miércoles, 14 de enero de 2015

La acción directa de un anarkan ...






.

El Negro Matapacos...












El perruno gusto por las marchas no es algo que se presente sólo en Atenas, pues en las  diferentes protestas estudiantiles en Chile los perros son unos personajes muy entusiástas en las protestas de los estudiantes, cuando los carros lanza agua y los pacos (policías) comienzan a agredir a la gente.
Pero  dentro de las múltiples jaurías que abundan en cuanta manifestación hubiere, destaca siempre un perro grande,de pelaje lustroso y colmillos firmes, al que todos llamaban el “ Negro Matapacos”, líder de las manadas en todas aquellas marchas en Santiago.
Se sabe que su nombre es “Negro” porque así figura en la placa de su collar,
pero los jovenes estudiantes le sacan el collar y le ponen pañuelos. Y es que su pasión son los pañuelos: tiene azules, rojos, blancos y hasta una  kufiyya fedayina, blanca y negra... A veces alguien le pone una capa para protegerlo de los chorros de agua de los policías, pero él se deshace de ella en un segundo para ladrarle más agilmente a los "pacos".
Este can,ya famoso por su pañoleta al cuello, se pasea como amo y señor de  las barricadas por la Universidad Central,la Universidad Utem y la Universidad Usach,reconocido por todos los universitarios como un revolucionario innato, es padre de 32 hijos (reconocidos) y marido de seis señoras, amigo del pueblo y la peor pesadilla de la Policía... es el "Negro Matapacos".
 Pero la vida del Negro Matapacos no es sólo protestar. Después de cada marcha regresa a la casa de la señora María Campos, quien le lava sus pañuelos y lo recibe con un plato de arroz con pollo y le deja dormir para que repose de tanta revolución.
Y al día siguiente cuando las escaramuzas entre encapuchados y antidisturbios comienzan, en una casita de la calle García Reyes, el perro se desepera por salir ,rasguñando la puerta ansioso,hasta que la dueña le deja ir,no sin darle antes la bendición al negrito, que espera sentado a que ella le pose la mano en su cabeza y le acicale el pañuelo rojo amarrado a su cuello. Cumplido el ritual, el Negro se enfila hacia la Alameda como guiado por un impulso, por una necesidad casi biológica de estar en la línea de batalla donde policías y manifestantes se ven las caras,Y cuando los jovenes corren por la nube de gas lacrimógeno que les cae encima,el Negro se queda ahí,sin arredrarse,ladrando a los agresores.

Y es que sea en Grecia o en Chile, los perros siempre se caracterizan por permanecer imperturbables en momentos en los cuales el aire se hace irrespirable, y es común verlos entusiasmados con el chorro tóxico del carro lanza agua. Y esto pasa porque la protección de su pelaje y un subdesarrollado conducto lagrimal, hace que los efectos indeseados del gas lacrimógeno no les afecten.


 María Campos adoptó al Negro Matapacos muy jovencito. En esa época el Negro era un perro callejero más del centro de Santiago y que gastaba gran parte de su día en ladrarle a los autos en la Alameda.Pero  sólo a los autos blancos,a los que  se les tiraba a las ruedas, como si se las quisiera comer. Temiendo que lo atropellaran,la señora le hizo sitio en su casa y asombrada por la inteligencia del Negro,le quiso cada día más,pero le deja su libertad,y aunque se preocupa que la policía un día se lo mate,ella le respeta su "lucha",y lo espera paciente mientras escucha atenta cualquier ruido en la puerta que le dé la señal de que el Negro llegó de sus andanzas.

Y fue de aquellos años,cuando,como su casa nueva estaba cercana al barrio universitario de República y a la USACH, el Negro comenzó a relacionarse con estudiantes que rápidamente lo quisieron. Y asi dejó su obsesión por los autos blancos para dedicarse completamente a recorrer universidades.

El Negro hace largos recorridos,se pasa a jugar pelota con los niños al parque Almagro,o se va a echar una siestecita al campus universitario mientras terminan los mítines,o si no,se une a un asado de los estudiantes en el Parque O’Higgins,y ha llegado hasta el  Cementerio General para pelear con los carabineros, encabezando la marcha.

La lealtad del Negro con los estudiantes le ha valido su fama en las redes sociales. Actualmente cuenta con tres cuentas en Facebook que suman cerca de 6 mil fans. En su cuenta de twitter suma 800 seguidores.
Y aunque la prensa oficial ha intentado darle fama de agresivo,el Negro es un amor con los estudiantes y los niños,los quiere,incluso deja que le toquen su plato cuando está comiendo,por eso,los jovenes santiagueños lo cuidan especialmente, porque el Negro es adorable...
Y es que nadie duda que el Negro es un aliado del pueblo, y que sabe quien es el verdadero enemigo, siempre poniéndose al lado de los jóvenes, y  ladrando y atacando a los carabineros. Dócil y cariñoso con los estudiantes,  se deja querer y demuestra su gran alegría cuando le ponen nuevos pañuelos en el cuello,ah, pero a la hora de las protestas, le surge su rabia anarquista  peleando al lado de los encapuchados, casi protegiéndolos.

