jueves, 29 de marzo de 2012

24 Horas de luz...




Salud y Anarkía!!!

miércoles, 28 de marzo de 2012

Alemanes y rusos...

Ruso,lo que se dice ruso...

. 

El alemán no existe...

.

Los indiferentes...



Así como el desprendimiento saludable, es signo de equilibrio mental y emocional, la indiferencia es un error ético de nuestra razón,y conduce al egoísmo,a la anestesia afectiva,a la aridéz emocional y a la apatía social.
La indiferencia de la que hablo es distinta al "no-hacer"  (esa disposición del ánimo propuesta por los epicúreos, estoicos,escépticos,o budistas, mediante la disminución de la intensidad de sus pasiones para alcanzar la imperturbabilidad  del alma).  Me refiero a la indiferencia que  es una actitud neurótica, y a menudo  conlleva a una egoíca actitud de insensibilidad auto-defensiva, que atrinchera el yo de la persona por miedo a ser menospreciado, desconsiderado, herido, puesto en tela de juicio o ignorado.
 Entre mayor sea la indiferencia,mayor también será la fragilidad del ego narcisista que recurre a esa actitus para  endurecerse psicológicamente, impidiendo la identificación con los problemas y duelos ajenos, frustrando las potencialidades de afecto y compasión, acorazando al minusválido  yo reduciendo al individuo al aislamiento interior, por mucho que la persona en lo exterior finja ser muy sociable o incluso simpática. Hay buen número de personas que aparentan  relaciones de empatía y encanto y, empero, son totalmente indiferentes en sus sentimientos hacia los demás.
A veces la indiferencia sólo es una máscara tras la cual se oculta una cobardía mórbida,esto es que el sujeto se autodefiende por miedo al dolor o porque no ha visto satisfecha su necesidad de cariño o por comodidad o pereza de no mover un dedo por los otros, sea de modo consciente o inconsciente,  recurre a esa autodefensa, como otras personas recurren a la de la autoidealización o al afán desesperado de demostrar su valía o cualquier otra "solución" patológica. Estas autodefensas degeneran,comunmente,en la apatía,la falta de emoción, motivación o entusiasmo. Es un término psicológico, el estado de indiferencia clínica se diagnostica como trastorno de identidad disociativa, en el que el individuo pierde tono y energía en su vida emocional y social...
Pero también la indiferencia está asociada a una actitud de prepotencia o arrogancia. Esta insensibilidad moral para resguardar la importancia que nos atribuimos a nosotros mismos,o a nuestra egoísta  comodidad,puede llevarnos hacia situaciones aberrantes e injustas con los demás, o incluso con uno mismo ya que conduce al cinismo,a la apatía, a la decidia y a la deshumanización...
Hay quienes sólo son indiferentes en la apariencia y se sirven de esa apariencia indiferente para ocultar, precisamente, su labilidad psíquica; otros han incorporado esa actitud a su personalidad y la han asumido de tal modo que destruye sus sentimientos de identificación con los demás y los torna insensibles y fríos, ajenos a las necesidades de sus semejantes. También está el sujeto que se obsesiona demasiado por su ego, el ególatra,al que todo no que no sea él mismo, se le vuelve indiferente al fijar toda su atención,o libido, dirían los psicoanalistas en su propio yo.
Unas veces la indiferencia sirve como evasor psíquico para compensar las resquebrajaduras emocionales,pero cuando esta actitud o modo de ser prevalece, la persona tiene muchas dificultades en la relación humana, aunque también,en un círculo vicioso, ese sujeto, al tener muchas dificultades en la relación humana opta neuróticamente por la indiferencia, lo que irá en grave detrimento de su salud emocional,sofocándo su propia  sensibilidad, que es la quintaesencia de lo vital y de nuestras potencialidades más elevadas, confundiendo esa sensibilidad con la sensiblería, la pusilanimidad o la susceptibilidad melodrámatica.
Esta autodefensa que es la indiferencia se conforma ya en la adolescencia, como una especie de supervivencia psíquica, porque las figuras parentales han hecho creer al niño que padece un exceso de vulnerabilidad en el mundo y lo han entrenado en el individualismo egoísta... Para ir superando este error psicológico y moral que es la indiferencia, la persona tiene que salir de sí mismo e interesarse en los demás, y no seguir mutilando su consciencia ética y afectiva...


Recapacitemos:  La indiferencia,es una actitud que nos zombifica,nos convierte en manadas de seres que no sienten,y eso es lo que está haciendo mas daño en el mundo,que las enfermedades de la pobreza,o los crímenes del capitalismo...

Sostiene Pereira...

Esta peli cuenta con genialidad como se engendra un fascismo.
 Basada en la novela del mismo nombre,del genial escritor recientemente fallecido Antonio Tabucchi.
Como un homenaje a él,es recomendable ver esta peli,que les dejo aqui,y si les interesa,pueden continuar viéndola en los enlaces del youtube. Aambientada en Lisboa en 1938, en pleno régimen salazarista. Pereira es un periodista que se ve enfrentado a una elección ética... La recomiendo mucho,pues es una de las mejores pelis que he visto. Ojalá les guste a ustedes también...

.
Antonio Tabucchi,descansa en paz.

La chinche asesina...



