martes, 30 de junio de 2015

De Fauna Liberta...

Jornada internacional de lucha por el cierre de los zoológicos. 

La jornada internacional de lucha por el cierre de los zoológicos, a efectuarse los días 24, 25 y 26 de Julio,intenta ser un medio para la reflexión pública,asi como potenciar los lazos a través de las diferentes luchas de liberación con la finalidad de fortalecer el mutuo apoyo y la solidaridad.
Cada zoológico en cada región tiene sus características específicas, así como también la situación local y los intereses económicos existentes para mantener cada zoológico, por eso cada lucha en cada región también tiene sus características específicas, características pensadas y puestas en práctica por aquellos que llevan adelante cada lucha en cada región.
 Pero para desarrollar una lucha eficaz necesitamos establecer objetivos específicos. Luchar por el cierre de los zoológicos del mundo entero es tomar un camino que está destinado al fracaso, entonces cómo podríamos cada uno llevar adelante acciones para frenar, por ejemplo, el funcionamiento del zoológico de nuestra ciudad? Además de no tener a nuestro alcance las estructuras específicas en nuestras manifestaciones para generar la presión necesaria. En cambio sí podemos poner en práctica nuestra solidaridad,t podemos, también,informar a las personas de lo que significa para los animales salvajes permanecer enjaulados y lejos de su habitat.  En esa acción directa podemos alcanzar muchos logros,porque así daremos a conocer esa situación y podremos aumentar nuestra fuerza de manifestación,teniendo mayor alcance para dirigir nuestras manifestaciones y denuncias hacia los resposables de las instituciones a cargo,así como a las empresas que se favorecen con ese espectáculo.
Esta lucha, como cualquier otra, necesita acciones e ideas. Es totalmente necesario pensar cómo nos planteamos concretar el cierre de un zoológico, sólo conociendo la situación real es como sabremos en dónde enfocarnos.
  Intentar generar una lucha por el cierre de los zoológicos del mundo entero sería como en una pelea intentar derribar al otro golpeando al mismo tiempo en todas partes.
  Por eso en cada región con su objetivo específico, cada lucha golpeando a un punto en particular.

 En la jornada internacional,durante las actividades que se desarrollen habrá presencia policial, y quizá prensa,cosas que podremos usar para difundir más ampliamente la injusta vida que se les da a estos animales en los zoos, y que se sepa que nuestras acciones se realizan con el fín específico del  cierre definitivo de los zoológicos y no por la suavización de la explotación. El reformismo no tiene lugar y la lucha tiene el único objetivo de la finalización del encierro y la mercantilización  de esos animales  y no supuestas mejoras en las condiciones de esclavitud. Hablamos de una lucha que se niega a negociar la libertad con los políticos. Y aunque sabemos que los responsables del encierro tienen el poder y son ellos los que deciden,y por lo tanto, no existe diálogo real ni posible con ellos,pero también sabemos que esos polítocos y empresarios   temen al hecho de no poder controlar nuestras acciones, temen perder su poder e inversiones, temen, por sobre todas las cosas, que pensemos y actuemos por nosotros mismos.

El cierre de los zoológicos requiere de mucho tiempo y paciencia,pero  depende de la fuerza de esta campaña que estamos iniciando ahora, estamos seguros de que éste es el momento indicado,porque es un tiempo de cambios.
Una transformación real requiere consciencia,y requiere entender que el problema del zoológico no sólo se trata de los animales encerrados sino que de las relaciones que tenemos entre nosotros, los demás animales y la tierra.
La transformación real implica la necesidad de un cambio de mentalidad,e implica esfuerzo, implica tiempo, implica pensar y sobre todo hacer. No tenemos la receta y tampoco podemos adivinar, lo que sí sabemos es que sin lucha no hay cambio, con lucha existe la posibilidad de que los niños que hoy asisten a ver a esos animales enajulados,comprendan que son seres que sufren y que tienen derecho a la libertad. Nuestra tarea es y tiene que ser lograr que la lucha sea efectiva...Únete.
Abajo todos los zoológicos y lo que tenga que caer junto a ellos.

Coordinación por el cierre definitivo de los zoológicos.
Fauna Liberta. Bcn.
 

jueves, 18 de junio de 2015

Una tarde en el zoo...






Toda una vida de confinamiento y privaciones entre rejas, siendo tratados como objetos, con la manipulación de todos los aspectos de su vida, hora tras hora, día tras día; el constante estrés por el tránsito de visitantes… No es muy difícil ponerse en su lugar y ver la injusticia de todo esto. Pero si nos venden que es necesario, que es educativo y divertido...podemos llegar a creer que la mirada triste de la elefanta es así porque la naturaleza lo quiso? ...Que la sonrisa del delfín se debe a que está feliz en su piscina?

Como muchos de los animales encerrados, la elefanta y el delfín establecen en la naturaleza fuertes vínculos sociales que se mantienen de por vida. Está demostrado que, cuando son capturados, no sólo ellos recuerdan y echan en falta a su grupo, sino que en su mundo queda una familia rota, o masacrada por la cacería. Lo mismo sucede cuando les obligan a reproducirse en cautividad para luego vender o matar a sus crías.
Cuando los animales ya no son útiles, vuelven a desaparecer en el entramado de comercio e intercambio, se modifica su nombre si han sido problemáticos, se “donan” para experimentación o, directamente, son “sacrificados”. En febrero de 2014 dieron la vuelta al mundo las imágenes de un bebé de jirafa llamado Marius asesinado en el Zoo de Copenaghe. A pesar de que estaba perfectamente sano y otras instituciones se habían ofrecido a acogerlo, este zoológico decidió hacer pública su política de “es nuestro y hacemos con él lo que queremos”. Tras dispararle, “celebraron” la autopsia delante de varios niños, y alimentaron a los leones con los restos. Unos días después, mataron a algunos de esos leones para acoger a unos más jóvenes que estaban por llegar...
Los zoológicos se basan en un menoscabo de la dignidad de los animales no humanos, aprovechando y de paso legitimando la concepción generalizada (y arbitraria) sobre ellos como seres intrínsecamente inferiores a nosotros, cuya capacidad de sentir, sufrir y experimentar emociones es irrelevante porque no son humanos, porque están clasificados en otra especie.