En fin,que la fidelidad de todos los Perros defensores del pueblo es ejemplar,y con eso concluyo este humilde homenaje a todos ellos, símbolos de libertad, emblemas de valentía, leyendas de fidelidad...
.

lunes, 12 de enero de 2015

Compañero Loukanikos...








Por las soleadas calles de Atenas viven muchos perros callejeros, absolutamente inofensivos, que pasan las horas tumbados a la sombra de un árbol o sobre el fresco pavimento,y si este es de mármol, mucho mejor: por ejemplo, el suelo del Parlamento de la plaza Sintagma. Y es que los griegos son amables con los animales -también con los miles de gatos diseminados por doquier- y siempre hay una persona generosa que les acerca algunos huesos,o una sabrosa salchicha. Y no hay problema de enfermedades,pues el Ayuntamiento se encarga de vacunarlos,desparasitarlos y esterilizarlos, y su diploma de salud se marca con un collar azul para los machos y uno rojo para las hembras.
Y esto se realiza,a pesar de la montaña de deudas que Grecia se echó encima con el FMI y con la UE,que insensibles a ninguna otra cosa que no sea dinero,impusieron a los griegos unas medidas de austeridad inhumanas desde el 2011,cuando la crisis económica golpeó a Europa,con grandes perdidas de empleo y recortes sociales, que en Grecia,cuna de la democracia, desencadenaron la protesta social, y la ira pública se extendió violencia represiva del gobierno, a lo largo de sus calles.



Pero el pueblo griego no estaba solo contra la policía antidisturbios,pues contaba con un cuadrúpedo mil razas, de tamaño medio y collar azul que acostumbra a enseñar los dientes a los policías antidisturbios, y no se arredró ni siquiera ante los botes de humo, luchando con patas,y colmillos, en  todas las manifestaciones que esos años sacudieron el centro de Atenas.
Unos lo llamaban Kànelos -por el color de su pelaje- pero su nombre de guerra era Lukánikos (salchicha,en griego).

El perro griego manifestante se dió a conocer en el mundo entero gracias a la prensa mundial,cuyos reporteros notaron ese  curioso protagonismo de  Lukanikos,que ladraba con furia a los policías,y si se descuidaban,les propinaba unas buenas mordidas, defendiendo a los manifestantes por lo que se convirtió en un símbolo de las protestas de los griegos contra las medidas injustas tomadas por el gobierno para pagar la crisis financiera que dejó a millones de personas en una situación desesperada, además de un país al borde del colapso.
Y asi fue, como Kanellos,o Thodoris,o  Loukanikos,como gustasen llamarle a ese perro de color dorado, de raza indeterminada,con esa  luz de fiereza en sus pupilas negras, ese perro callejero con su collar azul, se convirtió en un símbolo de lucha anticapitalista, y libertaria, no sólo en Atenas,sino en toda aquella zona del mundo sometida por el FMI.


Porque Loukanikos se ganó a base de ladridos y mordiscos, la reputación de ser uno de los manifestantes  más tenaces y con menos miedo de los blokes negros griegos.
Así este perro antisistema de jengibre y orejas atentas, se transformó en una leyenda: eligió muy bien de qué bando estar a la hora de ladrar y para los manifestantes siempre fue un aliento el verlo en plena revuelta, pues aseguran que nunca faltó a una sola de las protestas.
Por eso Lukánikos es inolvidable para todos, pues aparte de aparecer en los medios  de comunicación internacionales, (En 2011 la revista Time le dió portada a  Loukanikos como personalidad del año), el perro griego es todo un emblema en la Red, donde protagoniza muchísimos vídeos del YouTube, tiene su propio blog y bastantes otros con entradas dedicadas a él. También tiene sus propios grupos de amigos en Facebook. Riot Dog, una de las páginas dedicadas a él de esa red social, tiene cerca de 10.000 seguidores. Tiene otro, llamado Kanellos, con cerca de 2.800 fans.



En esos blogs se cuenta que Luká era un perro que deambulaba por el barrio de Exarjia -la zona de marcha de la ciudad, en el más amplio sentido de la palabra: desde refriegas con los antidisturbios a infinidad de bares y clubes nocturnos,o sea,la zona ruda de Atenas, de donde surgió uno de los grupos antisistema más furiosos de la revuelta urbana. Y se dice también que  Lukánikos, hizo su debut como anarquista radical en diciembre de 2010, durante las protestas por  la muerte del joven Alexis Grigorópulos, de 15 años, por un disparo de la policía.  Y desde entonces el perro le cogió afición a los gases lacrimógenos, y a morder policías, pues desde entonces nunca se perdió ninguna manifestación que tuviera la bronca asegurada. Una nueva raza de manifestante, porque entre las decenas de perros callejeros que hay en Atenas, cuántos clones tendrá ahora mismo el difunto  Lukánikos...?
Lamentablemente,una tarde lluviosa del 2014,en la casa de un joven anarquista llamado  Achilleas, que daba cobijo al perro de vez en cuando,  mientras éste estaba tumbado en el sofá durmiendo, su corazón canino dejó de latir y así murió en paz  a los once años de edad, el valiente Loukanikos ...
Fue enterrado a la sombra del árbol donde solía reposar después de las revueltas, en una colina en el centro de Atenas, con vista al mar Egeo.

