miércoles, 19 de febrero de 2014

Cinito: 2x1 con Charlot...

Porque estamos de fiesta, 2 pelis por 1 post:
Tiempos modernos...

 




Y The Kid...






.

lunes, 17 de febrero de 2014

Charlot,el anarquista lírico...










Charlot fue definido como un “anarquista lírico”. Quizás sea esta una manera de calificar una tendencia del ideal anarquista que logra expresarse mediante alegorías y artes  muy diversos, sobre todo a través del humor, por ejemplo, satirizando el autoritarismo y el egoísmo burgués.
Este vagabundo, con una acentuada emotividad sentimental y melancolía profunda frente a la injusticia social, hizo un emblema de la alienación humana y la explotación de las clases proletarias.
Pèro Chaplin es mucho más que su personaje de Charlot,el vagabundo, que no es poco.
Actor, director, escritor, productor y compositor inglés, es considerado como la figura más representativa del cine mudo y uno de los más grandes genios de la historia del cine, sin embargo, fue mucho más que esto,ya que  Chaplin, perfeccionista y obsesivo por conseguir en sus películas lo que se proponía, no sólo fue guionista, interprete y director, sino también compositor.Muchas de sus melodías poseen una cuidada elegancia y las interpretaron cantantes como Nat King Cole o Frank Sinatra. (Hoy en día su canción Smile, compuesta para Tiempos Modernos, figura como una pieza standard de muchos músicos de jazz y baladistas).





Charles Chaplin nació en una familia de artistas de variedades en decadencia, comenzando a actuar desde muy pequeño en musicales y pantomimas. Su familia vivía en la pobreza extrema, con un padre alcohólico y una madre que padecía esquizofrenia.
En 1901 murió su padre y Charles Chaplin y su hermano estuvieron viviendo en diferentes orfanatos. En 1908 Chaplin inició su carrera como actor cómico en la compañía de variedades Karno. En 1910 viajó a Estados Unidos en una gira con la compañía para la que trabajaba, y se estableció allí. En 1913, Charles Chaplin hizo su primera aparición en cine actuando en la película “Charlot periodista”, personaje que lo marcaría por siempre.
Sólo durante 1914 rodó 35 cortometrajes que hicieron famoso a su personaje Charlot. Entonces Chaplin reclamó su independencia y se alejó de Mack Sennett. Sin embargo, ésta no era totalmente de su agrado, y en 1917 escogió la First National por una retribución que superaba el millón de dólares.
Rompiendo las tradiciones de Hollywood, Chaplin quería controlar la totalidad de sus películas, desde la escritura del guión la distribución. Con este fin creó la independiente United Artists, con Douglas Fairbanks y Mary Pickford. Desde entonces tuvo sus propios estudios y produjo sus películas
Con el corto “El inmigrante” de 1917, Chaplin se ganó las antipatías de los sectores patrióticos conservadores norteamericanos. En la pantalla aparece la estatua de la libertad, a continuación un grupo de policías cerca de forma brusca a los inmigrantes con una cuerda. Por si alguien tenía alguna duda, entre una escena y otra el cineasta imprimó la leyenda: “La Tierra de la Libertad”.
Anti-Capitalista, Anti-Religión y Anti-Nacionalista, en 1952 debido a sus constantes críticas sociales no se le permitió volver a los Estados Unidos. En ese entonces el “zar” del FBI, el siniestro Edgar Hoover, trató de implicar a los servicios secretos británicos como parte de un “internacionalismo” activo y reaccionario. Todo como un plan de largo alcance que, aunque tuvo su mayor protagonismo en Hollywood, estaba destinado a descabezar al movimiento obrero de tal manera que hasta la socialdemocracia más moderada pudiera ser tachada de “comunista”.
Hoover parecía obsesionado por encontrar la prueba de una militancia comunista en Chaplin, instó a que se investigara si había pertenecido al partido comunista en su juventud, algo descabellado pero que le habría servido para crear un juego para amedrentar a todos aquellos que hubieran tenido algún tipo de militancia, ya que lo de “comunista” servía por igual para socialistas, anarquistas, o simplemente liberales o radicales de izquierda, de todo lo cual se podía culpar al autor de “El Gran Dictador”. Una clara crítica al régimen de Hitler que le sirvió para ser tachado de “comunista”. No olvidemos que en esos momentos, para ciertos sectores norteamericanos, la posibilidad de entrar en guerra con los nazis se vinculaba con la izquierda más extremista.
Chaplin reaccionó a su expulsión con la película “Un Rey en Nueva York” (1957), rodada en Londres, si bien el resultado se resiente por la ausencia del equipo habitual, con el que Chaplin trabajó durante los últimos años, esta película sorprende por varios motivos: Primero por la crítica a un sistema dominado por la banalidad comercial, la manipulación de elementos políticos y la crueldad que demuestra el sistema, incluso contra sus propios ciudadanos. Segundo, porque varias de las escenas que en su momento resultaban sátiras, ahora comprobamos que los contextos, entonces delirantes, ahora participan de nuestra “normalidad”.
Chaplin, deteriorado y enfermo, regresó a EE.UU. en 1971 , durante un breve periodo, para recibir un oscar honorífico. El 25 de diciembre de 1977 murió en su retiro en Suiza mientras dormía.