Es muy frecuente que los animales encerrados en zoos y acuarios se rebelen y traten de fugarse. Hay miles de historias de simios que han escapado, leonas que se han lanzado sobre sus cuidadores u orcas que han matado a sus entrenadoras con asombrosa deliberación, aunque claramente no son historias que a los zoos les convenga contar. Para empezar, puede dar la imagen de que estos lugares no son tan seguros para pasar la tarde con los niños. Pero, sobre todo, invalida su coartada de que allí los animales están bien, sus necesidades están cubiertas, no padecen por el encierro y no tienen un sentido de la diferencia entre estar encerrado y ser libre. Nada más lejos de la realidad.
En la publicidad de los grandes zoos y acuarios puede encontrarse infinidad de información sobre cómo sería la vida de los animales en su hábitat; pero pocas veces o nunca se explica cómo les han sacado de ese hábitat, cómo han sido capturados o criados y trasladados, cuáles son para ellos/as las consecuencias del encierro. No existe ningún rigor científico en explicar a través del cautiverio cómo es la vida en libertad.
Algunos de los animales que hay en los zoos han nacido en libertad, han sido capturados siendo crías mediante sedación o trampas, lo que muchas veces implica que sus madres y otros miembros de su grupo han sido asesinados. El comercio y el tráfico de animales mueve 8.000 millones de dólares al año, y según el ensayo Animal Underworld de Alan Green (1999) funciona de forma tan compleja (a veces alegal o suponiendo una mera falta administrativa), que la conexión entre el origen, el proveedor y el destino final se pierde con frecuencia.
El Zoo de Madrid, por ejemplo, compró a su elefanta Samy del Selwo Safari Park de Estepona. Antes, Samy era “propiedad” del Zoo de Lisboa.  Según la base de datos www.elephant.se, llegó a Lisboa desde India, donde había sido capturada a los 4 años, no se sabe cómo. Unos meses después de llegar a Madrid (embarazada, tampoco se sabe cómo) dio a luz a Buba. Fue una gran noticia en 2013, anunciada a bombo y platillo por toda España, al igual que el nacimiento del oso panda. Normalmente los animales encerrados se niegan a reproducirse. Están en un entorno ajeno, con los ritmos biológicos alterados, grupos sociales que no han elegido y con los que no convivirían en la naturaleza… Así que los zoos llevan a cabo programas de reproducción mediante técnicas de fertilidad e inseminación artificial. Cuando tienen éxito, tienen una nueva noticia, un reclamo para el público, una nueva coartada: la perpetuación de las especies en peligro. Y un nuevo individuo con el que comerciar...
Ya sea porque las han capturado, o porque las han obligado a nacer entre rejas, el Zoo no es el hábitat natural ni de Samy, ni de Buba. Los decorados pueden estar diseñados para dar al público esa impresión; pero cuando cierran las puertas y se apagan las luces, la mayoría duermen en una jaula. Por mucho que pretendan cuidarles y satisfacer sus necesidades primarias, lo que hacen realmente es mantenerlos con vida todo el tiempo posible, siempre y cuando les resulte rentable.

Durante ese tiempo padecen, como mínimo, carencias espaciales y sociales con respecto a sus necesidades como individuos y a las particularidades naturales de su especie. Hasta el 80% de los animales encerrados desarrollan algún signo de “zoocosis”, que es el nombre que se le da a cualquier tipo de manifestación de sufrimiento psicológico por parte de un animal no humano (balancearse compulsivamente, vagar en círculos, morder los barrotes, etc.). También es frecuente el desarrollo de enfermedades psicosomáticas causadas por el estrés, así como de dolencias y síntomas puramente físicos provocados por el encierro, el hacinamiento, los ataques entre ellos (debidos en gran parte a problemas territoriales por la falta de espacio), los entrenamientos, el cambio de clima, la calidad del agua en el caso de animales marinos, etc. La esperanza de vida en estos lugares, en la mayoría de los casos, es mucho menor de lo que sería en la naturaleza,y su calidad de vida es nula...
Respecto a la excusa de la conservación, es insostenible que la salvación de una especie consista en mantener a sus individuos encerrados.





Sencillamente, no se puede solucionar un problema creando otro. Más allá de la controversia que pueda causar la idea de que para un individuo su libertad es algo más importante y tangible que la perpetuación de su especie, o de que es preferible no existir a existir para ser un esclavo, el hecho es los zoos, acuarios y circos son una de las principales causas de que se cacen estos animales, se esquilmen sus especies y se destruya su medio. Por otro lado, en caso de que llegaran a la extinción, para repoblarlos se necesitaría una gran variedad de genes viables. En los zoos, por el contrario, prima la endogamia, y prefieren tener pocos individuos de cada clase, ya que la variedad atrae más público.
En cualquier caso, el futuro de las especies en peligro está en la concienciación sobre el respeto hacia sus hábitats y hacia los animales como individuos, no en mantenerlos en una jaula...



..

viernes, 12 de junio de 2015

Zológicos humanos...









