domingo, 28 de agosto de 2011

Saber decir NO...










Tienes problemas para decir NO?

Los demás con frecuencia logran que hagas lo que ellos desean o que pienses como ellos...?
Te resulta difícil expresar tus sentimientos tanto positivos como negativos abiertamente...?
A menudo pierdes el control y te enfadas con otros de manera injustificada...?

Si has contestado con un Sí a estos ejemplos,pasa entonces que puedes sentirte algo depre,o enfadado algunas veces,porque ese comportamiento de ceder siempre ante los demás causa a la larga,mucho malestar, de manera que si te identificas con cualquiera de las frases anteriores es posible que tengas problemas de asertividad.
La asertividad es la capacidad para expresar tus emociones o hacer valer tus derechos respetando los derechos y sentimientos de los demás.
La persona asertiva dice lo que desea de un modo directo, honesto y claro, sin dejarse llevar por emociones como la ira, el llanto, el miedo,etc. La persona asertiva sabe pedir lo que desea, negarse a hacer algo que no desea, protestar cuando lo considera necesario, de una manera apropiada y serena.
La persona asertiva expresa sus necesidades y deseos de un modo claro y manteniendo abiertas las líneas de comunicación con la otra persona. No obstante, antes de poder expresar abiertamente tus necesidades, es necesario que llegues a creer que tienes el derecho a tener esas necesidades y expresarlas. Si piensas que no tienes derecho a decir no, por ejemplo, entonces difícilmente lograrás comportarte de un modo asertivo. Por tanto, en primer lugar has de tener claro que tus derechos son los siguientes:

1.Tienes derecho a decidir cómo dirigir tu vida. Esto implica el derecho a decidir cuáles son tus metas y sueños y a establecer cuáles son tus prioridades.
2.Tienes derecho a tener tus propios valores, creencias, opiniones y emociones; así como el derecho a respetarte a ti mismo por tenerlas, independientemente de lo que opinen los demás.
3.Tienes derecho a no tener que justificar tus acciones o emociones. Tienes derecho a no tener que dar explicaciones a los demás.
4.Tienes derecho a decirles a los demás cómo deseas que te traten y a ser tratado con respeto y dignidad.
5.Tienes derecho a expresarte y a decir "no", "no lo entiendo", "no lo sé", o "no me importa".

6.Tienes derecho a tomarte el tiempo que necesites para pensar antes de expresar tus ideas o emociones.
7.Tienes derecho a pedir ayuda o información, (sin tener que tener sentimientos negativos respecto a tus necesidades de ayuda).
8.Tienes derecho a cambiar de opinión.
9.Tienes derecho a cometer errores y a actuar a veces de manera ilógica (con plena comprensión y aceptación de las consecuencias).
10.Tienes derecho a gustarte a ti mismo aunque no seas perfecto y a veces hagas menos de lo que eres capaz.
11.Tienes derecho a tener relaciones positivas y satisfactorias en las que te sientas valorado, cómodo y libre para expresarte. Y tienes derecho a terminar cualquier relación cuando desees hacerlo o cuando no satisfaga tus necesidades.

12.Tienes derecho a cambiar, tanto a ti mismo como tu vida, del modo en que desees hacerlo.
Si no crees que tienes algunos de estos derechos es posible que reacciones de un modo pasivo ante los sucesos de tu vida. Si permites que las necesidades, opiniones o juicios de los demás sean más importantes que los tuyos, es muy probable que acabes deprimido, ansioso o lleno de amargura. La persona asertiva sabe que sus derechos y necesidades son tan importantes como las de los demás. Por este motivo sabe expresarlas serenamente sin dejarse llevar por la ira.

La persona no asertiva, en cambio, se siente amenazada y atrapada cuando ve que los demás violan sus derechos, no se atreve a expresarse hasta que no puede más y estalla llena de ira de un modo exagerado; o bien no se atreve a expresarse de un modo directo, pero puede expresarse de un modo pasivo-agresivo, con comportamientos como no hablar a la otra persona, sabotearla de algún modo, etc. O bien es posible que no haga nada en absoluto excepto castigarse a sí misma y deprimirse.
Algunas personas piensan que tener en cuenta las propias necesidades y tratar de satisfacerlas significa ser egoísta. Esta es una idea errónea, pues la persona egoísta sólo tiene en cuenta sus propias necesidades y derechos, sin importarle los de los demás, mientras que la persona asertiva tienen en cuenta tanto las propias necesidades, como las ajenas y trata de alcanzar acuerdos que satisfagan a ambas partes.

Si se quiere llevar una vida sana y plena e incluso si se desea ayudar a los demás y ser lo más altruista posible,se ha de empezar por cuidar de uno mismo,para estar emocionalmente equilibrado y sano. Y eso no lo lograrás si, continuamente, estás dejando de lado tus propias necesidades, tanto emocionales como materiales o de cualquier otro tipo, para satisfacer las de los demás. Esto, a la larga te dejará sin energía y sin fuerzas o te llevará a una depresión. En cambio, si tienes en cuenta tus necesidades, serás más feliz, estarás más sano y serás más capaz de servir de ayuda a los demás, si es lo que deseas.
Tener un comportamiento asertivo no necesariamente va a hacer que se consiga todo lo que se desea o que los demás te traten de un modo justo en todo momento, pero sí hará que tengas más probabilidades de lograrlo. No obstante, la falta de asertividad suele ser una de las razones por las que existen conflictos en las relaciones con los demás.
Hay algunas maneras para llegar a ser más asertivo:
1. Trata de ser lo más claro y concreto que puedas a la hora de expresar lo que piensas, quieres o sientes.Es importante que expreses tanto lo que quieres como lo que no quieres.
Cuando necesites decir algo a una persona, díselo directamente tu a la persona implicada, no uses a otros como mensajeros.
2. Reconoce que lo que dices procede de tu propia mente, tus ideas acerca de lo que está bien o está mal, tus opiniones o valores personales, etc.