La obra de Chaplin, incluyendo la más conocida, siempre latía un filo subversivo, donde la policía, los militares, las religiones y el poder en general eran objeto de escarnio. Chaplin era antifascista y por ello admiraba y respetaba profundamente la lucha que el pueblo ruso había protagonizada contra la peste parda, y lo mismo de Einstein, Bertrand Russell, y tantos otros, sabía que el gran dinero y el militarismo eran los peores enemigos que tenía la humanidad.
Una humanidad que el veía a través de los ojos de los últimos, de los humillados y ofendidos que sobrevivían a las guerras, tenían que emigrar en condiciones infrahumanas, y trabajar hasta la extenuación para garantizar los beneficios de los que tienen el dinero y poseen los medios para corromper.
Chaplin fue uno de esos hombres decididos, uno de esos pocos que son capaces de renegar de su realidad. De los mismos que se niegan a repetir las malas costumbres que nos impulsan los instintos. Uno de esos hombres que hacen de su vida un homenaje para los demás mediante la lucha constante sin importar cuan fuerte sean las adversidades. Chaplin supo vivir la libertad, y no tan solo pensarla. Para él, la vida fue una constante resistencia a lo habitual, a lo establecido, a lo mediocre, por su cine, Chaplin pudo expresar lo inefable del arte,eso que conmueve lo humano cuando se entiende que, la vida no solo tiene sentido en lo hermoso y bello de la misma… Tambien tiene sentido en la justicia y en la verdad...



domingo, 16 de febrero de 2014

Venga el Ska... !!!

Como una buena fiesta de cumpleaños no se imagina sin un buen tokin,
aqui el virtuosísimo Gonxo nos envía su
excelente interpretación de esta rola:

  -


Pero para quitar la emoción y empezar el slam aqui nos envía nada menos que a la Tokio:

 

y para re-matar, aqui dejo el delicioso regaltito de xokotale oaxakeño
 que nos mandó,desde su tierra,
el kerido Mozz:



Gracias a los compañeros que colaboran con este blog,
y sobre todo,a los kamaradas que  nos leen.
 Salud y Anarkía!!!

La actividad secreta de Anonymous...

De lo más profundo del corazón de Wikileakes hemos sustraído estas fotos,
tomadas por el agente Snowden,de cuando le mal pagaban en la Nc-A.
Son fotos de lo que realmente cocina Anounymos,veánse:

foto 1:


foto 2:

foto 3:


Si nos ha hecho una tarta de cumpe!!!
y hasta ha cocinado bocaditos-pequeños por la krísis- para la fiesta!!!


Claro...es que hoy es el  5to aniversario del blog Kamino Rekto.!!!
Y como...



Vamos a festejarlo en grande!!!

Gracias a todos los leales por leer  y colaborar en este cyberzine-bog 
y para todos Salud y Anarkía!!!



viernes, 14 de febrero de 2014

Un suin romanticón...

Para este día del amor...


Feliz día...


Del Amor...





"...tu boca que es tuya y mía 
tu boca no se equivoca 
te quiero porque tu boca 
sabe gritar rebeldía..."
Mario Benedetti.







