martes, 29 de septiembre de 2015

Catalunya Independiente...






El 27 de septiembre en Catalunya, los votantes  fueron a las urnas y con un récord de 77.4% de participación dieron una victoria en cada distrito electoral a las fuerzas políticas cuya promesa de campaña fue, si es elegido, que iban a seguir una "hoja de ruta" hacia la independencia catalana de España. Las listas pro-independentistas obtuvieron el 48% de los votos y 72 escaños de un total de 135, mientras que las listas unionistas obtuvieron 52 escaños.
Estas elecciones plebiscitarias eran la única vía posible para dar al pueblo catalán la votación sobre el futuro político que han pedido desde hace tiempo, después de la negativa de muchos años de prohibición del gobierno español para efectuar un referéndum sobre la independencia. Asi que esta votación fue la culminación de cuatro años de una increíble movilización ciudadana masiva. Y es que este movimiento de independencia no es un capricho repentino, no es algo soñado por un partido político, o dominado por una sola figura. Se trata de las personas que, en el día nacional de Catalunya, 11 de septiembre, vienen año tras año a las calles por millones, manifestarse pacíficamente con una sonrisa, canciones y banderas para llamar por la independencia de Catalunya para convertirse en un nuevo Estado en Europa.
Porque Catalunya produce el 30% de la producción económica de España, pero el Gobierno de España sólo de concede un raquítico 9% de las inversiones.
Por ese motivo, y muchos otros, históricos, culturales y morales, los ciudadanos catalanes convencieron a los partidos políticos de Catalunya, y este año los dos principales partidos a favor de la independencia, de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC, centro) y la Ezquerra Republicana de Catalunya (ERC), junto con otros partidos socialistas y centro-democráticos, se unieron  para formar la coalición "Juntos por sí". El movimiento abarca el espectro político de izquierda a derecha, y no sólo los políticos de siempre, sino que también incluye los principales líderes de los grupos de la sociedad civil cruciales a la movilización ciudadana, así como personalidades de la cultura y académicos respetados que por lo general no participan en la política. La Candidatura de Unidad Popular (CUP, izquierda) también triplicó su número anterior de asientos y así se logró la mayoría absoluta en el Parlamento de Catalunya. Eso significa que una mayoría absoluta fuerte y convencida de diputados está a favor de la independencia.
Los catalanes han tenido una identidad independiente desde el siglo 11. En Catalunya hubo un parlamento un siglo antes de que el Reino Unido organizara uno . Hemos tenido un presidente de la Generalitat - El Gobierno de Catalunya - desde 1359,-interrumpido solamente cuando el dictador español Franco,ayudado por la Gestapo, asesinó al presidente Lluís Companys-, hasta el actual que es  el sucesor número 129 de esa institución. La lengua, el catalá, ha sido censurado desde 1714 por los mandrileños y fue prohibido durante los 40 años de dictadura franquista,bajo pena de presidio con trabajos forzados... pero ahora es el idioma más hablado noveno en la UE, con más hablantes que sueco, finlandés, danés o griego. La vocación europea es fuerte en los catalanes.
La democracia en España no fue más que una apariencia de  transición a la democracia, ya que a la muerte del dictador Franco, éste dejó una monarquía decadente y una cleptocracia de élite a cargo de un gobierno "atado y bien atado" en 1975.


Y fue hasta el 2006 que algunos poderes fueron transferidos a Catalunya a través de un estatuto de autonomía, pero en 2010 el Tribunal Constitucional español dominado por los herederon del franquismo, revocó la ley. En 2012 también se le negó a Catalunya un acuerdo financiero justo con España, y Madrid ordenó una recentralización de competencias económicas para abandonar Catalunya, pretextando la crísis. Por último, los catalanes empezaron a pensar que estarían mejor con las herramientas para gestionar sus propias finanzas y fuera del gobierno España. Es natural que las personas cuyos derechos están en peligro quieran protegerse a sí mismas dentro de un Estado propio con leyes votadas por ellos mismos y no impuestas por expoliadores y pueblos parasitarios, como lo ha demostrado ser el español desde hace siglos, en América, en África, en Filipinas, etc.etc..







Catalunya tiene un 16% de la población de la península. Produce el 26% de la producción económica de España y el 25% de las exportaciones con una base industrial muy sofisticado, incluidos los fabricantes globales . Con € 200 mil millones de herario,la economía de Catalunya es más grande que la de Finlandia - y sin embargo recibe sólo el 8% de las inversiones del Gobierno de España. No obstante la inversión extranjera en Catalunya subió 400% en el primer semestre de 2015. Por su parte  España contrajo una deuda de $ 1,1billones de €, deuda pendiente que es igual al 100% del PIB español. Si Catalunya se va, ese porcentaje irá aún más alto, porque es Catalunya la que paga esa deuda,mientras que los españoles se ahogan en corrupción e improductividad.

A pesar de esto, el gobierno español parece pensar que "el problema de Catalunya" va a desaparecer por sí solo, ya que supones que "ser español es un honor y una gracia". Sin embargo, lo que España supone un asunto interno  para resolver por medio de insultos y desprecio hacia "los catalufos", tiene ya una perspectiva internacional, como los parlamentos extranjeros e incluso los gobiernos se preguntan por qué, a pesar de los llamamientos catalanes al diálogo, Madrid se niega a sentarse y hablar. Y es que el puño en Madrid, acostumbrado al expolio, la mordaza y la dictadura,  nunca aflojó,empecinado en su intransigencia...






