jueves, 5 de junio de 2014

Cuando Okupar se escribe con K...






La diferencia entre ocupar y okupar reside en esa "K" que le da el carácter político a  esta acción,cuando la toma de un edificio abandonado se convierte en un fin y también en un medio para denunciar la imposibilidad de acceso a una vivienda digna por derecho, y por ello habitar cualquier inmueble abandonado por la burguesía,ya que un rico no puede morar,por lógica, en 5 o más viviendas al mismo tiempo. Es,en poco, hacer uso del desuso. Así que Okupar es una forma de pensar y actuar ante las cosas. Como un acto social de protesta,es la forma de llamar la atención para plantear determinadas reivindicaciones como la falta de vivienda, trabajo y ocio, la ausencia de oportunidades en la creación de iniciativas no dependientes de las administraciones y el nulo control institucional sobre la especulación del suelo.
La palabra okupa y sus derivados, así como su equivalente inglés squat, se utiliza tanto en castellano como en catalán, euskera, gallego y otras muchas lenguas para designar a cualquiera que se instale en una vivienda abandonada, y también puede designar al lugar okupado.
 La okupación tiene como telón de fondo el cruce entre dos tipos de problemas generados por el capitalismo: de un lado, la imposibilidad para muchas personas de acceder a una vivienda, pese a tratarse de una necesidad básica y un derecho fundamental; pero, sobre todo, la existencia de miles de viviendas vacías, muchas de ellas en un lamentable estado de abandono por parte de sus propietarios, que persisten irresponsablemente en tenerlas desocupadas aún a sabiendas de que eso sólo contribuye a su rápido deterioro.
Y es que las viviendas se construyen para ser utilizadas, para que en ellas viva la gente; y precisamente el afán de la okupación consiste en que no haya ni una sola vivienda vacía mientras al mismo tiempo tanta gente necesita techo. En realidad, se podría decir que el mensaje del okupa en el fondo es sencillo, y muy de sentido común: “si tú no vas a usar esta vivienda es porque no la necesitas,entonces lo haré yo porque si  la necesito"
(En algunas ocasiones la okupación es simbólica, y se lleva a cabo únicamente con fines temporales y sin tener en mente la creación de un centro social permanente, como fue el caso de la okupación de la antigua sede del Banco Español de Crédito de Barcelona, desocupado desde 2007 y okupado por activistas a finales de septiembre de 2010 para apoyar la jornada de huelga general del 29S).
El movimiento "Okupa" tuvo su orígen en Gran Bretaña por los 80, como consecuencia del movimiento punk. Pronto se extiende por todo el viejo continente (los "Crackers" holandeses, los "Besetzers" en Alemania y los "Okupas" en Catalunya). Con el paso del tiempo surgen auténticas ciudades okupadas, como Christiania, en pleno centro de Copenhague con miles de personas viviendo en edificios que no son suyos.
O el barrio de "Krenzberg" de Berlín ,que okupado en su totalidad; siempre se ha enfrentado a los  desalojos y las detenciones. El movimiento ha tenido una gran fuerza en Alemania, Inglaterra y España. Sin embargo, el movimiento está presente en muchos otros lugares de Europa (Italia, Francia,Holanda , etc.) y América (Chile, Argentina, Brasil, Canadá).
Así fue que el movimiento okupa se volvió internacional como modelo de una acción sociocultural directa que repercute en el bien común de los más necesitados, y  que orbita alrededor de una multiplicidad de procesos de okupación,como son  los centros sociales que muchas veces son los que dan identidad al movimiento, ya que al solucionar el primer problema de albergue con una vivienda digna. Se puede abrir un espacio de debate y discusión para todo tipo de inquietudes en el mismo lugar-hogar, debates que a su vez potencian los valores solidarios y tolerantes a través de actividades de los mismos okupas.
Así,al tener por fin  un espacio,se pueden realizar iniciativas muy creativas, y alternativas a la oferta cultural de las instituciones capitalistas.
Es por ello que una Okupa logra reafirmar la existencia de centros sociales ajenos e independientes a cualquier política institucional, y al consumo demedido y la obsolecencia capitalista.
Estos centros sociales okupados están vinculados ideológicamente con el anarquismo, y por eso se usan de forma autogestionada como un instrumento para conseguir un objetivo: la transformación de la sociedad. Los centros sociales mantienen entre sí una comunicación fluida, aprovechando internet para informar sobre sus convocatorias,movilizaciones de protesta, eventos y diversas actividades sociales, que suelen ser de acceso gratuito: charlas sobre diferentes temáticas (agricultura tradicional, conceptos políticos o concienciación ciudadana), teatro, clases de baile, escuela de padres, juegos infantiles, comedores populares(normalmente vegetarianos/veganos), , excursiones al campo, recitales poéticos, servicio de biblioteca, clases de idiomas para inmigrantes, reuniones de grupos políticos, ecologistas, artísticos o anticarcelarios.
También se desarrollan talleres de todo tipo (música, pintura, costura, reparación de bicicletas, informática con Linux, etc.), conciertos (gratuitos, o siempre muy baratos),  campeonatos (de ajedrez, dardos, pelotamano etc.), charlas sobre cualquier tema, así como cualquier otra actividad para realizar una colecta, ya sea para el propio CSOA o bien en beneficio de detenidos en manifestaciones, presos políticos o cualquier colectivo que lo solicite y se comprometa a organizarla.Su función en muchos casos es similar a la de los ateneos libertarios de principios del siglo XX.
Los Centros Sociales Autogestionados se basan en modelos de solidaridad y trabajo en grupo y es por eso que muchos organizan actividades y talleres gratuitos de mecánica,salud,textiles,etc. La mayoría de las casas okupa de Barcelona,por ejemplo, organizan 2 o 3 veces cada semana, un comedor. Además muchas, como por ejemplo La Carboneria o La Guatlla reservan una zona de la casa al intercambio de ropa y zapatos de segunda mano. Otras iniciativas incluyen el  intercambios de música y bibliotecas libres.

