miércoles, 10 de septiembre de 2014

Los arrogantes...

La arrogancia es una característica de aquellos que sienten un excesivo orgullo de sí mismos, y que les lleva a creer y exigir más privilegios de a los que tienen derecho.Pero en el fondo subyace una tremenda necesidad de compensación de un ego maltrecho que usa una autoimagen inflada. Y  con esa valoración de sí mismo por encima de los demás, el sujeto hiperególico pretende tener más derechos que el resto, por la importancia que se atribuye a sí mismo, aunque  los demás lo vean y reconozcan por lo que en realidad es.
Indicadores significativos de la cpnducta arrogante es que estos sujetos  están siempre hablando de sí mismos y se molestan si dejan de ser el centro de atención. Su altanería y su presunción suelen aumentar en proporción a su temor de quedar en ridículo frente a personas más preparadas. Dentro de su estrecha visión del mundoy la inseguridad que tienen de sí mismos,la envidia de los logros de los demás,los pueden llevar a mostrarse aún más arrogantes para convencerse a sí mismos de que pueden hacer todo mejor que nadie, y merecen cosas más importantes que las que los demás merecen. Por todo ello,los arrogantes tienen una preocupación obsesiva por su imagen pública: se enojarán violentamente si algo los hace quedar mal frente a otros de  cualquier manera.  Pues lo que subyace en el fondo es el rechazo y desprecio que sienten por sí mismos,  incapaces de reconocerse tal como son, con sus virtudes y sus defectos, y de aceptar que son seres humanos,y que como tales, están expuestos a equivocarte y a cometer errores.
Así, los arrogantes se encierran en un mundo pequeño e irreal, un mundo ficticio en el que se puede vivir siempre como el centro de todo,y reaccionan de modo agresivo si su frágil mundo se desestabiliza,pues con ello topan de frente con la realidad: el mundo no gira a su alrededor, y ver que el mundo está lleno de sorpresas y no poder explicarse linealmente las cosas es sumamente difícil para estos sujetos, que preferirían controlar todo para siempre,para estar situados en la superioridad a la que aspiran.

La verdad puede doler cuando llega a conocerse; por eso las personas arrogantes evitarán analizarse a sí mismas, y pueden, por ejemplo, adjudicarse el mérito de alguien más en un logro para demostrar su imaginariamente ilimitado talento...
Así,estos individuos,llevados por la soberbia, pueden tener muchos amigos temporales a los que frecuentan mientras esto beneficia a su imagen, pero en el momento en que una amistad tiene problemas, en lugar de ayudarlos los abandonan para no verse relacionados con cosas negativas.
Del mismo modo, estos individuos tratan a las personas diferentes, a las que tienen una formación distinta o una forma única de ver el mundo de manera completamente despectiva, cosa que demuestra un egocentrismo gigantesco sumado a una ignorancia notable,y ese  rechazo es debido a que cualquier idea diferente puede amenazar su mundo de fantasía, en el que sólo ellos pueden sobresalir.
Muchas veces las personas engreídas tienen una actitud que parece decir con toda seguridad, “sólo lo que yo hago está bien”, pero es un simple mecanismo de defensa para que no se desbarate la falsa imagen que tienen de ellas mismas,y con la que engañan a los demás.
Los arrogantes son fingidores: actuan,hablan y se mueven siempre para un público, adoptan actitudes de simulada indiferencia,o de un status superior, tensos siempre por temor a perder su "estilo",tienen una falsa amabilidad encantadora,pero gélida y acartonada...y es que en el fondo son unos desamparados aterrados por la vida,arrinconados por el miedo a ser tan poca cosa, acojonados por su propia mezquindad...

Muchos individuos arrogantes mostrarán su lado cruel con los indefensos, a quienes perciben como una amenaza: pues son el reflejo de lo que ellos son tras su máscara en realidad.Alguien soberbio mostrará muchas dificultades para ofrecer o aceptar una disculpa. Esto será aún más notorio si se hubiese puesto en duda su imagen pública o su mundo imaginario.
Suelen criticar y hablar mal de cualquiera que tenga una conducta admirable, denostándolo y despreciándolo,pero se esa persona se presenta, actúan con él amablemente  y muestran aprecio al hablar con él, para despotricar a sus espaldas luego, pues los arrogantes tienden a saber subconscientemente que no tienen amigos reales, y se dedican a dar la “impresión” de tener muchos amigos, aunque los ataquen siempre que no están presentes.
 Los arrogantes son engreídos y no tienen ningún interés en lo que sienten los demás porque bloquean su empatía: se burlarán de alguien en una situación que sólo debería despertar solidaridad y simpatía, con tal de obtener unas cuantas risas.
Y es que esa máscara exterior es una forma de esconder algo que los molesta por dentro: un desprecio  muy profundo por sí mismos, una pérdida de su identidad o un daño severo a su personalidad en su pasado.  Tras su barrera de autodefensa, está un individuo muy
vulnerable y acobardado por la vida, que para protegerse se esconde tras una actitud arrogante.
No dejes que una persona arrogante sea parte de tu vida: puede ocasionarte mucho dolor,por ello, recordemos.por último, la frase del teologo Agustín: " La arrogancia no es grandeza,sino hinchazón,y lo que està hinchado parece grande,pero en verdad està enfermo..."

.