Los catalanes que votaron el  27 de septiembre por los independentista claramente quieren vivir en su propio país, un país libre. Saben los catalanes que tienen "una estelada, una terra, un cor, una mà que cada vegada més va formant una nació ... Anem a administrant la victòria amb un sentit de la concòrdia cap a Espanya, cap a Europa i cap al món ..."



.

jueves, 24 de septiembre de 2015

Retóricas de la Intransigencia...

"Todos estos argumentos retóricos persiguen alejar a la ciudadanía de la política y de los asuntos públicos. De esta manera se fomenta un estado de desconfianza y miedo. profundamente reaccionario. Basado en datos falsos se incita a la ruptura y el alejamiento de los ciudadanos de la racionalidad pública y de los intereses colectivos"
N. Chomsky.



Albert O. Hirschman,  en su estudio sobre  la  argumentación conservadora ,  identifica tres tipos de falsos argumentos  que utiliza   el discurso reaccionario frente los cambios y transformaciones progresistas :
La perversidad, la futilidad  y  el riesgo.
De tal modo que todo cambio o  revolución  social  está condenada  a producir lo contrario de lo que buscó (perversidad); a generar un coste elevadísimo e innecesario (futilidad);  o  a producir una serie de riesgos  de violencia y autoritarismo  evitables ( riesgos). Por medio de esta “retórica  de la intransigencia”   el discurso reaccionario trata de eludir el debate frontal con el discurso progresista para ganarle la mano en  el asunto de la utilidad de los medios. De esta forma intenta reapropiarse la hegemonía ideológica no mediante la demostración de la superioridad de la argumentación conservadora, sino a través de la desactivación de la utilidad de las transformaciones sociales.  Se trata de una habilidosa impugnación del método y no del fin a sabiendas de que si se  deslegitima el medio se desactiva también el mensaje.


Esta retórica ha tenido un éxito  arrollador en los gobiernos neoliberales y su obra cumbre es el discurso sobre “la modélica  democracia”. No en balde no hay reaccionario que en el mundo exista, que no  haya acudido rápidamente a  adoptar la democracia occidental como el modelo ideal de cambio social. No se cuestiona el objetivo ( la democracia) pero si el medio y los actores. Nada de cambios bruscos, de  mirar para atrás, de justicia reparadora, de protagonismo de los actores sociales o de las multitudes anónimas, de conquista popular de las libertades. El protagonismo  (“el motor” en el argot retórico) del cambio es el presidente, los tecnócratas, la responsabilidad de las fuerzas armadas y “la serenidad y madurez del pueblo votante”. Obsérvese que al pueblo le toca el papel de observador (no de protagonista), sereno ( quieto y no activo) y de maduro   (adverso al cambio) y nunca  de  agente  de la transformación,y es que si votar sirviera efectivamente para un cambio,el mismo poder lo prohibiría de inmediato.








El resultado del triunfo de esta “retórica de la intransigencia” es una devaluación brutal de la calidad democrática y de la cultura política. Los enormes obstáculos que se están encontrando  las economías occidentales, son un buen ejemplo de las consecuencias políticas de haber dado por bueno el cuento reaccionario de la democracia manejada como un objeto de consumo.
En una cultura política  como  esta, basada en argumentos retóricos y en una amnesia selectiva, puede hacer fortuna todo tipo de bulos y falsos tópicos  que enturbian el debate político y que se presentan ante la opinión pública como sólidos argumentos  contrastados empíricamente. Aquí, como el chiste de la esposa infiel”, si nos hemos creído el cuento de las elecciones, ¿por qué no nos vamos a creer otros cuentos menos escandalosamente falsos como el de la abstención imparablemente creciente; el de la crísis, el del gasto público excesivo o el de la impunidad de una delincuencia imparable debido a una falta de seguridad ciudadana y a  una legislación muy suave? Pero,claro,sin mencionar la corrupción.

Todos estos argumentos retóricos persiguen alejar a la ciudadanía de la política y de los asuntos públicos. De esta manera  se fomenta un estado de desconfianza y miedo, profundamente reaccionario. Basado en datos falsos se  incita  a la ruptura y el alejamiento de los ciudadanos de la  racionalidad  pública y de  los intereses colectivos.


A esta estrategia contribuye, en  este caso de manera inconsciente y por ello bastante  estúpida, ciertas “retóricas de la conspiración” propia de mucho de los  discursos de la izquierda y de los progresistas. Pero sobre esta “retórica de la conspiración” , complementaria de la “retórica de la intransigencia”, hablaremos   en otra ocasión.

Aporte de Gonzo.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Los intransigentes...