...“Es educativo”, “Nos ayuda a conocerles mejor”, “Es por el avance de la ciencia”  ...Estas eran las justificaciones que se daban en el siglo XIX para exhibir humanos en los zoos, las mismas que hoy en día se nos dan para perpetuar el encierro de otros animales. En aquella época, las llamadas “exposiciones etnográficas” o “aldeas de negros” eran muy populares. Se sustentaban en el menosprecio de las personas clasificadas en otras razas y culturas, escudándose en la curiosidad científica. Al mismo tiempo, las ideas sesgadas y artificiales que sacaban de la observación en el encierro, servían a algunos antropólogos para consolidar teorías racistas sobre la evolución, establecer jerarquías arbitrarias y devaluar las capacidades de las personas exhibidas.
Moctezuma, en México, ue, según los historiadores, el primero en tener la brillante idea de coleccionar animales (humanos y no humanos). Fue uno de los primeros antecedentes documentados de los zoológicos humanos,el cual no solo consistía en un auténtico zoológico, lleno de diversos animales importados de toda Mesoamérica y Aridoamérica, sino que también exhibía a personas poco comunes como enanos, albinos y jorobados.
Sin embargo, antes,la noción de superioridad sobre otros humanos tiene una historia tan larga como el colonialismo. Por ejemplo, Cristóbal Colón lleva indígenas de sus viajes al Nuevo Mundo a la corte castellana en 1493.

En el Renacimiento, los Médici, crearon una importante colección de animales en el Vaticano, donde el cardenal Hipólito de Médicis tenía una colección de gente de diferentes razas. Él mismo dijo que entre sus "bárbaros" se escuchaban hasta 20 idiomas, ya que tenía entre su "colección", moros, tártaros, indios, turcos y africanos.
Uno de las primeras exhibiciones públicas de humanos fue la exhibición de P.T. Barnum, en 1831,de la mítica supercentenaria de 161 años, Joice Heth  y de los siameses Chang y Eng Bunker.  Otro famoso ejemplo fue Sara Baartman de la nación nama, con frecuencia referenciada como la Venus hotentote, que fue lisa y llanamente exhibida en Londres hasta su deceso en 1815. Y en 1850, Máximo y Bartola, dos niños microcefálicos de México, se exhibieron en Estados Unidos y en Europa bajo los nombres de "niños aztecas" y "liliputienses aztecas". Sin embargo, los zoos humanos se volvieron comunes solo en los años 1870, o sea a mediados del periodo del Nuevo Imperialismo.



Ese Zoo de Madrid sigue el modelo ideado por Karl Hagenbeck, con fosos abiertos en vez de jaulas, para ofrecer al público la ilusión de que los animales están libres. Hagenbeck también fue el primero en introducir humanos en los zoos modernos.
A finales del siglo XIX, Karl Hagenbeck era el más importante cazador y comerciante de animales. Proveía a varios circos y zoos, hasta que decidió fundar el suyo en Hamburgo. En 1874, tras una crisis en la que muchos de los animales murieron de frío, el bueno de Karl tuvo la idea de comenzar a secuestrar familias laponas, samoanas, nubias, etc., para exhibirlas recreando vagamente sus aldeas, trajes y costumbres. Fue un éxito entre el público, se organizaron giras, y otros zoos europeos siguieron el ejemplo, incluidos los de Barcelona y Madrid. Al igual que sucede ahora con los animales no humanos, muchos de los exhibidos en aquellas exposiciones murieron durante los viajes, por falta de cuidados o por la imposibilidad de adaptarse al clima y la situación.
En esas Casas de Fieras, los visitantes podían ver esquimales pagando una peseta. Y,por ejemplo, el estanque frente al Palacio de Cristal,en Madrid, se creó en 1887 para exponer en canoas a 45 personas de origen filipino. Los restos de los que no sobrevivieron están ahora en el Museo Nacional de Antropología español.Las exposiciones coloniales fueron la ocasión de presentar al público de la metrópoli una muestra de los diferentes pueblos colonizados, puestos en escena, en situación forzada en un ambiente reconstruido. Eufemísticamente también se las rotulaba como "exposiciones etnológicas" o "ciudades de negros", enfatizando las diferencias culturales entre las naciones occidentales y las no europeas. Estos zoos etnográficos fueron alevosamente degradantes de la condición humana, y racistas.



Como se mostró en Paris, en septiembre de 1881, cuando once fueguinos yaganes fueron exhibidos en el Jardín de Aclimatación. Habían sido raptados en las costas del estrecho de Magallanes por Johann Wilhelm Wahlen, marino alemán. En los primeros días, la hija menor de uno de ellos murió. Luego de París fueron exhibidos durante tres semanas en Berlín, donde los alojaron en el recinto de las avestruces. La gira siguió rumbo a Leipzig, Múnich, Stuttgart y Núremberg. Para entonces ya se encontraban bastante enfermos y camino a Zúrich murió una de las mujeres,y la salud del resto del grupo estaba tan frágil que debieron cancelarse todas las presentaciones en Suiza. Fue cuando ya no fue negocio por el mal estado de los fueguinos,que el empresario Carl Hagenbeck envió de regreso a Punta Arenas a los cinco sobrevivientes de la gira, ya que el responsable de llevarlos había dado un depósito de garantía por los indios. En el viaje murió el último, apodado Andrés. Así es cómo regresaron tan solo cuatro de los once.
Las fotografía tomadas y los grabados e ilustraciones realizados a partir de aquellas exposiciones fueron  justificadas por su "carácter científico con enfoque antropológico"...
En junio de1883.otra vez en Paris,dos familias de Mapuche fueron exhibidas en el Jardín de Aclimatación: un grupo de seis hombres, cuatro mujeres y cuatro niños. Fueron llevados hasta el lugar por el alemán Richard Fritz. Los obligaban a jugar palin y a tocar la trutruka. Después de París, la gira continuo rumbo al zoológico de Berlín y a una feria navideña en Hamburgo y  la Sociedad de antropología belga, reprochó en numerosas ocasiones lo reacios que eran estos sujetos para ser medidos y fotografiados para fines científicos...