Un piquete de chinche inocula un parásito que se aloja en la sangre y, lenta y silenciosamente, daña el corazón hasta dejarlo casi inservible, algo insólito en un niño...
Miles de niños indígenas padecen Chagas en México, enfermedad que se ha expandido por nulas políticas públicas para controlarla.
El parásito puede entrar al organismo por piquete de chinche (el insecto pica y casi al mismo tiempo defeca. En sus heces están los parásitos que contaminan la sangre del humano. 80% de los contagios son por esta vía), también por transfusión de sangre o contagio de madre a hijo durante el embarazo.
La enfermedad de Chagas afecta en la actualidad a 10 millones de personas y mata al año a 12.500.
El tratamiento en la primera etapa de esta enfermedad es sencillo y eficaz, pero es complicado reconocerla, porque sus síntomas son silenciosos y muy genéricos.
Los fármacos tienen más de 40 años y no existe vacuna.
Los hábitats naturales de la chinche vinchuca son las grietas de las paredes y los tejados de las viviendas de adobe o paja. Estos insectos permanecen ocultos durante el día, pero al anochecer empiezan la caza. Su alimento básico es la sangre humana. Así que la vinchuca busca a su presa, le pica en una zona expuesta de la piel y defeca a escasos centímetros de la herida. La persona atacada se rasca instintivamente, empuja las heces hacia la picadura y los parásitos penetran en el organismo. Durante la primera fase de la enfermedad, llamada mal de Chagas, estos organismos circularán libremente por el torrente sanguíneo. Es complicado reconocer la enfermedad, porque sus síntomas son silenciosos y muy genéricos. La segunda etapa es más compleja: los parásitos permanecen ocultos durante años en el músculo cardiaco (el 30% de los pacientes presentarán trastornos en el corazón) y digestivo (el 10% de los enfermos padecerán alteraciones en el esófago) y, sin tratamiento, la infección es precaria, básicamente porque afecta a los sectores más humildes de América Latina y está asociada a la exclusión socioeconómica. De hecho, la dolencia pertenece a la categoría de «enfermedades olvidadas», según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El mal de Chagas es endémico en 21 países. Afecta a 10 millones de personas y provoca 12.500 muertes al año. La inconsciencia es el primer problema de la enfermedad.  Médicos Sin Fronteras (MSF) tiene registradas a unas 67.000 personas que se infectan al año. Es una constante en las zonas rurales y es el principal reto de MSF: concienciar a los Gobiernos de países endémicos sobre la necesidad de invertir en campañas informativas, desarrollar nuevas pruebas de diagnóstico y mejorar los medicamentos. Pero falta inversión económica. Solo existen dos tratamientos para el Chagas, benznidazol y nifurtimox, y ambos fármacos se desarrollaron hace más de 40 años en el marco de investigaciones que no abordaban concretamente la enfermedad. El único laboratorio en el mundo que produce el benznidazol (el Laboratorio Farmacéutico Público de Pernambuco) alcanzó hace tres meses un acuerdo con la organización Iniciativa Medicamentos para las Enfermedades Olvidadas (DNDi) para comercializar la fórmula pediátrica del fármaco (antes no existía) y distribuirlo a precio de coste en los países latinoamericanos. Sin embargo, ninguno de los dos medicamentos está adaptado a embarazadas.
Hoy, según el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea, 8 millones de mexicanos estarían infectados con Tripanosoma cruzi, parásito que provoca el Chagas. La cifra supera a la de los 200 mil que viven con VIH (según Onusida) y es semejante al número de diabéticos, que va de 6.5 a 10 millones (de acuerdo con la Fundación Mexicana de Diabetes).
Miles de portadores ignoran que llevan tal bomba de tiempo: entre 30% y 40% de ellos desarrollará la fase crónica de Chagas, durante la cual el parásito daña corazón, esófago o colon. Podrían transcurrir años sin que noten que están enfermos; cuando se enteren, los daños serán severos e irreversibles ya.
En 1909, Carlos Chagas, médico brasileño-portugués, descubrió la enfermedad. Las chinches que la transmiten tienen delimitado su territorio desde México hasta el sur de Argentina y Chile; de ahí que su nombre científico sea Tripanosomiasis americana. En Mexico Secretaría de Salud siempre ha ignorado a los enfermos de Chagas...Injustificado desdén gubernamental hacia una enfermedad que puede controlarse con campañas sanitarias que informen sobre el daño que causa la chinche. Además, si se detecta a tiempo, el parásito puede ser combatido con fármacos.
Médicos sin Fronteras y otros de sus colegas científicos han hecho múltiples propuestas de control y vigilancia de Chagas en México, avalados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) pero siempre han sido ignorados por la Secretaría de Salud, y demás instancias gubernamentales yy quizá tal desinterés obedece a que “es una enfermedad de pobres”.