Los intransigentes son aquellos sujetos que tienen un esquema rígido para  valorar el mundo y por ello muestran una enorme intolerancia ante  acontecimientos sorpresivos , conductas diferentes de otros, sucesos inesperados, e ideas distintas a los prejuicios que en ellos efervecen contínuamente… Estos sujetos creen que hay cosas que deben ser de una determinada manera, y punto. Son sujetos con ideas pobres,fijas y nada creativas, que suponen tener las cosas muy claras y ser dueños de la única verdad. Por eso son sordos a cualquier argumento que no les de la razón.
Es sorprendente la seguridad con la que defienden sus ideas, pero esa misma tozudes es la que les genera muchos conflictos.





Y es que los intransigentes,cuando no están de acuerdo, y lo manifiestan, no suelen hacerlo de una manera relajada. Curiosamente,estos sujetos siempre defienden su punto con  rabia e indignación. Y jamás se detienen en la fanática defensa de su verdad en el desgaste emocional que padecen,y en el malestar en el que viven,pues su "verdad" generalmente no se acopla con la realidad.


Cansinos,los intransigentes no sienten empatía,ni piedad, ni siquiera humildad para reconocer las necesidades o las razones de los otros.
Los intransigentes solo saben mostrar su  disconformidad, ante los  argumentos que desarman "su verdad", y que los llevan a  estallar con facilidad cuando un osado expresa estar en desacuerdo con ellos.
Los intransigentes nunca pueden mantener una conversación en la que se expresen diferentes opiniones a las suyas, pues jamás cede  absolutamente en nada a las exigencias ni argumentos de los demás, por certeros que estos sean.

El intransigente es un ser mezquino debido al temor que siente de perder su autoridad si cede en lo más mínimo ante otra persona,por ello no da su brazo a torcer aunque nadie le haya pedido que lo haga. Estos sujetos se dan mucha importancia a sí mismos,piensan que sus puntos de vista son impresindibles,sin saber que el mundo sigue girando con su opinión,o sin ella.
Y es que los intransigentes son de miras cortas y rígidas, y no quieren ver  los cambios que va dando la vida, se muestran inflexibles y no le pasan ni una a nadie, e intenta,infructuosamente, imponer su visión de la vida a los demás, sin darse por enterados de que eso es imposible,y que resulta patético su esfuerzo dictatorial con el trancurso del tiempo,pues no todo el mundo está dispuesto a obedecer a estos sujetos.




Hay que hacer una distinción clara,ya que por supuesto, cuando se trata de principios éticos, como el no matar,o no traicionar, no tenemos porqué transigir, pero tampoco tenemos porque imponer nuestros valores a los demás, sin escucharlos siquiera, pues oir otros puntos de vista nos enriquece,pero el comportamiento intransigente del que estamos hablando se refleja en cualquier tema por muy nimio que sea, no en pilares de la vida, ni asuntos filosóficos, sino en el vivir cotidiano,pues generalmente los intransigentes son seres superficiales,que atemorizados por la realidad,necesitan ejercer un control férreo sobre los imprevistos de cada día,aferrándose a su pensamiento único.
Y es que el intransigente tiende a valorar lo cotidiano en negro y blanco,o en bueno y malo, sin ver que hay muchos matices,y es que es mas sencillo,y requiere menos esfuerzo mental  afianzarse a unas creencias elementales, y dar rápidamente por hecho que los demás debieran ver las cosas del mismo modo y que acabarán entendiendo qué es lo correcto si el intransigente insiste y grita lo suficiente. El problema es que la percepción de la verdad es, muchas veces, totalmente subjetiva. Depende mucho de la educación, habilidades, miedos, inseguridades… de cada uno. Así pues, el intransigente da por hecho que los demás acabarán entendiendo,sin pensar que los demás son seres libres.
Por ello es que el intransigente vive desesperado,irritable,pues a pesar de sus esfuerzos para imponer sus verdades,los demás actúan justo al contrario de como a él le parecía adecuado.  Y es que los intransigentes  van construyendo sus "realidades" alrededor de lugares comunes como " las mujeres esto", "dios lo otro", "los anarquistas aquello", "los pobres tal cosa", "los homesexuales etc.etc."... Frases que reflejan unos prejuicios anacrónicos y que llevan al intransigente a vivir enfadado,distancido,o a buscar resarsimientos y venganzas absurdas,afianzado a el pensamiento único de "esto es la verdad y punto". Este pensamiento lleva al sujeto al fanatismo más reaccionario,y genera una inconformidad íntima y consuetudinaria en el intransigente,que desenvoca frecuentemente en la agresividad y la violencia.

Sin necesidad de dejar de ser como cada uno es, se puede aceptar que por muy lógico que a uno le parezca, los demás no están obligados a ver las cosas igual que nosotros,y que sus verdades merecen ser escuchadas y comprendidas con respeto, y eso aportará bastante calma para reflexionar sobre sus argumentos, y permitirá hacer esfuerzos más realistas para ampliar nuestra visión del mundo.
Y recordemos que  las grandes mentes discuten ideas; las mentes promedio discuten acontecimientos; y las mentes pequeñas discuten con la gente...



.

.

martes, 15 de septiembre de 2015

Los independientes...