Y así fue como Loukanikos como líder de la manada en la línea del frente contra el sistema, dejó su huella en muchos otros (perros) anarquistas...


.

Orión...







Cuando la tragedia cayó en forma de  una riada de lodo y rocas sobre Vargas, en Venezuela  la noche del 16 de diciembre de 1999, lo que un fiero  perro de raza Rottweiler, llamado Orión hizo impactó a todos.
Desde tempranas horas el perro ladraba nervioso, pues su instinto le decía que se avecindaba una fuerte catástrofe cuando una avalancha de lodo lo obligo a él y a su dueño Mauricio Pérez a abandonar su residencia e ir a un sitio seguro, fue cuando entonces la valentía de Orión puso un ejemplo de altruismo. Sus hazañas comenzaron cuando el perro se lanzó a  las turbulentas aguas que traían a su paso troncos y piedras. Algunos de los vecinos gritaban asustados  al verlo nadar contra la corriente hasta llegar al lado donde se encontraba una niña aislada de suelo firme,y cuando el can abrió la boca pensaban que mordería gravemente a la pequeña, más no fue así, lo hizo de una manera tan suave por las ropas que ningún daño le causo y la trajo a la orilla donde las personas no salían de su asombro, posteriormente salto nuevamente y saco a una segunda niña de 14 años de las aguas, luego ayudo a ocho niños a subir a sitios altos, así paso la noche del miércoles y parte de la mañana del jueves hasta que los testigos de tal hecho contabilizaron que "Orión" rescatò a 37 personas de morir ahogadas desde una pequeña de ocho años hasta un anciano de 80 años.





En el 2000, numerosos voluntarios, médicos sin fronteras, y asociaciones de vecinos, quienes intervinieron en el rescate de los damnificados por ese desastre natural,lo nombraron Héroe, en un evento en el  que  Orión fue condecorado con una medalla de Honor al Valor ,una cinta azul y un diploma  por salvar vidas humanas, mostrando la fidelidad y la nobleza de los perros de rescate, durante la riada que acabo con la vida de miles de personas en el litoral venezolano... Mientras él,ajeno a tanto premio,maecaba concentrado su carnaza en el podio.También recibió placas, medallas, y homenajes a nivel internacional y reconocimiento por la Gran Logia de la Masonería en Venezuela.
Finalmente el 1 de diciembre de 2008, Orión, el perro rescatista, falleció, pero su recuerdo perdurara para siempre en la vida de las 37 personas rescatadas por él.


Aporte del Sensei

domingo, 11 de enero de 2015

Perros que salvan vidas...










En la antigua Grecia, se daban paseos con perros como parte de las terapias para dar un último consuelo a las personas que padecían enfermedades incurables,y ya en la Edad Media se usaban perros como lazarillos para los ciegos.
En 1669, el médico John Locke defendía que la relación con animales, tenía una función sanadora, y empezó a difundir las primeras teorías sobre la influencia de los animales de compañía y su uso con enfermos mentales, indicando que el trato con estos animales, despertaba sentimientos sociales en dichas personas, y se encontraban más relajadas y tranquilas. El primer uso de animales de compañía como terapeutas, se registró en Inglaterra 1972, el psiquiatra William Tuke, pionero en aplicar la terapia asistida con animales en un centro psiquiátrico, propiciando valores humanos y autocontrol en los enfermos, mediante el refuerzo positivo.
En 1867, en Alemania, se utilizaron con enfermos epilépticos y con cardiacos. Y al inicio del siglo XX,  la Cruz Roja elaboró el primer programa terapéutico en la rehabilitación de veteranos de guerra. Los perros fueron llevados por la Cruz Roja al centro de convalecencia de soldados mutilados de la Fuerzas Armadas, disminuyendo el número de suicidios de estos notoriamente.
Luego, el psiquiatra Boris M. Levinson en 1953 y su perro Jingles, de manera inesperada. recibió en la consulta de su casa a un niño con graves problemas de retraimiento hacia lo que le rodeaba. Al no estar programada esta visita, su perro estaba presente y comprueba como el niño reacciona positivamente ante la presencia del perro. Decide ir incorporando a las sesiones esta interacción entre el perro y el paciente, comprobando gran mejoría en el estado mental del niño, ya que el convivir con el can ayudaba a los pacientes a tranquilizarse,a comunicarse y a expresar sus emociones. Esta investigación que le llevó a sentar las bases de lo que hoy conocemos como T.A.P.(Terapia Asistida con Perros).
Poco después publicó el libro “El perro como coterapeuta”, en su libro relata las experiencias vividas junto a su perro y pacientes que mejoraban mucho  gracias a la presencia del perro en el consultorio, favoreciendo la comunicación entre psiquiatra y paciente. A lo largo de los años 60, se desarrolló la terapia asistida con otros animales: gatos, tortugas, caballos,etc.