A mi humilde juicio, el amor no es una mera unión sexual,o de  simpatía, filantropía, cariño o afecto, aunque tenga todo lo anterior.El amor es en esencia una unión con el amado despojada de toda sombra de egocentrismo. Amar de verdad es una fuerza trascendente que existe por si misma y que en su movimiento evolutivo se derrama sobre todas las cosas, las engloba para unirlas, abrazarlas y ayudarlas, por tanto, a ser lo que son tras las apariencias.
Tal es el Amor Universal, el cual cuando se fija en un ser determinado se convierte en el Amor divino individual. Y esta última sabiduría del Amor nos enseña que cuanto más se dé uno mismo, más crecerá en la capacidad de recibir energía trascendente del amor. Porque la entrega absoluta de sí, sin pedir ni acaparar, es el sólo secreto de toda realización en el Amor.
El verdadero amor nos dota  de un poder que puede elevarlos hasta las más altas cimas y hacia inimaginables hazañas de sacrificio por el ser humano. Y tales hazañas de sacrificio no son producto de una compulsión, sino un gozoso acto de ofrenda. Y sin este fuego del sacrificio ningún amor humano puede alcanzar su verdadera pureza original. Porque el amor no es un mero intercambio de emociones y sentimientos, un creer que compartes cosas en común y que ella te llega como caída del cielo, sino una ofrenda absoluta de lo que somos o de lo que podemos ser, es decir, la entrega de todos nuestros actos volitivos, pensamientos de todos nuestros impulsos y sentimientos.
En el verdadero amor, toda exigencia representa una fractura en la espontánea pureza de la relación. (No existe modo alguno de retener a otra persona ni de poder utilizar la relación como una forma de escapar de la soledad. Nuestra pareja es sólo un préstamo temporal que nos concede el universo, un préstamo que ignoramos cuándo se nos reclamará).  El amor es en esencia una consagración total, no un mero intercambio de egos, ni menos una transacción, o un conjunto de creencias distorsionadas como los celos, la posesividad, o las exigencias mutilantes de la libertad. Donde hay exigencia  no hay Amor. Hay inseguridad, miedos ocultos, sentimientos de inferioridad, etc., pero no Amor. Porque el Amor es comprensivo. El Amor comprende. Y el Amor es respetuoso. El Amor respeta.Y es tolerante. El Amor tolera. Y el Amor acepta a la pareja tal  y como es.
Sin querer cambiarla.Pues el Amor comprende que la fuerza, el impulso, para cambiar ha de surgir del interior de cada uno. Lo cual no quiere decir que nuestro ejemplo no sirva para nada.
 Amar hace que cada uno se acepte a sí mismo y se ame tal y como es. Lo cual quiere decir que no podemos aceptar a los demás tal y como ellos son si no nos aceptamos a nosotros mismos.
Y es que nadie puede darse sin poseerse primero a sí mismo.
Porque el egoísmo y la ignorancia, disfrazados, llevan hacia el futuro, creándo miedos que inmovilizan.· Debemos aprender a vivir el presente, de instante en instante, sin los terribles condicionamientos de la mente, que nos llevan hacia el pasado -que no existe-, con los recuerdos o hacia el futuro -que no existe- con la imaginación. El Amor acepta los hechos y circunstancias que la vida nos depara de instante en instante.
Hay que usar los recuerdos para adquirir experiencia, pero no  "perderse" en ellos.