3. Pide acuse de recibo a lo que planteas, haciendo preguntas como: "Me estoy explicando bien? ...Qué piensas tú?"...Esto puede ayudar a corregir cualquier malentendido que pueda haber y sirve para que los demás entiendan que tú estás expresando una opinión o un sentimiento, en vez de hacer una exigencia o dar una orden. También les ayuda a ver que eres consciente de que la otra persona puede tener una opinión diferente y la respetas aunque no la compartas. Anima a los demás a ser claros y directos a la hora de dar la retroalimentación verbal.
4. Ten en cuenta que a la hora de comunicarte con los demás, no sólo lo haces mediante tus palabras, sino también con tus actos,así que procura ser congruente. La congruencia es lo que te dará la fortaleza para saber decir No...

Y porque la Revolución es hermosa...

A bailar todos con unas alegres anarkistas proletarias, y muy sanitas las kompañeras ...

.


.


(Estos dos viedeos son una colaboración pragmática del skamarada Gonxo a este blog.
Asi que las gratitudes a él,que yo soy más filosófica,jojojo.)

Las cifras de la indignación...











Según un Informe d
el Programa de las Naciones Unidas por el Desarrollo 2011 dirigido a la delegación francesa en el Parlamento de la UE:

Las 3 personas más ricas del mundo son tan ricas como los 48 países más pobres.

La riqueza de las 84 personas más ricas del mundo supera el producto interno bruto de China con sus 1,2 Mil Millones de habitantes.


Las 225 personas las más ricas disponen de una fortuna equivalente al ingreso anual acumulado del 47% del total de individuos más pobres del planeta, es decir más de 3 mil millones de personas.

Según el mismo organismo de Naciones Unidas, sería suficiente menos de 4% de la riqueza acumulada de estas 225 más grandes fortunas mundiales (avaluado en más de 1.000 Billones de dólares) para dar a toda la población del planeta acceso a las necesidades básicas y acceso a los servicios elementales: salud, educación, alimentación.

122 empresas gringas,27 japonesas,10 británicas y 19 europeas están al origen de 85% de todas las emisiones de dióxido de carbono en el planeta.

Para su fabricación, un yate de lujo requiere 200.000 horas de trabajo, es decir 96 años de trabajo de una persona (8 horas al día, 5 días sobre 7). Así entonces; con lo que gana en unos cuantos días; un multimillonario puede apropiarse de la vida entera de otro ser humano.

En Estados Unidos, los 100 más importantes Jefes de empresa (Gerentes Generales) ganan cada uno de promedio 1000 veces más que sus empleados "ordinarios"

La fortuna personal de Carlos Slim (50 Mil Millones de dólares) es igual al salario mas bajo que 106 millones de mexicanos más pobres reciben en 6 años de trabajo arduo...
El presupuesto militar gringo anual es de 370 Mil Millones de dólares, lo que representa un gasto de 18.000 dólares por hora desde el nacimiento de Cristo.

En 2011,el premio nobel de la paz Barak Obama, ha decidido un aumento de los gastos militares de USA,en 40 Mil Millones de dólares .
Este presupuesto militar estadounidense representa exactamente la cantidad de dinero necesar
io para resolver definitivamente el problema del hambre en el mundo según estimaciones de la ONU.
Datos tomados del libro de Serge Halimi "Les nouveaux chiens de garde" ("Los nuevos perros de guardia") - en frances sobre el tema de los medios de comunicación, de las redes de poder económico y de control de la información en el sistema capitalista. Disponible en Economica, 49, rue Héricart, 75015 Paris.


miércoles, 10 de agosto de 2011

Estamos en crísis...!





y en paro...

lunes, 8 de agosto de 2011

Los listillos...






Quién no ha tenido o tiene un jefe o compañero de trabajo,o un presidente del país que se cree el más listo de todos cuando en realidad es un inútil acabado? Quién en su entorno no está rodeado de gente sin talento pero que no es consciente de ello y es precisamente esta ignorancia sobre sus auténticas capacidades lo que le hace sobrevalorarse?
Las personas más ineptas tienden a creer que ya lo saben todo, mientras que las personas más aptas tienden a comprender lo mucho que ignoran cada vez que aprenden algo nuevo...Tal vez las personas más educadas están también más educadas en la humildad o en la falsa modestia? ...Tal vez las personas menos preparadas pretenden esconder su ignorancia bajo un disfraz de autoconfianza? ...Suelen tener más baja autoestima las personas inteligentes que las que no lo son?
Si observas a tu alrededor, los que tratan a los demás como si fueran idiotas son, en realidad, los más idiotas de todos.
El efecto Dunning-Kruger es un fenómeno psicológico según el cual las personas con escaso conocimiento tienden sistemáticamente a pensar que saben mucho más de lo que saben y a considerarse más inteligentes que otras personas más preparadas. El fenómeno, rigurosamente demostrado en una serie de experimentos desarrollados por los psicólogos Justin Krugger y David Dunning publicados en The Journal of Personality and Social Psychology en diciembre de 2009, se basa en los siguientes principios:
1. Los individuos incompetentes tienden a sobreestimar sus propias habilidades
2. Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer las verdaderas habilidades en los demás.
Tanto Kruger como Dunning habían investig
ado anteriormente sobre el fenómeno conocido por los psicólogos según el cual la mayoría de la gente tiende a valorarse a sí misma muy por encima de la media, cuando es estadísticamente imposible: así, es difícilmente comprensible que el 98% de los catedráticos de Universidad, según un estudio, esté convencido de que trabaja mejor que los demás.
Siguiendo estos indicios, los profesores Krugger y Dunning diseñaron un experimento consistente en medir las habilidades intelectuales y sociales de una serie de individuos y pedirles una posterior evaluación. Una vez finalizados los test, los resultados fueron realmente reveladores:
- Los estudiantes más brillantes, muy superiores a sus compañeros, estimaron que estaban por debajo.
- Los estudiantes mediocres se consideraron por encima de la media
- Los estudiantes rematadamente malos se mostraron convencidos de estar entre los mejores: de hecho, cuanto más inútil era el individuo, más seguro estaba de que hacía las cosas bien.
Así pues, los más incompetentes, según esta investigación, sufrían un doble agravio: "no sólo llegan a conclusiones erróneas y toman decisiones desafortunadas, sino que su incompetencia les impide darse cuenta de ello".
Ya lo dijo Charles Darwin: "La ignorancia engendra más confianza que el conocimiento". Realmente, el mundo iría mucho mejor si los tontos no estuvieran tan seguros de sí mismos y los listos tuvieran menos dudas sobre ellos.
No saber e ignorar que no se sabe es la mayor de las ignorancias...

