martes, 7 de marzo de 2017

Tu que eres rebelde,compañera...





Tú, que eres rebelde, con conciencia política, que participas, que eres militante… Siento decirte compañera, que por mucho que te lo hagan creer, no vivimos en la Utopía igualitaria, que todavía no hemos sido capaces de transformar las estructuras políticas y sociales, de crear conciencia, de educarnos en lo que significa feminismo.

 Y es que es más fácil construir una conciencia crítica anti-capitalista, que una conciencia crítica anti-patriarcal. Y es que no lo tenemos fácil en una sociedad dominada por un capitalismo patriarcal donde el acoso, el maltrato, la explotación, la desigualdad forman parte de un sistema naturalizado, que a menudo no percibimos como sistema de opresión, porque no solo se manifiesta corporal o físicamente, sino que también lo hace a través de lo simbólico, lo psicológico y la autoconstrucción personal.

Por ello, el feminismo sigue necesitando nuestra fuerza e impulso anarquistas,y más aun en estos días en los que estamos sufriendo una clara ofensiva contra los derechos y las libertades. Debemos seguir denunciando la brecha salarial entre hombres y mujeres por el mismo trabajo, criticar los estereotipos de feminidad y masculinidad hegemónicos, promover la solidaridad y sobre todo empezar a cambiar la manera de construirnos como personas, eliminando la violencia machista que vivimos en nuestra cotidianidad: hogar, calle, trabajo, y destruyendo ese viejo mundo que nos otorga una serie de privilegios por el mero hecho de tener pene.

Solo el respeto tanto a mujeres como a hombres hará posible la igualdad.

Mujeres y hombres somos y seremos, lo que queramos ser y no lo que quieren que seamos.

Y recordemos todos:sin feminismo no hay transformación o revolución social posible.

Aporte de Gonzo