Las personas independientes  tienen gran autonomía en la toma de decisiones. Y tienen la capacidad de tener un control total sobre las decisiones de su vida en general.
Los independientes  toman las riendas de su vida,y son conscientes de que la dicha y la paz espiritual son  valores que se vive en primera persona. No delegan su realización personal en manos de un tercero,y por supuesto que  no responsabilizan a los otros sobre sus propios errores y frustraciones. Y es que los independientes tienen un elevado nivel de autoestima y se sienten seguros de sí mismos,pues al manejar su propia vida,se fortalecen emocionalmente.
Pues esa actitud de independencia es una actitud ante la vida, una habilidad muy valiosa para las personas que valoran la libertad.
Los independientes también disfrutan mucho,y hacen disfrutar a los suyos de las relaciones familiares, con sus amigos y en su relación de pareja,pues no demandan, ni presionan,ni manipulan,sino que respetan el espacio de los demás. Y es que los independientes necesitan también tener mucho espacio para sí mismas. Los independientes viven en un contínuo proceso de aprendizaje de los demás y de autoconocimiento. Es decir, el amor y la amistad son dos sentimientos que se basan en la reciprocidad de dar y recibir,pero nunca en la dependencia neurótica,o la codependencia sufriente.
El ser independiente se aprende desde  la infancia cuando los padres evitan la actitud de sobreprotección que mutila la libertad y la seguridad en sí mismos de los niños.


Y claro que también es importante la salud,que es un pilar fundamental de la independencia puesto que existen enfermedades en las que el enfermo se convierte en dependiente, por ejemplo, el alzheimer; puesto que en esos casos en los que una persona necesita de los cuidados y atenciones por parte de los familiares más cercanos,la independencia sería absurda. Pero es más absurdo que una persona sana y en plenitud de vida,sea dependiente, y se someta a las desiciones de otros,sólo por debilidad de carácter o por cobardía.
Así que  la independencia es esa autonomía en nuestros actos,es la capacidad de controlar nuestra vida: saber hacia donde ir, no esperar que los demás nos den permoso,o digan qué hacer... También la independencia tiene que ver con tus capacidades para solucionar nuestros problemas, y con lograr nuestras aspiraciones y objetivos, asi como también la independencia es saber usar nuestras habilidades para hacer nuestras tareas por nosotros mismos sin precisar la ayuda de los demás,de modo autogestivo.





Para ser  independiente y no depender de nada ni nadie, necesitamos cuidar más de nosotros mismos,  tanto en lo físico como en lo mental y en lo emocional. Si no te respetas a ti mismo, es imposible que disfrutes de una vida plena. Por lo tanto, si tu mente y tu cuerpo no se encuentran en un buen estado será más probable que te enfermes, estés de mal humor y sobre todo, dependas de quiénes te rodean.
Tambiés es muy importante tener disciplina. Esto es realmente importante porque el orden en nuestras mentes y en nuestros actos nos ayuda a hacernos cargo de las situaciones de la vida sin dejarnos llevar por  el caos.
Es básico,también,tener una fuerza de voluntad tal que nos permita salir airosos de cualquier situación negativa.
Para ello es primordial tener confianza en uno mismo. Este es un paso fundamental para ser independiente. Si crees en tus habilidades, capacidades y virtudes, será más sencillo que continúes caminando por el camino hacia la concreción de tus ideales y metas.
Recordemos que los sujetos que dependen de otros para ser felices no conocen las bondades de vivir. Las decisiones que toman siempre tienen que ver con los demás, no con ellos mismos. Si bien ser independiente no quiere decir ser egoísta, quizás es necesario prestar más atención a los sentimientos propios y a encontrar la belleza  y la satisfacción de la Libertad en cada acto que realicemos.





Quizá por ello,los independientes son optimistas,que ven en los pequeños detalles diarios,el triunfo de su autonomía.
En definitiva, la suma de millones de granos de arena es la que construye una playa. Lo mismo nos ocurre a nosotros con lo que nos pasa y lo que tenemos.Si logramos ser más independientes como individuos,será más fácil ser independientes como sociedad.
Para conseguir la independencia que tanto deseamos es preciso que confiar en nosotros mismos, y  hacernos dueños de nuestro destino.




.
.

viernes, 11 de septiembre de 2015

Afilemos nuestras herramientas...







Ante esta coyuntura, seguiremos defendiendo el derecho de autodeterminación de Catalunya, el ejercicio de la desobediencia y la construcción de una soberanía real y profunda

De nuevo el pueblo de Catalunya llega a un 11 de septiembre en medio de un debate en torno al derecho de autodeterminación de Catalunya, con la novedad de las elecciones supuestamente plebiscitarias del 27 de septiembre.

Las grandes movilizaciones en forma de manifestaciones, votaciones alegales y diferentes formas de desobediencia masiva siguen resonando en la política española y catalana obligando a continuos reposicionamientos políticos de los diferentes actores y las clases sociales de nuestro país. El 27 de septiembre la ciudadanía está llamada a unas elecciones que, a grandes rasgos, pueden suponer una continuación de la estrategia de dilación y agotamiento desplegada por las élites catalanas agrupadas en torno a CDC.  Estas élites no están dispuestas  bajo ninguna circunstancia, como ya han demostrado junto con otras fuerzas satélites,  a desobedecer leyes injustas y poner los cimientos de una verdadera soberanía .