En una época de intensa migración global, sin embargo, el Chagas está traspasando la frontera de la pobreza, convirtiéndose en una infección urbana que puede transmitirse por transfusión de sangre. Algunas personas infectadas que donan sangre podrían estar contribuyendo, sin saberlo, a su propagación, pues sólo 113 de los 558 bancos de sangre de México, realizan la prueba al 64% de los donadores para descartar Chagas, de acuerdo con información del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea. Los que no la aplican, violan la Norma Oficial Mexicana para la disposición de sangre humana y sus componentes con fines terapéuticos que  impone realizar la prueba en personas con antecedentes de residir o proceder de zonas endémicas, es decir donde pueden encontrarse chinches transmisoras. El asunto, muestran investigaciones recientes, es que estas chinches se desarrollan en casi todo el país y es que el costo de los reactivos, que va de seis a nueve dólares por muestra de sangre, y la corrupción de las autoridades sanitarias,son los obstáculos para realizar la prueba.
Por eso México es el país más atrasado en  la investigación para conocer la magnitud de la transmisión por la picadura de chinche,cosa que es muy grave porque si bien los países del Cono Sur sólo tienen una especie de chinche que causa Chagas, en México hay más de 30 especies, de las cuales al menos 13 transmiten el parásito al humano.
Algo por demás trágico es que se ha incrementado exponencialmente el número niños con trastornos cardiacos a causa de Chagas en estados como Oaxaca,Chiapas,Puebla,Querétaro, San Luis Potosí y Veracruz. Por ejemplo, en Tamazunchale (municipio potosino) se hicieron análisis a mil 200 chicos de primaria a bachillerato; 130 tenían el parásito y la mitad de ellos padecía ya problemas cardiacos.
Este estudio da una nueva dimensión al chagas: se pensaba que podían pasar entre 20 y 30 años para desarrollarlo, ahora resulta que hay menores de edad con daños cardiacos graves, dos años después de haber sido picados por la chinche. Don esas las consecuencias de no tener una campaña nacional contra el Chagas. Tenemos niños de seis años con alteraciones en su corazón....Qué futuro le puede esperar a un niño con un problema así?...Muchos pacientes  en Oaxaca,de entre seis y 16 años han muerto mientras jugaban porque cualquier esfuerzo les causa una muerte súbita.
Otro tema grave es que los médicos familiares que  atendien en las clínicas sociales, no logran explicar el origen de dolores, fatiga, arritmias,pues diagnosticarlo es una tarea difícil, aún para los especialistas de Cardiología. Los médicos generales mexicanos no tienen idea de la enfermedad; si alguna vez la oyeron fue en la escuela y creen que en México no hay.
Eso conlleva,también,la falta de acceso a los medicamentos para eliminar el parásito de la sangre. Sólo existen dos (Nifurtimox y Beznidazol) y ninguno puede adquirirse en la farmacia porque no se distribuyen en el ámbito comercial. El gobierno mexicano consiguió donaciones a través de la OMS, pero la última quedó varada en la aduana, aguardando trámites. Los pocos medicamentos disponibles fueron conseguidos por MSF, como donación, en Catalunya, Argentina, Brasil o Paraguay.

datos:

-Hay 25 millones de personas que corren el riesgo de enfermar.
-Si el Chagas no se trata, los enfermos permanecen décadas en fase crónica.
-La tasa de éxito del benznidazol en la primera fase de la dolencia es del 100%.
América Latina es la zona del mundo más afectada por el Chagas.
-Médicos Sin Fronteras ha tratado a más de 51.000 enfermos desde 1998.
Ese año, Médicos Sin Fronteras abrió su primera oficina en la ciudad deOaxaca
En 1999, desarolló un proyecto de atención médica básica en 60 comunidades en la sierra Mixteca.
En 2000, accedió a los Altos de Chiapas, en donde equipos móviles visitan regularmente 25 comunidades brindando consultas médicas gratuitas.
Desde 2002, abrió un proyecto en la Sierra Mixteca cuyo objetivo se centró en reducir la morbilidad y mortalidad de madres y niños menores de 5 años, e investigado en temas migratorios y afecciones como tracoma y mal de Chagas.
El Mal de Chagas no  no debe tomarse a la ligera, porque todos podemos estar expuestos.
Si desean más información, folletos, diapositivas, videos, testimoniales y hasta un curso de cómo detectar la enfermedad, acérquense a las páginas que MSF México, pone a su disposición:
Curso y diagnóstico en línea http://www.msf.es/curso_chagas/iframe/index.htm
Página MSF México  http://www.msf.mx/web/
 Quieres ser voluntario? http://www.msf.mx/web/index.php?id_pag=111
Twitter : #maldechagas #chinchevinchuca #enfermedaddechagas.
Pluma y labor:Alo.

A bailar con Talco ska...!!!




Que no nos maten...

Pedro Miguel
Hace no mucho, los niños de México expresaban sus expectativas a futuro en términos parecidos a los que emplean los niños en cualquier país del mundo: Quiero ser ingeniero, quiero ser maestra, quiero ser bióloga, quiero ser cantante, quiero ser piloto aviador, quiero ser director de cine. Hoy, en la franja norte del país, de acuerdo con una consulta realizada por el Instituto Federal Electoral (IFE) (La Jornada, 19/3/12, p. 5), los niños tienen, en su mayoría, aspiraciones distintas: quieren seguir vivos, quieren mantener la cabeza pegada al cuello y el cuello a los hombros, quieren que no maten a sus familiares y quieren que cesen las balaceras en las calles.
Como el resto de la población, los menores ofrecen respuestas contrastadas cuando se les pregunta por la manera de resolver los problemas: “Hablando con los Zetas” o pidiéndoles ayuda, contestan algunos, mientras otros piensan que es preferible apelar a la policía, al Ejército o a la Marina o, más llanamente, matar a quienes generan la violencia. En ciertas respuestas hay temor a las corporaciones públicas: los policías son los que hacen los problemas y te quitan el dinero.
–Yo de grande quiero ser narco –decía un niño juarense de cuatro años en un testimonio ya censurado en Youtube.
–¿Para qué quieres ser narco?
–Para matar.
–¿Y para qué quieres matar?
–Para ser rico.
Ahora, después de un cuarto de siglo de saqueo nacional, destrucción sistemática del tejido social, saqueo y pillaje realizados tanto desde los poderes formales como desde los fácticos, y de connivencia cínica o hipócrita de los niveles gubernamentales con la delincuencia, matar o que no los maten son los horizontes deseables para una generación de menores, especialmente en la franja fronteriza del norte. A eso ha sido conducido el país por la oligarquía depredadora y sus sucesivos gerentes en turno, Washington y los socios menores y desechables, eso que los anteriores llaman delincuencia organizada, como si ellos mismos no lo fueran.
Felipe Calderón entra en la recta final de su desastre procurando heredar a quien le suceda la guerra y la destrucción e inaugurando penales de supermáxima seguridad, hipérbole que expresa, seguramente de manera involuntaria, que el resto de las cárceles del país, sean federales, estatales o municipales, no son confiables. ¿O qué: no debiera bastar con hacer seguras las cárceles, sin necesidad de superlativos? Mientras tanto, en las calles, que los niños desearían como zonas de juego y convivencia, y no como áreas de potencial exterminio, florece la supermáxima inseguridad.
En buena parte de los niños de México la visión del país es la de un campo de batalla, y no es de extrañar que no pocos de ellos se conviertan en delincuentes antes incluso del momento en que legalmente dejan de ser niños. Son producto de su tiempo y de su circunstancia. Otros han visto el asesinato de sus familiares sin tener la edad necesaria para firmar un acta de defunción en calidad de testigos. Y otros son desalojados de este mundo por error –confusión o mala puntería– o por una maldad que ya se salió de cauce, antes de dar la talla para un ataúd de adulto.
Hasta los hijos de los altos funcionarios viven la inseguridad asfixiante de la guerra. La infancia y la adolescencia les son robadas por blindajes y enjambres de guaruras que les hacen imposible la normalidad cotidiana y tal vez los lleven a concluir que el país en el que viven los odia y desea matarlos.
Es urgente deshacerse de la lógica de la supervivencia del más apto, instaurada sin tapujos durante las dos últimas presidencias priístas, y continuada en el transcurso de la docena trágica del panismo gobernante; del enriquecimiento grupal como verdadera razón de ser del ejercicio del poder público, y de esa concepción del Estado, impuesta por Calderón, como una máquina de perseguir, encarcelar, desaparecer, torturar y matar. Para hacer frente a la delincuencia y a la violencia el país debe incrementar su población escolar y reducir su población carcelaria, e inaugurar más clínicas y universidades que centros de comando que no sirven para maldita la cosa, como no sea para perder soberanía –porque están infestados de asesores estadunidenses– y para enriquecer a un puñado de proveedores y a unos cuantos funcionarios.
La consulta del IFE refiere, además, aspiraciones de jóvenes de entre 13 y 15 años: “Que los políticos ya no se asocien con el narco; que haya más igualdad, más seguridad social, que no haya más violaciones ni desempleo; que no haya pobreza y que se cambie el presidente; que los policías no se dejen sobornar y que no haya discriminación”.
Es una propuesta integral y nítida. Es tiempo de hacerles caso.

