lunes, 14 de enero de 2013

Los mediocres...








 Van los mediocres, arrastrando sus pies,acurrucando las neuronas en la "normalidad",repitiendo lo mil veces repetido,y aferraditos a su comodidad... Los mediocres miran al suelo por costumbre, nunca se mueven de donde estén, por pereza o por miedo a lo nuevo, y andan siempre evadiendo toda idea o acción que les rompa la rutina... Parecen inocuos...pero no confiarse: la mediocridad es peligrosa ya que de un modo sutil va deteriorando imperceptiblemente lo que encuentra a su paso: culturas,ideologías,amores,arte...
Y es que un mediocre es un sujeto que está resignado a su pobre concepción de las cosas. Y lo peor es su jactancia: piensa que el saber que tiene es suficiente. No hay nada nuevo que aprender. Rodeado de dogmatismo,el sujeto mediocre es sumamente conservador, y es que quiere conservar a como de lugar, su gris cuadrito de realidad,por eso no permitirá que la realidad exceda lo que él supone que ya sabe. Por lo tanto, esto se traduce en una clara falta de imaginación, ya que se prefiere el lugar común en vez de lo inesperado.Y por supuesto,no quiere que tampoco los demás sean creativos,entonces envodiará,boicoteará,estorbará,intrigará,destruirá,ninguneará ydevaluará todo lo que implique creatividad,originalidad,talento o simplemente singularidad...
Los mediocres  saben que están haciendo mal su trabajo y no hacen nada para cambiar. No pueden mejorar porque no tienen iniciativa ni aptitudes, ni se proponen alcanzar ningún sueño. Y por eso no toleran que los demás sueñen, o tengan ilusiones.
Ocultando la amargura que les causa toda espontaneidad de los otros , y simulando ser indiferentes a toda luz de inteligencia ajena ,los mediocres se mienten a sí mismos todo el tiempo:Al intentar engañar a los otros, adoptan posturas temerosas,conservadoras y moralistas que limitan la aventura que es la vida,y optan por el melindre y el temor escudándose en una sensatez convencional que repite las formas que ya no satisfacen; querer parecerse a todos como si hubiera un solo programa de vida, preferir siempre callar lo propio para ahorrarse el riesgo de la autenticidad,solapar cercos absurdos impuestos por otros mediocres para intentar ver la realidad con una mirada distinta... y eso es lo que los lleva a vivir descontentos, insatisfechos,a pretender hacer de la insatisfacción un rasgo de distinción o peor,a simular ser "opositores" al sistema -sistema que ellos mismos prolongan-, creyéndose superiores sin serlo,adoptando la apariencia del "bueno", del "justo" del "ejemplar"...viven maniqueamente, impostados como serios y formales (y no lo que verdaderamente son: sujetos gristes y mortalmente aburridos.),
Los mediocres no soportan la idea del caos,y por eso compran el lugar común prejuicioso del "cosmos",como si ese cosmos de la perspectiva de lo ordenado,exisitera en realidad y fuera el seguro de tenerlo todo bajo control, incluyendo la libertad de los otros...Pero eso,lo sabemos todos, no se puede,porque la vida es vorágine,sorpresa,misterio y libertad...y por lo mismo, los mediocres viven en un resentimiento que los lleva a afirmar que es mejor no  hacerse ilusiones,no soñar,no poder, no querer, no inventar; censurar al que se atreve, al que lleva la vida como una experiencia particular y desconocida.