-

Cinito anarquista...

Aqui les dejo la peli Sacco y Vanzetti,de Montaldo,que espero les guste. Para continuar viendo las siguientes partes,ver en videos recomendados,
Salud y Anarkía, y ojalá la disfruten:

.

Las últimas palabras de un anarquista...



Último discurso en la corte
tras ser condenado a muerte.

Bartolomeo Vanzetti

He estado hablando mucho de mí mismo
y ni siquiera había mencionado a Sacco.
Sacco también es un trabajador,
un competente trabajador desde su niñez, amante del trabajo,
con un buen empleo y un sueldo,
una cuenta en el banco, y una esposa encantadora y buena,
dos niñitos precioso y una casita bien arreglada
en el lindero del bosque, junto a un arroyo.

Sacco es todo corazón, todo fe, todo carácter, todo un hombre;
un hombre amante de la Naturaleza y de la Humanidad;
un hombre que lo dio todo, sacrificó todo
por la causa de la libertad, y su amor a los hombres;
dinero, tranquilidad, ambición mundana,
su esposa, sus hijos, su persona
y su vida.

Sacco jamás ha pensado en robar, jamás en matar a nadie.
Él y yo jamás nos hemos llevado bocado
de pan a la boca, desde que somos niños hasta ahora,
que no lo hayamos ganado con el sudor de la frente.
Jamás...
Ah, sí, yo puedo ser más listo, como alguien ha dicho;
yo tengo más labia que él, pero muchas, muchas veces,
oyendo su voz sincera en la que resuena una fe sublime,
considerando su sacrificio perpetuo, recordando su heroísmo.
Yo me he sentido pequeño en presencia de su grandeza
Y me he visto obligado a repeler
Las lágrimas de mis ojos,
Y apretarme el corazón
Que se me atorozonaba, para no llorar delante de él:
Este hombre al que han llamado ladrón y asesino y condenado a muerte.

Pero el nombre de Sacco vivirá en los corazones del pueblo
y en su gratitud cuando los huesos de Katzmann
y los de todos vosotros hayan sido dispersados por el tiempo;
cuando vuestro nombre, el suyo, vuestras leyes, instituciones
y vuestros falso dios no sean sino un borroso recuerdo
de un pasado maldito en el que el hombre era lobo para el hombre...

Si no hubiera sido por esto
yo hubiera podido vivir mi vida
charlando en las esquinas y burlándome de la gente.
Hubiera muerto olvidado, desconocido, fracasado.
Esta ha sido nuestra carrera y nuestro triunfo. Jamás
en toda nuestra vida hubiéramos podido hacer tanto
por la tolerancia, por la justicia, porque el hombre entienda
al hombre como ahora lo estamos haciendo por accidente.
Nuestras palabras, nuestras vidas nuestros dolores-
--¡nada!
La perdida de nuestras vidas –la vida de un zapatero y un pobre vendedor de pescado-
¡todo! Este momento final es de nosotros,
esta agonía es nuestro triunfo...




Dos anarquistas y una silla eléctrica...