También en París,en 1889, se celebró una Exposición Universal. En el marco de la celebración del centenario de la revolución de la igualdad,la fraternidad y la libertad, se exhibieron once indígenas selknam. Maurice Maître raptó en la bahía San Felipe a toda una familia, a quienes llevó atados con cadenas. De los once, dos murieron en el viaje.
Fueron presentados tras rejas como caníbales, todas las tardes les arrojaban carne cruda de caballo y los mantuvieron sucios y sin posibilidades de higiene, para que tuvieran la apariencia de salvajes, todo para obtener beneficios comerciales. Ante las inhumanas condiciones de la exposición la S.A. Missionary Society comenzó a exigir la liberación y el retorno de esta familia a Tierra del Fuego. Fue tal la presión que obligó a Maître a cancelar la gira por Inglaterra y se fueron a Bélgica.
De los once selknam solo siete llegaron con vida a Petit-Carmes en Bélgica. Una vez en Bruselas fueron exhibidos en el Musée du Nord, el cual ofrecía una amplia variedad de atracciones, desde inventos eléctricos hasta obras de teatro con actores enanos. Fue en este contexto que el grupo de siete selknam fueron encarcelados por la policía belga en la sección de extranjeros. Tras este episodio, Maître y el grupo de selknam, volvieron a Inglaterra desde donde se embarcaron de regreso a Tierra del Fuego. De los once regresaron seis...
También es de recordar el campamento Tuareg en la exposición de 1907 en Paris,donde en un descuido de los guardias,los Tuareg huyeron. Y después de eso,tal parecía que el concepto de zoológico humano había desaparecido desde la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. Sin embargo, una  ciudad congolesa se inauguró en la Exposición General de primera categoría de Bruselas en 1958, y en la Expo de Berlín,una aldea africana fue inaugurada en el Zoo de Augsburgo, Alemania en julio de 2005...





Y en agosto de 2005, el London Zoo exhibió,también, a participantes africanos "voluntarios por unas pocas libras" desnudos.
En 2007, el Zoo de Adelaida organizó la Exhibición de Zoo Humano, consistente en un grupo de aborigenes que, como parte de un ejercicio de "estudio", simulaban el encierro de un primate durante el día, y retornaban a sus hogares de noche. Los habitantes tomaban parte en varios ejercicios, para divertir a los que miraban, que eran invitados a donar dinero para nuevos encierros.
Aunque fuera "científico y educativo", aunque no hubiera otra forma de divertirse, seguiría siendo injusto y provocando sufrimiento a los individuos encerrados, sólo para el beneficio de unos cuantos; pero además, a través de la historia de los zoos,ya fuera de humanos o de otros animales,  y analizando los principales aspectos de lo que son hoy en día, queda claro que no cumplen estos propósitos. Sencillamente, son negocios y siempre lo han sido. Negocios basados en una "educación" de unos valores destructivos, de supremacía racial y dominación. De la raza blanca sobre las demás, de la cultura occidental sobre el resto, de lo “normal” sobre lo “diferente”, de la humanidad sobre las demás especies. Del dinero sobre todas las cosas...
Aquí un documental:

.


.

jueves, 11 de junio de 2015

miércoles, 10 de junio de 2015

Los veganos revolucionarios...








El veganismo y el vegetarianismo son prácticas y formas de vivir muchas veces tan ajenas como el anarquismo al común de la gente, pero en este caso que nos referimos a una forma ética de alimentación también se vuelve en algunos casos ajena a quienes simpatizan con las ideas libertarias que postulamos quienes creemos en la anarquía. El veganismo es una filosofía de vida basada en el respeto por las demás especies animales, pero también es una dieta que pudiésemos considerar anticapitalista ya que rechaza la industria capitalista detrás del negocio de las carnes, donde se le considera al animal no-humano como una especie inferior y se hace de ella un esclavo que a través de la tortura se le dará muerte para luego ser vendido en un supermercado como comida. A esto, la imposición y falsa superioridad del animal humano sobre la otra especie se le llama especismo y se manifiesta no sólo en la industria de la comida, sino en toda práctica que hace de las demás especies animales meros objetos a la voluntad del humano, como lo es el rodeo chileno, el negocio de las pieles, el cuero y otras formas de hacer de los animales esclavos.
El vegetarianismo excluye de la dieta solamente las carnes, y el veganismo se diferencia de esto excluyendo todo producto de origen animal (huevos, lácteos y derivados) ya que se considera que este fué conseguido por medio de un proceso especista.


El veganismo puede ser llevado a la práctica de diversas formas, pero la que nosotros consideramos como realmente consecuente, antiautoritaria y anticapitalista se basa en la autogestión de nuestra alimentación, aún cuando en este tipo de sociedad se hace casi imposible ser dependiente completamente de lo que nosotros podemos producir, debemos intentar generar instancias donde podamos cultivar nosotros mismos los vegetales a través de huertos que eviten toda posibilidad de recurrir a algún tipo de negocio capitalista para vivir.
Y es que vivir una vida vegana no es necesariamente antinatural o anormal, si es natural o no, la discusión es larga y pudiésemos dar argumentos de ambas posiciones, y respecto a si es normal o no, según está sociedad no lo sería, de la misma forma que tampoco es normal en esta sociedad que busquemos una vida sin dinero, ya que el concepto de normalidad que el sistema de dominación y la sociedad reproducen está muy lejos de la libertad y la vida de solidaridad y amor que queremos. Para los que perseguimos la idea de liberación total, y  esa liberación incluye a la Tierra y a las demás especies animales, el veganismo es una pequeña opción consecuente para revolucionar nuestras vidas e ir contra lo establecido...

.


-
.

martes, 9 de junio de 2015

Crítica al veganismo desde un punto de vista anarquista...











