jueves, 26 de enero de 2012

Tercera temporada...



Salud y Anarkìa, kompañeroz de kaminata.


Alegra mucho iniciar la tercera temporada de éste Kamino Rekto

en kompañía de kaminantez tan entra
ñablemente amigos y tan listoz,komo los ke transitan por aki...
Este blog autogestivo resiste gracias a ustedes,ke han tenido la paciencia de leerlo,y kooperar kon excelentes textos y videos,kon sus ilustraciones, kon la lektura y difusión del blog, con la acción directa y kon sus propuestas,y sobre todo,kon la amistad...
Lo ke siempre se les agradece kon la zurda en el korazón...
Me parece ke hemos aprendido muchas kozaz juntos,y eso es digno de celebrarse,por eso hoy la fiesta por este kamino autónomo y remasterizado kuenta kon importantes invitados propuestos por el kamarada Mozz-kovich desde Oaxaka...



Y kon dos pasteles ke nos mandan Charly de México,y Fer de Cuba...


















Para botanear,a más de las lekturaz, tenemos un bokadillo de salchichaz veganas y galletikaz de soya, y unas armas de xokolata y jalea,ke invitan Xavi,Marc,y Sole de Barna y de LLoret del Mar.















...y kon unas alegres rolaz ke nos dan Gonxo y el Capitán, para celebrar estos 3 añoz de kaminata..
vamos a bailar!...


.



Kon ustedez siempre,keridoz kompañeroz,gracias.
Salud y Anarkía!

Fiesta Ska!!!...

.


.

Paciencia...

A veces las prisas nos impiden disfrutar del presente. Disfrutar de cada instante sólo es posible con unas dosis de paciencia, virtud que podemos desarrollar y que nos permitirá vivir menos estresados. La paciencia nos permite ver con claridad el origen de los problemas y la manera serena de solucionarlos.
La paciencia no es pasividad ante el sufrimiento,ni aguantarse por cobardía o pereza:La paciencia es fortaleza y serenidad paa tolerar el dolor y superar las pruebas difíciles de la vida.
La paciencia es entonces esa virtud gracias a la que podemos resistir con ánimo sereno los males y los problemas de la vida, y nos da la lucidéz para buscar soluciones y alivio de los daños.
Y es que la paciencia no es un no reaccionar, ni un simple aguantarse:sino que es,entonces, una mezcla de serenidad,lucidéz y fortaleza espiritual.
Identificamos así nuestra fuerza de voluntad,y carácter,para mantener la fidelidad a nuestros principios en medio de las persecuciones,crísis y tiempo, y es el fundamento de la grandeza de animo y de la alegría de quien está seguro de hacer lo que le dicta su propia conciencia.

La persona paciente tiende a desarrollar una sensibilidad que le va a permitir identificar los problemas, contrariedades, alegrías, triunfos y fracasos del día a día y, por medio de ella, afrontar la vida de una manera optimista, tranquila y siempre en armonía.
La paciencia es por todo ello,un rasgo de personalidad admirable. Porque las personas que tienen paciencia saben esperar con calma a que las cosas sucedan cuando sea su tiempo,en las más antiguas enseñanzas de los agricultores,los cazadores,los astrónomos y las más modernas de los científicos y los creadores de arte...
Es necesario tener paciencia con todo el mundo, pero, en primer lugar, con uno mismo...Paciencia también con quienes nos relacionamos más a menudo, sobre todo si, hemos de ayudarles en su formación,o en su enfermedad. Hay que contar con los defectos de las personas que tratamos –muchas veces están luchando con empeño por superarlos-, quizá con su mal genio, con faltas de educación, suspicacias... Y es que la impaciencia podría hacernos faltar a la caridad, romper la convivencia o hacer ineficaz nuestro interés en ayudarlos. La reflexión nos ayudará a ser pacientes, a espera el tiempo necesario para nuestra meta, a sonreír, a dar una respuesta inteligente ante cualquier impertinencia,paciencia que podrá hacer que nuestras palabras lleguen al corazón de esas personas...

