sábado, 21 de febrero de 2015

Los humildes...





La palabra humildad (deriva de la palabra latina humus , que significa "tierra",y quiere decir geológicamente el humus es la capa más fértil de la tierra,y esta relacionada con la aceptación de nuestras propias limitaciones humanas (de la tierra) ) generalmente se considera un rasgo de un individuo que es realista y se opone a todas las visiones distorsionadas que puede percibir de si mismo ( orgullo , egoísmo , narcisismo , auto-odio, vanidad). La humildad no es una cualidad innata en seres humanos ya que se adquiere con  la experiencia y se asocia con madurez emocional y espiritual. Es tomar conciencia de nuestra real condición y lugar entre los demás y el universo.
La humildad no es  falsa  ya que una  persona puede estar orgullosa de sí por lo que ha hecho, precisamente porque tiene la suficiente humildad para darse cuenta de que ha hecho mucho por lo que es. Por el contrario, es a menudo una falta de humildad ese devaluar nuestras  propias habilidades,para buscar la reafirmación de los otros y obtener sus elogios.,o su reconocimiento o,peor aún,su conmiseración.
 La humildad es, sin dejar de lado nuestras cualidades, admitir que tenemos muchas limitaciones.
La humildad también es esa sensación de ser pequeño en comparación con el mundo que nos rodea. Es una actitud de respeto hacia el órden natural.
No hay que confundirla,tampoco con el odio a uno mismo,autoodio de esos que se solazan en ser humillados,para alimentar su rencor y buscar luego la venganza.
En el budismo se piensa que el sentido de la propia importancia es un señuelo que causa un gran sufrimiento a uno mismo y a los demás,ya que el individuo nunca podrá  mejorar moralmente si cree en la importancia de su ego.
 Nuestra vida es efímera, pero eso es lo que le da su valor...


Texto del Sensei