El veganismo es una dieta como cualquier otra, es decir, si todos nos hiciésemos veganos y el sistema-capital persiste, este obtendría nuevas formas de satisfacer el consumo humano, al margen de que éstos nuevos productos lleven la etiqueta de “Vegan”, se seguirían produciendo alimentos en base a la imposición de la servidumbre, sólo que en este caso sería una condición servil humana, por ello, realmente la situación nos distaría de la actual, apuntamos a destruir el especismo y el capitalismo simultáneamente para que no se pueda tomar como rehén a ninguna especie, sea la que sea. El veganismo no es la solución al problema si ésta dieta no tiene un componente político revolucionario, naturalmente no hablamos de representacionismo o dirigismos baratos, una dieta que pretende la abolición del especismo-capitalista debe tomar una dirección por esencia revolucionaria porque si el veganismo toma una consigna representacionista o dirigencial sin tener en cuenta la raíz del problema con su respectiva respuesta radical a el mismo, se convertiría en un discurso barato, un producto que sigue la linea del consumismo impuesto por el capitalismo, una moda, una posición jerárquica o una práctica de carácter burgués.
Nuestra crítica debe ser abordada hacía nosotros mismos, muchos compañeros antiautoritarios son indiferentes frente al especismo-capitalista, nuestro objetivo como libertarios es destruir un sistema basado fundamentalmente en las relaciones de dominación, poder y autoridad, por lo tanto, esta destrucción, esta rabia que ríe a carcajadas debe ser dirigida a ambos frentes de lucha, tanto las relaciones de dominación entre nuestra propia especie, como también las respectivas relaciones que nosotros practicamos con nuestros homólogos no-humanos.


Al igual que nosotros, los animales no-humanos son la base de explotación del engranaje capitalista y reciben el castigo de la sociedad y el poder, es por eso necesario destruir ambas cautividades. Unos somos considerados mano de obra barata y otros son considerados productos de consumo, vestimenta y experimentación. Una dieta no lo es todo, más allá de la negativa a consumir productos y subproductos de origen animal debe existir una política revolucionaria abolicionista de carácter antiautoritario, una actitud disidente en la sociedad democrática donde sólo existe la dominación.
Cuestionarnos la propaganda capitalista sobre el consumo de productos de origen animal es fundamental para romper con el engranaje servicial al que estamos expuestos los humanos como los no-humanos. El sistema-capitalista en ningún caso tomará una postura animalista porque verían sus beneficios económicos desvanecerse rápidamente, al igual que éste no tomará una postura social donde el trabajo servicial se vea abolido, donde los centros de enseñanza no confeccionen productos eficientes al servicio del capital, porque naturalmente basan su existencia y su riqueza en la confección de mercadería animal no-humana y humana.




Si cómodamente expresamos que no se logra nada asumiendo cambios empezando por nosotros mismos, esperando que la masa gregaria responda, actué o reaccione, estamos destinados a la derrota sin haber luchado siquiera, si nuestro objetivo es destruir el sistema en su totalidad, es necesario desposeernos de los valores democráticos burgueses a los cuales nos hemos visto expuestos desde nuestra más tierna infancia. La transformación social es la suma de las revoluciones individuales, vivimos absorbidos por el consumismo, en una realidad deformada, confeccionada y ajustada a los intereses de una pequeña élite de banqueros capitalistas, la demolición de esta sádica deformación de la realidad como todo lo que esta representa, es una necesidad constante que no debemos ignorar.
Con el término dieta, hacemos referencia a una filosofía de vida, esto es así, porque la dieta constituye algo más que una mera alimentación; se expande a todos los ámbitos de nuestra vida.

Aporte de Gonzo

domingo, 7 de junio de 2015

Veganos infiltrados...








Asumiendo que no existe un movimiento animalista como tal, sino una gran variedad de individuos y grupos con diferentes tendencias, metodologías, e incluso objetivos, queremos poner sobre la mesa algo que creemos que es común y fundamental para cualquier persona que se preocupe por la situación de los demás animales en nuestra sociedad: preocuparse por una situación injusta, posicionarse al respecto y emprender una lucha activa para cambiar esta situación supone, de hecho, adoptar una postura y una práctica política.
En el caso antiespecista, esta postura se traduce en dar prioridad a cuestiones fundamentales como el respeto hacia la vida y la libertad de otros individuos, por encima de cuestiones arbitrarias, y por encima de leyes y privilegios.

En este sentido, nos preocupa contemplar cómo en determinados ámbitos se tolera de forma acrítica o incluso se acepta abiertamente que personas con ideologías y prácticas autoritarias participen en la lucha animalista, bajo la justificación de que “no nos importa su opción política mientras ayuden a los animales”. Muchas veces, para explicar nuestro rechazo hacia la masacre de los demás animales, la comparamos con lo que ha sucedido en otros momentos o lugares a grupos humanos, como el ejemplo del holocausto nazi. Sin embargo, al darle la vuelta, nos parece que la defensa de los demás animales no tiene nada que ver con las problemáticas humanas, y toleramos que alguien que justificaría el holocausto defienda a los demás animales a nuestro lado. Defender a los animales es hacer política, y adoptar una postura política diferente para un grupo y para otro, es discriminación.
Puesto que los animales humanos, independientemente del color de nuestra piel, el género en el que se nos clasifique, nuestra tendencia sexual o nuestro lugar de nacimiento, también merecemos respeto y consideración, nos resulta incompatible sostener un discurso antiespecista y defender los derechos de los animales, con el hecho de admitir a nuestro lado a personas y grupos que mantienen posturas fascistas, sionistas, sexistas, homófobas, xenófobas, etc.

El especismo no es un hecho aislado del resto de formas de discriminación y opresión que existen en nuestra sociedad. Tiene su origen y se fundamentan en valores que, si se abordan de manera sesgada y no se rechazan por completo, seguirán existiendo, reapareciendo, y tomando nuevas formas.
Que una persona de ideología fascista salve a un animal no humano es una buena noticia para ese individuo no humano, no cabe duda; pero la ideología de esa persona es una terrible noticia para millones de animales humanos a quienes no acepta dentro de su círculo de consideración; una terrible noticia para el avance de la igualdad, para el arraigo de unos valores contrarios a la discriminación y la opresión. En definitiva, una terrible noticia para quienes deseamos, para todos los animales sin distinción, la libertad y el cambio hacia un mundo mejor.
Si defendemos lo que es justo no podemos tolerar a quienes defienden la injusticia.Debería ser obvio, pero ya está sucediendo.
Se dice que Hitler era vegetariano y se le atribuye la irrelevante frase :“El mundo del futuro será vegetariano”. Y esta es una de las frases de presentación del blog del grupo Patriotas Españoles Contra la Tortura Animal. A esta idea, más bien mitológica y desde luego vanal, de que el líder del nacionalsocialismo comía verduras por su gastritis, se adhieren numerosas agrupaciones que dicen defender los derechos de los animales, al mismo tiempo que sostienen un discurso de extrema derecha y utilizan abiertamente sus símbolos. Este es el caso, por ejemplo, de Vegan Nationalism, o DANR (Defensa Animal Nacional Revolucionaria), vinculado a la formación Nueva Derecha y la agrupación Resistencia Cristiana.




