martes, 30 de abril de 2013

De la serenidad a la furia...

( Seny i  rauxa:
...Hay un modo de ser muy catalán que va desde "el seny a la rauxa", la traducción, más o menos literal, sería "la cordura y la furia", es decir: El "seny" sería la cordura, la lógica, la templanza, la serenidad y pensar con la cabeza, mientras que la "rauxa" sería todo lo contrario, el arrebato, la furia, la rabia y el actuar con el corazón...)





Sabemos que en la historia de un país los hechos no surgen un día y terminan otro sin más, pero, por hoy, voy a partir de la manifestación del 11-S del 2012 para esta reflexión. Ese día ya se realizaron diversos hechos significativos: el gobierno de Catalunya, que quería una manifestación por el pacto fiscal, se ve absolutamente desbordado, incluso físicamente desbordado por los catalanes, y la entidad convocante  la Assemblea Nacional de Catalunya, que enarbolaba el lema de “Catalunya, nou país de Europa”, también se vió pequeña ante la participación del pueblo catalán.
 Salieron a la calle por lo menos un millón y medio de personas, el equivalente a la población de la ciudad de Barcelona entera, en el acto público más multitudinario que recuerda la historia en éste y muchos países, y lo hacen con un solo grito espontáneo que ni siquiera se corresponde con el lema oficial ni es, ni mucho menos, el que hubiera deseado el gobierno de Artur Mas: “Independencia”. Las calles de Barcelona se llenan literalmente de banderas independentistas, no se puede dar un paso y, a pesar de ello, la manifestación se desarrolla en paz absoluta, sin el más mínimo incidente ni salida de tono, pero con una unidad y resolución impresionantes. Quien estuvo sabe que no exagero.
Al desbordar el pueblo catalán a su gobierno,Artur Mas se vio obligado a  adelantar las elecciones, unas elecciones que fueron como un plebiscito, porque en ellas, las fuerzas políticas concurrentes, tuvieron que manifestarse en pro o en contra de la Independencia catalana,como lo tuvo que hacer en propio Mas,forzado a actuar,y no sólo a llamar a un referéndum a la población de Catalunya para que se pronuncie formalmente sobre la cuestión de la independencia, sino también a efectuar actos tangibles respecto a la propia cuestión de la Independencia.

Fue que desde las elecciones y la celebración de las mismas,que los partidos políticos se vieron forzados por el electorado para definirse y actuar. Desde los sectores españolistas, o sea, contrarios a la independencia, desde Madrid, el PP, u otros grupos neo-franquistas y monárquicos, desde la derecha,y aun desde la izquierda del PSOE, sibilinamente o con exabruptos, se ha exagerado en el uso de inyectar el miedo a la población, de una forma casi grotesca.
Y desde algunos cargos institucionales, van lanzando con la boca pequeña mensajes del tipo de "Catalunya aislada y pobre"..."Tanques de guerra por la Diagonal" ... "La Guardia Civil en Palau" y rematando con Vidal-Quadras,que  dice que se debe intervenir Catalunya por la fuerza y el tono de sus declaraciones después de la manifestación de la Diada en Barcelona, son típicas de la era de la dictadura franquista.
Así,la llamada cuestión catalana ha centrado gran parte del debate en la política y en los medios,que han usado el tema para eludir el de la profunda corrupción en el partido del gobierno y en la familia del monarca,y la crisis económica terrible que por causa de su mal gobierno,ha hundido en la carencia a catalanes y españoles.