La terapia asistida con perros  en estos días, se ha orientado a personas que padecen problemas médicos (físicos o mentales), que pueden beneficiarse de la compañía de un perro, mejorando su calidad de vida.
Los perros terapeutas, han logrado grandes éxitos en el tratamiento con personas discapacitadas, despiertan reflejos, ayudan a superar fobias, depresiones y enfermedades de origen nervioso. Producen un efecto sedante o relajante en los pacientes, disminuyen los niveles de corticol, y  ayudan en la detección de tumores, etc.
Para ser perro de terapia cualquier raza es válida…aunque debe tener una apariencia bondadosa, para facilitar el acercamiento del paciente. Así que el perro debe nacer con cierta predisposición,deben ser tolerantes y dispuestos.
No todos los perros son aptos para ser terapeutas, lo 1º es realizar un examen para detectar posibles patologías de comportamiento ,ya que en general, se busca que sean sociables, pacientes, con buen carácter, inteligentes y que aprendan con cierta facilidad. Deben ser muy serenos, , que no se sorprendan ante ruidos bruscos (gritos, etc.).
 Y los beneficios de la terapia con perros se extienden a  nivel físico y psicomotor:
Con por ejemplo,con el aumento de la movilidad de los miembros superiores y de la destreza manipulativa así como de la coordinación entre el ojo y la mano. Disminución del estrés y la tensión arterial. Y a nivel neurocognitivo: Mejora en la articulación, y aumenta la concentración, atención, percepción y memoria.
A nivel psicosocial y emocional: Un perro aumenta en el paciente el sentido de “pertenencia”, aumenta su autoestima, disminuye el aislamiento y la depresión, y ayuda a la más rápida recuperación del enfermo, ya que reduce la resistencia a los tratamientos.Desinhibe al paciente.Rompe la rutina.Mejora la socialización.



Reduce la presión arterial y el estrés. Y sobre todo le ofrece motivación para vivir.
Muchas personas enfermas o que están atravesando una situación difícil, sólo piensan en sus problemas, sin embargo al estar en contacto con el perro, pueden cambiar su enfoque mejorando su autoestima,ya que los perros no emiten juicios sobre nosotros.
En los centros penitenciarios, ayudan a reducir los niveles de violencia.
Así que un perro mejora la salud mental y el crecimiento emocional de la persona, lo que hace que sea una buena terapia para niños y personas con gran timidez.
Si bien en algunos paises todavía no se permite el acceso de los perros terapéuticos en los hospitales, y centros públicos, es evidente, que su efecto en los pacientes, es positivo, y por eso todos los que amamos a este bello animal, tenemos la obligación moral, de continuar ese camino: cuidando bien a nuestros perros y ayudando a que otros canes también lo sean.


Aporte del Sensei

sábado, 10 de enero de 2015

Historias de perros...

Para Bucanero con amor.



Conocida es la nobleza de los perros, de la que se saben historias increíbles de fidelidad y amor incondicional a lo largo y ancho del mundo. Algunas historias nos dan ejemplo de lealtad,de valentía y de generosidad,que nos hacen valorar lo que siente un perro y lo que su amistad significa.
Recordemos algunas de estas historias:

La primera historia es la de Hachikō,que nació en una granja en Akita,Japón, y aún cachorro fue regalado a Eisaburō Ueno, profesor de la Universidad de Tokio. Pronto el profesor se encariñó con el perro, que lo adoraba totalmente.
El perro lo acompañaba a la estación para despedirse allí todos los días cuando su dueño iba al trabajo, y al final del día volvía a la estación a recibirlo. Esta rutina, que pasó a formar parte de la vida de ambos,se hizo muy conocida por las personas del lugar,rutina continuó sin interrupciones hasta el 21 de mayo de 1925, cuando el profesor Ueno sufrió un paro cardiaco mientras daba sus clases en la Universidad de Tokio, y murió. Esa tarde Hachikō corrió a la estación a esperar la llegada del tren de su amo, y no volvió esa noche a su casa. Se quedó a vivir en el mismo sitio frente a la estación durante los siguientes 9 años de su vida. Conforme transcurría el tiempo, Hachikō comenzó a llamar la atención de propios y extraños en la estación; mucha gente que solía acudir con frecuencia a la estación habían sido testigos de cómo Hachikō acompañaba cada día al profesor Ueno antes de su muerte. Fueron estas mismas personas las que cuidaron y alimentaron a Hachi durante ese largo período.
La devoción que Hachikō sentía hacia su amo fallecido conmovió a los que lo rodeaban, quienes lo apodaron el perro fiel.
En abril de 1934, una estatua de bronce fue erigida en su honor en la estación Shibuya, y el propio Hachikō estuvo presente el día que se inauguró.
El 8 de marzo de 1935, Hachikō fue encontrado muerto frente a la estación de Shibuya, tras esperar infructuosamente a su amo durante diez años.Su corazón fue enterrado al lado de la tumba del profesor Ueno, en el Cementerio de Aoyama. El 8 de marzo de cada año se conmemora el día de la fidelidad de Hachikō en la plaza frente a la estación de trenes de Shibuya. Y hay una peli de Richard Gere inspirada en este perro japonés.