Aunque de momento no son demasiado visibles en el panorama animalista, existen pruebas de la participación de algunos de estos grupos en convocatorias antitaurinas o campañas de gran alcance mediático como la que se llevó a cabo para tratar de detener el asesinato del perro Excálibur en octubre de 2014. Lo mismo comienza a suceder con otras organizaciones, de discurso más o menos ambiguo, que se abren camino con sus banderas y enfoque patriótico de la cuestión, y una búsqueda rápida por Internet pueden aportar suficiente información a quien se interese en saber más de eso. Y es que debemos tener constancia de su existencia, y alertarnos sobre las consecuencias que puede traernos acogerles, tal y como ya ha sucedido en algunos colectivos anarquistas.
En enero de 2013, en Italia, varios grupos vinculados a formaciones políticas de extrema derecha, como Cento per Cento Animalisti o La foresta che avanza, se han hecho un hueco y van tomando fuerza en el entorno animalista,realizando ataques firmados falsamente con las siglas ALF, facilitando la manipulación mediática y el conveniente rechazo al verdadero ALF y a las acciones por la liberación animal,asociandolas injustamente con las ideas filofascistas.

En Francia, según los testimonios del grupo Panthères Enragées, que trabajan en la cuestión desde una perspectiva libertaria, la escisión en los movimientos animalistas es más que evidente debido al poder y el apoyo que obtienen algunas personalidades de la extrema derecha. En el International animal Rights Gathering celebrado en 2013 en el refugio Animaux En Péril, en Bélgica, este grupo fue expulsado por denunciar la relación del santuario con la activista fascista Nathalie Krier, y por promover un boicot a la proyección de “ALF: la película”, contando con apoyo y financiación de la fundación de Briggite Bardotte, quien ha sido condenada en varias ocasiones por odio racial y homofobia, aparte de apoyar abiertamente a Marie Lepen. También existen pruebas que vinculan directamente al director de la película ALF con Nathalie Krier, y a ésta última con Esteban Morillo, responsable del asesinato de un joven antifascista en junio de 2013.
En Reino Unido, a finales de 2014, tuvo lugar una campaña contra la pastelería vegana “Cakes ´n´ Treats”, por la conexión de su dueña con un grupo fascista italiano. Finalmente, el establecimiento tuvo que cerrar.
Consideramos que estos hechos no son anecdóticos, sino síntomas de que en los movimientos animalistas es necesario un debate y un posicionamiento hacia otros tipos de discriminación y opresión. Una de las consecuencias más directas de la aceptación acrítica de esta “infiltración” es la división en el movimiento, señalando muchas veces como agitadoras a aquellas personas que rechazan de lleno a los grupos fascistas, en lugar de señalar y expulsar a los propios fascistas. Por otro lado, se abre la veda a que, a través del rechazo a las prácticas de la explotación animal, se difundan valores racistas u homófobos. En las redes sociales de estos grupos, por ejemplo, se insulta a personas que maltratan animales como “homosexuales reprimidos”, o se da prioridad a noticias en las que la explotación o el maltrato animal vienen de mano de personas de etnia gitana o “raza” negra, dando relevancia a estos hechos arbitrarios.
La tercera consecuencia es que, al abrirles la puerta de nuestra casa estos individuos, estamos facilitando la represión hacia el movimiento.
Y a veces,se publicita en los medios del estado lo "buenos" que son los policías con los animales,como con sus perros,por ejemplo,claro que siempre dentro de la legalidad. Cuidan a sus perros,porque los usan para su labor represiva,pero no cuidarían de un perro o gato callejero...


Y es que recordemos que lo que es legal no se corresponde con lo que es justo. Y las Fuerzas de Seguridad del Estado son quienes ejecutan dichas leyes, sean injustas o no.
La policía fue quien, a la fuerza que se llevó a Excálibur para asesinarle. La policía es quien a la fuerza nos impedirá detener una corrida de toros o quien protegerá a un laboratorio de experimentación animal si intentamos salvar a sus víctimas. La policía es quien, incluso, nos impide muchas veces repartir información a las puertas de un circo. La policía es quien saca a nuestras compañeros  de sus casas, muchas veces a través de montajes, y les mete en la cárcel. La policía es quien lleva años infiltrándose en los movimientos sociales para desestabilizarlos, manipularlos y desactivarlos. La policía que de vez en cuando salva a un perro, también es la que los lleva a morir a las perreras, y la que echa a la gente de sus hogares, y la que les apalea en las manifestaciones... Así que los policías "amigos" de los animales nunca podrán ser nuestros amigos, porque pertenecen a una institución que es, por naturaleza, nuestra enemiga. Y, si pertenecen a una institución que nos dificulta la defensa de los animales, no pueden autodenominarse defensores de los mismos.
Por tanto, cualquier gesto que nos acerque a esta institución, es permitir que sus valores contaminen los nuestros, y es ponérselo fácil para seguir infiltrándose, haciéndonos montajes, criminalizándonos y reprimiéndonos.
El especismo, como señalábamos antes, no es un hecho aislado, sino una forma más de dominación y autoridad, como lo son el fascismo y la represión del Estado. Creemos que, si queremos acabar con él, tenemos que ser conscientes de este hecho y nunca dejar de cuestionar la autoridad en sí misma...