“Buenas noches, señores. ¡Viva la anarquía!”.
Estas fueron las últimas palabras de Nicola Sacco antes de morir ejecutado en la silla eléctrica al igual que Bartolomeo Vanzetti el 23 de agosto de 1927, hoy hace ochenta y cuatro años.
Sacco, zapatero, y Vanzetti, pescadero, fueron condenados debido a su triple condición de emigrantes, pobres y libertarios; su muerte era un aviso al proletariado estadounidense para que se mantuviese sumiso y no se dejara arrastrar por el marxismo ni por el anarquismo. Detenidos en 1919- dos años después del triunfo de la Revolución rusa y el mismo en que se fundaba la internacional Comunista-, su caso traspasó fronteras y su ejecución, más que amedrentar, fue un revulsivo para los explotados de todo el mundo.
Los hechos de los que les acusaron sin pruebas y con testimonios contradictorios fueron los siguientes:
El 24 de diciembre de 1919, personas desconocidas asaltan una fábrica asaltan una fábrica de calzado en Bridgewater, Estado de Massachussets, sin éxito. Un incidente sin mayores consecuencias: ni hubo robo ni muertos o heridos de bala: la empresa contrata detectives para investigar el caso pero transcurren los meses sin que haya novedades, entre otros motivos porque no se puede identificar a los asaltantes. El 15 de abril de 1920 se produce otro asalto a una fábrica de calzado en South Braintree, poblado cercano al anterior. Los atracadores se llevan 16.000 dólares, dejando tras de sí dos muertos. Llevaron a cabo la operación cinco individuos que utilizaron dos automóviles.
Sacco y Vanzetti son detenidos por casualidad el 5 de mayo en una de las diversas redadas que se realizan . En el momento de se aprensión ambos están armados. Nicola lleva una Colt automática calibre 32 y Bartolomeo un revólver Richardson y una Harrington 38. Si no hubiera sido por ello quizá los hubieran liberado en poco tiempo. Pero, una vez presos, el poder aprovechará la ocasión para dar un escarmiento al movimiento anarquista. Conviene insistir en que si bien todas las “pruebas” para involucrarles en los sucesos fueron amañadas, sí es cierto que poseían armas, de hecho ambos eran defensores de la violencia revolucionaria.
Nicola Sacco había nacido en 1891 en Torremaggiore, en la provincia italiana de Foggia, y Bartolomeo Vanzetti nació en 1888 en Vallafalleto, provincia de Cuneo. Tenían respectivamente 29 y 31 años cuando fueron detenidos.
Vanzetti, que era un apasionado lector de Dante, había trabajado en las canteras de piedra de Conneccicut, como peón en Youngstown, Ohio, y en las fábricas de acero de Pittsburg. Por haber encabezado una huelga en Massachussets en 1916 fue puesto el la lista negra y tuvo que dedicarse a ser vendedor ambulante de pescado.
Nicola estaba casado, tenía un hijo y esperaba otro. Junto a su pareja distribuía propaganda revolucionaria y recaudaba fondos para la causa. Vanzetti y él viajaron a México en 1917 para escapar del reclutamiento militar. Desde el momento mismo de la detención, comenzaron las arbitrariedades y no se les dijo de qué se les acusaba, de hecho ellos pensaron que se les agarraba por ser anarquistas.
En un primer juicio, Vanzetti fue condenado a 15 años de cárcel por el atraco frustrado a Bridgewater, dirigió el proceso el juez reaccionario Webster Thayer. Poco después se inició un segundo proceso a ambos acusados por los dos asesinatosen South Braintree dirigido por el mismo magistrado.
El 14 de junio de 1921- ironías de la Historia: en el aniversario de la Revolución francesa- fueron declarados culpables por el tribunal y condenados a morir en la silla eléctrica.
Pero,,,habían cometido en verdad los actos que se les imputaban? No hubo pruebas que lo demostrasen y sí numerosas irregularidades: se presionó y sugestionó a los testigos para que dijeran reconocer a los dos italianos- varios de ellos no hablaban inglés y fueron malamente traducidos-, no se explicó qué pasó con los otros tres asaltantes (recordemos que eran cinco) ni con el dinero e incluso hoy día sabemos que uno de los proyectiles que se presentó de prueba fue cambiado por la fiscalía o por la acusación. El juez Thayer no quería esclarecer la verdad y sí escarmentar al movimiento obrero. Declaró perlas tales como estas: “Los imputados en el asesinato son culpables de socialismo”, “Puede que en realidad este hombre [Vanzetti] no haya cometido el crimen pero él es enemigo de nuestras instituciones. Los ideales del acusado son afines al delito”.
Muchas personalidades se manifestaron en defensa de los dos italianos: Albert Einstein, George Bernard Shaw, Upton Sinclair, Marie Curie, John Dos Pasos..., incluso alguien tan poco sospechoso de anarquismo como el Papa Pío XI pidió clemencia y también, lo que son las cosas, Benito Mussolini...
Durante los seis años que estuvieron en prisión sucedió lo siguiente: Celestino Madeiros, un ladrón de bancos que se encontraba detenido, confesó haber participado en el salto en South Braintree con la banda de los hermanos Morelli. Una vez más, el juez Thayer hizo gala de su actitud prejuiciada contra los dos anarquistas y bloqueó que se siguiera esa vía de investigación.
El 23 de agosto de 1927 fueron ejecutados.
Grandes manifestaciones tuvieron lugar en Estados Unidos ese día, en Nueva York, la policía se enfrentó a 50.000 obreros.
Desde la cárcel, unos meses antes de la ejecución, Vanzetti escribió: “Pude haber muerto sin que nadie supiera de mi, como un desconocido, un fracasado. Ahora no somos un fracaso. Esta es nuestra carrera y nuestro triunfo. Nunca en toda nuestra vida podríamos haber esperado emprender tal lucha por la tolerancia, por la justicia, por el entendimiento del hombre por el hombre, como lo hemos hecho ahora por accidente. La pérdida de nuestras vidas, las vidas de un buen zapatero y un pobre vendedor de pescado, todo. Este último momento nos pertenece, esta agonía es nuestro triunfo”.
La noche anterior al fatídico día, Sacco redactó la última carta a su hijo Dante: “Así, hijo, en lugar de llorar, se fuerte... y recuerda siempre, el juego de la felicidad no lo uses sólo para ti, Ayuda a los débiles que claman por ser ayudados, ayuda a los perseguidos y a las víctimas, porque ellos son tus mejores amigos; son los camaradas que luchan y caen como tu padre y Bartolomeo, que lucharon y cayeron por conquistar el goce de la libertad para todos”.
El recuerdo de la ignominia contra Sacco y Vanzetti quedó en la memoria y años después,al casa del juez Thayer fue dinamitada por unos desconocidos Cincuenta años después, en 1977, el gobierno de los Estados Unidos admitió oficialmente su “error” judicial, disculpándose con los descendientes de Sacco y Vanzettti. Y el 23 de agosto de ese año,el entonces gobernador de Massachussets, Michael Dukakis y el gobierno de Estados Unidos reconocieron su error,y Sacco y Vanzetti fueron exonerados postmortem...

.

A tener cuidado ...