Por otra parte, sectores de la izquierda electoralista, pensando en clave estatal, conminan a las partidarias de la ruptura y el ejercicio de la soberanía a transformar España, despreciando la vez las potencialidades de la desobediencia y construcción colectivas mientras esperan cambios y prebendas foráneas que a todas luces no tendrán lugar en vista del equilibrio de poder existente en el resto de España.

Ante esta coyuntura, nosotros las libertarias de Embat seguiremos defendiendo el derecho de autodeterminación de Cataluña, el ejercicio de la desobediencia y la construcción de una soberanía real y profunda, también frente a los poderes profundamente antidemocráticos como la Unión Europea y la OTAN, que le dé real y definitivamente la palabra al pueblo. Un pueblo que hoy vive con terribles situaciones de desempleo, pobreza e inseguridad vital sin los mecanismos ni medios de vida para poder vivir en libertad y tomar decisiones de forma autónoma.  Nuestra tarea es contribuir a la construcción de una  Vía Alternativa  desde un potente movimiento popular que agrupe diferentes sensibilidades y realidades territoriales, culturales y sectoriales y  que trabaje en la creación del poder popular, la construcción de una auténtica democracia, soberanía y libertad, más allá de cambios cosméticos .

Afilemos nuestras herramientas para dar batalla contra el absolutismo y la arbitrariedad de unos pocos, como recordamos cada 11 de septiembre .


Embat , organización política libertaria de Catalunya


jueves, 10 de septiembre de 2015

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Companys: un crimen de estado...

                                            La proclamación del Estado catalán








" ... CATALANES: Las fuerzas monarquizantes y fascistas que de un tiempo a esta parte pretenden traicionar a la República han logrado su objetivo y han asaltado el poder.
Los partidos y los hombres que han hecho públicas manifestaciones contra las menguadas libertades de nuestra tierra, los núcleos políticos que predican constantemente el odio y la guerra a Cataluña, constituyen hoy el soporte de las actuales instituciones.
Todas las fuerzas auténticamente republicanas, y los sectores sociales más avanzados, sin distinción ni excepción, se han alzado en armas contra la audaz tentativa fascista.
En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del Parlamento, el Gobierno que presido asume todas las facultades del Poder en Catalunya, proclama el estado catalán de la República Federal española, y al establecer y fortalecer la relación con los dirigentes de la protesta general contra el fascismo, les invita a establecer en Catalunya el gobierno provisional de la República, que hallará en nuestro pueblo catalán el más generoso impulso de fraternidad en el común anhelo de edificar una República Federal libre y magnífica.
CATALANES: La hora es grave y gloriosa. El espíritu del presidente Macià, restaurador de la Generalidad, nos acompaña. Cada uno en su lugar y Catalunya y la República en el corazón de todos. ¡Viva Catalunya! ¡Viva la República! ¡Viva la libertad!..."
— Bando de la Generalidad de Cataluña
Lluís Companys, Presidente de la Generalidad -
Barcelona, 6 de octubre de 1934







Lluís Companys i Jovernota 1 (Tarrós, 21 de junio de 1882-Barcelona, 15 de octubre de 1940) fue un político y abogado español, de ideología catalanista y republicana, líder de Esquerra Republicana de Catalunya, ministro de Marina de España durante 1933 y presidente de la Generalidad de Cataluña desde 1934 hasta 1940.  La responsabilidad de elegir al nuevo presidente de la Generalidad estaba en manos del Parlamento, el cual, reunido en sesión extraordinaria el 31 de diciembre,69 eligió a Companys presidente con 56 votos favorables y 6 abstenciones, entre ellas la suya Y aunque su vinculación con el anarcosindicalismo suscitaba recelos en  los sectores más conservadores de Catalunya, Lluís Companys i Jover se había convertido en enero de 1934 y de forma democrática en President de la Generalitat de  Catalunya. El segundo de la historia. .

Y resultó que el 6 de octubre de 1934 Companys, tras acusar al nuevo gobierno español de monarquizante y fascista, proclamó el Estado Catalán dentro de la República Federal Española, invitando a los republicanos de izquierda de toda España a establecer un gobierno provisional de la República en Barcelona. Companys contaba con el apoyo de las fuerzas catalanistas de izquierda y con los partidos y organizaciones obreras, agrupados en la Alianza Obrera.
De este modo se dirigió a las fuerzas anarquistas de Durruti y los solidarios en esos momentos:


"...Hoy sois los dueños de la ciudad y de Catalunya porque sólo vosotros habéis vencido a los militares fascistas, y espero que no os sabrá mal que en este momento os recuerde que no os ha faltado la ayuda de los pocos o muchos hombres leales de mi partido y de los guardias y mozos de escuadra [..] Habéis vencido y todo está en vuestro poder; si no me necesitáis o no me queréis como presidente de Cataluña, decídmelo ahora, que yo pasaré a ser un soldado más en la lucha contra el fascismo. Si, por el contrario, creéis que en este puesto, que sólo muerto hubiese dejado ante el fascismo triunfante, puedo, con los hombres de mi partido, mi nombre y mi prestigio, ser útil en esta lucha, que si bien termina hoy en la ciudad, no sabemos cuándo y cómo terminará en el resto de España, podéis contar conmigo y con mi lealtad de hombre y de político..."
—Lluís Companys a la delegación anarquista llegada al Palacio de la Generalidad el 20 de julio de 1936, citado por Juan García Oliver.

