viernes, 26 de julio de 2013

Los indefensos...












...Cómo explicar el porqué un pueblo que padece hambre,abusos de poder y represión genocida no se insurrecciona para cambiar ese estado sufrimiento y humillación en el que sobrevive...?
Porqué un pueblo,como el mexicano por ejemplo,aguanta todo,obedece calladito y se resigna...?
La indefensión aprendida es una conducta que podría explicar dicho fenómeno social. Y es que se refiere a la condición de un ser humano o animal que ha "aprendido" a comportarse pasivamente, con la sensación subjetiva de no poder hacer nada y que no responde a pesar de que existen oportunidades reales de cambiar su situación  aversiva. Estudios realizados en el ejercito de Estados Unidos,nos muestran que la obediencia de los soldados se debe a un "aprendizaje"  que implica que esos sujetos evitarán las circunstancias desagradables  mediante la obtención de posteriores recompensas compensatorias,por ejemplo: beber alcohol,ver televisión,y sobre todo, comprar.
Así,algunos investigadores han descubierto también que la indefensión aprendida se relaciona con la depresión clínica,la obesidad,el alcoholismo y otros trastornos emocionales,y es que esto pasa cuando un sujeto supone que no tiene el control de su propia situación de vida y se considera impotente para cambiar su realidad.
Pero esto no es cierto ya que  una situación adversa que se percibe como incontrolable, realmente no lo es: porque todos somos libres de ejercer nuestra propia libertad...(por ejemplo,ahora mismo,tu que me lees puedes levantarte e irte caminando hasta Alaska si eso decides...).
Aunque una persona que padece este trastorno se niega la posibilidad activa de cambio,pues su control interno-lo que piensa no sincroniza a uno externo-lo que hace-...esta desfasada,y entonces la persona acaba asumiendo que la "culpa" (que no responsabilidad) de esa situación es suya y nada puede hacer ("estoy enfermo, deprimido, no puedo hacer nada salvo ser pasivo/paciente/resignarme", "es mi destino"...etc.)
Esos individuos se sienten ineficaces  y piensan que nada de lo que pueda hacer reportará cambio alguno en ningún aspecto importante de su vida.
Ese estado de desmoralización les lleva a creer que no se puede hacer nada para cambiar la situación y ,es que tampoco tienen motivación para intentarlo. Se muestran incapaces de aprender una respuesta que  pudiera  controlar el resultado, ya que temen que el resultado futuro sea más  traumático que la vivencia presente,así que tendrán miedo y caerán en depresión.
Este estado se genera cuando un individuo crece sin que se les permita el control de ningún aspecto de su vida, cosa que algunos sistemas sociales impulsan desde la familia,o favorecen desde el colegio de infantes,la televisión y cine,y las costumbres y tradiciones históricas, así que como resultado van a padecer indefensión,y ya adultos se evadiran en excesos  de bebida,futbol, tv, y otros enajentantes que les privan los sentidos de supervivencia,y ese entumecimiento perceptual,los hará renunciar frente a cualquier esfuerzo de cambio por la  adversidad que pudiera conllevar...
En cambio, si sentimos que podemos dominar el ambiente, esto nos creará un sentimiento de inmunización. Si queremos educar a las personas para realizar el máximo esfuerzo para mejorar su situación en la vida, debemos infundirles la noción de que tienen poder para hacerlo.
En la sociedades en las cuales se promueve el sexismo en la tv y otros medios,por ejemplo se ve a la mujer como objeto,se le golpea o viola y ésta a su vez,golpea a los hijos,porque no conoce otro modo de control,y así se esta perpetuando un conducta social de indefensión. La cadena empieza desde el hombre que es humillado y explotado en el trabajo,entonces bebe licor,en su costumbre de evadir porque piensa que no puede hacer nada contra su patrón, y abusa moral o físicamente de la mujer por creerla más debil y para reconstruir su ego vapuleado...y ella, a su vez,piensa que no puede hacer nada contra sus victimarios,porque no hay leyes ni apoyo social para que la defiendan,es así que perdida en la indefensión y el resentimiento,golpea al niño,que a su vez aplicará el acoso al más débil de sus compañeros de cole...Educados de ese modo,pronto esos niños serán los sometidos del mañana...
Pero la indefensión aprendida es un peligro no solo en la infancia, si no durante toda la vida, los adultos que se sienten impotentes para escapar de sus situaciones traumáticas a menudo renuncian y mueren. Y los daños mágicos en las ancestrales tradiciones de los pueblos,en  los cuales la gente cree que muere por alguna maldición o hechizo de brujería,no son más que la sensación de indefensión de la victima para anunciar su muerte vaticinada.
Las personas que se sienten desvalidas porque han perdido a un ser amado del cual dependían a menudo reaccionan suicidándose, asi como los enfermos y ancianos que se les lleva a una institución donde se les priva el control sobre los detalles diarios de sus vidas reaccionan con frecuencia debilitándose, enfermando o muriendo cuando  la indefensión les enseña que poseen muy poco control sobre sus vidas...Pero cuando aprenden que las cosas pueden ser radicalmente distintas se sienten animados para disfrutar de la vida.