domingo, 11 de marzo de 2012

Somos la Revolución......

Somos el 99%...











El régimen de partidos burgueses no es más que una fachada de seudodemocracia bonita para la dictadura del capital. Y la crisis actual del sistema capitalista permite evidenciar, una vez más, que Marx tenía la razón. Su obra, su pensamiento revolucionario están hoy más vigentes que nunca antes. El pensamiento débil, posmoderno, progre, no ha podido ni tan siquiera comprender la situación que vive el mundo actualmente, mucho menos explicarla y, peor, encontrar las vías para la transformación revolucionaria de la sociedad. No puede ser de otra forma, porque, en definitiva, a esos intelectuales de cafetín, representantes de ese pensamiento, investidos de una vanidad que raya con la prepotencia, los mismos que exaltan todo lo correcto, lo ligth, que abogan por el fin de las ideologías y de la lucha de clases, solo les interesa su prestigio como engranes al servicio del poder dentro de las instituciones académicas universitarias. Igual sucede con los sociólogos, fundamentalmente los abiertamente puestos del lado de la burguesía y el imperialismo, quienes prestan servicios a quienes les pagan sus sueldos...Marx, en esta época en la que no hay salidas éticas, tiene total vigencia con su Manifiesto Comunista, para hacer un analisis profundo de la sociedad capitalista,con sus categorías usadas por el marxismo de clase social, plusvalía, trabajo asalariado, aunque hoy se diga que estamos frente a economía que ya no está basada en el trabajo productivo.
El "Manifiesto Comunista" es el documento más actual para entender lo que está sucediendo hoy en día. Aunque fue escrito hace casi 165 años, el Manifiesto describe de manera brillante el mundo capitalista que vemos hoy, incluso más que la situación que existía en 1847. Si uno se molesta en leer cualquier texto burgués de aquella época, verá que no tiene más que un interés puramente histórico. El Manifiesto en cambio describe en detalle la dominación aplastante del mercado mundial, las crisis periódicas del sistema capitalista, el surgimiento de la clase trabajadora, la concentración de los medios de producción, etc.
Las categorías marxistas son, si cabe, más vigentes hoy en día que en la época de Marx, cuando realmente el sistema capitalista mundial estaba en su infancia. A los que afirman que la economía capitalista ya no se basa en el trabajo productivo habría que pedirles que se paren a pensar en las cosas que les permiten funcionar durante un día de su vida. Quién y cómo se produce la cama donde duermen, las cobijas que les abrigan, las paredes, ventanas y techo que les protegen de la intemperie? ...De dónde sale la comida que le alimenta, la energía con la que la cocinan, el horno y los fogones dónde la transforman en deliciosos platos? ¿Quién produce el auto o el transporte colectivo que les lleva a su lugar de trabajo y quién lo conduce? Podríamos seguir...
En cuanto al papel de las tecnologías de la información y la comunicación, nada de ello entra en contradicción con el análisis marxista del capitalismo. Marx y Engels explican como “la burguesía no puede existir si no es revolucionando incesantemente los instrumentos de la producción”. Las nuevas tecnologías se aplican a la producción para aumentar la productividad del trabajo, el conocimiento por el conocimiento no tiene ningún valor bajo el capitalismo sino encuentra una aplicación en la producción de mercancías.
Si hablamos por ejemplo del desarrollo de programas de software, esto lo hacen trabajadores que generalmente trabajan para grandes multinacionales y que reciben un salario a cambio de su fuerza de trabajo. Aunque trabajen delante de una pantalla de computadora y con un teclado, en lugar de apretar tornillos en una cadena de producción, igualmente son trabajadores asalariados de los que se extrae plusvalía. El producto final de su trabajo quizás no se puede tocar físicamente, pero igualmente es una mercancía, en la medida que tiene un valor de uso y un valor de cambio y se vende en el mercado capitalista.
En el contexto de la aguda crisis económica a la que se enfrenta el sistema capitalista, ya no son sólo los marxistas los que reclaman la validez de los análisis de Marx, sino que también los estrategas más inteligentes de la burguesía se ven obligados, a regañadientes, a reconocer su validez.