Los mediocres no soportan que  la autenticidad sea un valor, y niegan la existencia de un amor y una felicidad a nuestro alcance, que lógicamente tienen un precio,pero que bien lo valen,como todo logro humano. Los mediocres niegan la importancia de la aventura existencial individual, formulando generalidades sociales,lugares comunes chatos, a los que se toma como marcos de control,como normas universales, siendo que en realidad son sus ficciones personales y sus mecanismos de defensa...Y son asi,los mediocres,esa mayoría de sujetos que anclan a toda una sociedad para que no avance a ningún cambio, para que no ose pensar distinto,para que no abra su mente a otras ideas,y son mediocres aquéllos que propagan una "pseudo-cultura",que no conoce con profundidad de nada, una "cultura de chismarajo", de "cotilleo" y del "reino del twitter",unidos en clanes,en afiliaciones,en partidos políticos,alimentándose de eslóganes y seguidores de twits,pero jamàs de  de verdades u opiniones conseguidas por el ejercicio serio de su inteligencia...Y es esa mediocridad,la apoya todo el control político y sobre todo permite la sumisión al poder. La falta de rigor se expande y cubre todo el espacio de lo público.
Un país de mediocres,genera un circulo vicioso donde nadie hace nada para romperlo, creado por la pasividad y la ineptitud expandida desde los gobernantes hasta cada uno de sus gobernados...
Y es que la mediocridad es un problema social grave,que puede ser contagiada por los mismos líderes a sus seguidores,que generan el mismo nivel de mediocridad hacia abajo de la pirámide...Y uno de los primeros síntomas de esa mediocridad nacional son las excusas:Siempre habrá motivos para llegar tarde,para no terminar un trabajo o para no alcanzar los objetivos...Siempre habrá un pretexto,siempre otra persona tendrá "la culpa" de su desdicha,siempre habrá un fraude,una mafia,una televisora,un cerco informativo,un ente maligno, etc,etc... Y nunca,un mediocre,asumirá la responsabilidad de su propio destino...
La mediocridad es ese tren que no salió a tiempo,esa llamada que se perdió... o ese sistema que colapsó...ese miedo que nos vuelve tibios...
Pero lo mismo da,porque un pueblo mediocre se adapta bien a vivir entre ruinas,pues la indolencia y el conformismo son algunos de los rasgos de quienes eligen la comodidad en lugar del desafío.
Sin embargo,algunos instalados en la mediocridad, urgen de mantener su horizonte de "realidad" y por ello continúan en su simulación "opositora" ,que es sencilla,sòlo es cuestión de emitir ruido y repetir noticias a la moda y frases leídas en los diarios, sin saber su significado en las tertulias, los debates y las relaciones interpersonales. Cuanto más y mejor se repitan, no importa cuál sea el problema, háblese de lo que se hable, violencia, pobreza, desigualdad, explotación, siempre, el mediocre repetidor está en condiciones de emitir una opinión y ninguna solución,como una especie de costumbre...

 La cosa es tener una opinión común avalada por la mediocridad para ser aceptado por los demás mediocres. Quienes así actúan, participan en un flujo de información manipulado desde las cimas del poder,que emiten los mensajes-aunque parezcan "contrainformación,no pasan de cotilleos sobre la vida privada de diputados,o pequeñas rapiñas de politiquitos-  y pasa que otros mediocres, la mayoría crédula, los ponen en circulación. Es el llamado nuevo mercado de ideas chatarra, que,simulando ser de izquierda, intentan persuadir y generar un pensamiento tan amorfo como laxo para adormecer la conciencia y favorecer la sumisión al poder... Así,sin ética,sin ideología,sin valentía nace el conformismo,que es el as bajo la manga de la sociedad mediocre: “Ni modo,no se pudo...”. Y se queja de todo,sin aceptar jamás el fracaso de un proyecto,acusándo a quien lo señale de "apátrida", con un patrioterismo exaltado,y víctimas de su propia mediocridad, no aportan soluciones ni a su propia vida...Y no ver esta realidad es una forma de mediocridad...


 Es necesario romper este círculo vicioso. Hay que atreverse a desconectar el facebook,y ponerse a pensar con profundidad,para recuperar la conciencia crítica y generar alternativas rebeldes al pensamiento sumiso.
 Esa sería la mejor vacuna contra la mediocridad...