Pero cuando los asesinos franquistas invadieron Barcelona, al final de la Guerra Civil, el President apenas tuvo tiempo de salir al exilio.
Una alocución en defensa de la República fueron las últimas palabras de Companys antes de partir a su exilio a Francia en febrero de 1939. El president mártir ya no volvió de manera voluntaria…



"...Venimos para servir a nuestros ideales. Traemos el alma pletórica de sentimiento; nada de venganzas, pero sí de un nuevo espíritu de justicia y reparación. Recogemos las lecciones de la experiencia, volveremos a sufrir, volveremos a luchar y volveremos a ganar.
Difícil es la labor que nos aguarda; pero os digo que estamos seguros de nuestras fuerzas, que nos llevará hacia adelante por Catalunya  y por la República..."
—Discurso de Lluís Companys desde el balcón del palacio de la Generalidad en la plaza de la República (actual plaza de Sant Jaume) el 1 de marzo de 1936.

Tras pasar por Perpiñán se trasladó a París, donde ya se encontraba su esposa, Carme Ballester,97 instalándose en el Boulevard de la Seine cerca de la modesta representación que la Generalidad había establecido en la Rue Pepinière.
Una de sus primeras decisiones en el exilio fue formar la Fundación Ramón Llull para proteger la lengua y la cultura catalana en marzo de 1939. Fue dirigida por prestigiosos exiliados como Pompeu Fabra, Jordi Ferrer,o Pablo Picasso como presidente de honor de la sección de artes plásticas.




Pero aunque las autoridades francesas lo querían fuera de la capital por su radicalismo y por agitar a las masas de refugiados, y a pesar de los ruegos de su hija María -que con su marido, Hèctor Gally, habían partido hacia México-de que se fuera con ella,el President. no abandonó la oficina parisina de la Generalitat, así que cuando ocurrió la derrota francesa ante la Alemania nazi y la firma de la capitulación, Companys quedó en el Paris ocupado  por los alemanes.
El 13 de agosto agentes alemanes de la Gestapo detuvieron a Companys y lo entregaron a las autoridades franquistas en la frontera de Irún.Y luego trasladado a Madrid.Desde su detención pasaron cinco semanas en las que el President fue sometido a todo tipo de vejaciones, y torturas,hasta que por fin fue enviado al castillo de Montjuic,en Barcelona, que era usado como prisión por los franquistas. Allí, el President fue sentenciado al fusilamiento en consejo de guerra el 14 de octubre tras un juicio de una hora,por órden directa del golpista Franco.

Detenido, deportado y fusilado sin derecho a defensa. Lluís Companys fue ejecutado la madrugada del 15 de octubre de 1940 en el foso de Santa Eulàlia de Montjuïc. Había sido condenado bajo el régimen franquista por un delito de rebelión militar.
La larga noche previa a su ejecución intentó despedirse de los suyos a través de varias cartas. Una de ellas, dirigida a su hija Maria, fue publicada en marzo de 1989 después que la familia entregara el legado personal de Companys al Centre d’Història Contemporània de Catalunya. Esos documentos fueron una especie de testamento político del President.
El fusilamiento tuvo lugar al alba de aquel frío otoño. Companys no quiso que se le pusiera una venda en los ojos y  sus últimas palabras fueron:  “Per Catalunya” (Por Catalunya).
Durante la larga dictadura no se permitieron inscripciones en su lápida. Más tarde sus restos fueron trasaladados al Fossar de la Pedrera, un mausoleo donde descansan ciudadanos que murieron en prisión o perseguidos y que es símbolo de la unión de los catalanes.


En la década de los noventa, el alemán Helmut Kohl y el francés François Mitterrand pidieron perdón en nombre de sus respectivos países por haber colaborado en la detención y deportación de Lluís Companys.
Siete décadas después de su asesinato aún no se ha conseguido anular el juicio que lo condenó a muerte. En 2012, el Gobierno catalán  legisló al respecto para conseguir la anulación del juicio y la Fiscalía ha asegurado que, acogiéndose a la ley de Memoria Histórica, ya se puede considerar anulado el proceso.
 En junio de 2013 Esquerra Republicana de Catalunya se querelló en Argentina contra el Estado español, con motivo de los crímenes de guerra cometidos por los franquistas contra cargos republicanos y anarcosindicales.
Un informe policial español, desclasificado en 1997 sobre el caso Companys avala la tesis del crimen de Estado. la acusación: ser el presidente de la Generalitat.


Per la seva lluita i el seu corratge...Visca Catalunya lliure!




.

.



lunes, 7 de septiembre de 2015

El síndrome de Ulises...








Recordemos al legendario Ulises en su nostalgia por Itaca... Homero  relataba el pesar del héroe en la Odisea de la siguiente forma: “...y Ulises pasábase los días sentado en las rocas, a la orilla del mar, consumiéndose a fuerza de llanto, suspiros y penas, fijando sus ojos en el mar estéril, llorando incansablemente...” Y luego, en otro pasaje, en aras de protegerse del cíclope que lo persigue, Polifemo le responde a este: “preguntas ciclope cómo me llamo… voy a decírtelo. Mi nombre es nadie y nadie me llaman todos…”

Y pasa que las cosas no han cambiado mucho desde aquellos tiempos hasta  hoy porque muchos emigrantes, sobre todo los clandestinos o ilegales, que desean sobrevivir deben ser invisibles, abandonar su identidad e integración social. Obviamente,todo ello daña la salud emocional de cualquiera.