Y darse cuenta de que es posible superar un sistema basado en relaciones mercantiles y en el trabajo asalariado...No solamente es posible sino que es necesario y urgente.
Las fuerzas productivas que ha creado el capitalismo se rebelan contra los límites impuestos por la propiedad privada de los medios de producción y el Estado nacional. La actual crisis económica ha provocado la destrucción de 27 millones de puestos de trabajo, llevando el total a 200 millones de desempleados. Dos cientos millones de hombres, mujeres y sobre todo jóvenes condenados a la inactividad, no porque no existan necesidades humanas que cubrir, sino porque los capitalistas, la minoría que es propietaria de los medios de producción, no
encuentran un mercado para transformar mercancías en beneficios.Sobre la base de la planificación democrática de la economía sería posible resolver de un plumazo los problemas de hambre, enfermedad, desnutrición, falta de acceso a agua potable, desempleo y pobreza extrema que afectan hoy a cientos de millones de personas en todo el mundo. El único obstáculo es el capitalismo, que se basa no en satisfacer las necesidades de la mayoría, sino en el lucro privado de una minoría. Para superar este obstáculo es necesar
io expropiar los medios de producción y el capital para ponerlo al servicio de la población.
Ese sería el primer paso hacia una sociedad basada no en la necesidad sino en la abundancia y progresivamente la eliminación el dinero y las relaciones mercantiles, lejos de ser un instrumento de dominación y explotación se convertirían en un mero mecanismo de control administrativo, para finalmente desaparecer por completo...Desde un punto de vista marxista, toda lucha de clases es una lucha política. Lógicamente, existe hoy en día una amplio rechazo a la “política” en general por parte de jóvenes y trabajadores que entran en la arena de la lucha justamente repugnados por el espectáculo de políticos tanto de derechas como de “izquierdas” que siguen fundamentalmente las mismas políticas y todos afectados por escándalos de corrupción. Este es un rechazo sano y saludable. Pero hay que ir más allá. La política no es más que la lucha por los intereses propios y colectivos de los trabajadores y los oprimidos como clase en oposición a los intereses de los capitalistas como clase.
Desde el punto de vista de la clase dominante, la política se limita a ofrecer a los trabajadores la posibilidad de votar cada cierto tiempo por un partido u otro, pero en última instancia todas las decisiones importantes se toman en los consejos de administración de los grandes bancos y empresas. Esa es la política burguesa. Desde el punto de vista de los trabajadores, la política debería ser la lucha por avanzar los intereses diarios y concretos de la clase oprimida, y la vinculación de esa lucha con el objetivo general de tomar el poder político para poner fin al régimen capitalista de explotación...La indiferencia hacia la política en realidad es muy útil a la clase dominante, pues si los trabajadores y trabajadoras no participamos políticamente, defendiendo nuestros propios intereses, entonces dejamos la política en manos del enemigo. Lo que es necesario es organizarse y que las organizaciones de la clase obrera militante,respondan realmente a sus intereses.
Ese reformismo es básicamente la idea de que el sistema capitalista se puede ir mejorando, con pequeños parches y reformas, hasta llegar a transformarlo por completo. Eso plantea el reformismo clásico, del dirigente de la socialdemocracia alemana Bernstein,que vivió su época dorada durante el boom de la posguerra en los países capitalistas avanzados,con mejoras de las condiciones de vida de la clase trabajadora, en lo que se llamó el Estado del bienestar. Salud y educación gratuitas para todos, viviendas sociales baratas, segurY tampoco confiarnos con el reformismo que plantean los políticos al servicio de los burgueses o de desempleo generoso, pensiones de jubilación dignas, baja de maternidad, guarderías infantiles públicas de calidad, etc. Todo eso fue posible debido a la lucha y la organización de la clase trabajadora que produjo un largo período de crecimiento económico en los países capitalistas avanzados. Eso fortaleció la dominación de las ideas reformistas en el movimiento obrero de esos países. Sin embargo, las crisis capitalistas de 1973 y 1979, pusieron fin a esa época...Y el capitalismo ya no quiso conceder ni siquiera algunas migajas que sobraran de la mesa del patrón. Empezó toda una época de neo-reformas y contra-reformas y ataques que han ido destruyendo gran parte de las conquistas del pasado. Incluso cuando los partidos social-demócratas han llegado al poder no han aplicado políticas reformistas. La actual crisis del capitalismo pone de manifiesto, incluso de manera más aguda, la imposibilidad de conseguir reformas significativas y duraderas en el marco de un sistema senil.
En este período “neo-liberal” las políticas de austeridad no están motivadas por criterios ideológicos sino por la codicia de la clase dominante.
Y ahora los revolucionarios de la izquierda real luchan por defender las reformas que mejore las condiciones de vida, de trabajo y los derechos democráticos
de la mayoría. En su obra clásica “Reforma o revolución”, la gran revolucionaria alemana Rosa Luxemburgo lo explica claramente:
“La lucha cotidiana por las reformas, por el mejoramiento de la situación de los obreros en el marco del orden social imperante y por instituciones democráticas ofrece a la Socialdemocracia el único medio de participar en la lucha de la clase obrera y de empeñarse en el sentido de su objetivo final: la conquista del poder político y la supresión del trabajo asalariado. Entre la reforma social y la revolución existe, para la socialdemocracia,
un vínculo indisoluble. La lucha por reformas es el medio; la revolución social, el fin.”
Lo que diferencia a revolucionarios de reformistas pues, es el que los reformistas piensan que sea posible reformar el capitalismo, mientras que los revolucionarios estamos convencidos que el mismo debe ser abolido de manera revolucionaria. Se dice que las ideas revolucionarias fueron siempre utópicas, y que hoy en día lo son todavía más.
Pero veamos: La clase dominante, lo es en virtud de su propiedad de los medios de producción,y se dota de un Estado (“cuerpos de hombres armados en defensa de la propiedad privada” como dijera Engels), para defender esa dominación. El poder estatal es parte integrante de la dominación capitalista. El poder económico no se puede separar del poder político.
La idea de que uno puede simplemente “salirse” del capitalismo, como la de los neozapatistas y Marcos,por ejemplo,y crear “espacios liberados” o “autónomos” en los que el capitalismo cesa de existir, y que de alguna manera esos espacios se van a extender hasta que el sistema capitalista no pueda ya funcionar, refleja una profunda incomprensión del carácter de fondo del sistema capitalista.
Además de tener muchos puntos en común con el gradualismo reformista, es una concepción inoperante. Argumentan que si convencemos a una mayoría, mediante el ejemplo voluntarista de unos cuantos, de que se puede vivir “fuera del capitalismo”, entonces el resto nos seguirá. Sin embargo las cosas no son tan simples porque el capitalismo no es un modo de vida, sino un conjunto de relaciones sociales y de poder y eso es lo que hay que transformar para poner fin al mismo...
La lucha de los campesinos indígenas de Chiapas es sin duda heróica, y su levantamiento dió voz a todos los oprimidos de México y mucho más allá. Sin embargo, la estrategia zapatista ha quedado desacreditada al renunciar a la lucha social,y volverse una especie de ong que sólo busca una autonomía cultural limitada en una parte del país. Los jóvenes de las comunidades zapatistas siguen siendo obligados a emigrar para encontrar un sustento y las niñas son vendidas por sus padres a cambio de 5 gallinas y una botella de aguardiente. Los neozapatistas se olvidaron de los millones de trabajadores y pobres de México.
Lo mismo sucedió con la lucha contra el fraude electoral a López Obrador en el 2006.Que fué uno de los movimientos más importantes que han visto los oprimidos en México en mucho tiempo, y que degeneró en una farsa electoral burguesam cuyo líder olvidó su compromiso con los pobres,y ahora hace genuflexiones a los que antes llamó la mafia en el poder,al monopolio de televisión que urdió el fraude al pueblo,al papá de iglesia católica,protector de curas pedófilos,y a los empresarios trasnacionales que han destrozado al pais, deseando que los "espurios" le perdonen su rebeldía de años atrás.
Definitivamente no se puede cambiar el mundo sin poner fin al sistema capitalista, y eso pasa por la toma del poder político y económico por parte del pueblo trabajador, los que producen toda la riqueza.
El régimen de partidos burgueses sólo sirve para perpetuar la dictadura del capital. Por el momento, los revolucionarios debemos utilizarlos de manera hábil y honada,para hacer conciencia pública de la necesidad de una revolución y denunciar el régimen capitalista.
En los países europeos más severamente afectados por la crisis, incluso la farsa del parlamentarismo burgués empieza a quebrarse y mostrar de manera más abierta su auténtico carácter. En España e Italia se vió la sustitución de gobiernos elegidos democráticamente en elecciones burguesas, por gobiernos “tecnocráticos” impuestos por los banqueros y capitalistas a los que nadie eligió.
Esto lleva a un descrédito cada vez más amplio de los políticos burgueses y del régimen capitalista en general. En el Estado español por ejemplo, uno de los gritos de guerra del movimiento de los “indignados” ha sido el “que no, que no, que no nos representan”. Al mismo tiempo vemos el aumento en los votos para aquellas opciones de la izquierda que aparecen como un punto de referencia alternativo (por ejemplo Izquierda Unida en Cataluña,o el KKE y Syriza en Grecia).
Los politicos revolucionarios ,en primer lugar deben renunciar a los privilegios y prebendas que acompañan el cargo. Un diputado que quiere representar a la clase obrera debería percibir el mismo salario que el de un obrero cualificado, y entregar el resto al movimiento obrero sobre la base de la consigna “diputado obrero, sueldo obrero”.
La llamada “democracia”, democracia burguesa en realidad, no es más que un engaño del capital. Es decir, se garantizan formalmente una serie de derechos democráticos, siempre que el ejercicio de los mismos no amenace el poder, privilegios y propiedad de la clase capitalista. En cuanto estos se ven amenazados, la clase dominante no duda en recurrir a métodos dictatoriales de dominación.Así, el poder real reside en los propietarios de los medios de producción que tienen la capacidad económica para decidir sobre el destino y el empleo de millones, que controlan los medios de comunicación para moldear la opinión pública, que compran y venden políticos para defender sus intereses, etc. La democracia y la igualdad bajo el capitalismo son ilusorias. Como dijo el escritor francés Anatole France, “la ley, en su majestuosa igualdad, prohíbe por igual, al rico y al pobre, dormir bajo un puente, mendigar en las calles y robar pan”.
Eso seía en síntesis,lo que es la democracia obrera. Bajo el
capitalismo tenemos una dictadura ejercida por una clase burguesa sobre otra, mayoritaria. Bajo la democracia obrera, es la clase trabajadora, la mayoría de la sociedad, la que ejerce el poder y lo defiende contra una minoría explotadora que quiera restaurar el viejo régimen. La democracia obrera,siguiendo a Bakunin, es transitoria, en la medida en que el socialismo crea un régimen de abundancia y justicia,hasta que la necesidad de un aparato estatal vaya desapareciendo.
(Recomiendo la lectura de los textos de Marx y Engels sobre la Comuna de París y el clásico texto de Lenin “El Estado y la Revolución” pues sus planteamientos ayudan a la organización revolucionaria de la clase trabajadora.)