También es bueno tener paciencia con aquellos acontecimientos que llegan y que nos son contrarios: la enfermedad, la pobreza, el excesivo calor o frío,el exilio,el paro.o la soledad...y los diversos líos que se presentan en un día corriente: el teléfono que no funciona, el trafico pesado que nos hace llegar tarde, olvidos frustrantes,visitas que se presenta en el momento más inoportuno,y hasta salar de más la comida... Son las adversidades cotidianas, quizá no muy graves, que nos pueden causa que sobre-reaccionemos con enfados y mal humor,causándonos una falta de paz y una pérdida de alegría. Y la vida se hace de esos pequeños momentos,y será triste vivir contínuamente exasperados...por eso es mejor tener poner al mal tiempo buena cara y armarse de paciencia...

Betagarri y la Tokio...


Arrepentimientos...
















Por los testimonios de vida de las personas que han estado al borde de la muerte por diferentes motivos,podemos conocer algunas de las más caras las espectativas y de las más dolorosas frustraciones que vivencian los seres humanos y que favorecen conductas positivas que los individuos nuncan se atreverían a ejercer si no hubiesen pasado por ese trance de estar a punto de morir,pero que lograron recuperarse y tuvieron una nueva oportunidad de vivir.
De este modo sabemos que en el lecho de muerte,se recuerdan actos de los que nos arrepentimos ante la inminencia del fallecer y surge el deseo doliente de realizar las acciones que podríamos hacer, si la vida nos diese otra oportunidad.
Y ese es el planteamiento que hace el tanatólogo Bonnie Ware, una psicólogo que durante muchos años ha estudiado e investigado aquello que los profesionales llaman "cuidados paliativos", en los enfermos terminales. Su obra, que lleva como título "Regrets of the dying" ( algo así como "Los lamentos de los moribundos"), expone las cinco razones más típicas de remordimiento de aquellos que están en el tramo final de la vida, sin ninguna opción de reconducirla por mucho que hayan hecho y deshecho en la carrera de los años.
Según Ware, estos son los cinco arrepentimientos mas comunes expresados antes de morir:

1.- "Me gustaría haber tenido el valor de vivir una vida fiel a mís conceptos y no la vida que otros esperaban de mí"
Es el lamento más usual de los moribundos,y es que tras un balance de sus historias de vida, muchas personas comprenden que no han podido cumplir una mínima parte de sus sueños. Esto obedece a que eligieron lo que creían que "debían" hacer, en lugar de lo que realmente querían hacer.
2.- "Me hubiese gustado no haber trabajado tan duro"
Es el segundo clamor más frecuente entre los agonizantes, que hubiesen querido haber pasado más tiempo junto a su familia viendo crecer a sus hijos,o dedicados a ocios placenteros en lugar de pasar tanto tiempo en sus puestos de trabajo,por una absurda apetencia económica que de ningún modo los hizo felices.
3.- "Me gustaría haber tenido el valor suficiente para manifestar mis sentimientos"
Estas personas que se inhibieron de expresar sus sentimientos para buscar la aceptación o por no enfrentarse a quienes los rodeaban, se arrepienten de conformase con vivir una existencia cobarde y amarga, en la que no fueron ellos mismos.
4.- "Me hubiese gustado convivir más con mis amigos"
Similar a las personas que se arrepienten de haber dejado a un lado a sus seres queridos, es muy habitual reprocharse no haber cuidado lo suficiente aquellas amistades o amores entrañables. Cuando ya se está en el trance final es imposible recuperar el tiempo perdido en el amor y en la amistad.
5.- "Me gustaría haber sido más feliz"
Es el lamento más triste de los moribundos que prefirieron engañarse a sí mismos y continuar con unas existencias en las que no eran felices, en lugar luchar contra todos los miedos y cambiar de vida.