La mayoría de espectaculos en estos cebtros okupa son precedidos por una cena, generalmente vegana, en la que cada comensal aporta la cantidad de dinero que quiere o puede. No se le niega a nadie, y nadie monta un drama si alguien se sirve sin contribuir, por lo cual pueden ser un buena opción para aquella gente que tenga pocos recursos.
Por ejemplo,existe una iniciativa que recoge comida que de otra forma iria a la basura y se cocina y se reparte gratuitamente, pero solo comida vegetariana. Hay miembros por todo el mundo, en Barcelona en varias casas okupa y centros sociales,hay una cena y un buen espectáculo cada martes y jueves a las 21h.
También pasa que muchas casas okupa dedican un habitación o algún rincón al intercambio de ropa y calzado. La ropa es gratuita, pero la mayoría de esta ropa procede de donaciones, así que todos pueden contribuir llevando aquella ropa que ya no usan. Y como complemento muchas casas organizan talleres de costura y disponen de máquinas de coser, de manera que se pueden adaptar aquellas prendas que no nos quedan bien, o crear diseños propios.
En estos centros okupa seguro podemos encontrar una pequeña biblioteca que no exige carnet ni tiene términos de devolución, ni penalizaciones.
Asi que la okupa también significa  reciclar ropa, libros y música o enceres,y sin ánimo de lucro, compartir e intercambiar con los demás  lo que nosotros podamos dar.
Podríamos decir que hoy, treinta años después de que naciera el movimiento Okupa, los europeos siguen okupando : más de tres millones de personas no tienen casa donde vivir y el 70% de ellos son jóvenes. La falta de trabajo y la especulación de los bancos, asi como los desalojos, agravan esta situación. (Sólo que hoy existe más represión por parte del poder de banqueros y gobiernos, ya que ahora se penaliza incluso con condenas de hasta años de cárcel, lo que antes no ocurría pues el problema se solucionaba por la vía civil -se condenaba a pagar una indemnización y la persona responsable era casi siempre insolvente-).
El movimiento okupa crece exponencialmente y sin tregua: la batalla de la vivienda continúa y cada vez más jóvenes llegan a los centros okupas...porque no tienen otro lugar al que ir.
En la ciudad de Barcelona, la okupación ha logrado ganarse una considerable simpatía, implicando activamente a los jovenes de los barrios en sus actividades y defensa de los espacios, manteniendo además una red de centros sociales y casas okupadas coordinadas entre sí que ha servido de modelo para que muchos jovenes tengan una oportunidad de vivir de otro modo que no sea el paro,la explotación,y la desolación en su  futuro...