En las recientes huelgas masivas en defensa del sistema de pensiones de jubilación en Francia vimos dos ejemplos de esto. Por una parte, los trabajadores de las refinerías, un sector altamente organizado y que había conquistado condiciones de trabajo y salariales superiores a otros sectores, se lanzó a una huelga indefinida con bloqueos de las instalaciones. La medida rápidamente generó la simpatía y solidaridad de amplias capas de la población y llegó a paralizar prácticamente la vida económica de todo el país. Eso demostró el poder potencial de incluso un grupo numerosamente pequeño de trabajadores. El otro ejemplo fue la huelga de los trabajadores de los transportes de seguridad que distribuyen el dinero a las sucursales bancarias y cajeros automáticos. Una huelga que en pocos días amenazaba con paralizar la vida financiera del país.
La clase obrera, por lo tanto, potencialmente, tienen el poder para tomar control de la sociedad. Lo que se requiere es una dirección revolucionaria que esté a la altura. Esta dirección no se puede simplemente proclamar sino que tiene que ganarse el derecho a dirigir a la clase, mediante su intervención en todas y cada una de las luchas de los oprimidos. En palabras de Marx:
“Los comunistas no se distinguen de los demás partidos proletarios más que en esto: en que destacan y reivindican siempre, en todas y cada una de las acciones nacionales proletarias, los intereses comunes y peculiares de todo el proletariado, independientes de su nacionalidad, y en que, cualquiera que sea la etapa histórica en que se mueva la lucha entre el proletariado y la burguesía, mantienen siempre el interés del movimiento enfocado en su conjunto. Los comunistas son la parte más decidida, el acicate siempre en tensión de todos los partidos obreros del mundo y llevan a las grandes masas del proletariado su clara visión de las condiciones, los derroteros y los resultados generales a que ha de abocar el movimiento proletario.” ("El Manifiesto Comunista", Marx y Engels, 1848)
Esto se ve en los movimientos de los indignados que reflejan un estado de ánimo cada vez más amplio de oposición instintiva al sistema capitalista, que se ha ido acumulando durante años y que ha salido a la superficie con la actual crisis económica.
Consignas como “no somos mercancías en manos de políticos y banqueros”, “somos el 99%”, “no es una crisis, es el sistema”, sacan a la luz la oposición existente entre la mayoría de la población que tiene que vender su fuerza de trabajo para asegurarse un sustento y una minoría parasitaria, no electa,
que se enriquece cada vez más a costa de ese 99%. Esta es una conclusión profundamente revolucionaria y a la que han llegado capas cada vez más amplias de la población. Y el papel decisivo de esos movimientos lo ha jugado la juventud, como no podía ser de otra manera y como suele suceder a lo largo de la historia. Pero la juventud no es más que un barómetro sensible de los estados de ánimo generales en la sociedad.Estos movimientos reflejan la idea muy avanzada de que es posible hacer algo para cambiar la situación, rompen con el fatalismo del “no hay alternativa”. Ya son millones de indignados los que han llegado a la conclusión que la única manera de cambiar las cosas es mediante la acción revolucionaria en las calles de las masas.
Es cuanto.
Salud y Anarkía
Marzo 2012
Ideas y pluma: Gonzo.

