sábado, 20 de diciembre de 2014

Enfermedades antisistema...









Si has tenido la suerte de padecer una patología correcta en la época actual… te felicito, tendrás todo el apoyo familiar, la solidaridad social, el reconocimiento laboral y aunque deficiente,tendrás la ayuda institucional y sanitaria para solucionar la falta de salud en un momento dado de tu vida.
Si por el contrario has tenido la desgracia de padecer una patología políticamente incorrecta, como son las enfermedades medioambientales, llamadas Síndromes de Sensibilización Central; la Fibromialgia (FM), el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) o también llamada Encefalomielitis Miálgica (EM), la Sensibilidad Química Múltiple (SQM) y la Electrohipersensibilidad (EHS), entonces, permíteme que te informe que has tenido mucha mala suerte al padecer una, dos, tres o cuatro de estas enfermedades antisistema.
¿Y por qué antisistema? Muy sencillo, estas patologías ponen en evidencia y al descubierto aquello que está funcionando mal en el sistema actual; y atacan con su sola presencia directamente al sistema en el que todos vivimos. Por eso son silenciadas, como si no existieran.
El medio ambiente; los tóxicos cotidianos, los pesticidas en la alimentación, los metales pesados, los alteradores hormonales o disruptores endocrinos y los transgénicos alimentarios han demostrado sobradamente que provocan las disfunciones orgánicas debido a alteraciones e interacciones epigenéticas. El método científico se nos prometía como la panacea, pero la realidad es bien diferente.
Hoy todo tiene precio, incluso la firma de investigadores de renombre científico se pueden comprar. Y se sabe, por mucho que paguen investigaciones que digan lo contrario a las evidencias. Actualmente, ni siquiera, crean una duda razonable y mucho menos incertidumbre.
En definitiva alteran, entre otros, el Sistema Nervioso Central y como ocurre con las abejas pretenderán que poco a poco vayamos desapareciendo. Grave error.
Para entender un poco más esta situación, hay una leyenda urbana, de la cual a lo mejor vemos una novela o una película, en ella se decía que una importante y famosa Cia. de Seguros en Estados Unidos, hace muchos años, en una reunión con altos cargos de la industria química, alimentaria y famaceútica, entre otros, les echaba una reprimenda importante a las empresas, diciéndoles que no pensaban pagar los platos rotos de sus correrías por la industria, que la intoxicación de los ciudadanos, no la iban a pagar ellos, con sus pólizas de seguros, que era responsabilidad de todos ellos. En aquello reunión, dicen, que encontraron una solución salomónica al problema de salud generado. Levantaron el teléfono y hablaron con políticos europeos, quedando en hacerlas pasar por problemas depresivos o psicológicos y de paso aumentar la facturación de recetas de antidepresivos. Seguramente toda una leyenda urbana.
Pero la realidad todavía supera la ficción...

Texto del Sensei

.