sábado, 1 de junio de 2013

El color de la Paz...



Me dieron una caja de pinturas.

Pero no tenía ni el color rojo
Para la sangre de los heridos,
Ni el blanco para los corazones y
Rostros de los muertos.
Tampoco tenía el amarillo
Para las abrasadoras arenas del desierto.
En su lugar tenía el naranja
Para la aurora y el ocaso,
Y el azul para los nuevos cielos
Y el rosa para los sueños de la gente joven.
Me senté y pinté la paz...


(Escrito por Gabriel,un niño mexicano de 10 años).