.

sábado, 6 de junio de 2015

Veganismo de boutique...







No quiero un veganismo donde comprar y consumir sean palabras cotidianas, donde las relaciones de producción sigan campeando a la hora de comer, vestirme, abrigarme, no quiero ese veganismo de boutique (que por más que sea vegana sigue siendo capitalista).
No quiero ese veganismo donde la comida recuerde a comer animales (ya de por sí la carne no tiene sabor, los vegetales sí lo tienen).
No quiero ese veganismo donde los ejemplos vienen de un mundo que no es mío y tampoco tuyo (o acaso somos como Pamela Anderson,o Joaquin Phoenix?).
No quiero ese veganismo donde la tecnología es la que impone “productos” libres de crueldad, porque lo único que precisamos es alimentarnos de comida, no de productos.
No quiero ese veganismo donde exista el plusvalor, las fábricas, la relación patrón-trabajador, la relación amo-esclavo, la relación capital-mano de obra sea lo que prime por sobre la liberación de todas las especies animales, de la cual formamos parte.
No quiero ese veganismo de ong’s que me dicen a qué hora gritar, el qué gritar, el qué pintar, el qué pegar, a quién criticar…

Extraído del libro “Liberación animal más allá del veganismo” 

Aporte de Mozz





.

viernes, 5 de junio de 2015

La receta secreta del Coronel...

















La FDA (Food and Drug Administration en inglés:es decir la  Agencia de Alimentos y Medicamentos o Agencia de Drogas y Alimentos ) es la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos (tanto para personas como para animales), medicamentos (humanos y veterinarios), cosméticos, aparatos médicos (humanos y animales), productos biológicos y derivados sanguíneos.
La FDA es una división del Departamento de Salud del gobierno de los Estados Unidos.
 Pues resulta que la  FDA ocultó durante más de 60 años que la empresa fabricante de la vacuna para pollos Roxarsone, Alpharma, filial del Big Pharma Pfizer (Viagra, Trovan), confeccionaba sus vacunas con arsénico inorgánico que pasaban al hombre produciendo cáncer.
Después de años de esconder el problema y esperar a que nadie se diera cuenta, la FDA ha admitido por fin que la carne de pollo que se vende en los Estados Unidos contiene arsénico, un químico tóxico que causa cáncer y que es mortal en dosis elevadas. La verdadera historia es de donde este arsénico proviene: se agrega a la alimentación de las gallinas a propósito...
Fármacos y pesticidas con arsénico llegaron a ser comunes, aprobados por la FDA. Por ejemplo,en 1939,  le puso su “Sello de aceptación” a la droga Triparsemida, fármaco fabricado por Merck bajo licencia del instituto Rockefeller para ser usado contra la sífilis. Y también se ha encontrado arsénico y otros metales pesados en la vacuna de la Gripe A, Pandemrix.
Desde entonces, alimentos altamente procesados,pero certificados por la FDA,están  relacionados directamente con  problemas de salud. Bajo la bandera de la Salud Pública, productos altamente nocivos cuya elaboración es incluso ilegal, ponen en riesgo a los incautos consumidores,para el beneficio económico del monopolio de la industria.

La FDA lejos de ser la agencia supervisora e independiente de la actividad industrial destinada al consumo directo humano ,es la máxima defensora de los intereses industriales. Previo soborno o por coacción manipula los estudios epidemiológicos, oculta casos y dilata las investigaciones. Promueve la prohibición de productos de la competencia o instaura la obligatoriedad de ciertos otros. La FDA es la "representante" de los Big-Pharma ante el Estado. Una no existiría sin la otra.

En el caso de los pollos tóxicos,la FDA dice que su propia investigación muestra que el arsénico añadido a la alimentación de los pollos termina en la carne que consumen los seres humanos. Así que durante los últimos sesenta años, los consumidores que comen pollo convencional han estado consumiendo arsénico cotidianamente.
Hasta este nuevo estudio, tanto la industria avícola como la FDA negaban que el arsénico que daban a los pollos terminaba en su carne. La excusa es que “el arsénico se excreta en las heces de pollo.” cosa que no es verdad.



Ahora la evidencia es tan innegable que el fabricante del producto de alimentación de pollo conocido como Roxarsone ha decidido retirar el producto de los estantes. Curiosamente, el fabricante que ha estado poniendo arsénico en la alimentación de los pollos de todos estos años es Pfizer – la misma compañía farmacéutica que fabrica entre muchos otros medicamentos, las vacunas que contienen adyuvantes químicos que se inyectan en los niños.
Técnicamente, la sociedad que confecciona la alimentación y las vacunas de los pollos Roxarsone es una filial de Pfizer, llamada Alpharma LLC. Aunque Alpharma ha acordado sacar esa dosificación tóxica de los estantes en los Estados Unidos,  dice que no lo eliminará de productos de alimentación en otros países, a menos que sea obligado por los reguladores para hacerlo.
Un nuevo estudio publicado en la revista Environmental Health Perspectives (EHP) revela que, a pesar de la retirada voluntariamente por Pfizer de sus drogas con arsénico en los pollos Roxarsone,sigue produciendo fármacos similares que continúan siendo utilizados en otras fábrica de pollo y de pavo,y otros productos de supermercado que exponen al público a niveles elevados de arsénico inorgánico (IAS).
La intoxicación por arsénico produce un conjunto de  síntomas que se derivan de la entrada en el organismo del arsénico en cualquiera de sus compuestos orgánicos o inorgánicos, ya que el arsénico es  es un elemento químico extremadamente tóxico.
El arsénico tiene una vida media de 10 horas en el organismo. Se fija en el hígado, el riñón, la pared gastrointestinal y el bazo; también se fija a la piel y anexos cutáneos (mediante grupos -SH unidos a queratina. Atraviesa la placenta (y se fija a ella), por lo que puede afectar al feto, ya que se metila a monometilarsínico y dimetilarsínico.
Y es que el arsénico al combinarse con ciertas enzimas, interfiere con el metabolismo celular, presentándose síntomas de intenso envenenamiento por arsénico entre los que se encuentran náuseas y dolor abdominal, seguido por la paralización del sistema circulatorio. El acentuado contacto con la arsina ocasiona la destrucción de glóbulos rojos y daño en los riñones; mientras que la exposición continua acarrea débilidad, enfermedades de la piel, anemia y trastornos del sistema nervioso.

