domingo, 16 de octubre de 2011

La Libertad no se pide...




La libertad se toma mediante la autoorganización.
Hemos empezado a funcionar al margen de las instituciones que representan al Estado, sin intermediarios, haciendo patente que no nos representan ni los necesitamos.
Estamos empezando a generar redes de apoyo mutuo en los barrios y vecindarios de muchas ciudades, si alguien tiene un problema en el barrio con la banca, el trabajo, redadas de inmigrantes, desahucios o desalojos ejecutados por la policía, etc ... todos lo tenemos.
Organicemos nosotros mismos y no dejamos que decidan por nosotros; respondemos colectivamente a las agresiones por parte del poder, los que ejercen la violencia cotidiana contra nosotros y la legitima con la falacia del "bien común". Los recortes no son por el "bien común", recortan donde no les duele, ellos no pierden nada, nosotros lo perdemos todo. Por ello, sólo nos falta perder el miedo del todo.
También en el trabajo la autoorganización es la clave para no ser vendidos por sindicatos que tampoco nos representan, ir a la huelga general y hacer frente a la patronal, ocupar los hospitales, las escuelas .. La acción directa. Pero no para esperar que nos concedan pequeñas reformas, sino aspirando a conseguir lo que todas y todos queremos y decidimos a partir de nuestra propia voluntad.
Dialogar con quien te apunta con una pistola no es diálogo, no se está en igualdad de condiciones, por lo tanto, es someterse.Dialoguemos entre nosotros, compartimos experiencias, buscamos otras formas de construir y dejamos de lado lo que se nos impone como única forma de vivir. Contra los recortes, contra la banca, contra la patronal, contra los políticos ...
De la Indignación a la autoorganización, a la solidaridad, a la acción directa,y a la Libertad real...