sábado, 27 de octubre de 2012

Censura....


La censura es el tenaz miedo a la libertad de los otros,y consiste en que unos pocos deciden lo que los demás deben saber o pensar.Asì,la censura es la restricción del libre pensamiento y su  expresión a los ciudadanos, llevada a cabo por una èlite en el poder para evitar, que se publique información considerada ofensiva, inconveniente o simplemente molesta para su ejercicio abusivo de poder. Y es por eso que la censura la cometen los sujetos que se han hecho del poder político o religioso de manera ilegítima y engañosa,y por ello es su debilidad ante la verdad, y su temor a verse descubiertos por los pueblos.  En España hubo una dictadura que duró 40 años, basada en un golpe de estado a la República democrática, por el nacional-catolicismo de derechas, y por tanto los censores más fáciles de encontrar son residuos de esa época y comparten esa ideología, y no debemos olvidar que en otros tiempos esos censores prohibían, y luego mataban al que no acatara su censura.
Así que la censura en España  en estos tiempos primero se aplica por vía administrativa debido al disfraz de demócratas que visten los neofranquistas, nietos del generalísimo enano. La eficaz maquinaria burocrática forjada en el franquismo es mucho más útil para cualquier gobierno déspota que un poder democrático celoso de su independencia . La LSSI fue el primer intento, pero su entrada en vigor en octubre de 2002 coincidió con la decadencia del gobierno Aznar. Pero ahora ya están aquí los del PP,y su reyecito,de nueva cuenta con su censura de siempre. No cambian su estrategia, que se remonta al asesino Franco y sus censores para coartar las peligrosas verdades.
Aunque su permanencia en el poder no es para preocuparse demasiado, porque esta gente reaccionaria tiene gafe. Aznar,por ejemplo, les salió rana: al mes de estar en vigor se le hundió el Prestige, y todo cuanto hizo a partir de ahí quedó pringado de chapapote.  Y la Ley Sinde-Wert del manazas Rajoy,por ejemplo,es una herramienta demasiado explosiva para cualquier gobierno: aplicarla  será como conducir un camión cargado de nitroglicerina y más en estos momentos en que Catalunya busca su legítima  independencia. El salario del miedo que les paga Pemex-Repsol  no les va a compensar en absoluto. Así que se apañarán lo que puedan y saldrán cagando leches dejando a España más hundida aún en su crísis.
Con leyes decrépitas que se desvían de la gente real, reglamentos que se desvían de las leyes, y órdenes ministeriales que aplican a personas físicas lo que la Ley de Administración Electrónica solo permite para las personas jurídicas.  Y todo eso frente a una red viva como nunca, en la propia internet y en unas calles donde la realidad aumentada ha dejado de ser ciencia ficción, para convertirse en el borde inminente de una Revolución y aunque consigan la complicidad de los jueces para clausurar blogs,webs o redes-que no lo van a conseguir- pues ya no hay quien nos intente gobernar pasando por encima de internet.
No menciono siquiera la propiedad intelectual, porque ya no vale la pena: el futuro de los artistas se decidirá en el mercado, no en el juzgado. Los derechos de autor fueron solo una excusa para implantar la censura con la que, de una manera u otra, la derecha lleva ejerciendo desde hace siglos. Es una vieja conocida, y la mejor literatura se escribió burlándola. La censura pone siempre en marcha poderosos mecanismos intelectuales en la conciencia colectiva de los pueblos, y de ellos,y de su libertad,es que nace el futuro...

Aunque la censura,a veces,cambia de formato según su locación. Por ejemplo,en México es común que la raíz del comportamiento censor esté en el propio pueblo. En la masa acéfala, temerosa de todo lo nuevo, que no quiere que las cosas cambien lo más mínimo para no tener que adaptarse. En realidad, los líderes políticos y religiosos lo que hacen es plegarse a los deseos de esta masa reaccionaria e ignorante.(Inconcebible en otros paises,en Mèxico se puede ver a un líder de la izquierda pedir en un mitín un minuto de silencio por la muerte de un Papa pederasta,por ejemplo). El problema está antes en los vecinos que en cuatro políticos, y son esos vecinos los que primero se mueven para protestar contra todo lo que se desvía de su moralina provinciana. Los líderes, si son listos, se aprovechan de este bajo estado emocional para hacer su numerito y captar los favores de la masa. Claro, que los líderes salen de la masa y tambien comparten su forma de pensar, pero el problema tiene su origen en las masas reaccionarias,que aumenta en la media de su analfabetismo ético. Y  si a esa inmensa mayoría silenciosa se les ofrece una información sesgada y manipulada se pondrán de parte de sus manipuladores. Los reaccionarios están acostumbrados a manipular a la opinión pública, tienen sus medios de comunicación con los que adoctrinar a la masa para que crean como hechos probados y ciertos lo que se dice en la TV, que el que cuestiona o duda es porque está loco o es conflictivo y antisocial,y que las ideas diferentes,los extrangeros,los comunistas y los ateos son sumamente peligrosos para todo el país... Argumentos que podrían ser contrastados por el consumidor de información, pero que nunca lo serán porque no tiene tiempo, medios, o siquiera interés por el tema. Los medios de comunicación mexicanos tienen total autoridad para fabricar con mentiras y censura, una realidad a su conveniencia,claro: con el poder que  le da todo un pueblo...

La censura política existe cuando un gobierno trata de ocultar, distorsionar o falsear la información que sus ciudadanos reciben, por exclusión o represión de la política de prensa, evitando así que el público se informe a través de agencias de noticias. En la ausencia de información opositora y objetiva, la gente tendrá menos oportunidad de disentir con el gobierno o partido político a cargo.
Es también la supresión de opiniones que son contrarias a las del gobierno. El gobierno a menudo tiene el poder de militares y policía secreta, para reforzar la lealtad de los periodistas con la voluntad del gobierno para exaltar la historia que el gobierno quiere que la gente crea. Algunas de sus formas de actuar son a través del soborno, la ruina de las carreras, el encarcelamiento, y hasta el asesinato, incluso pretende abarcar las nuevas tecnologías, censurando o limitando de alguna forma lo que circula por Internet...