Los psicópatas son sujetos que sólo buscan destruir,usando,amedrentando,dañando,psicológica y físicamente a los que el ve más débiles,como son los animales,los niños,las mujeres y a los ancianos, y,en muchos casos,terminan matando...Asi que hay que tener cuidado de no relacionarse con ellos,de ningún modo,y si se da el caso,es urgente pedir ayuda psicológica y legal para protegerse de estos abyectos sujetos...

.

.

Los psicópatas.....







Un Estudio realizado en Catalunya sobre psicopatía y maltrato a los animales- sobre otros, la lidia de toros,embolados,peleas de perros,gallos,etc- se presentará en el Congreso de la Sociedad Americana de Criminología dentro del ámbito de la peligrosidad criminal, la crueldad con animales en prisioneros como predictor de comportamiento patológico y violento se estudia desde hace casi 100 años. Uno de los estudios más conocidos es el elaborado por el FBI en asesinos en serie, según el cual un 46% de estos maltrataba animales durante la adolescencia. Y el estudio realizado en Catalunya por los doctores Ángel Cuquerella (médico forense), Núria Querol (médico de familia del CAP de Valldoreix), Mercè Subirana (médico forense) y Frank Ascione (psicólogo y uno de los mayores expertos mundiales en maltrato a los animales) que corrobora con creces ese perfil,será presentado en el Congreso de Perfiladores de la American Society of Criminology que se celebrará en San Francisco del 17 al 20 de Septiembre.
El estudio realizado en Catalunya se basa en una muestra de 250 sujetos, de los cuales casi el 24% estaban acusados / condenados por delitos graves (violentos) o en fase de cumplimiento de sentencia por homicidio, asesinato o asesinato en grado de tentativa, y el 6% por violación (casos de 5 a 23 víctimas por agresor). Se estudió en submuestras de 24 individuos mediante cuestionarios para evaluar el maltrato a los animales, y la PCL.SV para evaluar rasgos psicopáticos de personalidad y conductas antisociales.

Se obtuvo una tríada enuresis-piromanía-crueldad con animales en un 23,5% de la muestra, con tríada incompleta (uno / dos ítems) en un 65%. Si se considera sólo la crueldad hacia los animales como elemento aislado, la encontramos en un 41,7% de la muestra. Otra tríada pronóstica, como es traumatismo craneal + paranoidisme + abusos (sexuales-psíquicos-físicos; Pincus 2002) aparece completa en un 41% de la muestra, y es incompleta en un 70,6%.

Se deben estudiar, pues, factor predictivos de la violencia futura (falta de empatía, enfermedad psiquiátrica, lesión cerebral, crueldad con animales, trastorno de los impulsos y / o retraso de la maduración esfinteriana) para entender el fenómeno de la interacción humana violenta. Las tríadas descritas pueden valorarse en el mundo de la violencia doméstica conyugal, contra los ancianos, los menores, y contra los animales, utilizados muchas veces por los violentos de forma intimidatoria o manipulativa hacia los demás...

Salud en 9 minutos Y 32 segundos...

.


.

La fidelidad de los médicos...

La fidelidad, para muchos, sinónimo de lealtad, es un principio ético y una gran cualidad. En las relaciones interpersonales la lealtad, per se, es sana: las personas se construyen y construyen cuando ejercen ese principio (me refiero, por supuesto, a acciones morales, no a actos inmorales, como ser leal a un terrorista o la mayoría de los políticos mexicanos).

En medicina la relación entre médico y paciente debe estar coronada por esa cualidad. De no ser así, no sólo es inadecuada, sino que suele asociarse a malas prácticas siempre lejanas a la fidelidad. Vínculos insanos con
colegas, hospitales, industria farmacéutica, o sesgos no éticos en la elaboración de protocolos de investigación son algunos ejemplos. "Lealtad por la lealtad misma", frase utilizada por Miguel de Unamuno en su novela Paz en la guerra sintetiza el valor y la trascendencia de la fidelidad, hacia uno mismo, hacia el otro, y, en el caso de la medicina, hacia el paciente.

Las personas leales pregonan virtudes éticas. No traicionan, colaboran; no abandonan, conocen los significados de la amistad. Cultivan, en suma, el espíritu. Tengo la impresión de que en muchos ámbitos sociales la fidelidad es una cualidad cada vez menos venerada y menos cultivada. La comercialización de la vida impone muchas exigencias a las personas. Priorizar lo material sobre lo humano es moneda corriente en nuestra época. En medicina la situación es evidente y no requiere corroboración: la fidelidad del médico hacia el paciente disminuye sin cesar. Pesan más los atractivos y obligaciones externos. En la actualidad, la fidelidad del doctor hacia el paciente pertenece más al pasado que al presente.

La teoría, desde la ética médica, es transparente. Los médicos y las enfermeras deben priorizar los intereses de los pacientes sobre los propios y deben evitar conflictos entre factores externos –hospitales, compañías de seguros médicos, laboratorios clínicos– y el bienestar de los enfermos. Esa idea se resume en la palabra fidelidad. El médico debe ser leal al enfermo y no a otras fuentes. Lamentablemente, esa virtud decae cada vez más. Son dos las razones fundamentales para explicar la pérdida de la fidelidad. Primera. Los programas educativos en las escuelas de
medicina han descuidado mucho la enseñanza de la ética. Segunda. El auge de la tecnología médica y las recompensas económicas que deviene su uso promueven la doble lealtad de los médicos.