Y hay muchos casos parecidos  a lo largo del mundo...
En el cementerio Colón, de la Habana, existe una tumba en la que la lápida muestra a un perro que se quedó hasta su muerte en el sitio después del entierro de su ama.


Greyfriars Bobby, un perro Skye Terrier que permaneció junto a la tumba de su dueño John Gray en el cementerio Greyfriars, Escocia, hasta su muerte en 1872, 14 años después de la de su amo.

En Campiglia Marittima (Italia), un perro llamado Lampo (‘relámpago’, en italiano), fue fiel a Elvio Barlettani, quien trabaja en la estación de trenes de la localidad. Lo acompañaba a todas partes, e incluso abordaba los trenes para ir de un lugar a otro y regresaba, hasta que el 22 de julio de 1961 murió atropellado por un tren. Barlettani escribió un libro narrando sus experiencias. Hay una estatua en su honor en la estación de Campiglia Marittima, desde entonces es conocido como Lampo, il cane viaggiatore (‘el perro viajero’).

En Cádiz, España se produjo el caso de Canelo que, en 1990, iba junto con su amo al Hospital Puerta del Mar para recibir su tratamiento periódico de diálisis, hasta que un día su dueño tuvo muchas complicaciones y fue internado en ese mismo hospital donde Canelo también lo esperó y el hombre falleció. Después de esto Canelo se negó a moverse y siguió esperando al dueño durante 12 años, incluso vecinos intentaron adoptarlo pero el perro regresaba a la puerta del hospital y una perrera se lo llevó pero fue tanta la insistencia de la gente que lo liberaron y regresó al lugar hasta que el 9 de diciembre de 2002 falleció al ser atropellado por un vehículo, cuyo conductor se dio a la fuga.
En su honor se puso su nombre a una calle, en la cual se instaló una placa conmemorativa de bronce.

En Uruguay está la historia de Gaucho, un perro color negro, quien recorrió más de 50 kilómetros hasta el hospital en el que estaba internado su amo y permaneció allí hasta el día en que su amo falleció; luego, el noble animal lo acompañó durante su velatorio y hasta el lugar donde recibiría sepultura.

En el cementerio, Gaucho custodió aquella sepultura durante varios años, salía en las mañanas a recoger algún alimento que el pueblo le brindara, recorría calle Rivera, Plaza Artigas, La Picada y algunas veces la 18 de Julio, para volver de tarde otra vez junto a la tumba de su amo en el cementerio. Esto fue así todos los días hasta la muerte de Gaucho en 1989. Los pobladores de Durazno erigieron un monumento en honor a Gaucho, frente al cementerio en el que pasó sus últimos años.

En Teresópolis, Estado de Río de Janeiro, Brasil, un perro cuyo nombre es Leão (que significa ‘león’ en portugués) sigue junto a la tumba de su dueña Cristina Maria Cesario Santana, quien fue una de las más de 630 víctimas mortales de las inundaciones y aludes del 17 de enero de 2011 en el estado carioca.

En Villa Carlos Paz, Argentina, Capitán, un perro mestizo, acude a dormir todas las noches junto a la tumba de su dueño Miguel Guzmán desde el fallecimiento de este en 2006.

En Cochabamba, Bolivia, un perro de raza criolla espera todos los días en la jardinera central de la Avenida Papa Paulo (zona este de la ciudad) a escasos metros del lugar del accidente y posterior muerte de su dueño un Universitario. Comerciantes y vecinos se encariñaron con él, lo alimentan, le dan agua, se preocupan cuando se enferma y hace poco hicieron una colecta para llevarlo al veterinario.
Las amas de casa le llevan pan y salchichas, pero a él le gusta el menú que le sirven en el frial Marcela, próximo al mercado público. Todos los días a las ocho de la mañana, el dueño, le da un plato lleno de agua y cuellos de pollo crudo. Él bebe el agua, toma una presa y vuelve a la jardinera donde vio caer a su amo, para comer allí, como si no quisiera perderse el posible retorno de su dueño.

En La Piedad, Estado de Michoacán, México, el autor de música ranchera José Alfredo Jiménez narra en una canción la historia real de "El perro negro" que sucedió en esa ciudad, en donde un perro mató al asesino de su amo, para después pasar sus últimos años al lado de la tumba de su amo en el panteón municipal de la misma ciudad hasta su propia muerte.


Es una Perla negra. Así se llama y es una labrador. La Fundación de Perros de Búsqueda (estadounidense) la rescató de un refugio para perros abandonados. Y qué bueno, porque gracias a eso Perla luego ha salvado 12 vidas humanas.  Trabaja para los bomberos de Los Ángeles, quienes la llevaron a Haití, donde pudo salvar a víctimas del terremoto. Por esa labor, ha sido reconocida como el Perro del Año, 2010.


