lunes, 9 de junio de 2014

Kreuzberg,el barrio okupa de Berlín...







Kreuzberg es un distrito berlinés cuyo significado en alemán es: Kreuz (cruz) y Berg (montaña), ya que está situado sobre un pequeño monte con una cruz, conocido como el parque Viktoria, en la ciudad de Berlín.
Tras la II Guerra Mundial, este distrito quedó en poder de las fuerzas estadounidenses que le cercaron con el Muro, luego, durante las décadas de los años 50, 60,y 70, Kreuzberg fue el barrio de las movilizaciones sindicales, de las protestas estudiantiles,y de violentos enfrentamientos con la policía para lograr mejoras sociales, y luego, en los 80 y 90  fue refugio de los inmigrantes turcos y sobre todo, punto de mira para okupar casas por  jóvenes anarco-punks que llegaron a Berlín con la caída del muro, para dar salida a ese espíritu alternativo, rebelde y contestatario que  ha hecho famoso al barrio,pues con eso se convirtió en refugio de artistas vanguardistas, y así se convirtió en el principal foco de creatividad de la ciudad. De ese modo,Kreuzberg pasó de ser un   barrio marginal, a ser el epicentro cultural de la capital de la Alemania reunificada.
La actividad política y sindical, vinculada a movimientos de izquierda, queda patente cada 1 de mayo, cuando el barrio de Kreuzberg se viste con colores reivindicativos y muestra su orgullo de clase proletaria. Además de la habitual manifestación del Día de los Trabajadores, en Kreuzberg este día festivo se celebra con barbacoas y música en la calle.
Un buen ejemplo de la autogestión okupa del barrio es Künstlerhaus Bethanien, un antiguo hospital que fue rescatado de la ruina por el movimiento okupa de Berlín, que lo ha transformado en un centro cultura en el que se pueden ver obras de teatro, exposiciones o conciertos así como también dispone de una biblioteca.


Otro ejemplo es la casa okupa de Köpi, que con más de 17 años de vida es el actual centro punk de Europa; o el Museo de Kreuzberg, que muestra la historia y las raíces antiguas de este barrio de Berlín.
Y no se pueden omitir dos lugares del distrito de Kreuzberg: el Museo Judío y sobre todo el Checkpoint Charlie, (con su famosísimo Museo de la Historia del Muro de Berlín),y que fue el paso que unía el sector soviético con el americano durante la Guerra Fría, o el Schwules Museum, cuyo único tema es la homosexualidad, y es que
 para llegar a estos sitios se debe recorrer  el barrio berlinés donde la okupación de casas, edificios, e incluso manzanas enteras, ha aumentado paulatinamente desde la legalización de la Okupación por parte del Gobierno alemán desde los 90.
Pero si hay un edificio cuyo peso histórico y cultural pesa sobre los demás, ese es Tacheles, “hablar claro” en yidis (dialecto que usan los judíos procedentes de Europa central y del Este),  en el barrio de Mitte. Se trata de un edificio que permanece en pie a pesar de las bombas de la Segunda Guerra Mundial. Uno cuyas paredes dejan huella perenne de la originalidad de los grafitti de los años ochenta.  Tacheles es, probablemente, la casa okupa más famosa del mundo.
Fue una galería de arte moderno dirigida por una organización de artistas que ocuparon la propiedad el 13 de febrero de 1990. El edificio podría considerarse el núcleo del sentimiento en la zona: en un principio, el Gobierno alemán pensó en demoler el edificio tras la caída del muro. No obstante, un colectivo de jóvenes artistas de todos los países se adelantó y okupó el edificio con fines culturales. Poco después, Tacheles fue declarado monumento histórico.
En los últimos años Berlín ha tenido que hacer frente al boom okupa:  Para ejemplo están Mitte, Prenzlauer Berg y Friedrichschain, barrios okupas caracterizados por su autonomía, espontaneidad e improvisación. De ellos, el más conocido es Mitte, pues en él se encuentra Tacheles, uno de los edificios okupas más célebres del mundo.
Al hacerse "legales", muchas de las casas okupas de los años 90, se han convertido en centros culturales,sin olvidar los principios de aquellos que las ocuparon inicialmente.  La fuerza de la ideología Okupa en Berlín queda reflejada claramente en barrios enteros. Hay personas que viven en antiguos carromatos o enormes camiones modificados. Surgen así auténticos poblados en descampados y plazas junto al resto de casas okupadas: algunas de ellas elaboradas con el reciclaje de desechos urbanos,
y que albergan funciones muy variadas: Centros lúdicos, bares, restaurantes, salones de baile, museos e incluso un hospital para los okupas. En los bares se llevan a cabo actividades diversas que pueden contentar a cualquier tipo de público: desde conciertos y escenas circenses a una ópera punk.
Kreuzberg es llamado el Bronx berlinés,refugio de “punkis” y “okupas”, que han hecho del lugar, uno de los más bohemios de Europa. En la actualidad, son las clases medias-bajas las que habitan, en su mayoría, el lugar. Aunque una gran parte de los moradores son de origen extranjero. Pues desde la segunda Guerra Mundial, ocurre que muchas personas emigran a Alemania para trabajar.
Cierto es que Alemania es un país de espíritu libre,que podría ser un ejemplo para el resto de países. Y Berlín,visto en este contexto de la Okupación,y al ser capital de uno de los más potentes países europeos, es un caso único en el mundo.En nuestro caso, mientras en los años 90 el Gobierno alemán apoyó con leyes a las casas okupa, en México se pena con multas y cárcel, y se reprime severamente el delito de hallanamiento de morada, aunque incontables personas sobrevivan malamente en casas de cartón...
Aporte de Gonzo.