Sin sustento ni argumentos éticos el profesional es presa fácil de las prioridades de la medicina moderna y de los intereses de otras instancias. Nuevamente, dos ejemplos. Primero. Muchos médicos prescriben vacunas sin conocer bien los escenarios. La reciente "epidemia" de la influenza tipo A (H1N1) condujo, en un principio, a vacunar a la población frágil; el tiempo demostró que esa acción fue equivocada y decenas de millones de vacunas acabaron refrigeradas o en la basura. Segundo. Algunos médicos, en ocasiones motu proprio y en ocasiones contra su voluntad, son requeridos para dictaminar o actuar en situaciones complejas. Evaluar a presos políticos, diagnosticar la salud mental de (supuestos) criminales, ser médico en el ejército y torturar a un prisionero por orden militar, ejercer la medicina en cárceles donde se lleva a cabo la pena de muerte o trabajar para compañías aseguradoras son ejemplos donde los dobles estándares afloran: ética médica frente a poder económico o político.

El ejercicio de la fidelidad atañe también a los conflictos de intereses del médico. Los conflictos
de intereses más frecuentes son económicos. Ser dueño, o tener participación monetaria en laboratorios clínicos o servicios de rayos x atenta profundamente contra la fidelidad y contra la ética médica. No son pocos los galenos que mandan a sus pacientes a sus laboratorios, centros de fisioterapia o rayos x.

Aceptar invitacione
s de compañías farmacéuticas para viajar o participar en congresos, muchas veces investidas de grandes lujos, es inadecuado. Participar en proyectos de investigación, cuyos propósitos tengan más vínculos comerciales que científicos es inadecuado. Los regalos, pequeños o grandes de las industrias farmacéuticas, pueden también generar conflictos de interés, ya que "invitan" al médico a prescribir sus fármacos. Aceptar dinero por reclutar pacientes para integrarlos en protocolos de estudios viola reglas éticas. Recibir dinero de las industrias farmacéuticas para hablar en favor de algún producto médico es nauseabundo.

Algunos estudios recientes han demostrado que los médicos jóvenes cultivan menos el aspecto humanitario de la medicina. Los valores morales que se intentan transmitir durante los primeros años de la formación se pierden conforme pasan los años. Otros estudios resaltan que en la actualidad muchos jóvenes médicos se preocupan demasiado por los beneficios económicos y poco por el enfermo.

Esas lacras provienen de la cada vez menor conciencia moral de la profesión médica. Las consecuencias son desalentadoras: el humanitarismo médico se ha erosionado. Retomar la idea de fidelidad, enseñarla, contagiarla, y sembrar la "lealtad por la lealtad" podría aminorar el declive de la profesión médica.

Dr.Arnoldo Kraus


(Gracias al capitán-por recomendarnos este artículo para el kamino rekto)

Dos grandes...


.

.

Conociendo a los otros...


Toda persona es un ser social, abierto a los demás. Para cualquier persona, los otros son una parte importante de su vida. Su realización plena como persona está indefectiblemente ligada a otros, pues todos sabemos que la felicidad depende en mucho de la calidad de nuestra relación con quienes componen nuestro ámbito familiar, laboral, social, etc.

Sin embargo, no puede olvidarse que el modo de relacionarse con los demás,es sólo un reflejo de la manera en que la persona se relaciona consigo misma: es la forma en la que se mantiene una conversación en la propia interioridad, la que se refleja o proyecta en nuestra relación con los demás y con el entormo,pues de ese diálogo íntimo que se produce de forma espontánea con ocasión de las diversas vivencias o reflexiones personales es que toda persona hace un continuo que estructura su realidad.

Y ese diálogo interior puede ser estéril o fecundo, destructivo o constructivo, obsesivo o sereno. Dependerá de cómo se plantee, de la clase de persona que se sea. Si uno tiene un mundo interior sano y bien cultivado, ese diálogo será alumbrador, porque proporcionará luz para interpretar la realidad y será ocasión de consideraciones muy valiosas en nuestra interpretación de lo que los otros son y significan en nuestras vidas. Si un
a persona, por el contrario, posee un mundo interior oscuro y empobrecido, el diálogo que establecerá consigo mismo se convertirá, con frecuencia, en una obsesiva repetición de problemas, referidos a pequeñas incidencias perturbadoras de la vida cotidiana: en esos casos, el mundo interior deja de ser un laboratorio donde se integran los datos que llegan a él, y se convierte en un disco rayado que repite obsesivamente pensamientos lesivos y conductas destructivas que dañan nuestra afectividad y la de los otros.
La relación con uno mismo mejora al ritmo del grado de madurez alcanzado por cada persona,y eso se proyecta en nuestra relación con los otros.Es saludable que las valoraciones que hace una persona —tanto sobre su propia r
ealidad como sobre la ajena— sean valoraciones realistas, Y es necesario tener cuidado de no caer fácilmente en esas idealizaciones ingenuas que luego, al no cumplirse, producen un gran desencanto. Es importante tener un diálogo interior sereno y objetivo, de modo que ni nosotros mismos, ni los demás nos sorprendan y nos desconcierten de modo doloroso. . Mantener una relación consigo mismo, a un tiempo cordial y exigente,nos hace ser más lúcidos para solucionar problemas y más tolerantes con los otros. Al zanjar nuestros conflictos interiores, las preocupaciones encontrarán la solución adecuada,al mismo tiempo que aumenta la confianza en nosotros mismos, y si alguna vez nos equivocamos no nos hundiremos en la frustración ni perderemos el equilibrio interior. Y por lo mismo,nos liberaremos,y liberaremos a los otros,de la culpa.
Y pasa que cuando ese diálogo interior de que hablamos
se converte en una fuente de autorreproches,o autocmplacencias y autoengaños,surgen muchos problemas por no valorar las cosas en su justa medida —al sí mismo, a los otros,y a toda la realidad que le rodea—,y es entonces que los pensamientos se vuelven ideatorios neuróticos que crean falsas expectativas que, al no cumplirse, provocan conflictos interiores y profundas dificultades de relación con los demás.
Una persona equilibrada tiende a mirar siempre conobjetividad y prudencia,pero con afecto y tolerancia, la propia vida y la de los otros. Contempla toda la realidad que le rodea con bondad e inteligencia, porque quien ve con cariño al mundo, descubre siempre algo bueno en el espectro de su visión. La persona que amplia y enriquece su interior de esa manera, damplia y enriquece su amor y su conocimiento, se hace más optimista, más alegre, más humano, más cercano a la realidad, tanto a la de los otros, como a la demás vida que pulsa en el mundo...

