lunes, 20 de febrero de 2012

Decálogo del sometido...



1. Piense primero en usted, siempre en usted y nada más que en usted.
2. Piense que la realidad que le ha tocado vivir es así, es la única realidad que se puede vivir y no se puede cambiar.
3. Acepte la miseria, la injusticia y la desigualdad como cosas de la fatalidad, la voluntad de dios o la naturaleza.
4. Piense que el estado, los tribunales de justicia, el parlamento, los partidos políticos y demás instituciones fueron creadas porque las personas como usted no saben o no pueden gobernarse a sí mismas.
5. Piense que es natural que haya personas que manden y otras que obedezcan, que es natural que haya ricos y pobres y que es natural que los ricos manden y los pobres obedezcan.
6. Crea que es verdad todo lo que lee en los diarios, escucha en la radio y ve en la televisión, y que no le ocultan nada.
7. Crea que sus patrones le hacen un inmenso favor al permitirle trabajar para ellos a cambio de un salario.
8. Crea que la policía lo cuida, que los militares protegen a la patria y que la iglesia vela por los pobres.
9. Piense que solo tiene derecho a tener solo aquello que pueda comprar, aunque lo necesite para vivir, como los alimentos, el vestido o la vivienda.
10. Acepte sin chistar que haya personas que piensen por usted qué es lo que a usted le conviene.