jueves, 10 de abril de 2014

El que quiera ser águila...








“Voy a decir verdades amargas; pero nada expresaré a usted que no sea cierto, justo y honradamente dicho”


 “Aguardamos la hora decisiva, el momento preciso en que los pueblos se hunden o se salvan”


 “No hablo al Presidente de la República, a quien no conozco, ni al político, del que desconfío; hablo al mexicano, al hombre de sentimiento y de razón, a quien creo imposible no conmuevan alguna vez (aunque sea un instante) las angustias de las madres, los sufrimientos de los huérfanos, las inquietudes y las congojas de la patria”

 “Llamad a vuestras conciencias; meditad un momento sin odio, sin pasiones, sin prejuicios, y esta verdad, luminosa como el sol, surgirá inevitablemente ante vosotros: la revolución es lo único que puede salvar a la República”

 “El burgués, no conforme con poseer grandes tesoros de los que a nadie participa, en su insaciable avaricia, roba el producto de su trabajo al obrero y al peón, despoja al indio de su pequeña propiedad y no satisfecho aún, lo insulta y golpea haciendo alarde del apoyo que le prestan los tribunales, porque el juez, única esperanza del débil, hallase también al servicio de la canalla”


 "La tierra es para quien la trabaja"

 “Los enemigos de la patria y de las libertades de los pueblos, siempre han llamado bandidos a los que se sacrifican por las causas nobles de ellos”

 “Tan hermosa conquista ha costado al pueblo mexicano un terrible sacrificio, y es un deber, un deber imperioso para todos, procurar que ese sacrificio no sea estéril”



“El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre pero que no grite cuando lo pisen”

 “La ignorancia y el oscurantismo en todos los tiempos no han producido más que rebaños de esclavos para la tiranía.”

 “Perdono al que roba y al que mata, pero al que traiciona, nunca.” “Mejor morir de pie que vivir toda una vida arrodillado.”

 “Muchos de ellos, por complacer a tiranos, por un puñado de monedas, o por cohecho o soborno están traicionando y derramando la sangre de sus hermanos.”

 “Yo estoy resuelto a luchar contra todo y contra todos sin más baluarte que la confianza y el apoyo de mi pueblo.”

 “Mi personalidad y la de los mios han sido villananente calumniados por la prensa banal y corrompida de la Ciudad de México”

 “La ignorancia y el oscurantismo en todos los tiempos no han producido más que rebaños de esclavos para la tiranía.”

 “Quiero morir siendo esclavo de los principios, no de los hombres.”

 “La tierra volverá a quienes la trabajan con sus manos.”

 “Cumplid con vuestro deber y seréis dignos; defended vuestro derecho y seréis fuertes, y sacrificaos si fuere necesario, que después la patria se alzará satisfecha sobre un pedestal inconmovible y dejará caer sobre vuestra tumba un puñado de rosas”

Todas los conceptos anteriores los ideó Emiliano Zapata Salazar mejor conocido como el Caudillo del Sur,que fue uno de los más importantes líderes en la Revolución Mexicana de 1910, cuyo lema de batalla “Tierra y libertad” estaba basado en los principios anarquistas de Ricardo Flores Magón,autor de esa frase tan usada por Emiliano. Zapata nació el 8 de agosto de 1879 en el poblado de Anenecuilco, Morelos, entre campesinos y arrieros, trabajo que él desempeñaría años más tarde y que sería fundamental para moldear su lucha por la justicia y la libertad. A los 16 años perdió a su madre y 11 meses más tarde, a su padre. Entonces entró a laborar como caballerango del yerno de Porfirio Díaz. Después fue nombrado líder de la junta de la defensa de las tierras de su localidad natal en 1909, donde comenzó a luchar por el derecho de propiedad de la tierra de los campesinos.
En 1902 ayudó a las personas del pueblo de Yautepec (Morelos) que tenían problemas con el hacendado Pablo Escandón, acompañándolos a ciudad de México para exigir que se les hiciera justicia. En 1906 asistió a una junta de campesinos en Cuautla, para discutir la forma de defender frente a los hacendados vecinos las tierras del pueblo. Como represalia, en 1908 se vio forzado a incorporarse al noveno regimiento de Cuernavaca, forma de castigo, a la que se le conocía como leva, y que era frecuente durante el porfirismo. En septiembre de 1909 fue electo presidente de la junta de defensa de las tierras de Anenecuilco. Reunió un ejército de peones, la mayoría de ellos indígenas de Morelos, y con "Tierra y Libertad" como grito de guerra pasó a formar parte en 1910 de la Revolución Mexicana de Francisco I. Madero, que pretendía acabar con el régimen de Porfirio Díaz. Zapata comenzó su guerrilla en marzo de 1911, tomaron Jojutla, Chinameca, y sitió Cuautla que estaba defendida por los porfiristas. Más tarde tomó Cuernavaca. Al triunfo de los maderistas, Zapata se negó a deponer las armas ya que todavía no se habían devuelto las tierras a los indígenas. Mientras tanto los hacendados comenzaron hacer una campaña en contra de Zapata, tratándolo como un bandido.
Al ver que Madero no cumplía sus promesas como presidente se declaró en su contra, formulando su propia reforma agraria (conocida con el nombre de Plan de Ayala: “Libertad, Justicia y Ley” el 28 de noviembre de 1911.), mediante el que pensaba distribuir la tierra entre los campesinos. Huerta dió un golpe de estado contra Madero, asesinándolo,y usurpando asi la presidencia.
A partir de entonces, la lucha de Zapata fue ganando adeptos y causó severos daños al Ejército federal, como único jefe del Ejército Libertador del Sur compuesto por más de 25 mil efectivos.
Tras la deposición de Huerta, la lucha se intensificó con las fuerzas carrancistas, apoyado por la gente de Francisco Villa, apodado el Centauro del Norte, que había aceptado el Plan de Ayala de Zapata, donde exigía tierra y libertad para todos. Con Villa,Emiliano,haciendo huir a Carranza, tomó la ciudad de México en 1914. Un año después se trasladó a Morelos, donde prosiguió con la defensa de sus posiciones, frente a las tropas constitucionalistas. Zapata durante este tiempo creó las primeras Comisiones Agrarias, estableció el Crédito Agrícola además que inauguró la Caja Rural de Prestamos en Morelos. Luego, en octubre de 1915, el gobierno de la Convención promulgó la Ley Agraria. El 10 de abril de 1919 fue asesinado a traición,en una emboscada organizada por el obregonista Jesús Guajardo,que hizo creer a Zapata que se le uniría y le proporcionaría armamento,pero lo que en verdad hizo fué masacrarlo a tiros en la hacienda de Chinameca.

Aporte de Mozz