Y para iniciar ese dialogo interior,es básico hacerse unas preguntas: por ejemplo, puedes mirarte a ti mismo como si fueras otra persona,o "ponerte en los zapatos de otro"? , Puedes definir, por ejemplo, el estado de ánimo en que te encuentras, tu carácter, tus principales defectos o cualidades?
Pensar en cómo ha trabajado la mente ante esas preguntas es específicamente humana. Los animales no la poseen. Esa autoconciencia nos permite evaluar y aprender de nuestros propios procesos de pensamiento. Gracias a ella, también podemos crear, reforzar o rechazar o modificar nuestros hábitos personales, nuestro carácter, nuestro modo de reaccionar ante las cosas. Usar con acierto de este privilegio humano nos permite examinar las claves de nuestra vida: conocerse a uno mismo nos permite convertirnos en los arquitectos de nuestro propio destino. Vivir en esa autenticidad nos da la oportunidad de ser fieles a lo mejor de uno mismo, de vivir la propia vida como protagonista y no como un mero espectador,o peor aún,un títere de los otros.

Por eso la psicología y la filosofía han tratado con profusión sobre el conocimiento propio, subrayando siempre la dificultad que encierra profundizar en él.Pues conociendonos a nosotros mismos,podremos conocer un poco a los otros,aunque si ya resulta siempre muy complejo reconocerse a uno mismo en las diversas facetas de la propia personalidad,más trabajo nos costará reconocernos en los otros.
El autoconocimiento supone siempre una labor ardua y que, en cierta forma, no acaba nunca. Nunca acabaremos de conocernos del todo: el ser humano tiene algo de misterio, siempre hay algo de él que se le escapa, que va más lejos de su propia inteligencia. Y cuando dirige su mirada hacia sí mismo, muchas veces tiene que dejarse llevar por suposiciones. Intuye la dirección por donde debe dirigirse a la meta, pero con frecuencia desconoce la realidad misma de la meta. Podríamos decir que tiene de sí mismo un conocimiento progresivo. Porque tampoco sería cierto hablar de desconocimiento. Quien se esfuerza por conocerse, lo logra.

Y son precisamente las circunstancias de dificultad, si se saben afrontar juiciosamente, las que puede dar lugar a marcos de referencia nuevos, a cambios fecundos en el modo de entender la propia vida, cambios a través de los cuales podemos ver al mundo, a los otros y a uno mismo de un modo mucho más humano.Y si,requiere mucho esfuerzo,y mucha constancia,y esto es aplicable a la vida personal, a la vida familiar, a la profesional o a la amorosa,pero la historia apenas conoce casos de grandeza, de esplendor, o de verdadera creación, que hayan tenido su origen en la comodidad,en la costumbre, o en la vida fácil del pequeño burgués.
Saber ver en los demás nuestras propias virtudes,o carencias,nos deja una enseñanza de gran sabiduría...

El absurdo existencial...


Los dioses habían condenado a Sísifo a empujar sin cesar una roca hasta la cima de una montaña, desde donde la piedra volvería a caer por su propio peso. Habían pensado con algún fundamento que no hay castigo más terrible que el trabajo inútil y sin esperanza.

Si se ha de creer a Homero, Sísifo era el más sabio y prudente de los mortales. No obstante, según otra tradición, se inclinaba al oficio de bandido. No veo en ello contradicción. Difieren las opiniones sobre los motivos que le convirtieron en un trabajador inútil en los infiernos. Se le reprocha, ante todo, alguna ligereza con los dioses. Reveló sus secretos. Egina, hija de Asopo, fue raptada por Júpiter. Al padre le asombró esa desaparición y se quejó a Sísifo. Éste, que conocía el rapto, se ofreció a informar sobre él a Asopo con la condición de que diese agua a la ciudadela de Corinto. Prefirió la bendición del agua a los rayos celestes.


Por ello le castigaron enviándole al infierno. Homero nos cuenta también que Sísifo habáa encadenado a la Muerte. Plutón no pudo soportar el espectáculo de su imperio desierto y silencioso. Envió al dios de la guerra, quien liberó a la Muerte de manos de su vencedor. Se dice también que Sísifo, cuando estaba a punto de morir, quiso imprudentemente poner a prueba el amor de su esposa. Le ordenó que arrojara su cuerpo sin sepultura en medio de la plaza pública. Sísifo se encontró en los infiernos y allí irritado por una obediencia tan contraria al amor humano, obtuvo de Plutón el permiso para volver a la tierra con objeto de castigar a su esposa. Pero cuando volvió a ver este mundo, a gustar del agua y el sol, de las piedras cálidas y el mar, ya no quiso volver a la sombra infernal.