Ni utilizarlos para crear prejuicios.Se debe basar la relación en los hechos. Todos somos distintos, y todos podemos cambiar porque somos seres evolutivos. Asi que no es suficiente con querer Amar. También hay que saber y poder. El Amor ha de traducirse, cada día, en mil pequeños detalles con los seres querido y los que no lo son, pero pueden llegar a serlo.
Del Amor sincero a todo el universo depende la vida.
 De la falta de Amor por los diferentes reinos de la naturaleza y de su desconocimiento nacen las explotaciones mineras y la contaminación ambiental, las explotaciones agrícolas y la deforestación, las explotaciones ganaderas y la crueldad animal, las explotaciones humanas y las guerras.
Asi que por principio amar significa compartir, proteger y respetar.
Ese es el amor consciente.
Puesto que amar al Universo y a todo lo creado es el sentimiento más perfecto que puede brotar de los lazos que unen a dos personas. El amor debe trascender de la propia individualidad de la pareja y recorrer una serie de etapas que culminen con la apertura del corazón.
Generalmente, solemos considerar que las relaciones íntimas son adecuadas cuando satisfacen nuestras necesidades de amistad, seguridad, sexo y autoestima. Sin embargo, si aspiramos a convertir nuestras relaciones en un sendero sublime,nos veremos obligados a ampliar nuestra perspectiva y a asumir una visión más comprensiva que, incluyendo todas esas necesidades, no se halle, sin embargo, circunscrito a ellas. Esto tiene que ver con el cultivo del amor consciente, de este amor que puede inspirar el desarrollo de una conciencia más expandida y la evolución de las personas implicadas.
 Más allá de la necesidad primera de fusión simbiótica, el deseo fundamental que aparece en una relación es el de compañerismo, que  constituye un ingrediente esencial de toda relación. Otro nivel posterior de relación es el que se establece en el caso de que los amantes no sólo compartan las actividades y la compañía del otro sino que también tengan intereses, objetivos y valores parecidos. Así pues, cuando una pareja comienza a crear un mundo común podemos afirmar que ambos se adentran en el nivel de la comunidad, un tipo de relación que, al igual que el compañerismo, constituye una forma terrenal y concreta de relación. Sin embargo, más allá del hecho de participar de los mismos valores e intereses del otro, se encuentra el nivel de la comunicación, un nivel en el que somos capaces de compartir todo aquello que ocurre en nuestro interior, es decir, todos aquellos pensamientos, expectativas, experiencias y sentimientos.
Establecer una buena comunicación  requiere que cada miembro de la pareja sea totalmente sincero al expresar lo que ocurre en su interior y tenga el valor suficiente como para superar los inevitables obstáculos que aparecen ante cualquier intento de compartir dos verdades diferentes. La buena comunicación es, con toda certeza, el elemento más importante de cualquier relación cotidiana sana. Pero el nivel más desarrollado de la comunicación es la comunión del alma.Más allá del hecho de compartir los pensamientos y los sentimientos existe el reconocimiento profundo del ser de otra persona, un reconocimiento que suele descubrirse en el silencio, tal vez mientras miramos a los ojos de nuestra pareja, estamos haciendo el amor, paseando por el bosque o escuchando música. Es como si, de pronto, nos sintiéramos percibidos y conmovidos en aquel núcleo profundo del ser que trasciende a la personalidad. Seguimos siendo plenamente nosotros mismos pero, al mismo tiempo, estamos completamente en contacto con nuestra pareja. Esto es tan sorprendente que no suele pasar desapercibido. Por otra parte, aunque la comunicación pueda ser fruto de un trabajo deliberado, la comunión, por su parte, es completamente espontánea y se encuentra más allá de nuestra voluntad. La comunicación y la comunión son formas de intimidad más profundas y sutiles que la compañía y la familiaridad y tiene lugar, respectivamente, en el nivel de la razón y en el de corazón. La profunda intimidad de la comunión puede alimentar el anhelo a superar completamente la dualidad, una aspiración, en definitiva, por lograr la unión completa con la persona amada. No obstante, aunque este anhelo expresa una necesidad auténticamente humana, se dirige en realidad, hacia lo infinito, lo absoluto y lo divino. (Como decía mi abuelita:"Sólo los cuerdos aman con locura").




Las parejas que comparten una relación profunda de ser a ser, que mantienen un buen nivel de comunicación, que tienen intereses y valores comunes y que disfrutan naturalmente de la compañía del otro, logran establecer un equilibrio ideal entre el cielo y la tierra, por así decirlo. (La sexualidad, por su parte, puede operar en cualquiera de estos niveles: como una forma de unión sublime,en comunión profunda.) Entonces el amor consciente sólo aparece cuando ambas personas logran establecer una comunión esencial que los trasciende y en esos momentos de comunión, estamos simultáneamente en contacto con nuestra propia esencia y con la esencia de nuestra pareja y, sin embargo, seguimos siendo individualidades separadas. En el fondo de la devoción a otra persona anida la dulce y melancólica plenitud de un corazón que sólo anhela desbordarse. Y entonces,la soledad sin ella,es, a fin de cuentas, el trasfondo del que brotan todos los tesoros: un anhelo desbordante que nos hace salir de nosotros mismos, escribir un poema, componer una canción o crear algo hermoso. Cuando valoramos nuestra soledad podemos ser nosotros mismos y entregarnos más plenamente. Entonces ya no necesitaremos que los demás nos protejan o nos hagan sentir bien sino que, en lugar de eso, estaremos en condiciones de ayudarles a ser felices. Todas las tradiciones espirituales coinciden en afirmar que la persecución exclusiva de nuestra propia felicidad no conduce a la verdadera satisfacción porque los deseos personales se multiplican de continuo generando nuevas frustraciones.


