sábado, 9 de mayo de 2015

Coraje...










Muchos de nuestros miedos son tan delgados como una fina hoja de papel, y un simple paso dado con coraje, nos haría atravesarlos, porque el coraje es la capacidad de reencontrar esa fuente de energía que nos hace posible iniciar o reiniciar una tarea, o levantarnos después de un revés de la vida, desde el convencimiento de que todo obstáculo es, por su propia naturaleza, salvable y necesario para el aprendizaje, y todo dolor, transitorio.
Muchos sujetos sobreviven malamente su vida presos de una serie de miedos que les impiden tomar las riendas de su destino y llevar a cabo la acción que les de la dicha, y como consecuencia jamás llegan a salir de su mediocridad. Pero los miedos, en cualquiera de sus versiones, pueden ser vencidos en la mayoría de las ocasiones con  una simple decisión. Esa decisión fundamental en la vida se llama Coraje.
El coraje es una de las mas importantes cualidades humanas, porque es la cualidad que garantiza la persistencia de todas las demás.
Aclaro aqui que a veces al coraje,lo confundimos con el enfado. A menudo muchas personas utilizan esta palabra para expresar un sentimiento oprimido que les desagrada sobremanera,pero eso se llama irritación o enfado y aunque parte de esa misma energía espiritual del Coraje para realizar algo, no es el enfado mas que un desperdicio de esa energía vital.
El coraje es una virtud humana, que se puede definir como la fuerza de voluntad que puede poseer una persona para llevar adelante una acción a pesar de los impedimentos. El coraje es la habilidad de sobreponerse a dichos impedimentos y perseverar probablemente con la acción que se pretendía realizar. El coraje o la valentía consiste en enfrentarse a situaciones valiosas e importantes de manera que superes el miedo a fracasar en ellas; también se entiende como la fuerza o pundonor por hacer algo por alguien o por ti mismo. Lo contrario al coraje es la cobardía, que es el miedo a hacer algo llevándonos a la parálisis espiritual.


Y esto da a pensar cuantas vidas se tornarían mucho mas plenas fruto simplemente de esa decisión de poner esa energía del coraje como punto de referencia en sus vidas.
Por supuesto que todos tenemos temores internos, pero la gran diferencia reside en lo que hacer respecto a ellos. Debemos tener el  animo a dar el paso definitivo que romperá nuestros miedos. El paso que mos permitirá destruir de una vez por todas todos esos prejuicios y flojeras,eso temores y complejos que nos mantienen limitados, mediocres,pusilánimes... Todo lo que necesitamos es una decisión sencilla pero comprometida. La decisión de poner el coraje como una de nuestras cualidades de referencia.
El simple hecho de tomar esa decisión, y dar ese paso, nos abrirá nuevos horizontes de objetivos que ahora puede que parezcan increíbles.


Y es que el coraje nos ayuda a sentirnos bien y orgullos de nosotros al realizar algo que nos cuesta o nos da miedo. Por lo tanto, es importante superar nuestras adversidades cuando realmente lo necesitamos.
Por ejemplo,el coraje físico se opone al dolor físico, el trabajo pesado o la posibilidad de recibir lesiones o muerte. El coraje moral permite actuar correctamente a pesar de recibir por ello descrédito, vergüenza, deshonor o represalias sociales.
Cuando nos parece que las cosas andan mal, como a veces nos sucede, y el camino que recorremos lo encontramos cuesta arriba y lleno de penurias, podemos hacer un alto y descansar, pero nunca cejar. Rara es la vida, con sus vueltas y revueltas, pero todos con el tiempo aprendemos que más de un fracaso puede ser un triunfo si nos armamos de coraje en vez de claudicar. Debemos caminar nuestro camino  y aunque el andar sea lento tal vez cumplamos nuestro propósito con sólo un esfuerzo más... Por eso,aunque todo parezca en contra,hay que llenarnos de coraje y  jamás cejar...



.