre los afectos tristes, pero sería incomprensible o cruel darla para los alegres. Es decir, parece casi siempre ser olvida para mejorar tu estado presente. No tiene sentido recomendar o exigir a alguien que olvide lo que le produce alegría, a no ser que se trate de una instrucción cruel, una instrucción que tendría su modelo siempre en la del Infierno del Dante. La recomendación de olvidar dada a alguien en su plenitud es virtualmente una amenaza siempre.
El deber de olvidar quiere conseguir desmemoria sobre la tristeza. Ese deber tiene otro nombre que nos ayudará a comprenderlo mejor.
El perdón es el nombre moral que el olvido recibe.

Montaigne en sus Ensayos considera las ventajas de la desm
emoria y trae a cuento a Cicerón para afirmar que ser desmemoriado es bueno porque nos hace olvidar las ofensas recibidas. Quien no olvida las ofensas recibidas recibe el nombre de rencoroso. Para evitar el rencor y sus secuelas existe la instrucción de olvidar, pero la de perdonar es más directa y atinente al caso. Tenemos cierta idea de qué es olvidar. Pero temo que apenas sabemos lo que es perdonar. Muy pocas son las ocasiones en que alguien dice en todo su sentido "perdóname". Para pedir o dar perdón se requieren condiciones bastante complejas. Pero por el olvido, si se logra, se empieza.
Con todo, olvidar no es perdonar. Recuerda también M
ontaigne a Darío, quien para no echar en olvido la ofensa que había recibido de los atenienses, hacía que un paje le repitiera al oído tres veces siempre que se sentaba a la mesa: "Señor, acordaos de los atenienses". No quería perdonarlos. El perdón supone el olvido, pero el mero olvido no supone el perdón.
Injusticia y reparación
Somos memoria. Sin ella, la identidad personal no existiría, ni tampoco la historia ni la cultura, que se tejen en nuestro vínculo con las generaciones pasadas. Sin embargo, la memoria no es tan sólo una herencia de recuerdos acumulados. Gracias a ella aprendemos de lo ya sucedido, cultivamos los conocimientos adquiridos, tomamos conciencia de las oportunidades desaprovechadas, y nos liberamos de repetir una y otra vez los mismos errores. Por ello, después del horror de la Segunda Guerra Mundial, Theodor W. Adorno propuso una nueva ética basada en la memoria, y formuló un nuevo imperativo categórico: orientar nuestro pensamiento y nuestra acción de modo que Auschwitz no se repita. Era un imperativo de la memoria, pero no como rencor, sino como posibilidad de aprendizaje. En ella enraizaba la esperanza del progreso moral.
Un ejemplo. Enterrar a los muertos de manera digna, recordar su nombre y su historia, forma parte de aquello que nos hace humanos, como decía Hans Jonas, y es una de las formas básicas en que cultivamos la memoria. Pero como ya advertía la Antígona de Sófocles, negarle el entierro al perdedor es una vieja forma de injusticia que se repite una y otra vez en guerras y dictaduras por todo el mundo. Es una forma de violencia que se prolonga más allá de la vida de la víctima, y cuyo objetivo es condenarla al olvido. Su cuerpo es expulsado de la postrera comunidad al no permitir que repose en el cementerio entre sus vecinos, donde le hubieran visitado familiares y amigos. A su nombre se le niega la lápida que lo conserve, la piedra que retiene la voz cuando ésta ha desaparecido.
Allá donde queda un cuerpo por enterrar, hay una injusticia pendiente de reparación.

Mientras no la reparemos, las siguientes generaciones heredarán olvido y no memoria. Por ello, no sólo debemos resolver la injusticia pendiente de las fosas comunes de la guerra civil; debemos aprender de ese error terrible y crear las condiciones para que no vuelva a suceder. Si se puede causar una injusticia a alguien que ya ha fallecido, porque se puede seguir violentando su cuerpo y su memoria, debería existir un derecho que le proteja.
Deberíamos conceder a los muertos el derecho huma
no a un entierro digno. De ese modo, haríamos justicia a las víctimas, y dejaríamos de perpetuar los mismos errores.
Y esa sería la verdadera memoria, la que abre la posibilidad de un futuro más justo
.

(11 de julio,2011.

Converses per el Fòrum de la Memòria Històrica.
A 75 anys de l'aixecament feixista del genocida Franco que va donar inici a la Guerra Civil espanyola. L'última guerra idealista d'un poble bolcat cap al imppsible: La Utopia


Universitat Autònoma de Barcelona, Departament de Psicología i Ciències Forenses.)