Así que ese comportamiento resignado de la población, es por una percepción negativa y pesimista respecto a sí mismos, y a un destino que suponen adverso e inmodificable.
Y pasa que,cuando la desesperanza aprendida afecta a toda una población, los  individuos reaccionan por debajo de lo esperado. Dicha condición aprendida del entorno, se empieza a generalizar hacia el pasado, y futuro, alterando su sentido de previsión y planificación, agudizando con esto la resignación y el fatalismo que entonces se creen elementos  permanentes e inmodificables de la identidad de un pueblo, por ello el desaliento y frustración conviven diariamente con ellos.  Preocupante es que intelectuales como
Octavio Paz,o Carlos Fuentes,y otros,se unieran a los medios televisivos,tentáculos del régimen,para diseñar ese perfil del mexicano,para sustentar todo un régimen de gobierno dictatorial,pero blando,ya que los sujetos con indefensión se someten facil y anhelan siempre que alguien les defina y les de identidad,porque de ese modo aminoran la tensión de plantarse frente al mundo del modo sartreano,asi que en los modelos imitativos descansan esas formas de definir a un pueblo,para servicio del poder,y que progresivamente recalan en la formación de millones de personas con las mismas características pesimistas que sus progenitores y/o referentes intrafamiliares.

La percepción negativa, perseverante e inmodificable respecto a su presente, pasado y futuro son el resultado de creencias estereotipadas reforzadas  por los voceros del poder,y lo que éste influye en la propia realidad del indefenso:  La pobreza,el machismo,el razismo,la humillación y la corrupción,el robo y el asesinato, son las armas cotidianas con los que unos cuantos canallas se hicieron con el poder en México... generando esa representación mental, totalmente disfuncional, rígida e invariable de la indefensión aprendida en todo un pueblo,capaces,dichos maleantes en el poder, de definir el estado afectivo de millones de mexicanos y por ende,  de su comportamiento...
Pero no sólo el régimen tuvo la responsabilidad del daño: también en el núcleo familiar se incuba la condición adversa de la indefensión,con costumbres retrógradas,apoyadas por la ignorancia,y el machismo. Es increíble que los propios familiares sean los victimarios de sus parientes,negándoles en su propia casa sus derechos humanos fundamentales. Así,la neurosis social tiene su origen en el núcleo familiar ,y se apoya en los estereotipos de la tele,en la condición económica adversa y en nulo acceso a la información, a servicios y a los derechos de cada uno.
Así que,bombardeados  por un sistema deprimido y creyendo en que todas las explicaciones están ligadas a la mala suerte, a la voluntad de Dios o a la acción de los gobernantes, acaban por sentirse incapaces de doblarle la mano al destino y abandonar el círculo destructivo... Hay desesperanza hacia cualquier proyecto que se quiera emprender. Se internaliza la idea de descontrol, frente a cualquier ejercicio que se pretenda ejecutar, que paraliza y cierra su mente a la posibilidad de abordarlo desde un nuevo punto de vista.
Para los indefensos,la resistencia no es lucha,sino aguante,y su actitud  no es pacifista,sino pasiva frente al cambio, esperando siempre que sea un agente externo, un líder,la virgencita,un hechizo de los brujos de Catemaco,Obama o el Papa,los que modifiquen ese continúo malestar, y les permita en forma definitiva tener mejor nivel de vida. Y es que la pobreza y sus diferentes formas de marginación y desigualdad, afianzan aun más esa postura.
No es sabio ignorar los sentimientos crónicos de desesperanza pues puede derivar a diversas manifestaciones patológicas graves, como asesinatos de grupos familiares,laborales y sucidios masivos.
Es necesario aumentar la autoconfianza de los pueblos y adoptar una actitud de firmeza frente al futuro. La tarea consiste en ampliar la mirada de la gente para que puedan romper estereotipos y puedan ver un espectro más completo de alternativas a elección frente a un mismo problema.
Lo más importante es que la gente comprenda que la gran mayoría de veces, salvo en casos extremos de catástrofes naturales o eventos críticos inesperados, lo que parece como terriblemente irremediable,es en realidad una idea mental que se genera por falsas creencias con las que nos han adiestrado los del poder...Pero las creencias pueden cambiar en un segundo...
Aferrarnos a esa idea que nos daña,rehusar conocer otras formas de pensar,desenfocar la mente para inducir una niebla de obcecación e ignorancia para escapar de la realidad es un acto de aniquilación,un deseo sordo de negar la existencia, una tentativa de desaparecer la realidad. Pero la realidad no puede ser destruida, ella simplemente destruirá al destruidor. Al  negar la realidad, el indefenso se esta negando a sí mismo... Por eso es tanta su necesidad de ser definido por otros...Es ahí donde les entrega el poder a los canallas,que en seguida lo rebajaran a un estado de sometimiento y desamparo...Entonces,una vez que el individuo se asume como “impotente” ante su problema, empieza a perder la esperanza y deja de hacer esfuerzos,sometiéndose a una condición de resignación y renuncia, pues considera que sus acciones son inútiles y no siente que tenga el poder real de cambiar su situación.
Y esta es una de las razones por las que los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres. Los pobres fueron entrenados en la creencia de que, "los pobres van al cielo" porque son "buenos"y no importa lo duro que trabajen y la cantidad de la educación que reciban, porque“nunca podrán llegar a salir de su condición, porque así es la vida, ese fue su destino,el que tiene mucho dinero es porque lo hereda o lo roba,y en ese caso se irá al infierno...”.Por eso es ,suponen, que "los ricos también lloran..."


Las rutinas de pensamiento son peligrosas,porque llegamos a confundirlas con nosotros mismos, con nuestra identidad (“Es que yo siempre he sido así”, “Es mi carácter”, “No puedo cambiar mi forma de ser”…etc). Grave error, somos mucho más que lo que hacemos y pensamos.
Y siempre estamos,aunque no queramos, en constante evolución y cambio.
Y  siempre podremos afrontar los hechos con docenas de opciones diferentes a las que habitualmente tomamos,o nos han enseñado a tomar...