Este fenómeno de la emigración ha sido analizado desde siempre. Por ejemplo, cuando se descubrió América muchos de los europeos se embarcaron durante siglos y pusieron rumbo al nuevo continente con la esperanza de dejar atrás el hambre o la guerra,y lograr una nueva vida y más oportunidades de vivir. Y hoy,que los flujos migratorios han cambiado el destino de llegada de una forma u otra, pero no los motivos,se entiende que el fenómeno casi siempre es el mismo: la inconformidad con el estado de cosas del país donde se vive y la esperanza de encontrar un mundo mejor en el país donde se emigre.

Sin embargo,  las personas que emigran deben enfrentarse a una serie de requisitos del medio extraño al que arribanmy que en muchas ocasiones llevan al límite sus recursos psicológicos, provocando un nivel de estrés mucho mayor del que existía en el viaje. El maestro Joseba Achótegui, psiquiatra y profesor de la Universidad de Barcelona ha acuñado un nuevo nombre para indicar ese malestar emocional de  los emigrantes ilegales o de los refugiados que huyen de sus paises  en medio de condiciones extremas y que sufren grandes periodos de estrés: lo llamó,poéticamente, el Síndrome de Ulises o en términos más científicos, Síndrome del Inmigrante con Estrés Crónico.



Los cuatro puntos de tensión del Síndrome de Ulises:

1. La soledad, dada por la separación de familia y sus amistades. La nostalgia por lo que quedó detrás es difícil de superar, sobre todo cuando se llega a un país de costumbres diversas. Si a esto se le suma la imposibilidad de reencontrarse con los seres queridos debido a que las condiciones económicas no lo permiten, el cuadro se hace aún más dramático. De esta forma, muchas veces la persona siente que ha caído en una especie de vacío afectivo,o desamparo, muy difícil de sobrellevar.

2. El fracaso, cuando finalmente el emigrante se da cuenta que en el país al cual ha llegado no hay tantas posibilidades como pensaba, comienzan a aflorar los sentimientos de desesperanza y fracaso. Muchas personas emigran con el objetivo de mejorar económicamente u obtener un trabajo mejor pero si después de un tiempo prudencial sus metas principales no se encuentran cercanas, se corre el riesgo de caer en una gran depresión pensando que el esfuerzo realizado no ha valido la pena.


3. La lucha cotidiana, cuando la persona se traslada a otro país debe comenzar su vida desde cero, esto implica encontrar un apartamento decente, establecer nuevos hábitos alimenticios y satisfacer otros muchas necesidades cotidianas. Sin embargo, para esto se necesita cierta solvencia económica que normalmente los emigrantes no poseen (en parte porque aceptan trabajos mal pagados y porque parte del dinero lo envían a sus familiares). Por ende, se encuentran luchando por la sobrevivencia día a día, una lucha que es altamente desgastante, tanto en el plano psicológico como físico.

4. El miedo, la mayoría de los emigrantes ilegales acceden al nuevo país pasando por redes de contrabando de personas que proponen viajes inciertos en los cuales se puede perder la vida. Obviamente, esto genera miedo pero el peor problema radica en la aprensión cotidiana, en el temor a ser deportados.


Los síntomas del Síndrome de Ulises

Quienes están aquejados de este mal presentan algunas características peculiares que no se aprecian en todos los emigrantes, estas son:

- Tristeza: expresada en el sentimiento de fracaso y de indefensión aprendida.

- Llanto incontrolable: expresado en situaciones límite y sin importar el género.

- Culpa: sensación de que ha hecho mal a las otras personas (fundamentalmente a los familiares cercanos que ha dejado en su país) y culpabilidad por todo lo que le sucede, autoacusándose de su situación actual. Aparecen los reproches y los pensamientos del tipo: “no debería haberlo hecho”.

- Tensión y nerviosismo: síntoma muy frecuente que expresa el enorme esfuerzo que se realiza por combatir las adversidades.

- Preocupaciones excesivas y recurrentes: estas personas usualmente deben tomar grandes decisiones en muy poco tiempo, a la misma vez, se preocupan por quienes han dejado atrás y por el propio futuro. Obviamente, esta situación es difícil de soportar cuando se extiende por largos periodos de tiempo.

- Insomnio: los pensamientos rumiativos son los principales responsables de los problemas para conciliar el sueño ya que durante la noche (cuando no hay estímulos externos que distraigan el pensamiento) afloran los recuerdos y la soledad se hace aún más difícil.

A estos síntomas eminentemente psicológicos suelen sumársele otras manifestaciones físicas como los dolores de cabeza,los malestares intestinales y la fatiga extrema.

Obviamente, la solución a esta problemática no se encuentra únicamente en hacer acopio de fuerzas por parte del emigrante sino que se necesita de una voluntad política del pais que les acoge para que se pueda palear algunas de las dificultades que causan esta malestar. Y quizás un poco comprensión y hospitalidad por parte de los nativos podría marcar la diferencia en el sufrimientos psicológico del inmigrante...


