lunes, 7 de julio de 2014

Las Zorras Rojas...




"...Si luchas puedes perder,
si no luchas estás perdida" 
                                                    Lucía Ferrer.






Rote Zora o "Zorras Rojas" en español, fue una división feminista y antipatriarcal alemana, integrada únicamente por mujeres en lucha armada cuyo primer ataque frontal al capitalismo patriarcal fue en 1977, a la Cámara Alemana de Médicos. Aunque ésta no fue su primera acción, pues en 1975 ya habían puesto una bomba en el Tribunal Constitucional, llamándose por aquel entonces "Mujeres de las RZ".
Ambas acciones estuvieron relacionadas con la campaña por la despenalización del aborto que unió a gran parte del movimiento feminista alemán de esa época. Durante casi 20 años Rote Zora llevó acabo numerosas acciones en apoyo a diferentes luchas feministas. La última acción de Rote Zora tuvo lugar en 1994. Hasta que en 1996 anunció su disolución.
Sus acciones y ataques se postergaron durante toda la década de los 80’s y su organización se caracterizó, durante todo este tiempo, por el rechazo a las jerarquías internas y externas.
Ninguna Rote Zora estuvo en la cárcel ni un día, a pesar de la violenta energía con la que combatieron al Estado  patriarcal, imperialista, capitalista y racista, concretando su lucha contra algo más tangible y accesible como son los responsables de las injusticias legitimadas por el Estado: abogados, policías, médicos, jueces, empresarios... Se trataba,en fin, de poner caras a los conceptos de explotación machista.
Es bueno recordar las luchas de esas  mujeres que han ido mucho más allá que pedir una parcela de poder dentro del sistema patriarcal, y entender,con su ejemplo,lo que en verdad significa la resistencia contra el Sistema: renunciar a sus chantajes, hacerlos públicos y atacarlos.
Pensar en cómo llevar a cabo la lucha, hacerla y vivir en pie de guerra contra el patriarcado tiene mucho que ver con construir la resistencia desde lo inmediato, desde lo cotidiano. Practicar la rebelión cotidiana es la base para expandir la lucha constante contra las estructuras patriarcales.
Rote Zora, nos legó sus inspiradoras estrategias, con sus significados e interrogantes que puede suscitar la participación social de la mujer, y la relación que mantenemos las mujeres con la violencia doméstica y del estado.
El mensaje claro de las Rote  Zora era el de quitarnos el caparazón de la cobardía, ponernos la capucha y encender nuestros corazones, que son como bombas de relojería.

 Con sus células revolucionarias (Revolutionäre Zellen), Rote Zora luchando como grupo armado e ilegal, llevó la lucha de las mujeres en Alemania a una nueva dimensión, donde sus acciones y reivindicaciones, se daban en un contexto de transición con la caída del muro, junto con una oleada de revueltas obreras, y descrédito del poder político en varios países europeos. Así, la oposición crece contra una progresiva derechización del sistema político alemán gobernado por los democristianos, cuyo punto álgido será el proyecto de leyes de emergencia, que suponía una gran restricción de derechos y libertades,sobre todo los de las alemanas.