China, una perra callejera de Buenos Aires, encontró una bebé recién nacida, abandonada por su madre inmediatamente después de haber sido alumbrada, y entonces se la llevó a su refugio, donde la cuidó junto a sus seis cachorritos, tratando de darle calor y cobijo, evitando de esta manera que la niña sufriera una hipotermia que habría sido mortal.
 La niña fue abandonada en el descampado desnuda y no presentaba marcas de mordeduras, apenas unas escoriaciones leves, por lo que se presume que la perrita la habría arrastrado unos 50 metros, hasta su refugio. El llanto de la niña y los ladridos de “China” alertaron a un velador que se apresuró a cubrir a la niña con una manta y llamar a la policía.

En fin,que podríamos recordar miles de  casos que existen,pero hasta aqui llegamos en esta gran lección de humanidad de esos  perros bondadosos y fieles...



.

viernes, 9 de enero de 2015

Los fieles...


Prometer es una acción soberana; revela una gran soberanía de espíritu, ya que exige decidir hoy lo que se va a hacer en adelante, bajo condiciones que no se pueden prever. El que promete corre un serio riesgo porque se compromete a actuar de la forma que hoy juzga óptima en situaciones que pueden llevarle a pensar y sentir de modo distinto. El que es fiel cumple la promesa a pesar de los cambios en las ideas, las convicciones y los sentimientos, que pudiera provocar el tiempo. El que promete se adelanta al tiempo de modo lúcido y libre. El que cumple fielmente lo prometido lo hace consciente y voluntariamente. Qué es lo que mueve su voluntad a mantener la palabra dada? Es la decisión de crear su vida en cada instante conforme al proyecto establecido en el acto de la promesa.




Por ello,la fidelidad es la capacidad espiritual, el poder o la virtud de dar cumplimiento a esas promesas. La fidelidad es entonces el cumplimiento de la palabra dada. Y por ello, la fidelidad también es la virtud de no engañar,de no traicionar a los demás. Es un valor moral que faculta al ser humano para cumplir con los pactos y compromisos adquiridos con veracidad.
Fidelidad es lealtad. Una persona fiel o leal es aquella que se mantiene constante en sus afectos o en el cumplimento de sus obligaciones o en la fe que uno debe a otro. Fiel es aquél que no defrauda la confianza que se deposita en él. La fidelidad limita con la gratitud, la persona leal ha recibido un bien de otro y no olvida. Es la virtud de la memoria o la memoria como virtud. Dichoso aquél que puede dar sin recordar y recibir sin olvidar.
La fidelidad precisa de la memoria pero también de la voluntad, porque la fidelidad es también virtud de permanencia, de constancia. En un mundo donde todo cambia, donde todo fluye, donde nunca el mismo hombre se baña en el mismo río, sólo es posible mantenerse en lo mismo gracias a la memoria voluntaria que es la fidelidad.
La fidelidad se ejerce en muchos ámbitos, como en la amistad, donde ser fiel a un amigo no significa tener un solo amigo; o en el de las ideas , donde ser fiel a una idea no es afortunadamente tener una sola, y en el de la pareja, donde significa sinceridad y bondad para que la fugaz satisfacción de nuestros deseos efímeros no causen  sufrimiento a la persona a la que amamos, ni a traicionarla, ni a poner en riesgo nuestra historia. Una pareja no es pareja sólo porque mantengan relaciones sexuales o porque vivan juntas.



Una pareja es tal si entre ellos hay amor y cuidado. La pareja es algo muy valioso y es amor que dura, entonces es la confianza y la ternura de la fidelidad su fundamento, porque el amor sólo dura si hay memoria, voluntad y gratitud a un amor recibido y dado, a un amor compartido. Fidelidad es memoria y es historia, pero también es voluntad y presente. La fidelidad es amor presente, voluntario y voluntariamente mantenido, del amor pasado. Es amor al amor,al ideal,a la escencia sublime del ser humano.
Las personas fieles,son perseverantes en su vinculación con lo valioso de sus vidas,a sus relaciones relevantes. Un individuo fiel, a sus ideas,a sus valores,a sus amigos,a su familia,a su labor, es un sujeto digno de confianza y capaz de mantenerse  por encima de las oscilaciones emocionales de su vida.
 En cambio,un sujeto infiel es un ser incapaz de controlarse a sí mismo, es un esclavo de los apetitos que lo acucian en cada momento,y no tiene entereza ni madurez  para moderarse. Y sobre todo,será un tipo sin valor,impotente para cumplir las promesas que ha dado, indigno de confianza.

Infiel es el que traiciona, es el ingrato que olvida y prefiere las 30 monedas. Es el pobre Judas...
Un sujeto asi,me comentó alguna vez con vanagloria que "el era infiel,porque era "hombre",y que "la fidelidad se la dejaba a los perros"...(uf...el sujeto se diseñó a sí mismo,ni como defenderle).