Anarquistas mexicanos...



Primera declaración de la Federación Anarquista de México.

¡Anarquistas!
Innegable es mirar la silueta de un fantasma indómito y siempre empedernido que recorre las barricadas del pasado y levita en las venas de los pobres que el desasosiego gobiern
a el mundo; la crisis económica, política y social que golpea a diferentes pueblos de Europa, de America y el mundo, pone de manifiesto la debacle de un modelo político y económico que igual aplican gobiernos de Derecha o de “Izquierda”. Un sistema económico y político que funda su existencia en el miedo, el terror, el pánico, la desesperanza y la muerte. co emprenden las revueltas del presente. Irrevocable es mirar el parto doloroso de un movimiento anarquista mexicano que sin saberlo, en el aquí y ahora, se envuelve en un crecimiento potencialmente
turbulento y por ello con agudas
ntradicciones que le permite revitalizar su silueta indómita y robustecer la idea, el pensamiento y la práctica revolucionaria; pero que de manera natural lo obliga a permanecer siempre presente en el subconsciente del pueblo mexicano. Innegable, irrevocable siempre su obscura figura; intermitente su andar y de propuesta multiplicada y divergente; pero siempre de cuerpo presente. Yace siempre latente, no desespera, no titubea y nunca desiste; de ojos rojinegros y obscura alma, funde su negrura libertaria y se envuelve en el vaho del pueblo; se convierte en pueblo, siempre a punto de reventar el estridente silencio del orden y el p
rogreso que impone el Estado, el clero, el capital y la autoridad.
Dicho sistema no ha podido ocultar que prevalece una crisis económica en diferentes regiones del mundo y que se está extendiendo en todas partes; ello nos deja la conclusión de que este sistema capitalista no sólo está llegando a una fase de deterioro, sino que está deteriorando la vida y la dignida de las personas más rápidamente. Ya el anarquista Ruso-Norteamericano Alexander Berkman señaló que la sobreproducción como
problema de bajo consumo, el capitalismo impide a grandes segmentos de la población la satisfacción de sus necesidades, afectando sus propios mercados. Dicha sobreproducción es empujada por la especul
ación de la ganancia, del control del mercado (geopolítica) y de la vida cotidiana de los consumidores que en principio son productores. Con ello la tecnología del poder ha cimentado su dominación económica y estatista de un saber positivista donde el supuesto orden y progreso se torna en una mercenaria idea de subrepticia dominación qu
e aplican gobiernos de Derecha e “Izquierda” contra el bienestar
de los pueblos, reconfigurandoce así las bases de la dominación y la explotación. Los cambios que ha experimentado éste sistema de dominación son a partir de la constante innovación tecnológica que modifica no solo el sistema de producción sino la dominación de los trabajadores. Ésta reconfiguración del mundo de trabaj
o y de la vida social ha provocado intermitentes movimientos sociales como el de los Indignados en Madrid hasta llegar a los Ocuppy Wall street que, independientemente de las simpatías o desacuerdos, nos permite observar la reconfiguración de la resistencia social, donde la militancia va de la vida cotidiana a la vida social, hasta llegar ha configurarse al mundo virtual.