Los llamamientos, las iras y las advertencias no sirvieron para nada. Vivió muchos años más ante la curva del golfo, la mar brillante y las sonrisas de la tierra. Fue necesario un decreto de los dioses. Mercurio bajó a la tierra a coger al audaz por la fuerza, le apartó de sus goces y le llevo por la fuerza a los infiernos, donde estaba ya preparada su roca. Se ha comprendido ya que Sísifo es el héroe absurdo. Lo es en tanto por sus pasiones como por su tormento. Su desprecio de los dioses, su odio a la muerte y su apasionamiento por la vida le valieron ese suplicio indecible en el que todo el ser dedica a no acabar nada. Es el precio que hay que pagar por las pasiones de esta tierra. No se nos dice nada sobre Sísifo en los infiernos. Los mitos están hechos para que la imaginación los anime. Con respecto a éste, lo único que se ve es todo el esfuerzo de un cuerpo tenso para levantar la enorme pied
ra, hacerla rodar y ayudarla a subir una pendiente cien veces recorrida; se ve el rostro crispado, la mejilla pegada a la piedra, la ayuda de un hombro que recibe la masa cubierta de arcilla, de un pie que la calza, la tensión de los brazos, la seguridad enteramente humana de dos manos llenas de tierra. Al final de ese largo esfuerzo, medido por el espacio sin cielo y el tiempo sin profundidad, se alcanza la meta. Sísifo ve entonces como la piedra desciende en algunos instantes hacia ese mundo inferior desde el que habrá de volverla a subir hacia las cimas, y baja de nuevo a la llanura. Sisifo me interesa durante ese regreso, esa pausa. Un rostro que sufre tan cerca de las piedras es ya él mismo piedra.

Veo a ese hombre volver a bajar con paso lento pero igual hacia el tormento cuyo fin no conocerá. Esta hora que es como una respiración y que vuelve tan seguramente como su desdicha, es la hora de la conciencia. En cada uno de los instantes en que abandona las cimas y se hunde poco a poco en las guaridas de los dioses, es superior a su destino. Es más fuerte que su roca. Si este mito es trágico, lo es porque su protagonista tiene conciencia.

En qué consistiría, en efecto, su castigo si a cada paso le sostuviera la esperanza de conseguir su propósito? El obrero actual trabaja durante todos los días de su vida en las mismas tareas y ese destino no es menos absurdo.

Pero no es trágico sino en los raros momentos en se hace consciente. Sísifo, proletario de los dioses, impotente y rebelde conoce toda la magnitud de su condición miserable: en ella piensa durante su descenso. La clarividencia que debía constituir su tormento consuma al mismo tiempo su victoria.

No hay destino que no venza con el desprecio.

Por lo tanto, si el descenso se hace algunos días con dolor, puede hacerse también con alegría. Esta palabra no está de más. Sigo imaginándome a Sísifo volviendo hacia su roca, y el dolor estaba al comienzo. Cuando las imágenes de la tierra se aferran demasiado fuertemente al recuerdo, cuando el llamamiento de la dicha se hace demasiado apremiante, sucede que la tristeza surge en el corazón del hombre: es la victoria de la roca, la roca misma. La inmensa angustia es demasiado pesada para poderla sobrellevar. Son nuestras noches de Getsemaní.

Sin embargo, las verdades aplastantes perecen al ser r
econocidas. Así, Edipo obedece primeramente al destino sin saberlo, pero su tragedia comienza en el momento en que sabe. Pero en el mismo instante, ciego y desesperado, reconoce que el único vínculo que le une al mundo es la mano fresca de una muchacha. Entonces resuena una frase desesperada: A pesar de tantas pruebas, mi edad avanzada y la grandeza de mi alma me hacen juzgar que todo está bien. El Edipo de Sófocles, como el Kirilov de Dostoievsky, da así la fórmula de la victoria absurda. La sabiduría antigua coincide con el heroísmo moderno. No se descubre lo absurdo sin sentirse tentado a escribir algún manual de la dicha. Cómo? Por caminos tan estrechos...?.
Pero no hay más que un mundo. La dicha y lo absurdo son dos hijos de la misma tierra. Son inseparables. Sería un error decir que la dicha nace forzosamente del descubrimiento absurdo. Sucede también que la sensación de lo absurdo nace de la dicha...Juzgo que todo está bien, dice Edipo, y esta palabra es sagrada. Resuena en el universo y limitado del hombre. Enseña que todo no es ni ha sido agotado. Expulsa de este mundo a un dios que había entrado en él con la insatisfacción y afición a los dolores inútiles. Hace del destino un asunto humano, que debe ser arreglado entre los hombres. Toda la alegría silenciosa de Sísifo consiste en eso. Su destino
le pertenece. Su roca es su cosa. Del mismo modo el hombre absurdo, cuando contempla su tormento, hace callar a todos los ídolos.

En el universo vuelto de pronto a su silencio se alzan las mil vocecitas maravillosas de la tierra. Llamamientos inconscientes y secretos, invitaciones de todos los rostros constituyen el reverso necesario y el premio de la victoria. No hay sol sin sombra y es necesario conocer la noche. El hombre absurdo dice que sí y su esfuerzo no terminará nunca. Si hay un destino personal, no hay un destino superior, o, por lo menos no hay más que uno al que juzga fatal y despreciable. Por lo demás, sabe que es dueño de sus días. En ese instante sutil en que el hombre vuelve sobre su vida, como Sísifo vuelve hacia su roca, en ese ligero giro, contempla esa serie de actos desvinculados que se convierten en su destino, creado por el, unido bajo la mirada de su memoria y pronto sellado por su muerte. Así, persuadido del origen enteramente humano de todo lo que es humano, ciego que desea ver y que sabe que la noche no tiene fin, está siempre en marcha.
... La roca sigue rodando.

Dejo a Sísifo al pie de la montaña. Se vuelve a encontrar siempre su carga. Pero Sísifo enseña la fidelidad superior que niega a los dioses y levanta las rocas. Él también juzga que todo está bien. Este universo en adelante sin amo no le parece estéril ni fútil. Cada uno de los granos de esta piedra, cada trozo mineral de esta montaña llena de oscuridad forma por sí solo un mundo. El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre.

Hay que imaginarse a Sísifo dichoso...

Albert Camus