La verdadera felicidad -la que nadie puede arrebatarnos- emana de la apertura de nuestro corazón, de su proyección hacia el mundo que nos rodea y se complace con el bienestar de nuestros semejantes. Si queremos preocuparnos por la dicha de la persona a la que amamos es necesario poner en funcionamiento las capacidades más profundas de nuestro ser y evolucionar nosotros mismos. La evolución exige la puesta en marcha de todas nuestras cualidades. Así pues, todas las dificultades propias de la relaciones constituyen, en realidad, una oportunidad excepcional: descubrir un camino para cultivar la plenitud y la profundidad del amor. El logro más elevado del amor, el amor consciente, encamina a los amantes más allá de sí mismos y les lleva a conectar plenamente con la totalidad de la vida. En realidad, el verdadero amor carecerá de espacio para desarrollarse hasta el momento en que se proyecte hacia el exterior. El punto más elevado de la relación amorosa apunta al logro de un sentimiento de hermandad con toda forma de vida.
Y es que el amor  se propaga en círculos. Comienza en el hogar encontrando nuestro sitio, haciéndonos
amigos de nosotros mismos y descubriendo que, bajo la confusión y el engaño de nuestro propio egoísmo, se esconde la riqueza intrínseca de todo nuestro ser. Cuando llegamos a establecer contacto con esta plenitud fundamental que anida en nuestro interior descubrimos que tenemos mucho más que ofrecer a nuestra pareja de lo que anteriormente imaginábamos.
Cuando dos personas se preocupan por el desarrollo de la consciencia y el espíritu de su pareja, tienden naturalmente a compartir su amor con los demás. Y, de este modo, las nuevas cualidades emergentes -la generosidad, el coraje, la compasión y la sabiduría, por ejemplo- se extienden más allá del círculo de su propia relación, lo que su unión puede ofrecer al mundo. Una pareja florecerá, pues, cuando su visión y su actividad no se centre exclusivamente en ellos mismos sino, por el contrario, cuando sean capaces también de incluir a la comunidad de la que participan. Pero el amor entre dos personas puede expandirse todavía más. Cuanto más profundo y apasionantemente se ame una pareja mayor será su preocupación por el estado del mundo en el que viven, más conectados estarán con el planeta y, en consecuencia, se ocuparán de cuidar del mundo y de todos los seres que necesiten ayuda. El logro máximo y la más plena expresión del amor se alcanzan cuando éste llega a abarcar a toda la creación enriqueciendo y fortaleciendo entonces, a su vez, la vida de la pareja. Éste es el gran amor y el gran camino que nos conduce hasta el mismo corazón del Universo...

Texto del Sensei

miércoles, 12 de febrero de 2014

Quién eres tú...?


-Quién eres tú, muchacha sugestiva como el misterio y salvaje como el instinto?

-Nací con la primera revuelta insumisa, inquieta, desgreñada. Me construí a mi misma desnuda, bella, irreverente. Desde mis huesos inermes partió la primera blasfemia hacia el creador... Me negué a ser sometida, dirigida, apadrinada. Me transformé en apóstata fui acusada de irreligión. Fui condenada, pero mis alas eran de fénix, y en raudo abandoné las hogueras y atravesé los océanos. Vi yugos por dondequiera, calambres y hambre, parlamentos y lamentos, aprendí la desesperación. Cavé con las uñas una trinchera de sueños y me embriagué con esa pandilla de niños locos, poetas náufragos allá en la Catalunya del treinta y seis... Miré a la izquierda, miré a la derecha y vi rostros sucios ocultos tras limpios uniformes vertiendo la sangre de los pueblos en nombre de la justicia, la dialéctica y otras empalagosas quintaesencias... Y tomé la rabia Y la afilé y lancé truenos contra los tronos, enemiga de los gobiernos, enemiga de las patrias, enemiga del dolor. Abrazo al mundo, vivo y no ruego, amo y resisto sus tiranías...

Soy la Anarquía!

Aporte de Mozz.

sábado, 8 de febrero de 2014

viernes, 7 de febrero de 2014

Cuento para incendiar la escuela...