Pero la Independencia de Catalunya es un asunto que viene desde antes de ésta,y otras muchas crisis en España,pero pasa que esta vez ha tenido un notable eco en el ágora internacional debido a la multitudinaria manifestación de la Díada.
Pasa así que la parte de la sociedad española más reaccionaria e ignorante,asume el discurso del miedo insuflado desde el poder neofranquista,como si fuera suyo,y reaccionan de modo feroz al deseo independentista de Catalunya... Buscan Rajoy y los suyos,encausar el encono ibero por el paro y la crisis hacia el pueblo catalán,curiosamente cuando Catalunya es la que con su pib está manteniendo al resto de la península. El president de la Generalitat, Artur Mas, hace continuos llamamientos a no prestar atención al  "discurso del miedo" procedente de España, aunque omite,como cualquier político,lo que los catalanes desde hace mucho,ya lo han experimentando en otras comunidades ibéricas,aunque el aumento de intensidad  del rechazo al "culé" va en aumento, (con actos risibles,como boicotear la cava ,o,los libros impresos en Barcelona,o la comida mediterránea...es conmovedora la ignorancia de los palurdos españoles,que enloquecen con el triunfo de la "Roja" dónde la mayoría de los futbolistas son catalanes) ...sólo en las próximas tierras vascas y aragonesas,el debate catalán se toma en serio y no despierta la ira del españolito manipulada su envidia ancestral, por los medios fachos.
Desde Madrid,en los últimos meses, se oye el ruido sordo de sables, de juicios castrenses a los que promuevan la independencia catalana, de la posibilidad de encerrar en la cárcel al President de la Generalitat y de la ruina económica de Catalunya si se independiza de España porque, sostienen algunos, quedaría excluida de la Unión Europea.
El "discurso del miedo" se ha unido al mensaje anticatalanista-heredado desde los tiempos de Franco- al que la sociedad catalana está ya acostumbrada. Se ha pasado del "quizá nos hubiera ido mejor con los mejicanos y sin los catalanes" y del "hará falta volver a bombardear Barcelona" a un "...La independencia de Catalunya? Por encima de mi cadáver" pronunciado por el Teniente Coronel de Infantería del Ejército español, Francisco Alamán Castro, quien al comprobar la reacción provocada por sus palabras admitió su sorpresa del siguiente modo: "No esperaba tanto anormal en mi patria".
Alamán, por así decirlo, dio el pistoletazo de salida declaratorio. Le siguió el presidente extremeño, José Antonio Monago. El de Quintana de la Serena, que con Constitución española en mano, quiso "hacer frente" al soberanismo catalán y el gallego, Alberto Núñez Feijóo, que aseguró que "Catalunya pide y Extremadura paga", declaraciones que son abiertas mentiras,como bien se puede comprobar en el análisis del presupuesto extremeño. Y la perla que soltó María Dolores del Cospedal, secretaria general del PP, que dijo que no entendía que Catalunya pidiera "con una mano" la independencia y ayuda con la otra.
Y el "no estamos en España para grandes algarabías" del agrio  Mariano Rajoy, dedicado a los catalanes y a su Diada de Sant Jordi: y el senil rey Borbón, llamando a los catalanes "galgos y podencos",y "quimeras" en una cybercarta patètica en su intento de hacer olvidar  a sus "súbditos" su real podredumbre y sus majestuosas corruptelas a cambio del odio por lo catalán (mientras no los confunda con elefantes)...



Y hay más,como eso que dijo la portavoz del Congreso  Rosa Diez, de que "Catalunya es España desde hace 500 años"-como si México también fuera España porque hace 400 años fue invadido por unos asesinos españoles que destrozaron su cultura y atracaron sus riquezas- pidiéndole a Rajoy "utilizar el artículo 155 de la Constitución" en el caso de que el Govern utilizase su dinero del fondo de rescate autonómico para solventar su propia independencia y no la crísis española.
Y el ministro de Exteriores, García-Margallo, asegurando que la secesión de Catalunya es del todo inviable y contraria a la normativa comunitaria, por lo que un eventual estado catalán se situaría fuera de la UE de forma "eterna", lo que sería "letal" para Catalunya, opinión rechazada por la comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, quien ha afirmado que la Independencia de Catalunya no significa de ningún modo su exclusión de la Unión Europea. Y el empresario fiel al rey, Chema  Lara, que amenazó: "Si Catalunya fuera independiente, el Grupo Planeta se tendría que ir". Como si no hubiera muchas más editoriales,y mejores en Barcelona.

Y el más deleznable de todos,el señor Chema Aznar,que afirmó, más franquista que Franco:  “Nadie va a romper España”.(Sólo la podrán romper él y sus cómplices del PP,porque lo dice él.)
Y su compinche,el ex ministro de Defensa, José Bono, quien escupe cosas como "hemos de evitar la independencia de Catalunya de cualquier modo" o "me gusta vivir, pero si he de ver España rota y desintegrada, prefiero no verlo". (Como si "su España" no estuviera  ya totalmente rota y jodida por causa de ellos mismos).
Y la vicepresidenta del Gobierno del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, quien aseguró que respondería a las peticiones soberanistas de Mas “con la Constitución y las leyes” (españolas,claro), que interviniera Catalunya con la Guardia Civil.
Y por último,es increíble la respuesta fascista de la  Asociación de Militares Españoles, la AME, que amenazó con llevar ante los tribunales castrenses al presidente de la Generalitat, y a todos los catalanes que promuevan la independencia de Catalunya,y afirma que las Fuerzas Armadas "se verán obligadas a intervenir para garantizar la soberanía, independencia e integridad territorial" de España.
 El rechazo a todas estas palabras de los españoles que intentan gobernar España, se ha transformado en 1 400000 cartas catalanas enviadas al presidente del Parlamento Europeo, el socialista Martin Schulz.



Así es que el 11-S no fue solamente una manifestación típica de la Díada, sino que fue el resultado de el largo proceso de toma de poder de un pueblo heroíco, un pueblo que está en una serenidad expectante,pero que está dispuesto, incluso diría que ansioso, de volver a demostrar su fuerza si no se escucha su mandato...
Que recuerden los antisoberanistas españoles que el seny catalán es parte indisoluble de una moneda de dos caras: el seny y la rauxa.
Por eso dice el hermoso himno catalán "que quan convé seguem cadenes..."
 Así que cuidado con la Rauxa...i


Visca Catalunya Lliure!!
.