El mecanismo de toxicidad del arsénico es la inhibición de la actividad enzimática, el arsénico trivalente por interacción con grupos sulfhidrilo (-SH) y el pentavalente porque sustituye a fosfatos de las enzimas mitocondriales. Entre los sistemas enzimáticos inhibidos están el dihidrolipoato, un cofactor necesario para que la piruvato deshidrogenasa haga su efecto en el ciclo de Krebs; y la transformación de la tiamina a acetil-CoA y succinil-CoA. En consecuencia, se inhibe la fosforilación oxidativa, toda la respiración celular y se produce un fallo multiorgánico.
El grado de toxicidad varía según el derivado del arsénico en cuestión. La arsina es el compuesto más tóxico,cuya ingestión produce  lesiones locales en la mucosa gástrica e intestinal. Además, hay congestión visceral generalizada con petequias y signos de degeneración grasa en hígado, riñón, corazón, etc.


La arsenicosis es una enfermedad crónica causada por la exposición prolongada al arsénico,tiene relación directa con la aparición de varios tipos de cáncer (de piel, pulmón, riñón o vejiga). Otros efectos pueden ser cambios en el color de la piel, ceguera, cojera e incluso gangrena. Afecta a prácticamente todos los aparatos y sistemas del cuerpo, puesto que interfiere con reacciones enzimáticas de amplia distribución.
La contaminación por este elemento se diagnostica por medio de mediciones de arsénico en orina, cabellos o uñas. El tratamiento consiste de lavados estomacales y la oportuna administración del antídoto llamado dimercaprol.

En agosto de 2013 la FDA finalmente,después de 60 años de ocultaro, ha tenido que reconocer que las cantidades de arsénico que pasan a través de los pollos vacunados por Pfizer  causan cáncer. Se acumulan y concentran en los pollos sometidos a este tratamiento y pasa al hombre cuando los comen, aumentando dicha acumulación con cada ingesta.
Una vez destapado el escándalo por estas investigaciones, Alpharma anunció la retirada paulatina del producto de la venta sólo en Estados Unidos, pero su plan era mantenerlo durante otros 30 años. Yes que como si de una droga de abuso se tratase la industria cárnica estadounidense no se puede deshacer tan fácilmente de su dependencia del Roxarsone.  En esos últimos meses Alpharma ya sacó al mercado un sustituto, y la página de Alpharma ya no existe, nos remite directamente a Zoetis, filial zoosanitaria de Pfizer con más de 4,200 millones de dólares en ventas anuales. Y hasta la fecha dispone de 9 vacunas similares destinadas a pollos de corral, que vende tranquilamente a otros paises.
La complicidad del estado con este gigante industrial es absoluta. Lejos de suspender la producción del Roxarsone se han contentado con limitarla y solo distribuirla a países que no la prohíban expresamente...
El reconocimiento por parte de la FDA de la intoxicación por Arsénico producida por las vacunas debería implicar una revisión de los protocolos y procedimientos de producción de las mismas. Revisión de casos y compensaciones.
Y lo mismo que sucedió con el Aspartamo por ejemplo, igual sucede con los aditivos de las vacunas de Pfizer:  nadie en el planeta es capaz de poner freno a su uso.
Y es que al productor no le queda otro remedio que no sea aceptar las condiciones impuestas, obtener las certificaciones y usar los productos a los  que se le obliga por ley.


Mientras que al consumidor se le impone un producto altamente  procesado y dañino. No existen alternativa a la compra en los supermercados, ya que los productos naturales sometidos a las exigencias legales tienen precios desorbitados, en la practica el doble que los productos elaborados .Y no se producen actualmente suficientes productos naturales para abastecer a la población.
Las industrias tiene sus preferencias y el comprador se debe someter a larga caducidad y uniformidad, y a los sabores adaptados a los aditivos.
Así que las certificaciones de la FDA no son garantía de buen producto o de producto saludable, sino de que ha pagado la extorsión Estatal. El etiquetado es manipulable y no refleja el método de producción. Y es que las herramientas de investigación y producción industriales de Big Pharma son más sofisticadas que las de cualquier estado,o sea que Big Pharma crea la tecnología que permite vigilarse a sí misma.









( Los que piensan posible el establecimiento de algo parecido a una industria  farmacéutica alternativa e independiente se equivocan. Hay unas drásticas leyes contra la autogestión. Hacerlo provocaría la intervención inmediata del Estado que exigiría el cumplimiento de sus leyes Sanitarias. El delito es Atentado contra la Salud Pública, el mismo aplicado a los traficantes de drogas, y puede provocar la intervención del ejército...).
Las grandes industrias Farmaco-alimentarias y el control que tienen sobre el producto y el mercado es tal que les permite ajustar el nivel de salud-enfermedad de la población. Pfizer y la FDA conocían el efecto del arsénico, pero asumieron muy rentable el número de afectados de cáncer-a los que a su vez venden medicamentos-  y su inversión en fármacos con respecto al beneficio económico de la vacuna.
Así que no queda de otra: escoge tu afección, personaliza tu enfermedad: asma, gastritis, úlcera, alergias, artritis, infecciones y neutropenias, aplasias... cáncer. Las posibilidades son infinitas, y Pfizer te proporcionará los medicamentos necesarios para curarte. Tú les pagas la enfermedad y les pagas también el tratamiento...

Texto del Sensei




.

jueves, 4 de junio de 2015