En México dicho sistema ha emprendido un mecanismo de control salvaje, que va de la represión virtual y real; donde se inventan guerras ficticias, deconstrucción de simbolismos virtuales y hasta se crea un sistema virtual de “voluntad” electoral partidocrático donde se
distribuyen el control y el poder de manera geográfica para que con ello la geografía del poder, o las regiones del po
der, como las definiera Bakunin, consoliden su legado de la muerte perpetua en la vida de los pobres de México. Actualmente el pueblo mexicano padece una política criminal y sanguinaria donde no sólo se violenta sus derechos y libertades más elementales (alimentación, vivienda, salud) sino que se reprime de manera brutal a quien se oponga, como así lo demuestran los asesinatos contra representantes indígenas de Oaxaca, de Guerrero y Veracruz sólo por citar algunos casos. Y qué podemos decir de la política de guerra molecular que aplica la élite política contra un monstruo acéfalo llamado Narcotráfico, cuyos “efectos colaterales" está desmoralizando a la sociedad.
Así, en los umbrales del siglo XXI el movimiento anarquista mexicano ha visto su renacimiento plagado de tensiones sociales provocado por un pueblo mexicano que está cada vez más y más cerca de asaltar el cielo: Las revueltas de Oaxaca y Atenco demostraron que los pueblos ya no tienen otro camino de lucha que la barricada; el enfrentamiento de mineros de Sicartsa, la lucha de mineros de Cananea, de la minera San Xavier, nos develan que la cultura servil y cortesana del movimiento obrero esta a punto de fenecer; la resistencia de pobladores de Cherán en Michoacán en contra de Narcotraficantes, talamontes y policías Federales; la resistencia de indígenas de Guerrero, de Veracruz y de muchos pueblos de México ponen de manifiesto que la olla de presión esta a punto de explotar. Por ello, tal situación nos hace reflexionar en la máxima Bakuninista de de que la idea
revolucionaria anarquista vaya al pueblo; es decir que los anarquistas caminemos junto con éstas resistencias para que con toda la intención generemos la tensión anarquista, misma que nos dará la pauta necesaria para que el anarquismo no solo se enlace con las fuerzas de resistencia, sino que se convierta en parte de un movimiento con una postura revolucionaria que fracture la contención de organizaciones tradicionales, y que con toda la intención tenga como oriente el comunismo libertario.
Es entonces, que en este contexto donde el movimiento anarquista mexicano ve correr sobre sus venas sangre joven, tiene sobre todo la oportunidad de que nuestro renacimiento rebase los causes del orden burgués por medio de la organización anarquista federada. Debido a esto, en noviembre del 2011, la Federación realizó un encuentro en Teotihuacan Estado de México de grupos e individuos federados para definir el rumbo rojinegro y determinar las formas anárquicas que éste navío navegara. Así es c
omo se acuerda por unanimidad, crear la Federación Anarquista de México con Secciones en Tijuana, Sonora, Durango, Oaxaca, Distrito Federal y Estado de México.
Por ello compañeros y compañeras, hacemos un llamado ha unirse a éste proyecto revolucionario de la Federació
n Anarquista de México que tiene como finalidad la expansión turbulenta de la propuesta Anarquista; iniciativa que tiene como finalidad abarcar cada poro, cada espacio de las geografías del poder; un proyecto organizativo sin jerarquías que luche contra todo tipo de poder; que pueda vulnerar y derrocar a éste monstruo infernal que gobierna con muerte perpetua a los pobres de éste país. Una Federación que en su caminar lleve de la mano la fraternidad, la igualdad, la solidaridad y la libertad, mismas que nos encaminaran hacia la revolución social y el comunismo libertario.
Compañeras y compañeros, la gran labor de nosotros los anarquistas es la de seguir el andar rebelde y antiautoritario de una cultura revolucionaria que se ha albergado en el corazón de los pobres de México, mismas que ya desde el siglo XIX se manifestaron de forma indómita. Una cultura antiautoritaria siempre cercana al sufrimiento del pueblo pero insoslayablemente siempre cercana a la violenta gravitación contra el orden burgués
Compañeras y compañeros, los poderosos han tintineado ya los clarines de guerra y el gobierno de la muerte ha comenzado a lacerar la vida de los pobres. Es menester de nosotros los anarquistas levantar el puño de libertad que derrocara al gobierno de la muerte.
Ha llegado el momento de organizarnos y pugnar por una revolución social y extenderla por todo el país, hasta que la vida nos llegue de vuelta con alegría, fraternidad e igualdad.
Salud y Anarquía,México.
Marzo del 2012.
Pluma de Mozz para la Federación Anarquista de México