Fuente:
 Emigrar en situación extrema: el Síndrome del inmigrante con estrés crónico y múltiple,o Síndrome de Ulises.
Achotegui, J. Catalunya 2004.



.

domingo, 6 de septiembre de 2015

sábado, 5 de septiembre de 2015

La Europa que sembró vientos,hoy recoge tempestades...

Declaración sobre la ola de refugiados que vive Europa.




A lo largo de este verano Europa ha empezado a ser consciente de los problemas secundarios de las guerras imperialistas que está instigando. Oleadas de refugiados, cientos de miles, han cruzado el Mediterráneo desde Turquía y Libia, siguiendo peligrosas rutas en embarcaciones que carecen a menudo de medidas de seguridad. En su búsqueda de un lugar seguro recorren varios países con destino a Alemania, donde serán acogidas y desde donde, presumiblemente, serán repartidas entre varios estados europeos.
La extrema derecha en varios países reacciona de forma oportunista exigiendo el cierre de las fronteras y la negación de la solidaridad y el refugio a quienes llegas a sus tierras en situaciones de extremo agotamiento. Siguiendo esta tónica algunos gobiernos conservadores como el de Hungría, de Eslovaquia o del Reino Unido adoptan los discursos de la discriminación que abocan al odio. Este odio, que crece con la crisis económica y la cínica "guerra contra el terrorismo", amenaza con extenderse sin control.
Embat, organización política libertaria de Catalunya, denuncia la hipocresía con que la Unión Europea está afrontando la insostenible situación de las personas refugiadas, que es gente que escapa de las guerras y de los llamados "estados fallidos" que ha provocado la política internacional que promueve la propia UE. Así, las guerras de Irak, Siria, Libia y Afganistán son consecuencia de la política militarista de Estados Unidos secundada por los miembros de la Unión Europea y el colapso de Eritrea, Sudán del Sur, Somalia, Nigeria o Yemen son resultado de las políticas depredadoras del neoliberalismo: por un lado expolian sus recursos naturales y por el otro se promueven tanto los ejércitos nacionales, que oprimen a sus propios pueblos, como los ejércitos privados, los señores de la guerra o los mercenarios.


La globalización del capitalismo, impulsada paulatinamente desde los años 70, se vio retroalimentada por la lucha contra el comunismo del llamado bloque oriental. Esto provocó la financiación y el armamento de todo tipo de fanáticos bajo la condición de que lucharan contra el enemigo de Occidente. Las políticas incondicionalmente colaboracionistas con los intereses de los Estados Unidos que ha llevado a cabo Europa ahora se vuelven en su contra. La reacción hipócrita y cínica de la Unión Europea a estos efectos no deseados de su propia incompetencia es acusar las "mafias" de estar detrás de parte de la actual "crisis migratoria". La política de fronteras de la UE (FRONTEX) es responsable directa de que muera tanta gente en los procesos migratorios. De este modo Europa se blinda contra la migración. La "Europa-Fortaleza" llega a financiar países para que hagan de policía fronteriza sin restricción cuando trato a migrantes.


La única solución al problema de los refugiados es que no haya guerras. De esta forma entendemos que los movimientos contra la guerra de la pasada década se ven hoy continuados por el movimiento europeo de solidaridad con las personas refugiadas. La situación de este verano nos confirma que luchar contra las guerras imperialistas, y paralizarse las es una necesidad de nuestra sociedad. Cada guerra, tarde o temprano, provoca la ruptura de la sociedad, la miseria de personas y pueblos y la destrucción material y económica de los países.

Si queremos que el problema se resuelva, debemos actuar sobre su raíz: deben detenerse inmediatamente los conflictos y guerras en Afganistán, Siria, Irak, Yemen, Libia, Somalia, Nigeria, y un largo etcétera, en los cuales uno de los factores de su existencia es el imperialismo capitalista europeo. Por tanto, las responsabilidades y prioridades a largo plazo del Movimiento Popular deben ser: evitar que nunca más un estado europeo participe en una guerra de agresión en contra de otro estado.

Exigir la retirada de las tropas de los estados europeos en todo el mundo.
Exigir la ruptura de los estados de la Unión Europea con la OTAN, el TTIP, y otros tratados que instauran las políticas imperialistas en todo el mundo.
Establecer mecanismos de control sobre las empresas europeas que actúan en todo el mundo.
Y en cuanto a medidas inmediatas: exigir a los gobiernos europeos la acogida sin condiciones de los refugiados que llegan a nuestro país huyendo de los problemas que ha creado el imperialismo y el neoliberalismo. Cataluña tiene la obligación moral de recibir refugiados.


Prepararnos para impedir las expulsiones, los ataques de la extrema derecha contra refugiados y migrantes y la propaganda xenófoba.
Sabemos que los problemas actuales son causa del imperialismo y del capitalismo. Son ellos la auténtica amenaza contra la humanidad. Por la fraternidad entre los pueblos hacemos nuestro el mensaje solidario: Refugees are welcome!


Embat , organización política libertaria de Catalunya.
Colectivo Embat, Barcelona.


.