jueves, 9 de marzo de 2017

Soy hombre y estoy aquí...









Soy hombre,y estoy aquí.

 Al igual que ustedes compañeras, los hombres también hemos nacido en este planeta, y al igual que ustedes hemos recibido una educación basada en la obediencia, en la sumisión. A nosotros nos han enseñado a ser " machines",nos han enseñado a ser cabrones,a contener las lágrimas, a ser rudos y fuertes, en definitiva, nos han mutilado nuestros sentimientos. Yo no elegí ser así. Yo en mi vida elegí el amor como sentimiento revolucionario que debía unificar a seres hermanos en la Tierra. Creí que este sentimiento dado a diestro y siniestro por doquier salvaría nuestras diferencias como personas. Lo que yo no supe es que este sistema comercializa y condiciona el amor, sin que mucho nos demos cuenta.

Siento pasión, siento pasión por las mil y una formas de vida existentes en el planeta, pero esa pasión está condicionada. Me condicionan cada vez que busco un empleo, cada vez que intento sacar mi vida adelante de alguna forma. Nadie acepta que yo sea un ser emocional, nadie acepta que yo sea un ser meramente sentimental...







Y no me refiero a lloriquear algo ebrio con las canciones de Juanga, o a sufrir porque ya perdió mi equipo de futbol, nada de eso, me refiero a sentir honda tristeza cuando las milpas se secan, o querer llorar cuando un infeliz golpea a un perro, o cuando la abuela se duele del cáncer y no le consigo medicina en el seguro,o cuando los niños no tienen zapatos ni cuadernos para la escuela, sufrir asi,para adentro,es cuando de verdad se entiende a las mujeres,y se sufre como ellas, y se entiende también que eso de ser "muy machín" es una reverenda pendejada. Lo grande del alma humana no está en embriagarse de alcohol, golpear y asustar a los más débiles y hacerse pendejo con el sufrimiento de la familia,de los vecinos y de la tierra que nos da raíz.
Lo grande está en sentir.
Yo me siento orgulloso de como soy, orgulloso de mi parte sensible y buena, esa que dicen que es la "femenina", por convencionalismos,y es que muchos no lo comprenden, pero yo soy hombre y
 estoy aquí con mi más hondo sentir para apoyarlas y luchar con ustedes, compañeras,y yo quisiera que ustedes estén conmigo, que no desistan, porque la lucha sigue, sin someternos ni rendirnos,porque la única lucha que se pierde, es la que se abandona.


Ante todo esto: Anarquía y fuerza compañeras!


Aporte de Mozz.


.