Estos remordimientos que Bonnie Ware ha conocido de las personas que están en su lecho de muerte, reflejan que el estado emocional de los moribundos cuyo balance final de su vida resulta sumamente triste y frustrante.
Según Ware, es bueno que todas las personas que tienen salud reflexionen a tiempo para cambiar sus conductas y puedan reconducir su vida para que en el momento de enfrentar la muerte, puedan partir satisfechos de un recorrido pleno a lo largo de los años...

2012: Tiempos difíciles ...














Tiempo...

Siempre contándolo,perdiéndolo,añorándolo...
Cuando se estira es como una goma y nos hace bostezar de tedio, y cuando nos atropella,es veloz y cortante como arenisca en el viento.

Pero el tiempo es un invento humano donde no siempre lo cronológico corresponde a lo biológico, ni lo mental a lo físico
. Tiene algo misterioso el gesto de colgar un nuevo año en el muro, tiempo aún sin usar, calendario con el regusto que trae la ropa antes de ser estrenada. Quisieramos verle la cara a cada venidero mes de este 2012, adivinar sus debilidades,prevenir sus daños.
Hay días que pasan de largo y otros que se anudan en la garganta. Por ejemplo,los primeros días de este año,la isla de Samoa dejó de ser el último lugar del mundo donde se ponía el sol,pues decidió vivir un día menos, alterando el huso horario, para estimular la economía y facilitar sus negocios con Australia y Nueva Zelanda. Nada que ver con los sesenta minutos de más de los que parecemos disponer en Canarias, ni de las ocho horas de propina cuando cruzamos el Atlántico. Un día perdido en Samoa, sin salir el sol a pesar de que saliera... intentan desesperados,cazar nuestras sombras virtuales.... Y de contrario, aseguran otros, este será el año, impulsado por la eurocrísis, del abierto 24 horas en el Marais parisino, en el Soho de Nueva York o en los Encantes y otros mercadillos urbanos que introducen la ilusión del hallazgo y plenitud en nuestras vidas, consumo de cosas in´necesarias para que el día sea redondo según el capitalismo decadente...
Un año en la nube... en un espacio virtual para almacenar datos, letras, fotos,sentimientos,ideas,frustraciones,dolores,complejos y lo todo lo demás... daños,retener sus dichas. Leo en las noticias que este será el año de las compras on line, paralizadas las trasnacionales por el temor a las masas apocalípticas destruyendo los escaparates de las macrotiendas,por eso los magnates temen...
Año gaseoso, de una levedad decadente bajo la ilusión óptica que producen las nubes desde un avión: a veces dunas
nagruzcas y pantanosas, otras bolas de algodón mansamente blancas. En fín,que el 2012, para los superficiales, será el año de la superación compartida, de los alimentos ecológicos, de la generación perdida, de los colores pastel y los estampados déco, del peligro de extinción del camello, de los eufemismos como "crecimiento negativo" en España,"tiquet moderador sanitario" en Catalunya,o "antipiratería globalizada" por no decir faccismo imperialista estadounidense.... El año del regreso triunfal del dragón chino,y del germanismo Zeitgeist: el espíritu de los tiempos.
Mientras el primer día del 2012 amaneció sobre el archipiélago de Kiribati, el primer punto del mundo donde asoma el sol, y donde se promulgó una ley para cerrar todos los periódicos.Y tal censura se debe a que el archipiélago corre el riesgo de desaparecer debido a la subida del nivel del Océano Pacífico provocado por el cambio climático...
El presidente, Anote Tong, anunció que la isla desaparecerá y ha empezado este enero una gira internacional para encontrar una patria de adopción para las 105 mil personas que viven en el atolón, que pronto será engullido por el océano.
Y así también caía la primera tarde del 2012 sobre los muertos del desolado Cementerio de Arlington y en la Zona Cero de Manhatan,extendiendo sus brumas apocalípticas hasta la acampada de indignados en Wall Stret...
Por todo ello,la noción del tiempo es subjetiva. No podemos abarcar el todo, y sólo atisbamos segmentos, fragmentos de vida. Es por eso que nadie habla de eternidad, y al decir tiempo,la gente se evade hablando de climas,moda,temas de twitter o noticias pasajeras...
Es el signo de los tiempos, vivimos los instantes, sin pensar demasiado, sin preguntarnos los "porqués",y sin asumir las consecuencias de nuestros actos.Y ese mismo primer día del 2012, la noche se cerró sobre las guerrillas urbanas de Egipto,extendiendo su olor de polvora y plutonio,como una temible tormenta de arena sobre los pueblos del Profeta ...
Y el mundo, infiel al reloj, seguirá rodando en un presente fugaz sin poder retener el tiempo. Si tan sólo pudieamos detenernos nosotros mismos,y no al tiempo,para recapacitar en que depende de nosotros aprender del pasado y modelar el futuro, para sobrevivir...