Así esa política reaccionaria del estado, causó la protesta, estudiantil principalmente, contra el imperialismo represor, que fue cristalizando la necesidad de adoptar formas de lucha violentas por los sectores mas rádicales. Al mismo tiempo que los inicios del movimiento estudiantil en Alemania, se formó otra vez, sobre todo entre las estudiantes, una conciencia sobre la opresión específica de la mujer. Las pasadas luchas por la liberación de las mujeres en la historiografía  se había censurado de los libros y no se mencionaban, de tal manera que las jóvenes intentaron recuperar la historia de las mujeres que luchaban desde el pasado.
Por principios las RZ dirigieron sus acciones en solidaridad con los mineros británicos en huelga y contra la represión desatada de las refugiadas , los centros de investigación y manipulación genética, la política de exterminio de presas políticas en las cárceles de Alemania, la opresión y explotación sexual de las mujeres, la industria nuclear, el despliegue de los Pershing y de las instalaciones y centros de consumo estadounidenses, los trabajos informáticos para censar y fichar a la población, etc.
También era importante la situación política y social en las metrópolis; la experiencia con la violencia estatal; la continuidad del fascismo, tanto en la burocracia, como en  el pasado de los padres de muchos alemanes, cuyos padres y abuelos fueron los que democráticamente votaron por Hitler en Alemania. Contra todo ello, Rote Zora conscientes de que el fascismo estaba a punto de volver,se levantó en armas  y así se formo la consciencia de que la lucha armada en las metrópolis era necesaria para la liberación de mujeres y hombres antifascistas.
El grupo de guerrilla urbana Rote Zora, estaba compuesto por militantes feministas,internacionalistas, antipatriarcales,y antiestatales, que trabajaban anónimamente de las Revolutionäre Zellen, con quienes compartían siglas, ideología, objetivos, tipo de estructura organizativa y métodos y donde algunas mujeres seguían militando. Formaban estructuras clandestinas, redes y células incontrolables para el estado.
Rote Zora atacó predominantemente instituciones y compañías patriarcales, y personas representativas de una sociedad masculina y sexista, esa misma que oprime y explota universalmente a las mujeres: mercaderes del porno, sex-shop, explotadores y traficantes internacionales de mujeres ( proxenetas que importaban mujeres asiáticas para casarlas con los hombres de la Alemania del oeste), doctores que hacían esterilizaciones forzosas,o negaban el aborto, farmaceúticas ( Schering produjo nacimientos defectuosos causados por la pastilla Duogynon) , centros de investigación y manipulación genética y también compañías informáticas como Nixdorf y la multinacional Siemens, que intentaba abrir la producción armamentística urbana para la contrainsurgencia,con espionaje civil cada vez mas sofisticado. Para Rote Zora esas empresas eran la  vanguardia en la reestructuración del proceso de trabajo explotador y sobre todo a costa de las mujeres.Sabían  que ese "estado normal" iba unido a la falta de resistencia militante. Esa opresión sólo se podría hacer visible por la resistencia. Por eso saboteaban,se vengaban por la violencia sufrida y por la humillación machista, a través de los ataques contra los responsables. Por qué no tenía,para esa sociedad un efecto intimidatorio el traficar con mujeres, pero quemar el coche del traficante,sí.
En el fondo,la gente había aceptado que la violencia ejercida por el estado era legítima, así que una resistencia adecuada que intimidara a ese estado era urgente. Por ejemplo,fueron muy populares las reimpresiones ilegales de billetes de autobuses y tranvías, hechos por Rote Zora, cosa que enrabitó enormemente al gobierno, que juró encarcelar a "todas esas lesbianas locas"...


En Rote Zora tenían una estructura antiautoritaria y a la hora de tomar las decisiones para elegir los objetivos a atacar se hacía de una manera descentralizada. Sabían,también,que los sabotajes eran sólo una parte del movimiento revolucionario.Por eso trabajaban en extensas campañas legales y en cuestiones sociales que abarcaban el repartir panfletos, ir a manifestaciones, hacer sentadas , publicar periódicos, crear conciencia, ocupar casas u organizar huelgas en el trabajo del movimiento revolucionario del oeste de Alemania y de Berlín.  En 1986, en la cima de la resistencia contra la planta nuclear en Wackersdorf, lograron que  miles de personas participaran en manifestaciones como parte del movimiento antinuclear, y al mismo tiempo, células de militantes autónomas efectuaron cientos de ataques contra ciertas compañías y corporaciones para denuncias su compromiso en la industria antinuclear. La actividad mas popular en este momento era cargarse las líneas de energía eléctrica, que estaban directamente conectadas alas plantas de energía nuclear. Hasta finales del verano de 1986 se contaron 178 atentados incendiarios y 27 con explosivos. Los daños causados ascendieron a 700 millones de marcos. Seis semanas después los atentados sumaban ya 236. Otros objetivos del ataque difuso fueron los Bancos, sin distinción, como poder fáctico del estado; las Empresas del consorcio productor de armamentos (Daimler-Benz, Dossier, etc); las Líneas férreas para transportes de armamento y munición para las fuerzas de la OTAN y materiales radiactivos; los Centros de investigación farmacéutica (drogas,láser, genética), y las ficinas de los servicios estatales y de la  policía. Fueron involucradas en acciones directas contra las plantas nucleares,por ejemplo,y el 2 de enero de 1989 atacaron el Gene Institute de la Universidad de Darmstadt, como denuncia de la colaboración empresas-universidad en el campo de la tecnología genética. Destruyeron también escavadoras , camiones y quemaron locales  llevando a cabo acciones contra Shell, atacando los complejos industriales de los militares,o incendiando un edificio de seguridad de la policía...


Pero todo acaba...Y así, tras 20 años de lucha en Berlín la mayoría, de las células de las zorras se autodisolvieron y muchas personas que pudieron formar parte de ellas acabaron en organizaciones políticas alemanas de izquierda y ecologistas... Aún hoy se sigue tratando de encontrar a presuntas militantes de las Rote Zora  para ser juzgadas por el gobierno alemán...


 En el texto «Cada corazón es una bomba de relojería» explican esta militancia. 
pueden encontrarlo en la Librería por 5 euros, o descargarlo del siguiente enlace:

https://we.riseup.net/assets/131580/rote%20zora%20y%20celulas%20revolucionarias-bklt.pdf