miércoles, 9 de julio de 2014

Habrás oído mil cosas sobre nosotros...

…casi  todas  sin  fundamento.




Habrás  visto nuestras frases en las paredes y esa A circulada que tan poco te dice a ti y tanto nos dice a nosotros. Nos habrás visto incluso en la TV, pero lo que no terminas de entender es que nos ves todos los  días,  en  la  calle,  en  el  colectivo,  en  el  aula,  e incluso en el trabajo. Que somos gente corriente decarne y hueso. Que somos tus hijos, tus vecinos, que te conocemos.
Y  sabemos  que  a  ti  también  te  jode  cuando suena  el  despertador.  Y  no  creemos  que  seas  feliz así, en el trabajo y en el centro comercial, siempre haciendo  cola  y  pensando  en  la  próxima  compra, viendo  pasar  la  vida  entre  mercancías  que  en  el fondo (reconocelo) no saben a nada. Lo  que  no  entendemos  es  que  vivas  como  si nada,  como  si  todo  fuese  bien,  sin  demasiadas preocupaciones  más  allá  de  lo  puramente económico. Como si te contentaras con esa basura que  nos  han  vendido,  como  si  no  fueras  capaz  de concebir  algo  mejor,  como  si  te  sintieras  a  gusto entre  el  plástico  y  el  hormigón.  En  eso  somos diferentes,  nosotros  odiamos  todo  esto,  no  nos atraen en lo  más  mínimo las múltiples referencias del  catálogo  en  que  han  convertido  las ciudades. Nos parece una mierda, es imposible que la vida sea esto, porque esto no es vida. Esto es pasar el tiempo sin  pena  ni  gloria.



Nosotros  asumimos  las  penas que  pueda  traernos  la  búsqueda  de  la  gloria,  a  lo que no estamos dispuestos es a envejecer en fila deuno  frente  a  una  caja  registradora  que  nos administre un pedacito de muerte con cada ticket. Nosotros  tenemos  sangre  en  las  venas,  algo inusual  en  nuestros  días,  y  por  eso  reventamos  y reaccionamos  de  formas  extrañas  para  ti: lloramos,  gritamos,  corremos,  rompemos.  Y seríamos capaces de disimular y hacer como si nada y no meternos en líos, pero nos daría vergüenza. El que diga que el mundo va bien, o es tonto o es un mal nacido; así de sencillo. El que diga que no puede hacer nada al respecto, o  no  tiene  imaginación  o  no  tiene  interés,  y  lo demás son excusas. Nosotros ya estamos hartos, así que  nos  encontrarás  por  ahí,  haciendo  lo  posible para joder este macabro decorado que solo esconde miseria y devastación...

con Salud y Anarquía.

Aporte de Mozz