En fin,que aqui cabe mencionar por último que, aunque se cree que el concepto de la fidelidad es un asunto humano, es de señalar que las más de las veces,son los animales los que manifiestan esa fidelidad ideal,y de una forma mucho más pura y real que los seres humanos...



.



La leyenda del Lobo fiel...












Hace mucho tiempo vagaba por la Serra da Coba un lobo. Esto no tendría nada de especial si no fuera que este era un lobo completamente blanco. Y esto lo cuentan todos los pueblos de la sierra, desde el Alto da Escrita hasta la Raia de Portugal, que aseguran que ese lobo blanco que fue encontrado siendo un cachorrillo por el pastor de "Os Lugarexos" da Coba, cuyos perros de rebaño, curiosamente, en vez de matarlo como era su natural inclinación, lo rodearon como asombrados por el color de aquel lobezno abandonado por su manada que tenía pinta de lobo, olía a lobo pero era blanco como un corderillo, y no estaba protegido por ninguna de las manadas que enseñoreaban la Sierra. Sorprendido el pastor, lo recogió, lo bajó al pueblo, y una vez allí lo llevó a un pajar donde lo puso a mamar de una oveja.
El hambre era tan grande que el lobezno empezó a mamar de aquella oveja como si de su verdadera madre se tratara.




El tiempo pasó y el cachorro creció entre el rebaño como si fuese su familia adoptiva, iba al monte,abrevaba, e incluso cuando el rebaño estaba en peligro, también él buscaba refugio como los demás corderos, mientras los perros les defendían, además, su color contribuía a creer que aquel lobezno era un cordero más. Creció en poco tiempo, y aunque su piel seguía siendo blanca,el lobo era enorme y tenía unos ojos que daban miedo, por eso, en el pueblo los perros que no le respetaban cuando era cachorro,ahora lo atacaban, y tenía frecuentes peleas que manchaban de sangre su blanca piel,y de las que siempre terminaba huyendo atemorizado. Porque este lobo jamás atacó a rebaño alguno, era un huérfano errante en los montes...
Y es que por esos ataques,se volvió algo huraño y poco a poco se fue alejando del rebaño, ya no lo acompañaba ni bajaba al pueblo por la noche. Por si fuera poco, el hecho de haber pasado parte de su vida en el pueblo, hacía que su aullido,cuando en la sierra aullaban los lobos, el de él
fuera conocido por todos los vecinos y nadie le tenía miedo alguno. Pero el pastor le quería tanto que todos los días  llevaba alimento,le acariciaba,jugaba con él,y hasta le contaba sus cuitas como lo haría con un entrañable amigo.


Pasaron los años y fueron una pareja -lobo y pastor- inseparable hasta que un día estando el pastor solo con su rebaño en la Sierra le asaltaron unos bandidos y como el pastor ofreció resistencia, después de matar a los perros,los malnacidos se pusieron a darle una brutal paliza al pobre hombre.
En esto los caballos de los bandidos empezaron a relinchar nerviosos, como si adivinaran un peligro que se acercaba,  los bandidos detuvieronsu inhumana paliza y se alertaron: entonces fué que apareció entre las genistas el lobo blanco que en un súbito y elástico movimiento, se lanzo al cuello del jefe.
La sangre manaba a borbotones de la herida, sin que los demás tuvieran tiempo de reaccionar, el lobo saltó al cuello otro bandido. Los demás intentaban huir despavoridos,pero el lobo corría tras ellos, tan veloz como el diablo...
El pastor contó esta historia poco antes de morir como consecuencia de las heridas y los golpes recibidos, dijo que al menos habían sido diez los bandidos que le asaltaron. Cuando sus vecinos fueron a la Sierra, encontraron los cuerpos de siete desconocidos, todos con la marca del lobo en sus gargantas...
 Nadie volvió a ver al lobo blanco, pero durante muchos años lo siguieron oyendo aullar allá, en lo alto de los montes que acunan al Minho...




.

Virtud cotidiana...














Fides (que traducido directamente del latín significa fé, confianza, lealtad) era, en la mitología romana, la diosa de la confianza. Es hija de Saturno y Virtus. Su templo en la Colina Capitolina estaba ubicado en el lugar en que el Senado romano conservaba los tratados estatales con países extranjeros, donde Fides los protegía.
 Fides era representada por una mujer joven, coronada con una rama de olivo, con una copa o una tortuga en la mano.

Los romanos habían puesto a Fidelidad en un lugar privilegiado,dentro de sus divinidades,y le erigieron templos y altares. Se le ofrecían flores, vino e incienso: sin embargo, estaba prohibido sacrificar víctimas. Sus sacerdotes cubiertos de un velo blanco, símbolo del candor, eran conducidos en pompa al lugar del sacrificio en un carro a manera de arco, con la cabeza y las manos envueltas en un manto,y acompañados de los perros más hermosos de la ciudad. La estatuas de la diosa Fides a veces tenían una lámparilla,o una  llave en la mano derecha,y siempre iban  acompañadas por un perro a sus pies. Se representaba también como una bellísima mujer con un canastillo de frutos en una mano y en la otra espigas de trigo.
En muchas medallas se ven por emblema de la fidelidad dos manos unidas.
Su equivalente e n la mitología griega era «Pistis», el Espíritu de la Confianza, y la personificación de la buena fe, la honestidad y la fiabilidad...