.

El don de la tristeza...



...Entristecer un poco cada día,
y nunca entristecer más de la cuenta,
que la tristeza es pobre y se sustenta
de vuestra caridad y de la mía.
Entristecer por tanta lejanía
y tanto corazón en compraventa
como va entristeciendo aquel que intenta
y no logra alcanzar, por atonía.
La tristeza es un don que no han gozado
los que ríen de todo y para todo
como si no vivieran de prestado.
Entristecer despacio, y de tal modo,
que hasta el último instante la tristeza
puede acabar donde el amor empieza...

(Juan Emilio Aragonés)

El otro exilio...

"He aquí unos árboles..."
"He aquí también unos árboles cuya aspereza conozco, y un agua que saboreo. Estos perfumes de hierba y de estrellas, la noche, ciertos crepúsculos en que el corazón se dilata: ¿cómo negaría yo este mundo cuya potencia y cuyas fuerzas experimento? Sin embargo, toda la c
iencia de esta tierra no me dará nada que pueda asegurarme que este mundo es mío. Me lo describís y me enseñáis a clasificarlo. Me enumeráis sus leyes y en mi sed de saber consiento en que sean ciertas. Desmontáis su mecanismo y mi esperanza aumenta. En último término, me enseñáis que este universo prestigioso y abigarrado se reduce al átomo y que el átomo mismo se reduce al electrón. Todo esto está bien y espero que continuéis. Pero me habláis de un invisible sistema planetario en el que los electrones gravitan alrededor de un núcleo. Me explicáis este mundo con una imagen. Reconozco entonces que habéis ido a parar a la poesí
a: que no conoceré nunca....Tengo tiempo para indignarme por ello? Ya habéis cambiado de teoría. Así, esta ciencia que debía enseñármelo todo termina en la hipótesis, esta lucidez naufraga en la metáfora, esta incertidumbre se resuelve en obra de arte. Qué necesidad tenía yo de tantos esfuerzos? Las líneas suaves de esas colinas y la mano del crepúsculo sobre este corazón agitado me enseñan mucho más. He vuelto a mi comienzo. Comprendo que si bien puedo, por medio de la ciencia, captar los fenómenos y enumerarlos, no puedo aprehender el mundo. Cuando haya seguido con el dedo todo su relieve no sabré más que ahora. Y vosotros me dais a elegir entre una descripción que es cierta, pero que no me enseña nada, y unas hipótesis que pretenden enseñarme, pero que no son ciertas. Extranjero a mì mismo y a est
e mundo, armado como toda defensa con un pensamiento que se niega a sí mismo dado que también puede ser afirmado, cuál es esta condición en la que no puedo hallar la paz más que rehusando saber y vivir, donde el apetito de conquista se enfrenta a los muros que desafían sus asaltos? Querer es suscitar paradojas. Todo está ordenado para que nazca esta paz envenenada que otorgan la imprudencia, el sueño del corazón o los mortales renunciamientos..."
Albert Camus.