martes, 22 de abril de 2014

La escuela de la Libertad...






Ferrer i Guardia se convirtió en el abanderado de la educación laica y antiautoritaria, cuando introdujo una auténtica renovación en el modo irracional de considerar la educación,-monopolio del clero hasta entonces, con el lema "la letra con sangre entra" y con la meta de imponer en los alumnos la única verdad del clero y de la burguesía,por medio del terror-. Así Ferrer logró educar con un método que ahora se llama la psicologización del aprendizaje. Es decir, que lo que se pretende es que el niño, en contacto con su entorno, se desarrolle intelectual, moral e intuitivamente.
Ferrer creó la Escuela Moderna  bajo influencias ideológicas eclécticas, surgidas, sobre todo, del anarquismo, el librepensamiento y la francmasonería. Pedagógicamente, se basó en ideas   de Paul Robin, Sebastián Faure, LeónTolstoi, Rousseau, Pestalozzi y los apóstoles de la Escuela Nueva, Dewey, Montessori y Decroly. Perosus planteamientos educativos y de aprendizaje siguen una línea de corte científico que se manifiesta en el orden teórico y práctico como racional. Así que, en realidad, la Escuela Moderna es una escuela anarquista, librepensadora y racionalista.
Educar según Ferrer, quiere decir formar al niño de acuerdo con la naturaleza, poniendo de manifiesto las raíces comunes entre el ser humano y todocuanto en ella existe que el niño descubrirá si se educa física e intelectualmente en contacto con el medio, sin obstáculos que le impidan mantener unequilibrio armónico. Para conseguirlo, no se restringe el aprendizaje al ámbito escolar, al contrario, éste se
extiende por todo lo que nos rodea. Según este planteamiento racional, la adquisición de conocimientos se aparta de la simple acumulación de datos y de la estéril erudición y se aproxima al saber empírico, que elude cualquier conocimiento
impuesto y antinatural. Pero en el racionalismo propugnado por Ferrer no es suficiente utilizar la razón para conocer e interpretar el mundo, hay que desarrollar también
una actitud racional crítica hacia todo lo que radicionalmente ha obstaculizado el saber y, en consecuencia, también la emancipación del ser humano.
La escuela anarquista de Ferrer,está contra los dogmas y prejuicios que buscan la obediencia asnal, por medio de despersonalización y la aniquilación de la autonomía intelectual y moral del ser humano. Si lo que se quiere es formar niños autónomos
e independientes sería absurdo no luchar por la abolición de los dogmas religiosos, sociales y políticos, que son del todo incompatibles  con el racionalismo pedagógico de la Escuela Moderna.


Entre sus principios básicos de la Escuela Moderna de Ferrer i Guàrdia en Barcelona, se estableció que:

1. La educación de la infancia debe fundamentarse sobre una base científica y racional; en consecuencia, es preciso separar de ella toda noción mística o sobrenatural.

2. La instrucción es parte de esta educación. La instrucción debe comprender también, junto a la formación de la inteligencia, el desarrollo del carácter, la cultura de la voluntad, la preparación de un ser moral y físico bien equilibrado, cuyas facultades estén asociadas y elevadas a su máximo de potencia.

3. La educación moral, mucho menos teórica que práctica, debe resultar principalmente del ejemplo y apoyarse sobre la gran ley natural de la solidaridad.

4. Es necesario, sobre todo en la enseñanza de la primera infancia, que los programas y los métodos estén adaptados lo más posible a la psicología del niño, lo que casi no sucede en ninguna parte, ni en la enseñanza pública ni en la privada.

5.Los niños y las niñas tendrán una insólita libertad, se realizarán ejercicios, juegos y esparcimientos al aire libre, se insistirá en el equilibrio con el entorno natural y con el medio, en la higiene personal y social, desaparecerán los exámenes y los premios y los castigos. Se hace especial atención al tema de la enseñanza de la higiene y al cuidado de la salud.

6.Los alumnos visitarán centros de trabajo —las fábricas textiles de Sabadell, especialmente— y harán excursiones de exploración.

7.Las redacciones y los comentarios de estas vivencias por parte de sus mismos protagonistas se convertirán en uno de los ejes del aprendizaje. Y esto se hará extensivo a las familias de los alumnos, mediante la organización de conferencias y charlas dominicales.
La Escuela Moderna desarrolló su misión pocos años, llegando apenas a una treintena de centros, disueltos y prohibidos después de la represión del año 1909.
Pero su legado dejó huella en el desarrollo de los ateneos libertarios: ya que la educación estaba vedada para las clases bajas, éstas se organizaban desarrollando diferentes líneas pedagógicas, alejadas u ocultadas a la autoritarismo opresor...

Por ser día del libro,les dejo este otro regalo:

"La Escuela Moderna" de Francisco Ferrer i Guardia. 




.