Pero en estos tiempos tal parece que aquellas hermosas diosas han muerto,pues es común en estos días ver que la moral es total hipocresía o una frívola tendencia tuitera en la que la sociedad padece un triste olvido de aquellos valores del ethos humano que lograron la armonía y la unión real  entre las personas.
Y es que el genius y el animus de un grupo humano no son el superficial resultado de una ingeniería legal u organizativa. Ya que fueron las virtudes humanas como la Inteligencia, la Pietas, la Virtus y la Fides, lo que ha logrado que la humanidad sea justamente eso:humana. En Roma todas esas virtudes eran veneradas,y  aquellos indivduos de buena fe que las poseían,sabían que de algun modo, los dioses se hospedaban en sus espíritus.
Pero qué eran la Pietas, la Virtus y la Fides?
Pietas es la lealtad,el respeto y el sentimiento de deber,el afán de cuidado por otros seres vivos en este mundo del que formamos parte. Ideal que sería inalcanzable sin la Fides, el respeto por la palabra dada, la vocación de cumplir compromisos que implica no tomarlos sin dotarse de los medios o disponer de la voluntad para cumplirlos. Si la pietas es lealtad, la fides es fidelidad.

Pero para alcanzar esa Pietas,y esa Fides,nos hace falta la Virtus. La Virtus es coraje,valentía… Es ese heroismo cotidiano que entiende la propia acción no como una restriccion, sino como un atrevimiento. Tiene Virtus aquel que se atreve a hacer cosas que generan significado ético sin importarle el coste personal.

Es así que Fides, Pietas,y  Virtus  son en realidad las virtudes heroicas de lo cotidiano,sobre las que se construye el cursus honorum de cada cual, es decir el honor y la dignidad de cada persona...


.

sábado, 3 de enero de 2015

Es la hora...




Este es un buen momento para tomar conciencia del rumbo de nuestras vidas, la individual y la del conjunto de la Humanidad, conciencia en retrospectiva,y tambièn de proyección hacia el futuro.

En los duros tiempos que vivimos, imaginar ese opaco futuro da vértigo, pero intentar pintarlo de colores,o de sueños y esperanzas, confiar en que por arte de magia el tiempo que viene, con su andar,mejorará, es totalmente irreal. Por mucho que lancemos buenos deseos hacia adelante, la realidad en toda su crudeza tiñe el futuro de miedo y angustia.

Cómo soñar con un año mejor, más positivo, si diariamente las malas nuevas que caen sobre nosotros como avalanchas...? En todo el mundo hay alguna herida abierta de sociedades enteras que decaen en medio de la miseria o de la opulencia, y seres individuales que se sienten impotentes para contener o poner remedio a todo ello.
El signo de estos días es la dificultad. Todo se entorpece, se lentifica, se vuelve más duro y más inabordable. Y eso pasa tanto a los individuos como a extensos grupos humanos.
El sistema capitalista mal acostumbró a todos, prometiendo un progreso que parecía ser el futuro promisorio en permanente avance, sin problemas o, ya que supuestamente todo nos habría de venir hecho desde afuera, porque las soluciones estaban dadas desde las cúpulas del poder económico. Y esa visión de nuestro propio devenir esterilizó a muchos,  quitándoles la energía y la creatividad, atontandoles con el consumismo. Y ante tantas facilidades también se mutiló la fuerza moral que debería caracterizar al ser humano...
Y cada día aumenta la inmensa desigualdad sembrada de fosas clandestinas, de tumbas colectivas, de angustias desoladoras. Y cientos más en el mundo entero, en la globalidad del capitalismo financiero y las matanzas cotidianas, de la repetición incesante de la violencia contra los de la otredad y contra los allegados.
Y nada sacude las  conciencias de tantos cuyo único contacto con los pobres de la tierra es a través de las redes electrónicas; a años luz de distancia de la autocrítica, conviertiendo el horror cotidiano en una especie de chisme sabroso.
Y es que viviendo tan faltos de todo y tan llenos de máscaras,no existe ningún buen futuro ante la poca  poca capacidad de pensar con profundidad y actuar con  ética.
Sin embargo, algunos  siguen siendo  dueños de su voluntad, de sus pensamientos, de sus sentimientos, de sus actos. Basta con abrir los ojos, asumir lo que tenemos delante y volver a usar nuestras capacidades naturales. Se trata de recobrar la fuerza interior como para hacer frente a las dificultades, para volver a razonar con sensatez,  para actuar con honestidad, para ejercitar la voluntad día a día, para volver a sentir con bondad para seguir proyectando nuestras vidas hacia el mañana...

Es la hora de comprender que otro mundo es posible...


Buen año 2015 a todos.