miércoles, 4 de enero de 2017

La muerte es poca cosa...


















Bienaventurados los perseguidos
Y bienaventurados los puros de corazón
Bienaventurados los misericordiosos,
Y Bienaventurados los portadores de luto...

Yo tengo a mi amor, mi inocencia,
los trabajadores y los pobres
y por todo esto estoy  integro y fuerte
y pleno de esperanza.

La rebelión no necesita dólares ...

Necesita la imaginación, el sufrimiento,
la luz,el amor y el respeto por todo ser humano
para no mentir, y jamás odiar.
Pues cada uno es parte
de esa fuerza de vida...

La revolución va de mente a mente
y de corazón a corazón
Por eso, cuando miro a las estrellas
se que todos  somos hijos de la vida
y que la muerte es poca cosa...

Balada de Sacco y Vanzetti
Trad.libre.

Aporte de Mozz