En los tiempos ancianos el mundo entero iba a la escuela,
Las piedras, las plantas y todos los animales iban a la escuela,
Los más viejos enseñaban a los más jóvenes como defenderse y comer bien,
Los más jóvenes enseñaban a los más viejos a mantener el espíritu abierto y alerta,
Un árbol, podía dar un curso de botánica a un joven leopardo,
Una piedra podía enseñar meditación a los pequeños gorriones*
El viento, enseñaba la danza a los jóvenes flacones de nieve, y el fuego enseñaba la magia.Podíamos tomar los cursos de auto defensa con un maestro cactus, lecciones de canto con un ruiseñor o descubrir la geografía con un pingüino.Cada una y cada uno escogía donde, cuando, como y con quien aprender. Y todo el mundo amaba la escuela, era la gran escuela de la vida.
De ya, ni si quiera se llamaba “escuela” se llamaba “vida”, y no se decía “aprender” si no “respirar”.
Después, un animal orgulloso de sí mismo, llamado homo-sapiens, cayo de un árbol y declara un día: listo, yo lo sé todo, y lo sé mejor que todo el mundo.
Y él se nombra a sí mismo: gran maestro de escuela.
El despedaza toda su ciencia en pequeños pedazos, y se mete a hacer la lección distribuyendo sus pequeños pedazos de saber a quienes querían entenderle.
Entonces, el encuentra que nadie quería entenderlo.
Intenta darles lecciones de moral a las piedras.
Pero las piedras no entendía nada de su discurso.
El se pone a darles cursos de economía a los pájaros, pero los pájaros aleteaban de derecha a izquierda sin tener nada que ver con las leyes de mercado.
Después el intenta de inculcar lecciones de civismo a los arboles, pero los arboles hacían “oídos sordos”.
Un día el quería enseñarle la “cortesía” al fuego, y se quemo los dedos. Después, el casi se ahoga al intentar disciplinar a un rio.
Sus cursos de aritmética a las estrellas fueron un verdadero fracaso.
Y el viento no ha seguido jamás ni una de sus lecciones de geopolítica.
Entonces, en homo-sapiens decide cortar relaciones con el mundo, y enseñar cualquier cosa a sus propios hijos.
Pero sus hijos preferían ir a tomar los cursos a la escuela de la vida.
Entonces, el hace construir una prisión para niños prohibida para los animales, las plantas y piedras.
Prohibida para el viento y las estrellas.
Los tátara tátara nietos del homosapiens continuaran perdiendo su juventud dentro la prisión del maestro de la escuela.
Mientras que el mundo alrededor de ellos continuaba transmitiendo todo tipo de enseñanzas vividas en la gran escuela de la vida.
A veces pasa que, una de estas prisiones, es devastada por un incendio, y para todos esos que aman aprender, es una buena revisión de enseñanzas del fuego,y para los que no, es un buen pretexto para incendiar su escuela...

Anarquía para niños...








José Antonio Emmanuel fue un maestro seguidor de Ferrer y Pestalozzi que impulsó, a comienzos de los años treinta del pasado siglo, la Biblioteca Anarquista Internacional (B.A.I.), con sede en Barcelona. Entre los folletos divulgativos que publicó se encontraba La Anarquía explicada a los niños (1931), donde en 15 páginas se hacía un repaso de lo que significaba la Anarquía, la manera de llegar a ella y finalizaba con una serie de postulados ácratas que era necesario llevar a la práctica para hacer efectiva la Anarquía:
1. Ayuda; 2. Apoya; 3. Copia lo bello; 4. Labora; 5. Estudia; 6; Ama; 7. Protege; 8. Cultiva; 9. No tengas esclavos; 10. Trabaja.

La publicación de este folleto, según nota del grupo editor, surgió “para contestar a la pregunta que nos han formulado varios camaradas: Cómo educaré a mis hijos?” y está dedicada a los padres y a los maestros, para que -en el hogar y en la escuela- propaguen las sanas doctrinas de una educación donde se destierre todo fanatismo y se aspire a libertar a la infancia de la nefanda opresión que sobre ella se ejerce”.


Aqui dos de los diez postulados ácratas con los que concluye el folleto:

“Estudia:
Que el libro sea tu mejor amigo, tu consejero, tu guía. Nunca sabremos bastante. Quien añade ciencia, añade anarquía. Investiga por ti mismo, aclara los misterios que te rodean. Instrúyete, edúcate. Esta es la única herencia que debes dejar en la Vida.”

“No tengas esclavos:
Aspira a ser libre y que las ansias de tu libertad abrase a todos. No esclavices a nadie. Ni pájaros, ni ningún ser viviente puedes encerrarlos impunemente. Abre las puertas de todas las jaulas, lima las rejas de todas las cárceles, donde -como el pájaro enjaulado- seres humanos sufren y padecen. Sé libre y haz libres, contigo, a los demás. Abre las puertas de tu corazón para que salgan de él todos los vicios, todos los defectos que lograron filtrarse. Sé libre y sé puro: ni tengas esclavos, ni te conviertas en esclavo...”





Y aqui el enlace para leerlo completo:
http://www.mediafire.com/view/?356wc38yeuztm7m